Eres el Peregrino Número

miércoles, 21 de diciembre de 2016

ARGOÑOS Y EL MONUMENTO AL PEREGRINO: EL CAMINO DEL INTERIOR PARA IR A NOJA (CANTABRIA)

Monumento al Peregrino en Argoños
Cruce en Berria (Santoña)
 El Camino que viene de Santoña y por El Dueso llega a la Playa de Berria tiene aquí, a la entrada del arenal, una doble opción: una es ir a la derecha, atravesar la playa de este a oeste y, tras subir por el Collado de la Oración, en los montes de El Brusco, entrar en el municipio de Noja por la Playa de Trengandín, dirigiéndonos también por el arenal hacia la población. La otra opción es llegar a Noja desde el interior por Argoños, para lo que seguiríamos de frente por la carretera CA-907, que es el trayecto que seguimos en este momento


Hay un paseo peatonal que se dirige al pie del Cueto Cabrero (205 mts), a cuya derecha está el Collado de la Oración. Forma parte de los Montes de Mijedo, cuya máxima altura el El Brusco (237 mts.), algo más al oeste y que no vemos en este momento, razón por la que popularmente se llame El Brusco a toda la sierra


Aquí hay un cartel que nos lo explica


Plano de Berria...


Y los dos caminos...


Si aún cambiásemos de idea y quisiésemos ir por la opción de las playas, más agreste y paisajística pero con una buena subida al collado, podríamos hacerlo aquí, tomando la pista terrera de la derecha, sino continuaríamos de frente por la pista para viandantes en ruta a Argoños


Siguiendo por esta senda ciclista y peatonal


Con la sierra a la derecha


Llegamos a la glorieta donde se unen la carretera por la que vamos (CA-907) con la que viene de Santoña (CA-141)


La bordeamos y continuamos por el ramal de la derecha


Sigue el trayecto peatonal


Entrando en el barrio de Piedrahita


A lo lejos el mítico Montehano, donde hay señales de poblamientos prehistóricos y túmulos megalíticos, así como una fortaleza medieval de los señores de Haro y Guipuzcoa. A sus pies se encuentra el monasterio de San Sebastián, donde fue enterrada Bárbara Blomberg, la amante de Carlos V y madre de don Juan de Austria que vivió los últimos años de su vida en Ambrosero, no lejos de allí. Por las inmediaciones del monte viene el camino que emplean los peregrinos que, en vez de pasar en lancha desde Laredo a Santoña, bordean toda la Ría de Treto por Colindres, Bárcena de Cicero y Escalante para unirse en Argoños con este por el que vamos nosotros


Pasamos junto a un antiguo túnel


Y a lo lejos divisamos El Brusco, altozano fortificado por los franceses durante la invasión napoleónica y escenario de cruentos enfrentamientos durante la batalla por Santoña


Seguimos de frente junto a estas naves


Y llegamos al barrio de Piedrahita


Piedrahita, aunque en la práctica forma parte del mismo núcleo urbano que la villa de Argoños, pertenece al municipio de Santoña


Placa del barrio


Aún habremos de caminar unos metros por aquí para entrar en el municipio de Argoños. Toda esta zona, entre las playas de Noja y Berria, ha experimentado una gran eclosión residencial, casi todo segundas residencias y alojamientos turísticos y de temporada


Al llegar a la altura del último bloque pasaríamos la frontera municipal


Es, cuando llegamos a esta rotonda, cuando entramos en Argoños


Así lo trae este artístico seto. Por los edificios del fondo viene el otro camino, procedente de Escalante


Aquí hemos de tomar la dirección de Noja por la CA-141


Desde aquí nos dirigimos pues por esa carretera en dirección oeste, la Avenida de las Siete Villas, onde enlazamos con el camino que emplean los peregrinos que no han pasado la ría en lancha a Santoña, sino que desde Laredo han ido a Colindres, Treto y Bárcena de Cicero para por Gama y Escalante llegar hasta aquí


Y vemos al fondo la iglesia de San Salvador de Argoños, uno de los municipios más pequeños de Cantabria, de unos cinco kilómetros cuadrados y medio. Perteneció en los siglo XI y XII al monasterio de Santa María del Puerto (Santoña) y luego de Santa María la Real de Nájera. En 1579 se independizó, al igual que Santoña, de aquel señórío y pasó a formar parte de la Corona, entrando con Puerto (Santoña) y Escalante, en la Merindad de Transmiera, terriorio gobernado por un merino o representante del monarca. Se constituyó como Ayuntamiento de Argoños con las reformas administrativas de 1822 


De todas maneras la mención documental más antigua de Argoños es en un documento del año 942, en la que se le cita como población o lugar de la famosa Via Marítima de Agripa, calzada o vía romana que recorría la cornisa cantábrica y que es el antecedente del Camino Real de la Costa, por donde dsicurre el Camino Norte de Santiago


Seguimos caminando por esta avenida, con Piederahita a la derecha


Y algún hotel, y la farmacia


Quedan varias casas de arquitectura popular, emblema del pasado de Argoños


Al fondo vemos la capilla de San Roque


En el barrio de la iglesia


Seguimos por la acera


Pasamos el Bar Emilio


Y estas hermosas quintas: Las Vegas


Al fondo la iglesia parroquial, a la izquierd la capilla


San Salvador de Argoños, en la ladera sur del Monte Mijedo


Construcción de una nave con coro a los pies que comunica torre del campanario y capillas laterales dedicadas a Santa Catalina, otra perteneciente a la Cofradía del Rosario y otra a San Sebastián que fue del linaje de los Venero, de Arnuero


Su estructura actual es del siglo XVI reformada en el XVII, con portada clasicista del XVIII. En en lugar había un monasterio, tal vez una pequeña comunidad al amparo del cenobio existente en Santa María de Puerto (Santoña), allá por el año 1084


Entre la iglesia y la capìlla se extiende un gran parque arbolado


El Camino llega a la capilla


Pasamos al lado de la entrada


Y cruzamos por el paso de cebra


Nos dirigimos al Parque de Argoños: a la derecha es el Monumento a Camino de Santiago


En él se ve un bajorrelieve de Santiago Peregrino...


Con la calabaza, la concha y el bordón, obra de J. Barquín inaugurada en agosto del año 2010


Hay un hermoso parque, en el que están, al fondo, el Quiosco de la Música y de nuevo la iglesia de San Salvador, bajo los Montes de Mijedo


Al lado de la iglesia estuvo el Hospital de San Salvador de Larvario, según nos dicen Ana Rubio Celemín y Jesús Ruiz Cobo en Los antiguos hospitales de Cantabria, del que hay noticias desde 1686 con motivo de unas obras de reparación y en 1689 se contrata como hospitalero a Pedro Sainz, con una duración de cinco años, estipulando todos sus trabajos y funciones, como "recoger a los pobres que vinieren al hospital y darles luz y lumbre y cama y limpieza..."


En 1693 son Francisco Serrano y su mujer Antonia de Velasco los nuevos hospitaleros si bien en una inspección del año 1700 se denuncia la mala administración del licenciado solar, con el hospital en mal estado y sin camas y aprovechándose de su asignación de 100 ducados a pesar de que los pobres no tengan sitio donde dormir. En visitas de años después se llega a calificar las camas de indecentes. Sin embargo en 1714 se sabe que Pedro García del Collado había fundado una "obra pía para distribuir entre pobres envergonzantes, y asistir al hospital, del que son patronos el alcalde y cura de ella. A lo largo de ese siglo XVIII se registra este hospital en más documentación a él alusiva y en 1790 es arrendando por Francisco Sainz. En el Catastro de Ensenada se habla de la "casa del hospital para los pobres y enfermos", mencionando a su hospitalero, Mariano Saiz, vecino de Argoños, con algunas tierras de labranza para sustento del hospital


Cruzamos otra calle, junto a esta placa dedicada a itinerarios de senderimos en Argoños



Seguimos por esta acera


Admirando el parque


Atrás la capilla


Hermoso arbolado


Hay que seguir Camino...


Llegamos a la Tienda de Pito, al fondo la pista polideportiva


Estamos en la Calle Real, la que sigue el viejo Camino Real de la Costa, por donde discurre el Camino Norte de Santiago
.

Los arcos de medio punto denotan la antigüedad de la construcción, al igual que la casa a su izquierda


Casa con blasón en el dintel de la puerta del balcón


Portón de la quinta


Vamos camino del barrio La Hoya, con el de Cerecedas a la izquierda


Una curva, pero al menos hay un poco de acera


Gran caserón


Seguimos de frente


Siguiendo el murete de esta finca


Hay mucho tráfico normalmente, pero por suerte disponemos de aceras a ambos lados


Vista atrás


Barrio Sumijedo


Sumijedo es como decir debajo de Mijedo, la sierra también conocida como El Brusco, nombre de su pico más alto (217 mts.), que se alza sobre este valle


Curva a la derecha


Casas con balcón corredor


Antiguas casas campesinas, remodeladas


Y alguna quinta de estilo más señorial-residencial de época


Sumijedo


Seguimos por la CA-141, rumbo a Noja


Un oratorio en el muro de una finca


Es una imagen de La Piedad


Siempre con flores


A la izquierda Pereda, con más urbanizaciones


De frente el Monte de La Dehesa (119 mts.), la parte más oriental de la Sierra de Baranda


Muro y quinta


Ancha acera y vía de servicio en paralelo a la carretera


Chalets


Vieja casa campesina


Estamos en la zona de Cacicedo y La Hoya


Paseo de farolas...


Paso de peatones


Vayamos por la izquierda o por la derecha tenemos aceras


Y arcén


Barrio de La Hoya, donde hay una grna glorieta


Aquí hay dos opciones


A la derecha por La Hoya y siguiendo la carretera CA-141 iremos a Noja, a la izquierda por la calle El Portillo iremos a Castillo por La Torre de Venero. Este segundo camino supone un gran ahorro de tiempo y distancia, y es muy bello y natural, si bien hacer el Camino Norte sin ver Noja y su playa es una verdadera lástima. Nosotros en este caso planteamos ir por la derecha


Bordeamos así la rotonda y seguimos por La Hoya


Atención a este cartel


Nos informa que estamos a cinco kilómetros de Noja y a tres de Helgueras, donde hay albergue


Seguimos pues todo recto


Pasando las primeras casas


Y siguiendo luego las urbanizaciones de chalets con parcela


Larga recta


Cruzamos la calle que va a Las Llamas


Y salimos de Argoños


Entramos en el municipio de Arnuero: aquí vemos la señalización del desvío a Helgueras y la Playa de Trengandín, para ir a Noja por el arenal. Al fondo es la Sierra del Molino de Viento (214 mts), a cuyos pies está Castillo o Castillo Siete Villas (que no vemos desde aquí), donde se unirán el camino que va de Noja con el ramal alternativo que hemos dejado atrás, el del Camino del Portillo y Torre de Veneros


Allí está el desvío a la derecha que vamos a tomar


También la dirección del albergue de Helgueras


Tomamos pues el ramal de la derecha dejando la carretera CA-141


Existen siempre nuevas variantes. Si quisiésemos ir a la izquierda seguiríamos por la carretera hasta enlazar con el camino que sale de Noja en San Pantaleón, pero no entraríamos en Noja


La multitud de variantes hace que en ocasiones los peregrinos se desconcierten un poco. Por eso recomendamos llevar siempre con nosotros una guía lo más actualizada posible y preguntar a los hospitaleros o en las oficinas de información turística: Nosotros en este caso vamos a ir a Noja, a la derecha


Tomando la calle de Helgueras, bajo el Alto de Copillo, las estribaciones más occidentales de los Montes de Mijedo


Tomamos esta senda peatonal y entramos en el municipio de Noja


Frutales


Establos


Casa la Rota, a la derecha Barbijos


Pasamos junto a la casa


Y cruzamos para seguir de frente

Rumbo a Trengandín y las Marismas Victoria, camino de Helgueras



Sigue la vía peatonal



Campos de La Serna, La Llama y La Quemada. Al fondo a la derecha el Alto del Cincho y a la izquierda la Sierra del Molino de Viento. Por aquellas casas del fondo, entre el arbolado, saldrá luego el Camino de Noja a Castillo Siete Villas


Y aquella es la iglesia parroquial de Castillo Siete Villas, dedicada a San Pedro. Justo allí, al pie de su ábside, se unen el camino que va desde Noja con el que viene de las urbanizaciones de Argoños, en La Hoya, hacia la Torre de Venero. Luego de ahí se seguirá a San Miguel de Meruelo


Y al norte vemos Noja, capital municipal y villa eminentemente turística, con un 91% de viviendas de segunda residencia, el porcentaje más alto de España. Una población de unos 65.000 habitantes que llega a los 70.000 en época estival



Noja y la Marisma Victoria otro de los espacios naturales incluidos en el Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel, espacio de grandísimo valor ambiental, ecológico y paisajístico

 Noja, una de las antiguas noega de los textos clásicos, poblaciones marítimas del Cantábrico citadas ya por los autores romanos en la que fue mucho tiempo última frontera del Imperio que desde la Edad Media hasta 1834 formó parte, como todo este territorio, a la Merindad de Trasmiera


La grandiosa torre barroca de la iglesia de Noja destaca en la lejanía. Fue de siempre referencia de viajeros y navegantes, como un faro que nos guía. A sus pies pasará el Camino, procedente de Helgueras y El Trengandín


 Un hermosísimo paisaje


Este es El Molinón, un antiguo molino de mareas, molino que funcionaba embalsando el agua de las mareas altas para luego emplearla como fuerza motrizo de su maquinaria hidráulica. Ahora es llamado el Molino de las Aves, pues ha sido reformado como observatorio ornitológico


Hoy en día un establecimiento de hostelería lleva el nombre del molino: El Molinón


Espectacular paisaje


Noja nos aguarda


Pero primero llegaremos a Helgueras


Y ya llegamos llegamos a Helgueras, hoy en día un enclave eminentemente turístico pero que forma parte imprescindible de la historia de Noja


En Helgueras aparecen también noticias del monasterio (posiblemente una pequeña comunidad) de San Lorenzo de Garbilios, ahora Garbijos, que estaba aquí, ante el mar...


A la izquierda pequeñas viviendas de lo que fue Helgueras antes del boom turístico y urbanístico


Casas de labranza, algunas con dinteles de piedra noble, varias veces reformadas


Viejos muros de piedra


Viviendas vecinales y apartamentos


Este es el Albergue Noja Aventura, donde se hospedan muchos peregrinos


A la izquierda nos acercamos a la Playa de Trengandín


Nos dirigimos a la glorieta ante el arenal


Aquí, coincidiremos con el otro camino, el que viene de la Playa de Berria en Santoña bajando por El Brusco y el Collado de la Oración a o largo de esta extensísima Playa de Trengandín, rumbo a Noja