Eres el Peregrino Número

miércoles, 7 de diciembre de 2016

MAR Y REQUEJADA: BISONTES EN EL CAMINO (POLANCO, CANTABRIA)

Los Bisontes de La Cadena, barrio de Requejada

El Camino, siguiendo la ribera de la Ría de San Martín de la Arena, y buscando paso hacia el sur, se encuentra con el gran cinturón industrial de Torrelavega, cuyo máximo exponente es la fábrica de productos químicos de Solvay, cuyos humos y chimeneas se ven en medio del gran valle del Saja. Aquí, ante nosotros, tenemos Mar, primer población del municipio de Polanco que nos vamos a encontrar, viniendo de Miengo, bien bajando directamente por Bárcena de Cudón o dando un poco de rodeo junto a la iglesia de San Esteban de Cudón, más cercana al estuario, reviviendo en la medida de lo posible la senda de quienes se dirigían a cruzar la ría en barca hacia Cortiguera, en Suances, un servicio que, desaparecido hace mucho, nos obliga a realizar un importante rodeo, pero no antihistórico, pues cuando los barqueros no trabajaban o cuando los viajeros no deseaban exponerse a las corrientes fluviales en aquellas endebles chalanas, efectuaban parecida maniobra siguiendo la vieja calzada romana que por aquí pasaba, en las tierras de los cántabros blendios


Y esta es la entrada a Mar y al municipio de Polanco...


Mar, en medio de una verde llanada, significa también la transición entre el paisaje rural y el urbano-industrial justo nada más tomar las primeras calles del pueblo


Realmente, en este primer tramo, las filas de casas montañesas, con corredor y cortafuegos, simbolizan el pasado netamente labriego del barrio


Algunas de estas bellísimas viviendas tradicionales tienen acogedores soportales...


Un hermoso conjunto


Una de las casas presenta las columnas o postes de madera de su soportal artísticamente tallada






Enfrente pasa el Camino...


Avanzamos frente al centro social y a la capilla de San Roque


Estamos cerca de la estación ferroviaria. Hay algunos bares y trasiego de gente. El Camino sigue todo recto, de frente


Pasamos delante del bar y continuamos caminando


Luego de la parada del autobús pasamos frente a otro grupo de casas



Atentos siempre a las señales...


Lasa viviendas, tradicionales principalmente y soberbiamente restauradas, embellecen el trayecto


Continuamos trayecto...


Y así vamos saliendo de Mar...


Vista hacia adelante


Llegamos aquí a una rotonda, junto al Polígono Industrial de Requejada


En medio de la rotonda nos llama la atención una escultura...


Es la Sirena de Ojos Turquesa, obra del escultor Salvador G. Ceballos, un ser muy presente en la mitología cantábrica...


Dejamos la rotonda y el barrio de Mar


Para encaminarnos ahora a Requejada


Nos desviamos enseguida de esta carretera, la CA-232, por una senda a la derecha


Zonas verdes con sendas peatonales en las riberas del estuario


Vamos al Polígono Industrial de Requejada. Sobre sus naves sobresale una colina, El Castro, ya al otro lado de la ría, en Hinojosa, monte donde han sido localizados restos de hábitat de 4000 años de antigüedad


Por allí va nuestro camino. Más allá, al otro lado de las naves del Polígono de Requejada, pasa el Camino que viene de la iglesia de San Esteban de Cudón


El Camino es aquí una hermosa y ajardinada senda peatonal


Escaleras que comunican carretera y senda


Nos acercamos al polígono. Un par de arroyos, canalizados, atraviesan esta vega, los de la Fuente del Valle. Más atrás de las naves pasa el camino que viene de la iglesia de San Esteban de Cudón


Luego la senda pasa junto a los aparcamientos


El viejo camino ha sido sustuituido por las carreteras, estas sendas camineras nos ahorran unos metros de arcenes y tráfico


Pero pronto volvemos a la carretera, en una nueva rotonda


Rotonda en la que hay un par de elementos característicos expuestos


Alegoría industrial...


Y arte moderno...


Atrás queda la rotonda...


Pero pronto pasamos a una nueva ruta senderista bajo el puente de la carretera. Cosa de agradecer pues el paso de vehículos, incluso pesados, se incrementa


Vamos paralelos a la vía del tren


Nos acercamos a la estación de Requejada...


Y cruzamos sobre las vías en esta pasarela. Justo en este lugar nos unimos al otro camino, al que viene de la iglesia de San Esteban de Cudón


El Camino también aquí está indicado


Multitud de vagones de carga...


Aquí cerca estuvo en la ría el Puerto de Requejada, antaño importante puerto fluvial que importaba hierro para las fraguas cántabras del valle y exportaba trigo y harina castellana. Los sedimentos hicieron que fuese abandonándose pues ya ni las embarcaciones de transporte de poco calado navegaban con seguridad de no encallar en el fangoso fondo. Antaño la localidad era llamada Ramera y Requejada era solo el puerto


Importante núcleo ferroviario


Al otro lado, Requejada, con sus edificios de pisos...


La estación...


Hacia allí bajamos


Y luego seguimos calle adelante por el barrio de La Estación


Fijémonos en la señalización del Camino (abajo a la izquierda de la foto)


Nuevamente en la carretera, al menos ahora aquí con buenas aceras...


Es el barrio de la Carretera General. No lejos está el albergue Clara Campoamor


Hay bares, comercios y servicios


Continuo paso de vehículos


Unos metros a la izquierda del Camino está la iglesia de San José, del siglo XX


Vamos ahora por esta pasarela hacia otro de los barrios de Polanco, La Cadena, justo antes de entrar en Barreda, que ya pertenece a Torrelavega, donde está la factoría de Solvay


La Cadena: las aceras nos llevan a una rotonda y cruce de caminos


En medio, hay una escultura muy significativa


Son dos bisontes, madre y cría, especie emblemática pintada en las cavernas prehistóricas de la zona. No en vano estamos muy cerca de Altamira, santuario del arte parietal a nivel mundial


Los bisontes del Camino, obra de  Salvador G. Ceballos


Bisontes, especie extinguida en la cornisa cantábrica hace miles de años y que ahora se empieza a reintroducir con ejemplares traídos de otras latitudes...


Ante los humos de la Fábrica de Torrelavega iremos saliendo de Requejada y del municipio de Polanco para entrar en Barreda, al norte de Torrelavega