Eres el Peregrino Número

viernes, 16 de diciembre de 2016

SANTA MARÍA DE LA ASUNCIÓN Y LA PUEBLA VIEJA: LAREDO (CANTABRIA)

Santa María de la Asunción de Laredo, sobre la Puebla Vieja
Puerta de la Virgen Blanca. Puebla Vieja de Laredo
Hemos traspasado la Puerta de la Virgen Blanca, de la Blanca o de Santa María de la Blanca, una de las doce que existieron en la antigua muralla de la villa de Laredo, el antiguo gran puerto del reino de Castilla que llegó a ser capital de un extenso territorio, del del Bastón de Laredo, gracias a la prosperidad concedida por sus fueros que le permitieron un desarrollo social y económico de primer orden durante siglos, basado principalmente en las rutas comerciales atlánticas. Aquí, en esta puerta que fue paso de peregrinos y mercaderes, entramos viniendo de la iglesia de San Martín, sede desde hace más de 1000 años de la Cofradía de Pescadores y Mareantes, la más antigua de España. No en vano a los de Laredo se les llama pejinos, de la palabra cántabra peje (pez)


Al pasar la puerta en esta calle San Martín y mirar arriba veremos la imagen de la Virgen Blanca que le da nombre



Atrás, viene el Camino que ha bajado de Las Cárcobas y Valverde. A la derecha, no la vemos, está la iglesia de San Martín o Santa Catalina, que ya hemos dejado atrás. 

 
Este es el Laredo intramuros de La Puebla Vieja, formado por seis calles originales que se cruzaban dentro de la muralla, tres en sentido oeste-este, esta de San Martín, Rua del Medio y Ruayusera, y tres norte-sur: Santa María, San Marcial y Ruamayor. Estaban cerradas por una muralla de 160 por 140 metros de la que se conservan las puertas de Santa María de la Blanca o de San Martín, por la que acabamos de pasar, y la del Merenillo o San Marcial (nombres de las calles). 

 
El aumento drástico de la población hizo que apareciese un nuevo barrio, El Arrabal, por lo que en el siglo XIV se amplió la muralla hacia el sur abarcando un recinto el doble en extensión y del que se conserva la Puerta de Bilbao, por la que entran los otros dos caminos señalñizados que confluyen en ella


Cruzándonos con la rúa de Santa María podemos subir ya a la derecha para visitar la iglesia de Santa María de la Asunción, otra de las obras acometidas al conceder fueros a la villa el rey Alfonso VIII en el año 1200


No obstante antes de subir a la iglesia podemos admirar, a nuestra izquiereda, la Casa-Torre Villota del Hoyo, erigida en el siglo XV adosada a la muralla por esta, una de las cuatro familias que gobernaron la villa pejina. Llamada popularmente Casa de Revellón


Los escudos de la fachada representan los blasones de las familias que aquí enlazaron con el linaje


Están,a demás de los Villota del Hoyo, los Solórzano, Tréllez, del Hoyo Mori y Revellón


Y, de la rua de Santa María Arriba vamos a ir a la iglesia de Santa María de la Asunción, en lo alto de la Puebla Vieja, tanto es así que, por su posición tan dominante y la cercanía de las casas no siempre se aprecia tan bien el conjunto de su estructura como desde algún sitio elevado en la distancia


Se construyó a partir del año 1200, justo cuando Alfonso VIII concede el Fuero de Laredo y el clérigo Pelegrín realiza una gran labor de captación de nuevos habitantes, atraídos por las ventajas de asentarse en una naciente villa libre del asfixiante poder feudal de los señoríos,.laicos y eclesiásticos, que imperaban en el medievo. Antes que esta hubo aquí un santuario dedicado a la Virgen de Belén, primera advocación también del nuevo templo


Comenzada a construir pues en el siglo XIII su estilo predominante es el gótico pero las obras duraron lo bastante, hasta el siglo XVIII si contamos reformas y añadidos, que hay muestras abundantes de otras trazas arquitectónicas. Era originariamente de tres naves a la que se le añadió una cuarta a finales del medievo. Las tres naves originales son plenamente góticas y el crucero es gótico-barroco


En el siglo XVIII se añadió una torre sobre la entrada principal que fue quitada en el s. XX, por lo que esas arquivoltas y la espadaña son recientes


El crucero, el ábside y este pórtico son resultado de las ampliaciones del siglo XVI


Las portadas son parte de la obra primigenia, comenzada en los albores del siglo XIII


Presenta esculpidas numerosas figuras humanas en posturas piadosas


Las columnas...


Impresionante nervadura gótica


 Vamos a dar la vuelta completa al templo y sus inmediatos alrededores


Al pie de la iglesia salimos a la Puerta del Merenillo, que sale a la calle San Marcial, antes de las Carnicerías Viejas, una de las que formaban parte de la muralla primitiva.


Se llamaba así, Puerta del Merenillo, porque salía directamente a los accesos a la Casa del Merino, el representante del rey en Laredo. También comunicaba cuesta abajo con el antiguo puerto


Subimos pues escaleras arriba


Y esta es la portada oeste de la iglesia, cegada, de estructura barroca ojival, y que además estaba en la muralla interior, el segundo núcleo de defensa, el cual era un baluarte alrededor del santuario y que se empleaba cuando el enemigo tomaba la muralla principal. En las hornacinas se ponían imágenes religiosas para guardar a la población de males y pestes


Pasamos la portezuela al pie de la torre del campanario, en la muralla interior


Pasamos a la fachada norte, con grandes ventanales, óculo, imponentes contrefuertes y otra de las portadas de la iglesia


Sabemos por documentos de 1492 que al lado de la iglesia estuvo el hospital de peregrinos de Santa María Magdalena, fundado por García Fernández Escalante y Catalina Fernández del Castillo


Recorremos el exterior de las naves


 Y el ábside, obra del siglo XVI. A partir del XVII fueron añadiéndose capillas laterales


Hay hermosos jardines...


Y demás elementos góticos


Volvemos a salir por la Puerta del Merenillo pero ahora vamos cuesta abajo por la calle San Marcial


Y esta es la Casa del Rey, muy importante, y no solo porque formase parte de la Torre del Condestable o Merino enviado del monarca. Aquí residió la reina Isabel la Católica con sus hijos durante sus varias estancias en Laredo, despachando asuntos de estado y desde donde escribió algunas cartas a Colón. En agosto de 1496 Isabel despidió en el puerto de Laredo a su hija Juana de Castilla o Juana la Loca, cuando partió en barco a casarse con Felipe el Hermoso en Flandes. Es actualmente sede del Archivo Histórico Municipal de la Villa de Laredo.


Otra residente ilustre fue Catalina de Aragón, también hija de los Reyes Católicos, cuando zarpando de A Coruña en agosto de 1501 para casarse con Arturo de Gales, hijo de Enrique VII, hubo de hospedarse aquí al quedar desarbolado su barco por los temporales y tener que desembarcar en Laredo para ser reparado. Saliendo de Laredo el día 27 de septiembre


No hemos de olvidar tampoco a Carlos I de España y V de Alemania que en 1556 desembarcaba en Laredo tras abdicar de sus tronos en Bruselas, dejando España e Indias a Felipe II, su hijo, y el Imperio a su hermano Fernando. Era su intención dirigirse a La Vera, en Extremadura, a curar su gota y alejarse del mundanal ruido, yendo luego a la casa-palacio que mandó construir junto al Monasterio de Yuste cuando estuvo acabada en 1557, donde ya se retiró definitivamente hasta su fallecimiento año y medio después. Varias placas, pinturas y escudos recuerdan aquellos acontecimientos




Escudo de Laredo que, como otras villas del Mar Cantábrico, representa las naves de la flota de Castilla rompiendo las cadenas del Guadalquivir ante la Torre del Oro en la campaña por la conquista de Sevilla de 1247-1248 en la que los marinos de Laredo también participaron activamente



Al fondo en lo alto de aquella colina sobresale el obelisco de La Torre de Laredo, producto del auge de la construcción al comienzo de los años 60 del siglo XX, construida sobre lo que fue el Castillo del Pedregal, erigido en 1656 en el lugar donde las tropas francesas se dispusieron para atacar Laredo en agosto de 1639 durante la Guerra de los Treinta Años. Por allí baja el camino que viene directamente del Valle de Liendo por Tarrueza y que se unirá del que se separó este hace poco en Las Cárcobas para entrar en Laredo por la Puerta de Bilbao en El Arrabal. Esas dos rutas, ya una, se unirán con esta nuestra un poco más abajo, en la calle Revellón, para salir a la izquierda rumbo al Ayuntamiento Viejo. Pero antes fijémonos en otra casa que tenemos aquí cerca, a mano izquierda


Un poco más abajo y en esta misma calle de San Marcial, esquina con San Martín, está la Casa de Rada de la Sierra Rivas


 La fachada principal mira a la calle San Martín, donde se muestra el blasón



La casona es una antigua torre-fortaleza del siglo XV transformada en casona por Don Diego Cacho en 1731, luego de quedar muy afectada en el siglo XVI por uno de los incendios que sufrió Laredo.


 Aún más abajo veríamos la Casa de Palacio y Villota, obra del siglo XVII mandada hacer por Don Domingo de Rosillo Palacio, capitán de la Real Armada en Flandes y su mujer Doña María de Villota. Esta calle es, además de uno de los accesos a la iglesia, la subida directa al antiguo Fuerte del Rastrillar en La Atalaya, antiguo emplazamiento de baterías de costa


Cerca de aquí salimos la Plaza del Marqués de Aldaida o Huerta de los Naranjos, hermosa plaza porticada en algunos de sus ángulos donde en el siglo XVIII se instaló la Fuente la Cordera o de los Cuatro Caños 


Aquí está la ludoteca


Donde podemos ver unos interesantísimos murales donde se muestra al Marqués de Aldaida, que da nombre a la calle, y a su familia, en la costa de Laredo. Se trata dea José María Orense Milá de Aragón Herrero, destacado político y periodista nacido en Laredo en 1903. Se trata esta obra de una iniciativa vecinal apoyada por la artista Montse Villanueva







Artísticos soportales y acogedora plaza



Al otro lado de la plaza está la sede de la asociación Los Pejinos


A su derecha está la Casa del Marqués de Aldaida, el gran protagonista de este bellísimo lugar, la Casa-torre de Villota o de Gutiérrez Rada, construida en el siglo XV con caracter defensivo pero más contra enemigos interiores que exteriores, pues eran frecuentes los enfrentamientos entre las familias familias más poderosas de la villa, los Hoyo-Villota y los Cachupines por un lado y los Escalante y de la Obra por el otro


Estamos de nuevo en la calle Santa María, que baja de la iglesia.


Y de la calle Santa María abajo iremos a la calle Revellón


Allí abajo se cruza la calle Santa María con la de Revellón y con la del Espíritu Santo el camino alternativo a este que acaba de entrar en Laredo por la Puerta de Bilbao. Cruce de caminos al pie de la Casa de los Gutiérrez-Carriazo, del siglo XVII y restaurada en el 2006, con escudo esquinado. Desde aquí seguiremos a la derecha, rumbo al Ayuntamiento Viejo