Eres el Peregrino Número

lunes, 15 de agosto de 2016

CAMINO ANTIGUO DESDE TOL (CASTROPOL) A VEGADEO/A VEIGA, TRABADA, VAL DE LOURENZÁ Y MONDOÑEDO (4): EN LA VILLA VEIGUEÑA (ASTURIAS)


Llegando a Vegadeo/A Veiga
Por los lugares de Mareo y A Pruida el trazado oficial en Asturias del Camino Norte de Santiago entra en el concejo de Vegadeo/A Veiga viniendo de Seares en Castropol. Se trata de la opción más antigua, entre las existentes para pasar de Asturias a Galicia, también señalizadas, pues evitaba el paso de la ría hacia Ribadeo en toscas embarcaciones de gravoso pasaje expuestas a las corrientes del estuario, bien desde Figueras/As Figueiras, bien desde Castropol. Actualmente el puente de A Ponte dos Santos suple esa circunstancia pero muchos son los peregrinos que optan por emplear esta vía histórica, la cual se dirige al suroeste desde Tol, recorriendo la margen asturiana del estuario en el que desemboca el río, y llegando aquí para luego subir de Vegadeo/A Veiga de Miou al antiguo mesón de Sela de Murias y luego bajar a Abres, pasando el río en la llamada Ría de Abres, mucho más estrecha, por el puente allí existente, sucesor de la primitiva Ponte Vella de Abres. Así se entrará en Galicia por el concejo de Trabada para unirse en Mondoñedo a la ruta que va desde Ribadeo


Este es el paisaje de la vega que da nombre a la villa tal y como la ven los peregrinos procedentes de Seares o Siares. Arriba a la derecha veremos el pueblo de Miou


A Miou subirá el Camino desde el centro de Vegadeo/A Veiga para, luego de recorrer un tramo del valle del Rego del Outeiro, subir al lugar de Sela de Murias por los bosques del Pico do Caxigo, en el Monte de Parga, justo en el centro de la foto, de 309 metros de altitud, antes de bajar a Abres


La villa veigueña se fue extendiendo desde su núcleo originario sobre la unión de los ríos Suarón y Monxardín hasta ganar espacio al agua y las junqueras y asomarse al río Eo en su estuario...


Los edificios más nuevos se extienden linealmente debajo del Camino y a lo largo de la Avenida Príncipe de Asturias


Más allá, en medio del casco urbano, en la confluencia de los dos cauces, se encuentra la gran explanada ferial


Aún más lejos se vislumbra parcialmente, pues está entre altos bloques de edificios, el casco histórico por la zona del Ensanche, edificada en el siglo XIX. En lo alto, también en el Monte de Parga, está El Pico del Folgueiral (312 mts.)



Allí en medio vemos la iglesia parroquial, junto al Parque Medal. El Camino pasa delante de ella, esta es la parte posterior


 Un poco más en ladera son los barrios más antiguos, bajo el Monte Silvela


Al otro lado del río Suarón está El Pividal, en la Avenida de Galicia y, justo encima, el pueblo de Miou, por donde como hemos dicho sigue el Camino.


En nuestra bajada hacia la villa podremos descansar y observarla en algunos bancos dispuestos como un mirador sobre este verdadero anfiteatro natural alargado que ofrece el paisaje.


Vamos en suave y llevadera bajada, ahora vemos bien el Pico Silvela, a la izquierda, con sus 281 metros


Nos acercamos al barrio de A Galea.


Otro banco para sentarse, con buenísima visibilidad


Seguimos hacia A Galea


Entrando en A Galea una casa en ruinas...


En aquella bifurcación iremos siempre hacia abajo


Filas de viviendas populares de dos o más plantas, algunas unifamiliares, otras de vecindad


También alguna de planta baja


A ambos lados del Camino


Viviendas antiguas totalmente reformadas


Siempre hacia abajo


Acercándonos al centro urbano


Al fondo el barrio de A Abraira y el valle del río Suarón


Fijémonos que sobre el banco blanco de la izquierda hay dos rayas, una blanca y otra roja, se trata de la señalización del sendero de Gran Recorrido GR E-9 por la costa cantábrica, que en este tramo comparte trayecto con el Camino


Otra larga fila de viviendas a la izquierda


A la derecha el Colegio Público Jovellanos


Hay aceras en ambas partes de la calle


Garages


Llegando al final de la cuesta


Y ya tenemos que cruzar de frente hacia el puente sobre el río Suarón, A Ponte da Abraira


Al lado del puente veremos la escultura Abrazo de Luis Fega


Concha en la base de una farola en A Ponte da Abraira


A la derecha vemos otro puente, el de la carretera N-640, aquí Avenida de Asturias.


A la izquierda, el curso del Suarón. Al fondo El Noveledo y El Soutón.


Nos dirigimos hacia el centro urbano Por la calle Empedrada, viendo este gran mural


Representa al Ayuntamientdo con el río atrás y sus puentes peatonales, así como algunas casas de su entorno. Por ahí vamos a pasar ahora mismo


Seguimos por la acera


Ahora cruzamos la calle Palacio (carretera AS-21) y seguimos por la calle Empedrada bajo los edificios de balcones y galerías con bares, restaurantes y numerosos comercios en su planta baja


A Veiga/Vegadeo formó parte de la extensa Tierra de Ribadeo, que comprendía el territorio asturiano entre los ríos Eo y Navia, toda la cual fue luego el enorme concejo de Castropol al independizarse la comarca de la Mitra durante el reinado de Felipe II en 1579. La pequeña localidad prosperaba con su puerto comercial ribereño


Originariamente la población era un lugar de la parroquia de Piantón, denominado Vega de Ribadeo que a principios del siglo XX pasó a llamarse oficialmente Vegadeo, aunque tradicionalmente siempre fue A Veiga, topónimo en recuperación.


Esa prosperidad empezó a traer rivalidades con la villa capital de Castropol y, coincidiendo con un largo periodo de vicisitudes como consecuencia del etablecimiento la sede judicial, la Vega de Ribadeo se confirma como concejo independiente en 1836, estando primeramente la capital en Piantón pero a los pocos años se asentaría definitivamente aquí en A Veiga


Zona comercial


Y es que esta arteria veigueña de la calle Empedrada se prolonga enseguida a la calle A Alameda, allí a la izquierda una larga fila de edificios dispone de más bares, restaurantes, pensiones y tiendas,


A nuestra derecha veremos el Ayuntamiento al lado del Parque Medal y cercano a la iglesia parroquial. Dado que todo ello forma parte del Ensanche decimonónico se sabe que antiguamente el Camino pasaba unos metros más al sur


El Ayuntamiento y la iglesia se iniciaron en 1844, aunque según las fuentes las fechas varían fue justo cuando se decidió hacer aquí la capital del nuevo concejo


La porticada Casa Consistorial será dotada de torre del reloj en 1888 y reformada en el s.XX


Preside la explanada, donde se ubican las terrazas, una fuente neoclásica con caños y caras de fauno, en la que, sobre pedestal, se alza una figura humana alegórica del verano (erróneamente se dice es la diosa Ceres), obra de una empresa francesa


Su presencia es actualmente ornamental pero su construcción es fruto de las iniciativas para surtir de fuentes públicas a la villa en 1880, cuando no se disponía aún de agua potable en las viviendas


En la base hay más imágenes


A los lados dos cabezas de fauno de las que surgen de sus bocas los caños de la fuente


Y en medio una culebra enroscada en una planta tragando un sapo


Seguimos por la calle Alameda


Entre el Ayuntamiento y la iglesia se extiende el Parque Medal.


Parque Medal, con su elegante kiosko de la Música, construido para los conciertos de la banda municipal en 1903.


A Alameda...


Enfrente, la Casa Villamil, es en la actualidad Casa de Cultura


El Parque Medal se extiende entre la calle y el río


Árboles y esculturas, esta en homenaje al escritor veigueño, aquí nacido en 1906, Álvaro Fernández Suárez


Placa de homenaje


Homenaje de la Feria de Muestras de Vegadeo a las víctimas del 11-M en Madrid. Año 2004


Columna hecha a base del tronco de un árbol seco...


Más allá, al otro lado del Suarón, el eidificio de la antigua curtidora


Volvemos al Quiosco de la Música


Y ahora pasamos delante de la iglesia


La iglesia de la Asunción es parroquial desde 1887 y se construyó con proyecto del arquitecto Pruneda


Tiene gran frontón


Y en lo alto una imagen de la Virgen


La Asunción de María, entre las nubes y rodeada de ángeles


Destaca asimismo su alta torre-campanario


Ahora, justo antes del puente sobre el río Monjardín o Monxardín, cruzamos la calle Alameda y tomamos, en la ribera, la calle Milagrosa


A la derecha el barrio de A Pandela


Seguimos el paseo de la orilla del río, aquí canalizado


A la derecha edificios de pisos, a la derecha huertas


Transición de lo urbano a lo rural. Por las casas de arriba subirá ahora el Camino


Larga recta


Abundante vegetación fluvial


Continuamos de frente


A la derecha la verde ribera


Y en medio el viejo lavadero restaurado


Atención, aquí nos desviamos a la derecha para seguir por el puente sobre el río


Cruzamos el puente


Vista a la derecha, la calle Milagrosa


A la izquierda el río, ya no canalizado, y su valle, por la zona de Ferreira, El Noveledo y El Soutón


Bifurcación: vamos a la derecha


Subimos así por A Pandela


Al principio del ascenso, una hilera de viviendas


Luego huertas y casas unifamiliares


Barandilla de madera


Mirador sobre la villa veigueña


Allí asoma la cúpula de la torre del campanario de la iglesia. Más atrás es A Galea, por donde bajamos a la población, y arriba en Monte A Pruida, estribaciones del Pico Cabaleiro


A Pruida, por donde entrábamos en el concejo


Sigue la subida...


Junto a alguna parcela o chalet


Según se gana altura mejora el panorama


La iglesia, el Parque Medal, el Ayuntamiento...


Los puentes sobre el río Suarón


Al norte la ría


El Fondrigo y, en el horizonre, Ribadeo


Ribadeo con su puerto comercial de Mirasol y el puerto deportivo de Porcillán. A la derecha A Ponte dos Santos, por donde pasan las otras variantes del Camino


Abajo, el recinto ferial


Y al fondo los edificios de la Avenida de Asturias, bajo A Pruida


Dejamos asú Vegadeo/A Veiga


La cuesta se suaviza


Y se adentra en el bosque


Viendo aún entre la espesura los edificios de la población


Y la ría...


Ya en la foresta...


Castaños y eucaliptos


Bifurcación, subimos un poco a la izquierda


Según nos señala el mojón


Hojas de eucalipto...


Y así subimos a Miou...