Eres el Peregrino Número

viernes, 2 de septiembre de 2016

OS MUÍÑOS: BARRIO ARTESANO DE MONDOÑEDO (GALICIA)

Feiramostra Os Muíños, que se celebra en este barrio de Mondoñedo

Cuando el Camino entra en Mondoñedo llega a esta bifurcación: la ruta a seguir sube por las aceras de la derecha en dirección a la Catedral. A la izquierda se va al barrio de Os Muíños.


Más allá de los altos edificios de pisos está uno de los barrios populares más significativos de Mondoñedo, este de Os Muíños. El Camino Norte no pasa por él aunque se habla de señalizar por allí un ramal que viene del Alto da Cadeira en la ruta histórica hacia Vegadeo/A Veiga, Abres y Trabada que evitaba el paso de la ría.


Atravesado por canales, casi como una "pequeña Venecia", su proximidad al centro urbano, a la Praza da Catedral, al Seminario de Santa Catalina o a la Fonte Vella le hacen merecedor sin duda de una visita.


Estos traían agua del río Valiñadares para dar fuerza a molinos (de ahí Os Muíños) y otros ingenios hidráulicos con los que trabajaban los panaderos, ferreiros, carpinteiros, oleiros (alfareros) y muchísimos más.


Fue Mondoñedo capital de una de las antiguas siete provincias gallegas y sede episcopal desde tiempos muy remotos. Toda esa población de monasterios, conventos, catedrales seminarios y personal administrativo tanto laico como religioso tenía que ser suministrada diariamente de alimento y objetos de uso. Aquí estaba buena parte de ese suministro.


Entrada a las casas. Grandes lajas de pizarra a manera de puentecillos sobre el canal.


El río Y el barrio.


Los canales.



A un extremo de Os Muíños, por donde viene el viejo camino de Castilla hay un elemento muy a destacar, se trata de A Ponte do Pasatempo, testimonio de uno de los episodios más significativos de la historia de Mondoñedo y de Galicia.


Es un barrio de casas populares e intensa tradición fabril.



Con el deseo de revitalizar e impulsar la tradición artesana se celebra aquí ahora todos los años la Feiramostra Os Muíños, con artesanos del barrio que abren las puertas de sus talleres o ponen sus puestos, al igual que otros que vienen de otros lugares de Mondoñedo o de las comarcas aledañas.







Os Canteiros.



Uno de los antiguos molinos de Os Muíños.


En el barrio artesano de Os Muíños podemos tener la suerte, si hacemos de Mondoñedo parada y fonda en nuestro Camino, de visitar algunos de estos ejemplos del trabajo tradicional gallego, hay zocas o madreñas, forjas de herreros, pasteleros, madereros, telares... y como no, alfareros, conocidos como cacharreiros o cazoleiros, que antaño tenían sus hornos extendidos por toda la ciudad, especialmente en cuatro o cinco de sus barrios.


Sus cerámicas u oleiras se hacían con un barro negro llamado mouro que venía de Terra Chá (Arneiro y luego de Muimenta) y un barro blanco de San Cosme de Barreiros en A Mariña. Un polvo rico en mica denominado mistura o terra morta se mezclaba con el barro.


Xarros, porrones, potas potes y potiñas, tarteiras, cazolas, fontes, cacheleiras, pratos, chocolateiras, pucheiros y pucheiras, cazos y nateiras, en sus múltiples "variantes" constituían lo más típico y granado de la alfarería mindoniense, junto con queixeiras, canecos, cuncas, petos, bacenillas, cacharros para la queimada, viradeiras y un largo etc. constituían la quintaesencia de esta artesanía que se lucha por recuperar y transmitir.


Una loable iniciativa es la de María Jesús López Lage, quien conoció aquí a Alejandro Rodríguez Soto "Patrulla", quien acababa de abrir su taller u obradoiro familiar y con quien aprendió el oficio durante diez años, comenzando luego a trabajar por su cuenta y dando clases de esta artesanía en diversos concellos. Titulada en Artes Plásticas por la Escola de Artes Pásticas Ramón Falcón de Lugo, regenta actualmente un taller en Mondoñedo. (Texto basado en las informaciones del libro A olería de Mondoñedo, de María Jesús López Lage. Asociación de Artesanía Os Muíños. Concello de Mondoñedo).








Mostrando su arte...






 Visitemos ahora a los ferreiros.




Ferreiros y miniaturistas...



Y tallistas...


Catálogos.


Esculturas...


Tradición...


Vanguardia...


Fotos del trabajo.


















Visita al zoqueiro.









Vamos a visitar los demás puestos.


















José Luis Fernández Ansedes, de la asociación Abrindo Camiño, impulsor de nuemrosas iniciativas en favor de Mondoñedo y del Camino.


Patrimonio de Os Muiños, Capela de Santiago, de mediados del siglo XVII.


Ventanuco con la "S" de Santiago.


Casi forma un tetrasquel.



Más canales.



A Fonte dos Pelamios, con una escultura dedicada a Diaz Jácome (poeta y periodista mindoniense).




El nombre de Os Pelamio viene de la antigua existencia de curtidorías de pieles.


Agua potable y fresca


Molinos...


Y canales...


Tendejones...


Y talleres.


Otro de los molinos que dan nombre al barrio.


Músicos.


Casas de Mondoñedo.


Las rúas.



Un San Antonio en la fachada de una de las viviendas.


Capela de San Roque, del siglo XV aunque reformada varias veces. Su traza actual es del siglo XVIII.


Desde aquí podemos volver hacia la Praza da Catedral, siguiendo camino.