Eres el Peregrino Número

viernes, 9 de diciembre de 2016

BALTEZANA Y LA ANTIGUA MINERÍA DE HIERRO EN EL VALLE DEL RÍO SABIOTE (CASTRO-URDIALES, CANTABRIA)

Viejo molino sobre el río Sabiote en Baltezana

Ontón, con el barrio de Quintana en medio y a la izquierda subida valle arriba a Baltezana
El Camino Norte de Santiago ha entrado en tierras cántabras por el pueblo de Ontón, en el municipio de Castro-Urdiales. Allí, alejados ligeramente de la primera línea de costa, nos adentramos en las calles centrales del pueblo en el barrio de Quintana, al pie de la iglesia y de la carretera N-634, al pie del Pico la Gracera, siguiendo las orillas del río Sabiote, que desemboca en la cercana Playa de Berrón


Allí, en las casas de abajo hay un importante cruce de caminos en el que hemos de tomar una decisión: un ramal a la derecha sube hacia la carretera y la iglesia, siguiendo la carretera nacional hasta Castro-Urdiales, es el trayecto más corto (8 kms.) y que ofrece mejores paisajes marítimos aunque casi en su totalidad por asfalto, sobre los acantilados de Saltacaballo y pasando por el pueblo de Mioño


El otro, este que vamos a seguir ahora, es el considerado como itinerario histórico, pues se aparta de las fragosidades montañeras costeras que no fueron salvadas en buenas condiciones hasta la apertura de la actual N-634 a finales del siglo XIX. Esta ruta sigue el valle del río Sabiote hacia el sur, en ruta a Baltezana, se aparta de la costa y es el doble de largo (16 kms.). Como contrapartida se aleja del tráfico y discurre por parajes más agrestes para luego bajar al valle de Otañes prosiguiendo a Santullán y Sámano antes de volver a enlazarse con el anterior en el casco urbano de Castro-Urdiales


Tomamos pues en esta ocasión el camino de la izquierda


Aquí seguimos el río..


Y lo cruzamos por este puente a manera de pasarela, frente a esta vivienda que fue el antiguo molino


Así nos lo indican las señales


Flechas que nos indican una subida...


Ladera arriba, con escaleras...


Así pasamos junto al canal que llevaba el agua al antiguo molino, que empleaba como fuerza motriz de su maquinaria de la molienda


Atrás queda el molino


Seguimos subiendo


Y vamos llegando a la carretera nacional


La seguimos unos metros...


Pero allí, justo al pasar el puente cruzaremos la calzada (precaución con el tráfico)


Y nos fijamos en las señales del otro lado


Las que nos indican ir a Baltezana y Otañes por la carretera CA-523


16 kilómetros nos separan de Castro-Urdiales


Subimos y pasamos otro puente sobre el río Sabiote mientras Ontón queda atrás


Aquí nos desviamos a la derecha, pasando junto a una casa...


Y aquí, en la ladera este del Pico la Gracera, vemos las ruinas de los lavaderos de las antiguas explotaciones mineras de montaña, las Minas de Setares, a cielo abierto y que tuvieron su pequeña vía férrea y plano inclinado para el transporte del mineral de hierro, talleres y polvorín. El mineral era transportado hasta el cargadero de Saltacaballos en la costa. Llegó a ser un próspero pueblo Setares, situado montaña arriba, pero cuando la mina cerró definitivamente en 1965 quedó despoblado y abandonado. La compañía minera se fundó en 1886 para explotar la mina de hierro Ceferina, cuya decandencia empezó en 1949


Dejamos atrás la primera casa..


Aquí había un puente minero. De Baltezana partían los vagones de mineral de hierro hacia Ontón y de allí a Saltacaballos


Seguimos caminando y viendo más ruinas mineras. Al fondo al sur vemos el Pico de la Helguera. A ese puerto, cerca de donde estaba Setares (o están sus ruinas), habremos de subir para pasar del valle de Baltezana, formado por el río Sabiote, al valle de Otañes


Restos de otro puente de transporte...


Puente sobre el río Sabiote...


Río Sabiote, que conforma una pequeña cuenca fluvial en este valle, la más oriental de Cantabria...


Más arruinadas instalaciones mineras


Testimonios de un perdido esplendor...


Así llegamos a las primeras casas del valle


Barrio de Manzanal


El Camino va dejando atrás más ruinas mineras y las primeras casas. Una lancha muestra la cercanía del mar. Hay bancos para sentarse


El Camino es llano en el barrio de Manzanal, bajo las laderas del Pico la Gracera y del Peredillo


Monte arriba está la parte más poblada de Baltezana, con casas extendidas a lo largo de la carretera. En su santuario de San Juan Bautista existe una estela funeraria del tiempo de los romanos (siglos II o III d.C.) aprovechada desde tiempo inmemorial como elemento constructivo en el dintel de una ventana. También su escuela, como la de Ontón, fue construida dentro de las campañas de escolarización de la II República Española


Nosotros seguimos la orilla del río


Es un valle muy verde encajado entre montañas. Al este son los montes de Peña Amarilla, frontera con Vizcaya


Aquí está el viejo puente medieval sobre el río Sabiote. Podemos pasar sobre él, como los antiguos peregrinos, o emplear el nuevo, por donde pasan los coches, un par de metros más allá.


El puente viejo y el nuevo


El centro del pueblo, siempre a la vista, arriba


Seguimos ruta, ahora con el río a la derecha


Los prados verdes y segados manifiestan que siguen trabajándose las faenas agrarias


La cercanía al grandísimo espacio urbano del Gran Bilbao ofrece nuevas oportunidades económicas a estas poblaciones como alternatriva a la tiempo ha desaparecida minería. Zonas residenciales, barrios-dormitorio y turismo rural


Las colinas han sido plantadas de eucaliptos, como gran parte de los montes del litoral cantábrico, especie de crecimiento rápido empleada principalmente en la industria papelera


Los prados están delimitados por setos y algunos postes de alambre


Nosotros seguimos caminando junto al arbolado ribereño, autóctono


Un hermoso caserío bajo los montes de Peredillo, Santoñuela y Setares


El Espino y Villa Amparo


Viejas casas...


Subimos a la carretera, donde hay un par de bares


Abajo queda el valle y arriba La Gracera...


Señales en el cruce con la carretera


A casi 15 kilómetros de Castro-Urdiales, capital municipal


Pasamos junto a estas casas


Alegoría persa...



Seguimos avanzando carretera adelante, en dirección sur


Carretera CA-523. Al fondo vemos el Alto de la Helguera, a donde habremos de subir para bajar luego a Otañes



La ruta es llana


Y está bien señalizada


Otro hermoso caserón de piedra...


Las huertas y el valle...


Un grupo de casas, extendidas desde la carretera al valle ladera abajo


Plantaciones de pimientos...


La fuente de la carretera


Una roseta y la fecha del año 1932


Junto a la fuente, la parada del autobús...


Hay un poco de acera


Y aquí está la tienda

En caso que necesitemos algo hemos de tener en cuenta que hasta llegar a Otañes, al otro lado de las montañas, no tendremos más...


Aquí nos desviamos a la derecha, bajando por este ramal


Cruce de caminos


Seguimos de frente, otra vez hacia abajo...


Vamos saliendo de Baltezana cuando vemos de nuevo las vegas del río Sabiote


Representación de un peregrino con una flecha amarilla en la tapia de una casa


Puentes sobre el rí Sabote: puente peatonal enlosado y puente para los automóviles, asfaltado


Empezamos a subir junto a las últimas casas...


Valle de Baltezana...


El puebl queda atrás...





Barrio de viviendas unifamiliares en la ladera opuesta...



Aquí empezamos a subir...


Y regresamos a la carretera en la zona de El Cuarto


A 14 kilómetros de Castro-Urdiales


La subida sigue, con El Peredillo enfrente


Ganamosa altura


Nuevas vistas de Baltezana. Al fondo vemos el mar y los húmos de la fábrica de flúor, así como la carretera N-634 por donde va el otro trayecto a Castro-Urdiales


Barrios de Baltezana...


El centro del pueblo, por donde acabamos de pasar...


Al sur Peña Amarilla, Los Picos y Cerro Pozo, divisoria con Euskadi


Llegamos ya al Alto de la Helguera





Aquí culminamos el ascenso a este puerto de montaña


Y empezamos a bajar, tomando en el cruce de Talledo, ante el Pico del Águila, la dirección derecha



Bajando directamente al valle de Otañes


Otra casa solitaria en la carretera


Y sigue la bajada, a la sombra del arbolado



Bajamos por la ladera sur del Pico la Helguera


Más restos de las abandonadas minas de La Carmelita, minas de hierro que empezaron a explotarse en 1886 y cuya línea ferroviaria vamos a descubrir ahora


Puente sobre la antigua vía férrea del ferrocarril minero


El Camino viene bajando por la carretera y vamos hacia este antiguo trazado ferroviario que ahora es la vía verde senderista y cicloturista de Castro-Traslaviña, una desaparecida línea que comunicaba el puerto de Castro Urdiales con los ferrocarriles de Vizcaya y con ello las minas existentes en la zona para buscar buena salida comercial al producto. Si quisiésemos llegar ya al vecino pueblo de Otañes podríamos seguir carretera abajo, aunque a su centro también podremos acceder directamente desde esta vía verde, que nos evita el tráfico de la carretera CA-250, cuando lleguemos a la antigua estación


Aquí están las señales de la ruta xacobea...


Ahora pasamos bajo el puente que hace un momento cruzábamos por arriba.


La línea, muy llana, fue excavada en la misma roca...



Allí, la Casa de Sierralta nos anuncia la llegada al pueblo de Otañes...