Eres el Peregrino Número

domingo, 25 de diciembre de 2016

GÜEMES (BAREYO, CANTABRIA): EL HOSPITAL DE PEREGRINOS Y LA CABAÑA DEL ABUELO PEUTO

Valle de Güemes
Los peregrinos que llegan a Güemes procedentes de Bareyo se encuentran con un amplio y hermoso valle formado por los arroyos Rumego, Cabra, las Calderas y Liermo, que juntos formarán el Aguachica, afluente del Campiezo, que desemboca en el cercana Ría de Ajo


A lo lejos las colinas de los cerros del Calobro y del Indiano cierran el valle por el oeste: por allí hay paso a Galizano y a la Bahía de Santander, ya muy cercana


Güemes, perteneciente al municipio de Bareyo, esparce sus barrios y lugares por este llano valle y las laderas cercanas: La Moraza, Villanueva (donde hubo iglesia), La Llama, La Moraza, La Taberna, el Quejigal, El Bosque, La Bárcena, Palacio...
 

El Camino pasa por la zona de La Llama, un topónimo que tiene que ver con zona de barro


Y así nos iremos acercando al centro de Güemes, en ruta a la mayor concentración de casas, en torno a la iglesia


La primera cita documental referida a Güemes es del año 1084 y, como es habitual, se encuentra en el famoso Cartulario de Santa María de Puerto, abadía santoñesa que dominaba este territorio que luego pasaría, durante siglos a la Merindad de Trasmierta hasta lo formación del Ayuntamiento de Bareyo, antes de Ajo, con las reformas administrativas del siglo XIX


Cruce de caminos, en los campos de Tompaz. Al fondo Palacio


Vamos a la izquierda, dirección a Güemes, el barrio de la iglesia


Fue Güemes, como todo el municipio de Bareyo y merindad de Trasmiera, tierra de muy buenos maestros canteros, campaneros, fundidores...


Trabajaron por toda España y por supuesto también en Güemes, como Andrés de Monasterio Bárcena, que  en 1677 ensambla y hace la escultura para el retablo mayor de la iglesiaSan Vicente de Güemes, que vemos ya desde aquí, en lo alto de un cueto hacia el que sube el Camino


Es el lugar de Mies de La Revilla, y el lugar en el que se asienta es llamado Monistirio, pues allí hubo un monasterio medieval dedicado a San Vicente Mártir, fundado por la Casa de Güemes. El templo es nombrado en el citado Cartulario de Santa María de Puerto, en documento de 1084 dentro de una cesión de heredades que hace a ese monasterio una tal María González


Justo a la izquierda, en El Quejigal, estuvo el Hospital de San Julián y Nuestra Señora de la Consolación, donde se acogía a los peregrinos y se conserva la que fue su capilla, del siglo XIV, así como el edificio del que fue hospital. En la actualidad ha recuperado en todo su esplendor la secular hospitalidad de Güemes la Cabaña del Abuelo Peuto, mucho más que un albergue, una auténtica institución del Camino, sito un poco más arriba y que enseguida vamos a conocer


Subimos pues a la iglesia viendo al fondo las boscosas colinas por las que pasaremos hacia Galizano...


A nuestra derecha La Bárcena


Al lado del Camino, la escuela de Güemes


Barrio La Iglesia, calle Pomero


Bello edificio con aulas, pórtico a la entrada y viviendas de los maestros


Placa en honor de los patronos de la escuela, gracias a cuyos donativos de construyó


Enfrente de la escuela está la Posada El Ángel de la Guarda...


Ángel cuya imagen vemos en la fachada...


Desde la escuela seguimos camino hacia la iglesia


Pasamos junto a algunas casas...


Y hacia allí vamos...


Hitos kilométricos y 

A cuatro kilómetros de Galizano, a 40 de Santander (por tierra, pero existe la posibilidad de embarcar en Somo y cruzar la bahía en una singladura que también realizaban muchos peregrinos), y a 590 de Santiago de Compostela


Pasamos algunas casas...


Y ya vamos llegando


Hay bares y casas de comidas a ambos lados de la calzada..


 La actual iglesia, de cabecera poligonal, se construyó en 1669 tras tirarse la antigua en 1617, de estilo prerrománico y románico, siendo encargada a dos maestros canteros locales Gonzalo de Güemes Bracamonte y Juan Alonso de Viadero


Es de una sola nave rectangular de tres tramos y coro alto a los pies. El gótico se hace patente en los contrafuertes y en las bóvedas de crucería. Luego se le añadieron capilla y sacristía. En el interior hay retablos barrocos


Enfrente de ella hay un hermoso campo...


Con arbolado, donde se celebran las fiestas


En estos contrafuertes vemos expuestas las sujecciones de las antiguas campanas



Seguimos por la carretera CA-443


Algunos peregrinos paran a tomar algo en la terraza del bar...



Barrio de Palacio desde el Camino...


La Bárcena y al fondo la Cabaña de Sarabia...


Paisajes de Güemes y sus barrios


Al este el Pico Moros


Campos de Naveda...


Vaquerías y pastizales


La Bárcena...



El Camino sigue...


Pasa junto a algunas quintas...


Verdes padrerías...


Monte Cabezón...


El Camino como tal sigue subiendo y sale de Güemes rumbo a Galizano y Santander, pero si nos desviamos a la izquierda podremos ir a uno de los albergues de peregrinos más importantes no solo del Camino Norte sino de todos los caminos a Santiago: la Cabaña del Abuelo Peuto


Al lado del cartel kilométrico hallamos la placa del albergue



Estamos en el barrio de Gargollo


Puente sobre el arroyo de Las Calderas


 Allí comenzamos a subir por el ramal de la derecha de las casas


Y empezamos a subir, vieno a nuestras espaldas un estupendo panorama del valle de Güemes


Viadero


La Iglesia...


Por ahí acabamos de pasar...


 Maravillas del Valle de Güemes


Rebaños de ovejas


Acabamos la subida...


Y llegamos a La Cabaña del Abuelo Peuto, un lugar memorable e inolvidable


En el año 1910 Perfecto Crespo (Peuto) y Vicenta Lavín, ganaderos que vivían en la parte baja del pueblo, hicieron una casa de labranza ayudados por los mayores de sus 15 hijos. Allí tuvieron ganadería y herrería.


Dada su soledad y lejanía del centro del pueblo empezó a ser llamada La Cabaña del Tío Peuto. Pasaron los años y los hijos fueron marchando del hogar familiar excepto la más pequeña, Laura que se quedó con ellos y se casó con Manuel Bustio. Vicenta falleció en 1937 y Peuto en 1945.


Un año después Laura y Manuel emigran en busca de mejor vida en plena posgerra, junto con sus cinco hijos. Él sería minero en las minas catalanas de Figols y ella trabajaría en una fábrica textil del Llobregat, donde entrarían también luego tres de sus hijas. El único hijo varón, Ernesto, sería pastor con solo 11 años en las cercanías de Los Pirineos pero luego ingresaría en el Seminario de Solsona


En 1959 Ernesto, el hijo, deja el seminario de Solsona en Lleida y viene al de Corbán en Santander. Su madre Laura regresa a Güemes hacia 1960 con su tercera hija Vicenta. Les acompaña una hermana de Laura, María Crespo. La casa familiar es rehabilitada. Manuel Bustio regresa también al jubilarse en 1964. En 1963 Ernesto ya es párroco, en Tresviso, pueblo cántabro de los Picos de Europa. Luego ejercerá en Somahoz (Valle de Buelna) en 1966, y en 1969 en un barrio obrero de Santander con muchos emigrantes jóvenes: San Francisco


En 1973 se construye en la casa familiar de Güemes El Refugio, un local con importantes iniciativas con las asociaciones del barrio de San Francisco y seis años más tarde Ernesto realiza un viaje en Land-Rover por África junto con tres miembros de la comunidad del Barrio de San Francisco, conociendo. Serán más de dos años llenos de experiencias que a su regreso darán a conocer en el barrio, inmerso en las luchas sociales del momento



Al regreso del que llamaron Viaje a la Universidad de la Vida en 1981, y recién fallecido Manuel, el marido de Laura, se inaugura el albergue en lo que era la cuadra. En él se crea un museo dedicado al gran viaje realizado, ayudado por voluntarios, con reuniones, convivencias y actividades juveniles. En 1988 se adquieren unos campos colindantes y se funda la asociación La Cabaña del Abuelo Peuto. Luego, hay un segundo gran viaje durante los años 1991-92, recorrriendo varios países de Europa, África y Asia. A la vuelta se construye un nuevo albergue, aparte ya de la casa.


En el año 1999 fallece Laura, hija de Peuto y Vicenta, los fundadores de la casa, y llega al lugar el primer peregrino del Camino de Santiago. Confluyen a partir de entonces las actividades sociales y las de asistencia a los peregrinos, recuperando el espíritu de los antiguos hospitaleros de Güemes, del desaparecido hospital de peregrinos que, como dijimos, hubo hacía siglos en otro de los barrios del pueblo


En la Cabaña del Abuelo Peuto sigue la casa familiar, cedida para las iniciativas que aquí se llevan a cabo, así como las nuevas instalaciones a cargo de una sociedad colectiva que no recibe subvenciones y en las que son coprietarios aportan trabajo, dinero o ideas, dinero que es transferido al Tercer Mundo

  
A la entrada en La Cabaña del Abuelo Peuto tenemos primeramente un cuadro de los fundadores de la casa, Vicenta y Peuto


La historia de la cabaña, en cuatro frases que la describen de forma maravillosa...


Recepción y escaleras de la casa. Obsérvese a la izquierda el Camino Universidad de la Vida


Peregrino y simbología...


Símbolos ancestrales...


 La querida cabaña...


Filosofía del lugar y actitud ante la vida...


Vamos hacia el Albergue de Güemes...


Hay ytugos del ganado, ruedas de carros de labranza y aperos agrícolas, testimonio imperecedero del origen de la cabaña como casa de labranza


Símbolos de los cántabros y de Cantabria...


A las puertas del Albergue de Peregrinos


Se refleja en los cristales la leña para el invierno


Cocina comunitaria


Para mantenimiento del albergue...




Baile de la sardana... ¿recuerdos de la estancia en Cataluña de Eernesto?


Seguimos recorriendo las instalaciones de La Cabaña del Abuelo Peuto


El lábaro, símbolo cántabro por excelencia



Así recorremos las diversas estancias...


Asociación Juvenil El Biul, en la que participan jóvenes trasmeranos organizando excursiones y reuinios en pos de fomentar los buenos hábitos relacionados con el tiempo libre, la ecología y el deporte, fomentanto la convivencia y el respeto


Una cabaña hizo muchas cabañas...


Todas en beneficio de la comunidad...


Un lugar muy especial, ejemplo de hospitalidad y en el que todos hemos de colaborar de alguna manera...


Ahora más que una cabaña es un verdadero pueblo...


Más filas de cabañas...




Treviso...


Exposición de objetos...




Detalles que abren nuevos caminos...


Somahoz...


 Güemes


Entramos en el Museo del Land Rover


La matrícula del todoterreno con la que el Padre Ernesto realizó el Viaje de la Universidad de la Vida













Volvemos al exterior


Explanada y al fondo más dependencias




 Recorremos todo el recinto...


Damos la vuelta, regresando al albergue de peregrinos, pero por la entrada que da al prado



 

Un espacio sin igual e inolvidable, La Cabaña del Abuelo Peuto y todos sus rincones


Seguimos recorriendo en lugar. A cada paso una sorpresa...


Todo ello impecable y sumamente acogedor


Beato de Liébana, su historia...




Caminos a Santo Toribio de Liébana... Año Jubilar Lebaniego



Literas...


Lugar muy agradable para pernoctar y descansar...


Accedemos a la Sala de los Caminos


Buen lugar de reunión para voluntarios y peregrinos


Biblioteca


Arte en el Camino...


Fotos con la historia de La Cabaña del Abuelo Peuto


La chimenea


El Mirador...


Otros albergues...


Otros caminos. El Camino Japonés


El Camino en Cantabria...



Situación de Güemes en los caminos a Santiago y a Santo Toribio


El Padre Ernesto 

Al Cura Ernesto... del MInistro de Trabajo en el año 2010


Caminos de Santiago en el Norte...


El Camino en el País Vasco


El Camino entra en Cantabria


Recorrido cántabro


Oriente de Asturias


El Camino en Asturias


Asturias, Camino del Norte y enlace con el Camino Primitivo que empieza en Oviedo


Occidente de Asturias y oriente de Galicia de ambos caminos


Llegada a Santiago


Santiago de Compostela... y de allí a Muxía


Subimos ahora hacia la casa...



La parte alta, la biblioteca


Todo en orden y perfecto estado


Todo tipo de obras...


Brezo, asociación de fotografía y viajes...



Hermosa terraza...


Y así salimos de La Cabaña del Abuelo Peuto. Cuando la conocemos hay un antes y un después en nuestro Camino...


Regresamos al valle


Regresamos allá, la cruce


Y ahora por la carretera CA-443 seguiremos ruta hacia Galizano


Dejamos atrás las últimas casas de Güemes


Por aquí vamos subiendo...


Nos despedimos con nostalgia de Güemes y con el deseo de volver prontamente...


Eucaliptales en la hoz marcada por el río Negro...


Las Encinas y El Cueto: hemos entrado en el municipio de Ribamontán al Mar


Al oeste, con gran sorpresa vemos la ciudad de Santander, capital de Cantabria y su bahía: es un momento gratamente emocionante. Allí en Somo podremos tomar la barca de pasajes, sucesora de aquellas embarcaciones de antaño pero más segura, rememorando más agradablemente la singladura de los peregrinos de antaño o, por el contrario, rodear toda la Bahía por El Astillero, como también hacían muchos romeros...


Abajo ante nosotros, Galizano, donde podremos tomar el camino oficial o la senda costera...