Eres el Peregrino Número

miércoles, 14 de diciembre de 2016

DEL VALLE DE MANÁS AL VALLE DE LIENDO: DOS CAMINOS Y UN DESTINO

El Valle de Liendo, donde se bifurcan los caminos para ir a Laredo
Peña de las Abejas y paso del municipio de Guriezo al de Liendo
Bajo los 341 metros de altitud de la Peña de las Abejas el llamado Camino de Liendo deja atrás Lugarejos y el Valle de Guriezo para entrar en el municipio de Liendo, en el trayecto del Camino Norte por la zona oriental de Cantabria, ruta de Castro-Urdiales hacia Laredo


Bajando por esta curva entramos en Liendo, antiguo territorio realengo, libre de otro señor que no el mismo rey, desde el siglo XII con Alfonso VIII, si bien formó parte de los dominios de Laredo a partir del siglo XIV. Durante un tiempo formó parte de la merindad de Vecio que incluía también a Laredo, Ampuero, Cereceda, Colindres, Limpias, Marrón, Seña, Udalla,  Guriezo, Sámano y parte de las Encartaciones. Luego Liendo se integró en el Corregimiento de las Cuatro Villas de la Costa de la Mar separándose de él con la creación del Bastón de Laredo a mediados del XVIII. No mucho después se intergraría en la Provincia de Cantabria de 1788 y en 1822 sería ayuntamiento, parte del partido judicial de Laredo



Primeramente admiramos el hermosísimo valle de Manás, majadas y pastizales bajo La Cruz de Manás (186 m.), Manás de La Iseca (278 m.), el monte de Cuesta Negra y el Moñigas (398 m.)


Prados de vaquerías y crianza de caballos


La pista es muy ancha y no tiene pérdida. Ocasionalmente pasa algún tractor o todoterreno


Vamos a bajar por esta cuesta antes los montes de Armengo y Recollado


Valle de Manás, valle apartado y tranquilo al pie de las montañas


Peña de las Abejas y El Mirazo (324 m.) a la izquierda el Alto de Arza (322 m.)


Seguimos bajando


Cabaña de pastores


Bosques de eucaliptos, especies maderables de crecimiento rápido, muy empleadas en la industria papelera, que sustituyen a antiguos pastos


A lo lejos en la distancia se contemplan las cumbres del Monte Buciero, sobre Santoña y su bahía, que como Laredo aún no vemos desde aquí


Más cerca a la derecha es el Monte Cogorio (194 m.) y en medio un pueblo


Es la subida de Tarrueza, una de las dos opciones que hay para ir de Liendo a Laredo, población que empezaremos a ver desde aquel collado


Bajamos junto a la alambrada de la finca


Eucaliptos...



Hermosa majada bajo la Peña de las Abejas



Eucaliptos y algún pino


Curva a la derecha


Montes y valle


Una verdadera pista forestal


Pastos


Brañas...


Seguimos la pista


Y va acabando la bajada


Cruce y de frente, ya en el valle


Bajo las laderas del Alto de Arza


Manás


Bucólico valle de Manás


Pasamos junto a la primer casa


 Vivienda de pastores bellamente restaurada


Vaquerías y otra casa


Caminamos por la pista todo recto


En aquel cruce seguiremos de frente adelante


Mojón indicador


Alambradas y muretes de piedra


Tramo muy llano


Caballos


Praderías


Una charca


Más cabañas


Allí La Cruz de Manás


A la izquierda Manás de la Iseca


Idílico paisaje


Pasamos junto a más fincas


Es un criadero de caballos


Esta es la entrada. Nosotros seguimos recto y de frente


Caballos pastando


Delicioso paseo rural y pastoril


Ante las boscosas laderas de La Cruz de Manás


Más caballos


Llegamos a un cruce


Las flechas nos indican ir a la derecha


Por aquí


Y aquí vemos el mojón


Empieza el asfalto


Y llegamos a otro cruce


Bajando a la izquierda


Aquí empezamos a ver el inolvidable valle de Liendo, uno de los enclaves más significativos del Camino Norte en Cantabria, grandiosa llanura rodeada de montañas, incluso ante el mar, que vemos al norte


A la izquierda vemos el barrio de Hazas, donde está la iglesia, a cuyos pies se bifurca el Camino: uno sube colina arriba hacia la carretera N-634 y luego baja a Tarrueza


El otro, más largo, atraviesa el valle


Y se dirige a Iseca Vieja e Isequilla


Luego sigue por los altos de San Julián, sobre los acantilados


Y sube a la Sierra de la Vida para luego bajar a Laredo


Vamos pues a bajar al Valle de Liendo


En primer término vemos el barrio de Sopeña y luego de nuevo el de Hazas, con la iglesia


Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción de Liendo. Detras está el Albergue de peregrinos Saturnino Candina, de titularidad pública


Este valle cerrado es lo que se denomina geográficamente un poljé, gran valle kárstico cerrdado, cuyos ríos y arroyos desembocan no directamente al mar sino a través de un sumidero natural, en este caso el Ojo de Rucueva, en Isequilla


A lo lejos vemos el rocoso monte de La Peña (216 m.), a cuyos pies sigue el Camino de Erillo, subida a la Sierra de la Vida y ruta a Laredo


Vista del gran poljé del Valle de Liendo


A la derecha las estribaciones occidentales del Monte Candina y los barrios de Isequilla y Mollaneda, donde estuvo el Hospital de San Lázaro de Liendo, mencionado en un documento de 1722 diciendo que "sirve para refugiar pobres pasajeros". Estaría en la actual capilla de San Roque y existen varios testimonios del siglo XVIII informando de su situación y donaciones


En medio el barrio de Villanueva. Costa moldeada por un antiguo glaciar...


Al otro lado de la colina están los acantilados y la bajada a la Playa de San Julián. Vemos el Camino, subiendo en dirección a La Peña


Seguimos bajando y admirando el valle y los barrios de Liendo


La Sierra de la Vida a lo lejos, en medio Hazas, abajo Sopeña y más abajo Rocillo


Rocillo


Aquí está la ermita de la Sagrada Familia


Vemos ahora sobre el valle y a nuestros pies la Autovía del Cantábrico


Valle de Liendo, tradicionalmente agrícola y ganadero pero ahora eminentemente turístico, con numerosos alojamientos


Sopeña, Viesca, La Quintana, Iseca Vieja, Villanueva y la mole caliza de La Peña


Autovía del Cantábrico y Monte Candina


Bajamos ante el Monte Cogorio


Nuevas vistas del grandioso valle


Abajo Rocillo, por donde pronto caminaremos


Delante de su capilla


Rumbo a Sopeña y Hazas

Bajo el Cogorio Iseca Nueva, hacia donde nos dirigimos primeramente


Bajamos junto a la autovía


Al lado del viaducto


Ladera oeste de La Cruz de Manás


Más allá de los pilares vemos Iseca Nueva


Y más allá Sopeña


Vamos a la derecha


Y pasamos bajo el viaducto


Pero justo es pasar bajo los pilares y atención: nos desviamos a la derecha


Por este ramal


Iseca Nueva, a 11 kilómetros de Laredo


Caminamos bajo la autovía


Ruta senderista de la Fuente de Mendina


Por aquí va el Camino


Pista de tierra y zahorra


El Monte Candina...


Muros de contención hechos con grandes rocas, al pie de la autovía


Ya con los barrios de frente


La Peña, otra de las alturas que domina el valle



Hermoso sendero...


El Cogorio y casas de Iseca Nueva


Iseca Nueva, uno de los barrios que componen el municipio de Liendo, bajo el Monte Cogorio y en cuyas inmediaciones se halla El Covacho, cueva de sumo interés por sus estalactitas y estalagmitas. Se sabe estuvo poblada en la Prehistoria y en ella nace el Arroyo de Rocillo, uno de los que discurren por este valle


Iseca Nueva. Nos acercamos a las casas.. Al fondo de nuevo el Monte Candina, de 489 metros de altitud en su cota más alta, serranía que se alza entre la costa y los valles interiores


Aquí acaba la bajada


A la izquierda Casa la Gloria y a la derecha Casa Mendibile


En el balcón bienvenida a los peregrinos


De frente un pequeño garage


El Rincón de Luis...


Donde un mural muestra a unos peregrinos. Uno caminando y el otro atándose el calzado. Sobre ellos unas conchas, emblema caminero y santiaguero


Señalización junto a la caseta del perro


Nos acercamos a un cruce


Cruce de caminos en el que iremos a la izquierda


Camino del puente


Así nos lo indican las señales


Puente sobre el arroyo de Rocillo


Y entrada al barrio Rocillo


Casas de Rocillo


 Altas palmeras


El Camino es aquí ya llano y recto


Un taller


Más palmeras


Pasamos entre estas casas de buena arquitectura tradicional, bien restauradas


La de la derecha con un largo corredor


Y la de la izquierda con buenas balconadas


Aquí destaca la ermita de Jesús, María y José o de la Sagrada Familia, fundada a mediados del siglo XVIII por el párroco Domingo Cayetano Martínez, y que veíamos hace un momento según bajábamos del valle de Manás


Detalle de la capilla


El interior está arruinado


Aquí vemos la señalización de la ruta del valle de Manás desde Liendo a Lugarejos, que coincide con el Camino Norte de Santiago pero en el otro sentido


Pasamos otro grupo de casas


También con balcones y corredores


Puente sobre otro de los arroyos de Liendo


Que viene del monte Cogorio...


Chalets y casas nuevas


Seguimos caminando en llano


Extensisíma pradera verde...


Liendo son multitud de barrios y lugares extendidos salpicando tan amplio valle...


El Monte Candina, omnipresente


Filas de casas


Corredores, balcones y buhardillas


Cruce y a la derecha


Escudo del Valle de Liendo


A la derecha, entre más casas de Rocillo


Señal que nos indica la proximidad del albergue de peregrinos



Magnífica vivienda tradicional


Liendo es un valle tranquilo la mayor parte del año, si bien en verano llegan gentes a hospedarse en este bellísimo ricón de Cantabria, atraídos por el paisaje, las playas y otros alicientes, multiplicándose la población


Gran caserón


Todo recto


Seguimos avanzando


Portón con tejadillo en el acceso a una quinta



Vamos saliendo de Rocillo


Llegamos a otro de los barrios de Liendo


Sopeña


Cada casa tiene su pequeño terreno o parcela


Arquitectura señorial y rural. Buena parte de las casas han sido notablemente restaruadas. Estos valles fueron durante siglo el sustento alimenticio de productos de la huerta y la ganadería de Laredo


Pasamos a la derecha de esta gran casa de fachadas de piedra vista


Y a la izquierda de estas


Cruce y a la derecha


Más quintas


Un pequeño parque a la derecha


Es el campo de un pequeño santuario


Dedicado a San Agustín, una capilla-oratorio


Desde el Camino vemos el interior


Enfrente del campo de la capilla sigue la ruta, pero aún nos aguarda una pequeña sorpresa más


Aquí está El redondel, la plaza de toros de Liendo, peculiar coso taurino que evidentemente hace muchísimo que no se emplea como tal


Antaño sí había corridas durante las fiestas de San Agustín, San Emeterio y San Celedonio y en nuestros días hay concursos de arrastre de pesos con bueyes y de elaboración de tortillas, entre otras actividades festivas


Al fondo hay una esplendorosa quinta


Salimos del parque del campo de San Agustín


Y llegamos a otro cruce, en el que seguiremos de frente


En el muro tenemos la señal


La gran llanura, con el Alto del Mazo (147 m.) a la izquierda


Casa con la placa del barrio: Sopeña


Prados abiertos a ambos lados del Camino


Hábitat más diseminado


Pastizales e invernaderos


Candina


Bifurcación


A la derecha


Rumbo al barrio de Hazas


Donde está la iglesia, cuyo campanario asoma sobre los tejados


Vista del valle a la izquierda, de Hazas a Viesca y La Quintana


A la izquierda el Erillo, montaña picuda


Hay una antena o repetidor


A su derecha, un poco más lejos, La Peña, sobre la Playa de San Julián y en la subida a la Sierra de la Vida


Hazas


Puente sobre el Arroyo de Hazas


Atravesamos el barrio


En dirección a la iglesia


Barrio El Marazo


Alto del Mazo


Hay un tramo de acera


Quinta blasonada


Escudo en el balcón


Jardines


En este cruce seguimos de frente


Acera y farolas


Hazas es la capital de Liendo, sonde se concentran buena parte de los servicios del valle


Hay bares y tiendas, algunos comercios y oficina bancaria



El telecentro


Nos dirigimos a la iglesia de la Asunción



En el corazón de Liendo...


Zona comercial


Y llegamos a la iglesia, viendo atrás a su izquierda el albergue de peregrinos, un cruce muy importante pues que aquí el Camino se bifurca. Pero antes de hablar de ello vamos a conocer este monumento declarado Bien de Interés Cultural en el año 2002


La iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Liendo empezó a construirse en el siglo XVI y culmina en el siglo XVII, si bien el pórtico sur es del XVIII así como otros elementos añadidos posteriormente. Básicamente presenta trazas renacentistas con influencias barrocas y también tardogóticas, como es el caso de las cubiertas. En el interior hay un buen conjunto de retablos, destacando el del altar mayor, del siglo XVII. En este orden de cosas el valle de Liendo dio excelentes canteros que tarbajaron soberanamente bien la piedra, no solo en Cantabria sino en buena parte de España, como en este caso Pedro de la Torre Bueras


Maravillosamente trabajada está la gran portada, altísima, de arcos de medio punto, columnas con fustes, basas y capiteles que recuerdan al arte románico


En el tímpano una imagen de Nuestra Señora de la Asunción, la santa patrona...


Hornacina en el tímpano


Y por supuesto destaca la torre, dominado el valle, ejemplo destacadísimo de la estructura barroca de la iglesia


Y ahora, el otro tema que nos ocupa, la bifurcación de caminos: uno sigue a la izquierda de la iglesia y pasa frente a la torre


Esta opción es la más corta y se dirige primeramente al albergue de peregrinos, que tenemos al fondo


Desde allí subirá valle arriba para llegar a la N-634, seguirla unos metros, bajar al pueblo de Tarrueza y luego, por Santa Ana volver a subir a la carretera y cruzarla para bajar a Laredo entrando por la Puerta de Bilbao.


Esta fue la explicación del camino directo a Laredo por Tarrueza. La otra alternativa es  bastante más larga si bien podría compensarse por sus paisajes costeros. En ella seguiríamos de la iglesia a la derecha, hacia el ayuntamiento y Plaza de Navedo. Luego iríamos a cruzar la N-634 en Iseca Vieja y, por Isequilla, caminaríamos bajo el Monte Candina hacia la abrupta costa, pasando las ruinas de la ermita de San Julián y la playa de este nombre para ascender desde la vieja yesera de Erillo a la Sierra de la Vida y desde allí bajar a Laredo por Las Cárcovas. La primera sería la ruta directa desde aquí, empleada por los peregrinos que no cruzaban la Ría de Oriñón o de Guriezo, al otro lado del Monte Candina, en lancha, sino que, como nosotros, vendrían desde La Magdalena luego de remontar la ribera del río aguas arriba hasta el puente allí existente. Esta segunda opción, ir a Laredo por San Julián, parece realizar el periplo de los que sí cruzaban en lancha y entraban en Liendo por la falda sur de Candina, pues el santuario de San Julián está claramente relacionado con la tradición xacobea, si bien para alcanzar desde aquí este segundo camino hemos de andar un buen tramo. La decisión ahora es nuestra...