Eres el Peregrino Número

martes, 6 de diciembre de 2016

CUDÓN: LA GRAN TUBERÍA Y EL ANTIGUO CAMINO A LA BARQUERÍA (MIENGO, CANTABRIA)


San Esteban Mártir de Cudón: la tubería y el Camino
Cruce de Caminos en las inmediaciones de Bárcena de Cudón
En nuestro recorrido por el municipio de Miengo, en el trayecto de Santander a Santillana del Mar, llega el peregrino a este importante cruce de caminos, viniendo de la iglesia parroquial de San Martín de Mogo y saliendo a la carretera SV-4703, donde damos vista al valle del Saja, otro de los grandes ríos de Cantabria, que va abriéndose a la ría de San Martín de La Arena


Ría navegable aún hoy en día por embarcaciones de poco calado y hasta con un puerto fluvial, el Puerto de Requejada, que funcionó hasta hace unos años en la Vuelta Ostrera


Se trata de un espacio que, aunque en un marco natural de gran belleza en el que se ven hasta Los Picos de Europa, se halla sumamente industrializado desde la instalación en 1908 de la industria química de Solvay, la Fábrica de Torrelavega, productora de carbonato sódico, bicarbonato sódico, sal, cloro y derivados.


Al oeste está Cudón, también en el municipio de Miengos. Más allá, al otro lado de la ría, cuya desembocadura no vemos desde aquí, está Suances, cabeza del municipio homónimo


Antaño un servicio de lanchas, la Barquería de Santo Domingo, establecía la comunicación fluvial entre las dos riberas, de Cudón a Suances, en concreto a Cortiguera.


Hace tiempo que la Barquería de Santo Domingo, que pasaba gratuitamente a peregrinos y pobres, ha dejado de surcar las aguas del Saja. En nuestros días, tal y como hacían los romeros y viajeros en general cuando no querían exponerse a las corrientes del estuario, o cuando por algún motivo la barquería no trabajaba, hemos de remontar las aguas río arriba hasta hallar un paso más seguro que, actualmente, está representado en el Puente de los Italianos, allí al otro lado de las chimeneas de la fábrica, al sur, sobre el río, en Barreda, barrio de Torrelavega, pero en un espacio netamente urbano en el que confluyen los municipios de Miengo, Polanco, Torrelavega, Santillana del Mar y Suances


Así, desde aquí, la opción directa es dirigirnos colina abajo por Bárcena de Cudón hacia el pueblo de Mar, en Polanco, para bajar prontamente al valle del Saja


Otra opción es revivir el camino antiguo de cuando se pasaba la ría en lancha, hacia Cudón, para lo que, en vez de bajar a la izquierda tomaríamos dirección a la derecha. Esta es la opción que ahora pasamos a explicar y que es hoy en día el camino oficial señalizado por el Gobierno de Cantabria


Tomando pues la carretera del cruce a la derecha comenzamos a subir hacia el cueto del Humilladero, a 116 metros de altura y con un topónimo de indudable referencia a los peregrinos


Al oeste contemplamos el esturario


Cudón y Suances


Llegamos así a los campos de la cima del cueto


Y empezamos a bajar


Y aquí está Miengo, la capital municipal, dando vista al Abra del Pas o Ría de Mogro, donde desemboca el río Pas. Allí a la derecha está la Punta del Águila con la Playa de la Robayera y la Playa de Usil o de Mogro


Abajo es el barrio de El Campo y junto a él la iglesia


A la izquierda son los de La Cotera, El Pozo, El Somo y Poo, y más allá los campos de Lanchas y Centinela. Un paisaje de ensueño, urbanizado intensamente para el veraneo pero muy natural y verde, distinto al del área de Torrelavega


Destaca en Miengo su iglesia parroquial, de la que hay noticias desde el siglo XII, aunque su traza actual es originariamente del XVI con sucesivas reformas, tal vez sucesora del histórico monasterio de San Fructuoso aquí existente en el pasado, que enlazaba el camino entre los pasos en lancha de la Ría de Mogro y la de San Martín de la Arena, fundado en el año 988. Muchos vecinos trabajaban en las minas de sal. Luego de librarse de apetencias señoriales en la famosa tierra de La Honor fue capital de municipio en el siglo XIX


Aquí nos desviamos a la izquierda


Estamos en el barrio de Monte Valle


Con otra hermosa perspectiva de la Ría de Mogro y la desembocadura del Pas con las dunas de Valdearenas


Al otro lado de la desembocadura se extiende la Playa de Valdearenas, dentro del Parque Natural de las Dunas de Liencres. Por su parte la Playa de Canllave es el sector más oriental del arenal y, aún más allá, está la Playa de Pedruquías, cerca ya de la ensenada, playa y punta de Somocueva


Flechas amarillas en Monte Valle


Más vistas de Miengo desde las praderías de La Cotera


Al fondo Mogro y las urbanizaciones del Pueblo del Sol, bajo el Monte Picota


Los caballos nos ven pasar


Y seguimos camino por el barrio de Carriazo


Casas de corredor y cortafuetos


En este cruce vamos a la izquierda


Y subimos al Priorío


Dejando ya atrás los barrios de Miengo...


A nuestra derecha el cueto del Monte Centinela


Llegamos a El Priorío


Aquí nos llama la atención esta entrada de arco de medio punto en una casa


Señalización oficial de la ruta


Por allí vamos


Haciendo camino...


A la izquerda del Monte Centinela Cuchía, parajes poblados desde el Paleolítico como el de la Cueva de la Pila, zona de playas y dunbas donde se asentó una primera población en torno las minas de sal, documentadas desde el siglo IX y a la iglesia de San Juan Bautista. Creció notablemente a partir de mediados del siglo XX gracias al trabajo en las canteras y a la creciente industria turística


Pasamos ahora estas casas


Y nos desviamos a la derecha


Son unos metros de antigua carretera, hoy cerrados al tráfico


El Pozo y Centinela...


Allí hay un cruce


Salimos a la carretera CA-232. Allí está el bar La Cantera, donde se sellan credenciales


Cruzamos la carretera


El Camino sigue al otro lado...


Atentos a la señalización


Seguimos de frente...


Pasamos delante de esta casa...


Hermoso rincón


Y salimos a esta pista, dando vista a la Ría de San Martín de La Arena, donde el río Saja, otro importantísimo cauce fluvial cántabro, se abre aquí a su estuario, navegable por embarcaciones de poco calado


Estamos en los altos de la Sierra de Cuchía, justo en la pista que da servicio al gasoducto aquí existente


Saliendo al cruce con la pista y gasoducto nos dirigimos al sur


Vamos dando vista a la boca de la Ría de San Martín de la Arena, desembocadura del Saja


Allí estaba el Portus Blendium de época romana, el puerto del clan cántabro de los blendios, que fue gran muelle ballenero conocido desde el siglo XII hasta el siglo XVII, pero que, aunque no existan documentos fehacientes, debió ser un puerto natural, bien protegido, desde hace milenios


La gran presión industrial y urbanística en esta parte del Saja ha transformado totalmente el entorno en las últimas décadas. La sedimentación de lodos ha hecho que los interiores puertos fluviales, antaño prósperos con el comercio del trigo castellano y la importación de hierro para las fraguas, fuesen decayendo...


Suances, barrios de Cuba y al sur el pueblo de Cortiguera, a cuyos pues estaba el embarcadero por el que antaño se cruzaba el estuario


Pasamos por la zona de Las Carabías


Hay algunas pasarelas en los cruces que desde la carretera comunican con la pista y las casas, pero nosotros seguimos siempre y en todo momento paralelos a las tuberías


De Las Carabías a Castañeras


A la derecha la ría y Suances


La Punta de la Cal y El Abrigo


Allí están las canteras de Cuchía y al fondo El Castro con el Faro de Suances, la Punta del Torco, donde se conserva el fuerte en el que estuvo emplazada la batería de cañones que protegía el estuario, el Faro de Suances, y la Punta del Dichoso. La famosa Playa de los Locos está al otr lado y no la vemos desde aquí


Tal fue la importancia portuaria del lugar que en siglos pasados llegó a tener una particular guerra con Santander, guerra en el sentido bélico del término, pues naves santanderinas atacaron Suances en los feroces tiempos de las crueles competencias entre los puertos cantábricos


El Faro de Suances y El Castro con la Punta del Torco y la Punta del Dichoso. Ensenada de La Concha. Véanse en primer término las canteras


Las zonas de marismas y barro van siendo aprovechadas y el interior del estuario ha sido canalizado


La draga trabaja extrayendo sedimentos...


La ría y la gran tubería. Entramos en un área netamente industrial


Dejamos atrás Castañeras


En otro cruce seguimos siempre de frente



Y así, la pista llega a pasar al lado de la iglesia de San Esteban de Cudón


En las inmediaciones esta la Cueva de Cudón, habitada desde la Prehistoria a la Edad Media


Por su parte la iglesia parroquial de San Esteban de Cudón se sabe existía ya en el siglo XII y dependía del monasterio de Oña


La actual es una reconstrucción en estilo neorománico de 1965 del templo destruido en la guerra civil.


Antes, pero no en este emplazamiento, sino más abajo y casi en la orilla del estuario, existió la iglesia de San Salvador, que no pertenecía al monasterio de Oña, fundado y favorecido por Sancho García, hijo del Conde Fernán González (quien hizo efectivamente independiente a Castilla de León) sino a la Abadía de Santillana, pues era esta quien tenía el derecho de paso en barca desde ella a la de Santo Domingo en Cortiguera, en la orilla opuesta.


Entre esta iglesia de San Salvador (que dicen estuvo en el barrio de La Vía, en la misma orilla de la ría y que luego pasó a ser ermita de San pantaleón) y esta de San Esteban de Cudón, fue extendiéndose el pueblo, al amparo del camino hacia la barquería


La Vía y Castañeras, barrios que vemos desde aquí


Más al fondo es Cueto y El Barco, por donde la barca pasaba el Saja


Emocionantes episodios de la historia de Cantabria que el peregrino revive en estos lugares


Las tuberías del gasoducto pasan bajo un puente que comunica la iglesia con la carretera


Pasamos detrás de la iglesia


Entre el puente y la carretera CA-232, donde hay sitios para comer, pasamos nosotros


Bajamos poco a poco


Junto a nuevas urbanizaciones y dando vista a los polígonos que se exitenden por la llanura de la orilla de la ría en dirección a Polanco, lugares de La Llama, El Porrinal y La Zanja, que son topónimos llamativamente ribereños existentes en estas orillas por las que desde Cudón nos dirigimos a Mar, en Polanco. Llama es terreno de lodazales, porrinal es referente a los espacios ganados a la ría y zanja no necesita explicación


Atrás quedan la iglesia y el barrio de La Vía


La antigua e histórica vía, de ahí el topónimo, a los desaparecidos embarcaderos ha quedado atrás


Seguimos por la pìsta del gasoducto hacia los polígonos industriales...


Casas y naves industriales a nuestra izquierda


Y urbanizaciones


A la derecha, aquel monte de caprichosa forma sobre el estuario es El Castro, un asentamiento humano que ya existiría mucho antes de la época castreña propiamente dicha, pues se han hallado vestigios de 4000 años de antiguedad. Sin duda el poblamiento sería fortificado en la Edad del Hierro dominando ría y desembocadura pero, dada la ausencia de excavaciones, solo son teorías. En medio hay una isla, llamada La Isla'l Monti


Larga recta


Y largo trayecto junto a las tuberías


No hay pérdida pero las flechas amarillas confirman que vamos por el trayecto correcto


Praderías y porrinales, terremos ganados a la ría en tiempos pasados


En los cruces siempre de frente


Atentos a las flechas


El Castro


La Isla'l Monti y al fondo las grúas del fluvial Puerto de Requejada, ya en Polanco, antaño principal muelle harinero cántabro hasta que en 1852, con el ferrocarril, le ganó Santander


Algunas empresas aprovechan ocasionalmente la navegación industrial por la ría, pero ya casi totalmente en desuso


Vamos dejando los polígonos


Y salimos a los campos


Marismas...


Filas de bancos para sentarse


Así vamos entrando en el municipio de Polanco, viendo al fondo el barrio de Mar, por donde viene de Bárcena de Cudón el otro camino


 Los dos caminos discurren paralelos y ahora a no demasiada distancia uno de otro


Pronto ambos se unirán


Si bien aún nos quedan unos metros de trayecto


Aquí pasamos una gravera...


Y dejamos atrás las grúas del puerto de Requejada que veíamos antes


Grúas y naves


Allí la cara sur de El Castro


Y la Cuesta de San Pedro


De frente unas casas y una gran explanada


A nuestra izquierda el barrio de La Estación en Requejada, con el parque canino en primer término y el ferrocarril


Justo ahora nos desviaremos a la izquierda


 Fijémonos en la flecha


 Atentos al tráfico pesado


Aquí, ante las chimeneas de Barreda en Torrelavega y a poco más de 10 kilómetros de Santillana del Mar nos unimos, en Requejada, con el camino que viene de Bárcena de Cudón, prestos a cruzar por pasarela las vías del tren