Eres el Peregrino Número

viernes, 22 de julio de 2016

EL PUENTE DE LOS PEREGRINOS DE LUARCA/L.UARCA Y LA PEÑA: DESDE EL CRUCERO A EL CHANO, LA CORRIPIA Y L'OUTEIRU (VALDÉS, ASTURIAS)


El Crucero y atrás el Puente de los Peregrinos

El Camín Real llega a la villa de Luarca/L.luarca, capital del extenso concejo de Valdés, atrevesándola de este a oeste, bajando por la Calle la Carril y saliendo a la de La Puerta la Villa y de allí a la de La Zapatería, actualmente de Olavarrieta, llegando luego a la Plaza de los Huevos para, por el Paseo de Pilarín, llegar al Puente de los Peregrinos, uno de los existentes en la villa luarquesa, sobre el río Negro, así llamado por ser secular paso de viajeros y peregrinos en el antiguo Camín Real de la Costa


La concha en el comienzo del puente nos indica el Camino


Al norte vemos el Ayuntamiento, a la izquierda de otro puente, en la Plaza de Alfonso X El Sabio, y arriba la capilla de San Roque y San Martín en el barrio El Chano, a donde subiremos


Estos puentes le dieron a Luarca/L.luarca el calificativo de La Pequeña Venecia por el viajero italiano Luigi Salandra


Atrás ha quedado la Plaza de los Huevos


Al otro lado del puente nos dirigimos al Paseo de Gómez en El Crucero


El Crucero, así llamado por la existencia de un crucero de piedra


Por allí seguiríamos de frente, por la calle El Crucero


En lo alto del crucero vemos la imagen, dañada, de Cristo Crucificado


El Crucero recuperó este su emplazamiento original en el año 2007 tras haber sido trasladado al lado de la iglesia en 1920. Parece ser se trata de una reconstrucción de 1716 de otro más antiguo


Una placa en su base nos informa de su historia


 Esta es la parte que mira a la calle El Crucero


Con la imagen de la Virgen con el Niño


Conchas al inicio de la calle El Crucero


Calle peatonal con terrazas y hostelería



Al fondo salimos a la calle Uría, siguiendo a la izquierda


Y aquí mismo llegamos a la Plaza de los Pachorros, apodo de Los Pachorros de José García Cepeda, líder guerrillero de la francesada, apodado El Pachorro por su tesón y tranquilidad, lo que le permitió fugarse la víspera de su ejecución por los soldados napoleónicos. Sus descendientes heredaron el apelativo


Seguimos unos metros por la acera. Hallamos buenos edificios del gusto burgués e indiano de entresiglos, estilos modernista, historicista, neorenacentista...


Un pétreo semblante nos mira


Aquí cruzaríamos la plaza para subir por la callejuela de la izquierda de la foto, la calle La Peña



No sin antes informar que a nuestra izquierda, en la calle Álvaro de Albornoz, uno de esos edificios históricos ha sido habilitado como albergue de peregrinos, el Albergue Villa de Luarca (el rojo a la derecha)


Bien, como hemos dicho, desde la Plaza de los Pachorros tomaremos la calle La Peña, la de la derecha, la que sube


Pasando al lado de este viejo edificio en esquina


Y empezamos a subir


Concha xacobea...


Suelo adoquinado


Calle de viviendas populares, de dos o más plantas


La Peña fue de los barrios que crecieron en el siglo XVIII a partir del enclave medieval


A veces, en los edificios más antiguos, la carga desprendida de las fachadas ha dejado ver como se hacían los muros y las paredes de muchas casas populares de antaño: de varas entrelazadas, una técnica en uso desde la Prehistoria


Viene ahora un altísimo muro de piedras y en lo alto, sobre la calle, las casas asentadas en la peña que da nombre al lugar


Seguimos subiendo


 Por al estrecha acera


A lo largo de esta fila de casas


Curva a la derecha


Buena rampa


Conchas en un dintel, aviso a peregrinos


Viviendas unifamiliares


Nos acercamos al siguiente grupo de casas


Edificios de pisos, unos más antiguos que otros


Quinta y jardín


Corredores y galerías en casas tradicionales luarquesas, de varios pisos


Nos acercamos a La Fontina, donde hay un rellano en una curva pronunciada a la izquierda


Un buen mirador sobre Luarca/L.luarca


Divisamos el puente del ferrocarril sobre el río Negro


 Al fondo Almuña, bajo La Sierra Conciyeru


La Fontina nos ofrece buenas vistas de la población, hasta la zona interior del ensanche de la Vega del Campo terrenos que, hacia Las Arroxinas, fueron parte también de la expansión urbana luarquesa hacia el sur, valle del río Negro y su afluente El Zurraco, que allí se unen, en La Veigona


En la curva de La Fontina vemos también el afloramiento rocoso que dio origen al topónimo La Peña


El canto de estas casas nos da la sensación de estrechez como de "caja de cerillas"


Y en La Peña la fuente que da nombre a La Fontina


Casas alineadas en esta senda zigzageante que prontamente va ganado altura


Buenas balconadas


Un poco de jardín


Tejados de pizarra y dinteles de piedra de cantería


Casas antiguas, algunas en ruinas


Otras restauradas. También viviendas nuevas y algún chalet


Buenas vistas de la zona sur luarquesa. A lo lejos a la izquierda Torrealtina, por donde entra el Camín Real a la villa


El valle y la vega y los altos de Vi.lar, con el larguísimo viaducto del ferrocarril, de numerosos arcos


 Llegamos así a esta explanada enfrente de unas casas


En la explanada podemos sentarnos a descansar en estos largos bancos de piedra, a manera de mirador


Más vistas de Luarca/L.luarca


 Zona de Buenavista y Plaza de la Feria


 Al sur las montañas valdesanas y la carretera general


La Veigona y Las Arroxinas


Luego de recuperar fuerzas seguimos un poco más cuesta arriba



Fila de viviendas: Miramar


Vista de Luarca/L.luarca, con el barrio de Cambaral al fondo. Abajo el río Negro


Y allí L'Atalaya o La Telaya, con el faro y la ermita de la Virgen de la Blanca. A la derecha asoma parcialmente el puerto


Seguimos calle arriba


Poco más arriba tenemos la capilla de San Roque y San Martín, trasladada a esta atalaya que domina puerto y localidad en todo su esplendor en 1916, pues antes estaba en la Plaza Nueva, hoy de Alfonso X El Sabio


Es del siglo XVII y estilo barroco


Concha de piedra en la fachada de una vivienda


A nuestros pies ahora el Ayuntamiento y la Plaza de Alfonso X El sabio (casi tapada por un enorme edificio de pisos) asi como el río Negro.


La desembocadura del río Negro y a la izquierda el barrio de La Pescadería.


El puerto, El Cambaral y la iglesia


Iglesia parroquial de Santa Eulalia, construida en el siglo XIX sobre otra anterior de la que hay noticias desde un milenio antes


Otra pronunciada curva


 Para ganar altura


Una imagen mariana


La Virgen de la Peña, santa del lugar


 Sigue la cuesta


Y sigue la calle adoquinada


Pasamos bajo este viejo caserón


Y al lado de este pequeño jardín


 En otra curva una barandilla, otro gran balcón mirador sobre la villa y el gran viaducto ferroviario


Arriba las nuevas urbanizaciones de Vil.lar y Barcel.lina, nueva zona de desarrollo periurbano luarqués


Llega el tren, el histórico Estratégico Ferrol-Gijón, luego FEVE y desde 2013 ADIF


En 1962 se inauguró el tramo Pravia-Luarca de la línea del Ferrocarril Ferrol-Gijón, cuya idea databa del año 1886 para comunicar los puestos de artillería ferrolanos con la fábrica de armas de Trubia con un tren estratégico no visible desde el mar que dificultase su bombardeo por armadas enemigas. Así en 1888 entra en el Plan de Ferrocarriles Secundarios


Pero del papel al hecho hay un trecho y el proyecto parece que se queda en eso hasta que en 1906 se aprueba la Ley de Ferrocarriles Estratégicos y Secundarios, incluyéndose nuevamente el proyecto del de Ferrol-Gijón como ferrocarril estratégico y en vía estrecha


No obstante se inicia un periodo de discusiones para concretar el trazado correcto que retrasan aún más la obras, hasta 1921, costeadas por el Estado


Pero las convulsiones políticas de la monarquía de Alfonso XIII, la llegada de la República y sus inestables gobiernos, la guerra civil y la posguerra hicieron que no fuese hasta 1953 cuando se inaugurase el primer tramo de este ferrocarril, entre Avilés y Pravia


Luego en 1962 llegaría este, el de Pravia-Luarca, y en 1968 el de Viveiro en Galica con Vegadeo/A Veiga en Asturias


Por fin en 1972 con el tramo Luarca-Vegadeo se pudo inaugurar oficialmente, a fecha 6 de septiembre, el famoso ferrocarril, nada menos que 86 años después de su primer proyecto aprobado


Naturalmente las razones y circunstancias por las que nació ya no tenían nada que ver con la realidad del momento


En esta cuesta, al final, se termina la subida


Otro tramo de barandilla


Balcón sobre villa y valle


A lo lejos las montañas y las brañas vaqueiras


Nos acercamos a la Casona del Gurugú


Aquí va suavizandose la cuesta


Se trata de una casona del siglo XVIII que fue parada de postas en el viejo Camín Real, tuvo tienda-bar y hubo baile muchos años. En la guerra civil fue cuartel militar. Actualmente ha sido rehabilitada para hotel rural


Allí veremos el final de la cuesta, barrio El Chano



Aquí, justo al empezar a caminar en llano, hay una importante encrucijada. El Camino sigue de frente hacia Casa Avelino (al fondo)


Pero es preciso recomendar la visita a la capilla de San Roque y San Martín de la que hemos hablado, otro gran mirador sobre Luarca/L.luarca y las playas. Para ello nos desviaríamos al fondo a nuestra derecha y pasaríamos junto a Casa Xiego y por la Plaza la Colorada

VISITA A LA CAPILLA DE SAN ROQUE Y SAN MARTÍN:


Una senda peatonal nos llevaría pues, en un cortísimo y momentáneo desvío, desde la pequeña Plaza la Colorada, al lado del Camino, a la capilla de San Roque y San Martín


 La senda pierde el asfalto y se torna de verde hierba, suavísimo manto natural para caminar


 Desde aquí admiramos otras impresionantes panorámicas de Luarca/L.luarca



Y esta es la venerada capilla. Podemos subir las escaleras y admirar algunos de sus detalles más significativos


Sobre la puerta una inscripción: "A mayor Gloria de Dios esta capilla fue trasladada desde la villa a este sitio y reedificada a expensas del párroco y los vecinos del Chano el año 1916"


Interior de la capilla


De izquierda a derecha San Antonio, San Martín Obispo y San Roque


Luarca/L.luarca a nuestros pies.


Aquí está la razón por la que Luarca/L.luarca es llamada la villa blanca de la Costa Verde, pues el blanco predomina en los colores de las casas, resaltado por los tejados negros de pìzarra. También vemos el gran meandro del río Negro con sus puentes, la pequeña Venecia del viajero italiano Luigi Salandra. Al fondo a la derecha vemos el Puente de los Peregrinos, paso del antiguo Camín Real de la Costa


Por él pasa el Camino y por él hemos cruzado nosotros atravesando la villa, antes de salir a la Plaza los Pachorros y subir por la calle La Peña


Un poco a la izquierda del puente, en medio de los edificios y en la antigua calle de La Zapatería, ahora Olavarrieta, reconocemos el Palacio de los Marqueses de Ferrera, con el Arco Bayón qeu comunica las dos alas del palacio y por el que pasa el Camín Real, ruta xacobea por la que bajábamos al Puente de los Peregrinos en la anterior entrada de este itinerario del Camino Norte o de la Costa


Justo debajo de nosotros, más puentes: también a la derecha pero más cerca es el Puente del Ayuntamiento, que comunica el Paseo del Pilarín con la Plaza de Alfonso X El Sabio y la Casa Consistorial


Edificio del Ayuntamiento de Valdés


En medio de los edificios del meandro está la Plaza de la Constitución y a la izquierda, justo antes del puerto, otro puente


El Puente del Beso el de la leyenda del amor imposible entre el pirata berberisco y el señor de la plaza. Al fondo el puerto, el Paseo del Muelle y El Cambaral


La cofradía de pescadores, el puerto pesquero y el muelle deportivo


Desde la capilla, por un paseo de farolas, podemos avanzar un poco más


Si estando alojados en la población aprovechamos la tarde u horas de asueto para realizar la visita podríamos bajar de nuevo por aquí


Sino, podemos llegar hasta el borde del acantilado


Ahí está L'Atalaya o La Telaya, con el faro, la ermita de la Virgen de la Blanca y el cementerio, construido entre 1809 y 1813, en plena francesada, muy fotografiado por su emplazamiento ante el mar y por los panteones monumentales de algunas estirpes luarquesas, además de por ser el camposanto donde reposan los restos del premio novel Severo Ochoa


El santuario de la Virgen de la Blanca pudiera ser sucesor de otro del siglo XIII rehecho en el XVII y reformado varias veces siendo restaurado en 1961. En L'Atalaya se disponían los atalayeros o vigilantes del mar, siempre atentos a la presencia de ballenas para dar rápido aviso e ir raudos a su caza


Por su parte el faro fue construido en 1862 sobre una fortificación defensiva del puerto en La Punta'l Focicón, con casa del farero


Acantilados de La Punta'l Focicón y desembocadura del río Negro


Aquí los diques cierran la ensenada, con La Punta Argumoso al fondo


Más acá La Punta Muyeres, que tapa casi totalmente al fondo La Playa Salinas. Debajo de nosotros las conchas de La Playa de Luarca/L.luarca, La Mar Chica


Luego de tan hermoso periplo regresamos al Camino


Volvemos a pasar bajo la capilla de San Roque y San Martín


Y luego de la Plaza la Colorada regresamos al cruce en El Chano


Al fondo Casa Avelino


El terreno llano da nombre a El Chano


En Casa Avelino, donde estuvo el bar-parrilla, seguimos de frente a la izquierda


Tal y como señalan las conchas


Dejamos a la izquierda una fila de viviendas


Y seguimos en recto


Por el Camino de Santiago en El Chano regresamos al entorno rural y residencial característico de los arrabales de las poblaciones: hórreos y quintanas y algunas caserías junto con viviendas nuevas que dan vista al sur a las montañas de La Cogol.la, La Castañal, El Picu Rondu, El Picu Curriel.los...


Estamos en la Travesía de La Fonte Abaxu


Prados de siega...


Grupos de casas en La Fonte Abaxu


Siempre de frente a la izquierda por el camino principal, el Camín Real


Casa de piedra


Los somieres, tan profusamente empleados como cierre


Hórreos cubriéndose de vegetación


A nuestra derecha Casa El Rito y Avenida de La Venta, topónimo de viejas ventas y posadas camineras


Sigue la larga recta en El Chano


Huertas


Casas unifamiliares


El entorno va pasando de residencial a rural


Casa Cecilia


Más huertas


Hórreo centenario que mira al valle y al Camino...


El valle del río Negro y sus afluentes


Abajo la salida de Luarca/L.luarca y el gran puente del ferrocarril. Al fondo El Picu Refelita, de 667 metros de altura


Viviendas unifamiliares en la recta de la carretera.



Parcelas, jardines y frutales


Al otro lado del valle del Zurraco Raicéu


Siempre rectos, sin hacer caso a los desvíos


Chalets y más fincas


Senda florida


Labores campesinas...


Huertos y viveros...


Así vamos entrando en otra parroquia del concejo de Valdés


Dejamos Luarca/L.luarca y entramos en la parroquia de Santiagu por el barrio de La Corripia


Caserías y quintanas


Seguimos llaneando


Grandes pastos en Ribadebaxu, otro de los barrios de la parroquia


Parroquia de Santiagu, la antigua Santiago de Arriba de los textos antiguos, en cuyos primitivos términos se fundó en 1270 la Puebla de Valdés, la actual Luarca/L.luarca


Al sur son las sierras de Silvayana, Busecu y Panondres, con los montes de La Cogol.la (335 mts.), La Castañal (441 mts.), Las Penas Rubias (596 mts.) o El Picu Curriel.los (472 mts.)


La planicie costera se extiende hacia el centro de la parroquia, viendo a la izquierda la iglesia nueva de Santiagu


Esta nueva parroquial fue construida para sustituir a la antigua, cuando a principios del siglo XX hubo una gran epidemia de gripe y el cementerio se vio tan desbordado que el párroco de entonces, Don Castro, cedió los terrenos de la antigua a la Condesa de Ferrera en 1922, cambiándolos previo acuerdo por los de este nuevo solar, al lado de la carretera general que ya sustituía al viejo Camín Real como principal vía de comunicación a lo largo de la cornista cantábrica


La iglesia se hizo dentro de los parámetros del estilo neogótico imperante en aquella época


Más allá de la iglesia (en el centro de la foto), vemos el pueblo de Valtraviesu y arriba, entre los altos de La Cogol.la y La Castañal, las brañas de Grandabil y Piedrafita


A nuestra derecha, en San Xustu o San Justo, en medio del prado, vemos un palacio rural, con mansión, terreno cercado, portón de acceso y capilla blasonada


Es el Palacio de los Menéndez de Luarca, del siglo XVIII, pero cuya mansión fue construida sobre la anterior a finales del siglo XIX siguiendo el estilo ecléctico francés, muy llamativo por la enrredadera que cubre buena parte de su fachada principal


La capilla da nombre al lugar, San Justo/San Xustu, que es como también se conoce al palacio


No muy lejos está La Playa Tourán


Estamos llegando al cruce de Ribadebaxu (a la izquierda) y L'Outeiru (a la derecha), por donde proseguiremos


Por eso, en la bifurcación iremos a esa mano derecha


Conchas y flechas nos lo advierten


En primer término Taborcías, barrio de Santiago por donde sigue el Camino


El Camino en Taborcías, a la derecha de la foto, rumbo a Vil.luir, Las Pontigas y Acalcabu. Más a la izquierda, al pie de las brañas están Muanes y Valtraviesu. Volvemos a ver la iglesia nueva de Santiagu (a la izquierda de la foto)


Y justamente a la izquierda de la iglesia, más cerca de nosotros en la distancia, detrás de la casería con nave ganadera en primer término, tenemos el Palacio de los Sierra


 El Palacio de los Sierra o de Castrillón-Villademoros (en segundo plano en la foto) fue construido en el siglo XVIII y remodelada su fachada en el XX. Tiene planta en forma de "U" y capilla propia


Verdísimo paisaje.


 Campos de siega




Estamos en L'Outeiru


Como su nombre indica es un otero...


Que nos ofrece estasz fantásticas vistas


 Con Ribadecima, La Granda y La Ronda a lo lejos a la izquierda


Pasamos por las caserías ganaderas de L'Outeiru mientras seguimos viendo a lo lejos el Palacio de los Menéndez de Luarca (derecha de la foto)


Otra construcción llama la atención en la lejanía, La Copa del Agua


En los sitios llanos, sin desnivel, es la forma de lograr agua potable con presión suficiente para el suministro de las casas


 Justo antes del palacio, en las antiguas escuelas, llegamos a una importante bifurcación: a la derecha se va a la playa y al camping, a la izquierda seguirá el Camino


Salvo que queramos acercarnos a la zona de la playa, donde además de camping hay apartamentos rurales, iremos pues a la izquierda


Pasando delante de la entrada de la escuela


Iniciamos una bajada viendo al fondo la aldea de La Mata


Vamos bajando poco a poco al lado de este altísimo muro de piedra


Taborcías ante nosotros...


El Camino baja hacia un pequeño valle, el del río del Ol.la o Regueiru La Faya


Al acabar la bajada hallaremos las ruinas de la que fue iglesia parroquial de Santiago, templo de origen medieval con profundas reformas pero del que se conservan únicamente, muy deterioradas, las paredes, pudiendo no obstante entrar a visitarlo antes de continuar en ruta hacia el concejo de Navia...