Eres el Peregrino Número

domingo, 28 de agosto de 2016

CAMINO ANTIGUO HACIA VEGADEO/A VEIGA Y TRABADA (10): POR EL VALLE DEL REGO DE TRABADA AL ALTO DA CADEIRA

El Camino sale de Trabada, cabeza del concello de este nombre
Este Camino, muy poco empleado actualmente pese a ser ruta oficialmente señalizada y reconocida, era antaño una alternativa muy empleada por los viajeros y peregrinos que prescindían del paso de Asturias a Galicia por Castropol y Figueras/As Figueiras rumbo a Ribadeo para no exponerse a las caras y peligrosas singladuras cruzando la ría. Así por Vegadeo/A Veiga y Abres entran en Galicia y llegan a Trabada, de donde se sale rumbo a Vilanova de Lourenzá y Mondoñedo.


Llegamos así a las cercanías de Muín Queimado, nada más salir del casco urbano de la villa de Trabada, capital del concello.


Vemos muy bien la aldea de O Río y la subida al Alto da Cadeira.


Puente sobre el Rego de Trabada.


Rego de Trabada.


Fértiles vegas y vegetación de ribera.


Camino de O Río, otro de los barrios o aldeas del concello de Trabada.


Casas de O Río.


Placa del lugar.


Larga recta.


Pomaradas y huertas de fabas son la tónica de este entorno, además de prados, matorrales, arbustos y bosquetes bajo las alturas que dominan estas riberas.


Nuevo paso del Rego de Trabada.



Huertas.

  
El Camino es pista asfaltada entre praderías, puente sobre el río y senda recta por la que avanzamos hacia A Escanarega, terreno bastante llano por el que que dicurre nuestro periplo.



Hórreos en el Camino.


Terreno llano en el valle.


Pasamos frente a esta casa...


Allí vemos la aldea por donde pasaremos: O Porto do Malle.


Caseríos en el valle.


Otro puente. Al oeste tenemos A Serra da Cadeira, hacia donde nos encaminamos.


Ganaderías de vacas lecheras.


O Porto do Malle.


Junto a este lavadero nos desviamos a la izquierda.


Y subimos a esta aldea: O Porto do Malle.


Pasamos bajo este hórreo estilo Mondoñedo o cabazo.


Buenas construcciones de piedra.


Excelentes ejemplos de arquitectura tradicional.


O Porto do Malle y sus rincones.


Dominamos el valle hacia la serranía...

  
La campiña se presenta salpicada acá y allá de pequeñas aldeas y lugares.


Salimos de O Porto do Malle.


Atención al cruce: seguimos a la derecha, cuesta abajo.


Cabañas y bosques...


Pero hemos de volver a subir, para ir hacia aquellas casas: A Ribela.


Entramos en A Ribela.


Casas y establos.


Aquí el Camino pierde el asfalto.


Vista de campos y colinas...


A Cachopa, A Penela, Parladoiro y O Vilar al otro lado del valle. En medio la carretera. Arriba los montes de Agro do Vilar. Abajo la carretera.


Sigue el Caamino por la ladera del monte.


A Cachopa y a Penela.


Bellas quintanas...



Viejas construcciones rurales.


Llegamos a otro núcleo de población: Santo Estevo.



Ermita de Santo Estevo. A Ermida.


A Cachopa, A Penela y O Vilar a nuestra derecha.


Atrás va quedando la villa de Trabada.


Casas de Santo Estevo.

  
Santo Estevo, más casas y cabazos esparcidos acá y allá a los lados de la ruta.


Caseríos, frutales y praderías...


Hórreo y hortensias.


Buenas quintanas...


Atrás queda Santo Estevo.


Y seguimos ruta.


El Camino continúa por A Trapa y sus verdes praderas ribereñas



Lavadero y casas de A Trapa


El río. Aquí se unen el Rego da Trapa y el Rego de Trabada.


Aquí comienza, poco a poco, la subida a la Serra da Cadeira.


Casa Xica a nuestra derecha.


Más quintanas cuesta arriba.


Camino y quintana.


Prados y bosques.



Piedras hincadas delimitan las fincas: as chantas.


El paisaje se torna más montesino, vacas de braña de montaña y carne.


Hemos llegado subiendo a los campos ganaderos de A Órrea.


La carretera local va ganando altura.


El valle va quedando abajo...


Casas de A Órrea.


Seguimos subiendo...


Atrás quedan las primeras casas.


Y seguimos subiendo a las casas de arriba.


Según ganamos altura, mejoran las panorámicas del valle de Trabada.


Seguimo subiendo por la pista principal, a la derecha.


 Plantaciones de eucaliptos en la cima.


A Órrea, a nuestros pies...


Más allá, la carretera a Lourenzá (LU-132).


A Órrea, núcleo rural que atravesamos teniendo a nuestras espaldas un bonito panorama del valle de Trabada guardado por lomas y colinas.




Y nos adentramos en la montaña.


El ascenso es largo y continuada...


Vista atrás... Trabada.


Trabada en la lejanía.


De esta manera llegamos al Alto da Cadeira (435 metros).


Aquí entramos, unos metros, en el concello de Barreiros.


Alto da Cadeira, muy cerca de la carretera LU-132, que no llegaremos a pisar, salvo que deseemos descansar y llenar nuestras cantimploras de agua en el extenso campo de la capilla de San Marcos.
 
  
San Marcos, prado de romerías con arbolado y área recreativa en cordales de túmulos y dólmenes (mámoas), enterramientos megalíticos de 4.000-5.000 años de antigüedad.


Blasón de la capilla.



El altar...


Fuente del campo del santuario...


Mesas y bancos de madera, un buen lugar para descasar antes de bajar al Val de Lourenzá.