Eres el Peregrino Número

viernes, 4 de mayo de 2018

LA POLA DE GORDÓN Y EL PASO DEL BERNESGA A BEBERINO (LEÓN). CAMINO DE SAN SALVADOR (6)

La Pola de Gordón desde el Camino
El Camino de San Salvador procedente de La Robla y tras pasar por Peredilla, la ermita del Buen Suceso y Nocedo de Gordón llega ya ante La Pola de Gordón, capital del municipio de este nombre, dando vista a la línea del Ferrocarril León-Gijón y bajo los montes de Santas Martas a la izquierdas y al fondo El Castro y el Alto del Villar, anuncio de las fragosidades que nos esperan cuando acometamos las subidas y bajadas a lo más abrupto de la cordillera. En esta villa podremos avituallarnos pues no será mucho lo que encontremos en un buen tramo de caminata a no ser que nos desviemos de manera considerable. Prácticamente hasta el Puertu Payares (Pajares) no hallaremos bar y tiendas o comercios hasta Campumanes, ya en Asturias y bien bajados todos los puertos de la cordillera, eso es, al menos dos jornadas de camino


Tras un merecido descanso en este banco que es un verdadero balcón natural ante La Pola y el valle del Bernesga volvemos a iniciar la marcha yendo ahora un poco cuesta abajo


Llegando a este pinar, donde hay área de descanso con buena sombra


 Y fuente


Aquí el Camino es carretera local asfaltada


El Camino va así acercándose a La Pola de Gordón, cuyo nombre se debería a ser una de las numerosas pueblas que, en la baja Edad Media, tuvieron concesión real de la preciada Carta Puebla que la sacaba, al meno momentánea y nominalmente, de la obediencia de señoríos feudales, nobiliarios y eclesiásticos, dependiente directamente del rey, con libertad para, de acuerdo siempre con la Corona, regular su vida interna, con fueros para sus pobladores y autonomía económica con sus mercados y ferias. Estas nacientes pueblas medievales afianzaban pues el poder de los reyes frente a la nobleza terrateniente y se configuraban como nacientes espacios urbanos que articulaban el territorio en torno a ellos que, hasta entonces, administraban linajes guerreros desde sus fríos castillos en quebradas y peñascos. Esta puebla debió ser fundada en algún momento entre los años 1212 y 1230, tras ser desmantelado el Castillo de Gordón por disposición del rey leonés Alfonso IX  en señal de buena voluntad con el monarca castellano Alfonso VIII tras la batalla de Las Navas de Tolosa. Alfonso IX le daría para su gobierno el Fuero de Benavente, condediéndole privilegios como exención de merinazgo real, los derechos de portazgo y la celebración de un mercado los jueves. Así ya en 1228 el cardenal obispo de Santa Sabina Juan Halgrin de Abbevilla, legado del Papa Gregorio IX, emite un documento desde La Pola de Gordón acabando con las diferencias entre el maestre y frailes de la Orden de Santiago y los frailes canónicos del convento de Uclés, documentada como La Puebla de Gordón en Real Cédula de Fernando III de junio de 1248, cuando pide que no se cobren aquí portazgos a los asturianos, y La Pobla de Gordón en otra Real Cédula de 1341, esta de Alfonso XI


El Castillo de Gordón, que se situaba algo más al oeste, ya había perdido su significado como fortaleza y los condes que lo gobernaban se habían ido. Así, en un lugar de la milenaria calzada romana, que a su ves aprovechaba pasos naturales del valle del Bernesga hacia Asturias, el trasiego de gentes y mercancías incrementado al ir desplazándose muy al sur las luchas contra los musulmanes, favoreció la creación de un nuevo núcleo de población cuyo precedente pudieron ser asentamientos humanos anteriores, en el mismo lugar o en sus inmediaciones, como el castro astur de La Moita y su sucesor el poblado de los Mártires o el de Santa Cruz, que conocemos por reseñas documentales y arqueológicas


Ya desde los tiempos de Ramiro II se afianzaría aquí una cabecera administrativa de las tierras del Bernesga tras las repoblaciones de la Reconquista que si bien sería en tierras de Gordón, aún no sería una puebla. Otros atribuyen la fundación de este centro administrativo posterior al castillo a Ordoño II. El Castillo de Gordón sería reconstruido tiempo atrás por Alfonso III El Magno sobre una fortaleza romana o castro astur. La idea era defender el flanco sur de su reino pero fueron en realidad baluartes desde los que sus hijos le forzaron a abdicar, trasladando la corte de Asturias a León, allá por el año 910


Antes de ello las primeras menciones escritas que conocemos relativas inequívocamente a este territorio nombrándolo por su denominación actual parten del año 876 en Letrán, cuando el Papa Juan VIII concede privilegios a la mitra ovetense y al señalar los límites menciona literamente a la tierra de Gordón, sin duda articulada en torno al castillo de este nombre. Luego se reseña en documentos posteriores un nuevo título administrativo, el Honor de Gordón, justo antes de que aparezca el de La Pola. Otro poder de notbale influencia fue el de la Colegiata de Santa María del Puerto de Arbás. No se sabe a ciencia cierta si el castillo hubiese sido reconstruido en algún momento y parece poco creíble la idea que sirviese de lugar de asueto de los monarcas. Su destrucción completa eso sí, no llegaría hasta disposición de 1811, para evitar que en él se acuartelasen tropas napoleónicas. El territorio gordonés sería más extenso del comprendido en el actual municipio. pues las reformas del siglo XIX darían lugar a los actuales ayuntamientos, cuando en 1833 por ejemplo Puente de Alba, al sur de La Pola de Gordón, pasaría a ser parte del de La Robla. Eclesiásticamente abarcaría aún más espacio, llegando a crearse en la catedral ovetense el cargo y título de Arcediano de Gordón, comprendiendo tierras a ambos lados de la cordillera: Alba, Gordón La Tercia, Aller, Lena de Yuso y Lena de Suso, que a principios del siglo XX se quedarían en Gordón, Alba y La Tercia, integradas en 1954 en la diócesis de León


Contó La Pola de Gordón con hospital de peregrinos, como no podía ser de otra maneras dada su importancia y el trasiego de gentes hacia Asturias. Este estaba en el solar de la actual iglesia parroquial de la Asunción, que vemos desde aquí, construida en 1907 sobre un santuario del siglo XVII vinculado a aquella fundación hospitalaria


Luego de los milenarios caminos, la Carretera de Castilla y el Ferrocarril León-Gijón fueron una verdadera epopeya de las comunicaciones para salvar los inmensos desniveles y orografía de la Cordillera Cantábrica, causando admiración de los viajeros desde que aún apenas fuese un proyecto, como fue el caso del ilustrado gijonés Gaspar Melchor de Jovellanos, quien escribió sus impresiones de estos lugares


Desde aquí divisamos la Casa Infantil Covadonga, El Preventorio, fundada por las entonces Diputación de Asturias y Caja de Ahorros de Asturias para niños con problemas respiratorios. Era común y sigue siéndolo, la estancia de muchos asturianos en época estival principalmente, en muchos casos por prescripción médica para cambiar de aires, en otros por vacaciones y en otros por ambas causas, siempre "a secar". Uno de sus grandes impulsores fue el doctor Gregorio Marañón


Caminamos ahora el paralelo a la vía férrea, entrando en La Pola de Gordón por el barrio de El Soto, topónimo relativo a los bosques de ribera


Atendemos a la señalización caminera


El tramo viario La Robla-La Pola de Gordón del ferrocarril que uniría León con Asturias fue inaugurado en agosto de 1868. La parte asturiana y el coronar el puerto fue tarea más ardua y difícil, no solo por las dificultades geográficas, sino también y aún más por las maniobras políticas y especulativas realizadas en base a ello, lo que pospondrían la apertura total de la línea hasta 1884


Tren y carretera supusieron un nuevo impulso a las comunicaciones y actividad de estas poblaciones, si bien el éxodo rural marcó su impronta poblacional a partir de los años 60 del siglo XX. La carretera antigua, sucesora del viejo Camino Real, este a su vez de la calzada romana Legio-Lucus Augusti y esta también aprovechando una senda natural antiquísima, pasa por el medio de La Pola, configurando su traza urbanística. La Carretera Nueva (N-630), pasa desde hace ya bastantes años justo por encima de la población


Antiguas casas en las cercanías de la Estación de La Pola de Gordón


Nos acercamos a un cruce


Pero antes veremos un monolito y un panel explicativo


Se trata de un homenaje al asturiano Horacio Fernández Inguanzo, quien dirigió las Colonias Escolares del Orfanato Minero de Asturias de La Pola de Gordón, antes de la Guerra Civil. Maestro como su padre, su abuelo, algunos tíos y varios de sus 10 hermanos, era director de estas colonias cuando estalló la contienda, afiliándose entonces al Partido Comunista de España y combatiendo en el ejército republicano, donde llegaría a ser teniente de Artillería. Preso tras la caída de Asturias en octubre de 1937 fue condenado a muerte, pena conmutada por la de 20 años de cárcel, saliendo libre seis años después pero volviendo a ser detenido en 1945 por su militancia comunista en la clandestinidad, siendo torturado pero no consiguiendo que delatase a sus compañeros


Saliendo de la cárcel en 1954 vuelve a la enseñanza como profesor particular, además de agente comercial, lo que le permitió recorrer Asturias, haciendo de enlace con los centros de resistencia a Franco. Se echa al monte en 1958 a causa de la represión y detenciones en las huelgas mineras de 1958 y su actividad política se extiende fuera de España, participando en 1959 en el congreso del PCE celebrado en Praga, integrándose en su comité ejecutivo en 1964. Es detenido en Mieres en 1969 y permanece preso varios años hasta que, por cuestiones de salud, estará en arresto domiciliario, recuperando la libertad en 1976, tras la muerte de Franco. Entonces, con 65 años (22 en prisión), entra en el Gobierno preautonómico de Asturias, siendo Consejero de Sanidad, y llegando a diputado al Congreso y a máximo dirigente del Partido Comunista de Asturias tras el Congreso de Perlora. Falleció en 1966


Pasamos aquí el arroyo de Los Barrios, que desemboca en el Bernesga y seguimos a la derecha


En El Soto


Señales de la ruta


Cruzamos el paso de peatones


Y nos dirigimos al paso subterráneo bajo las vías del tren


Por aquí bajamos


Saliendo luego al otro lado


Salimos a la carretera de Los Barrios, junto al bar La Pasarela, yendo luego a la derecha


Y a la derecha tomamos la calle Capitán Lozano


Hacia el centro de La Pola


La ganadería y la minería del carbón fueron los motores económicos de La Pola de Gordón hasta fecha recientes. Antaño fue también un importante paso y parada de pastores extremeños en las rutas de la trashumancia. Hubo industria agroalimentaria basada en embutidos y queso. El carbón de las cercanas minas de Santa Lucía y Ciñera, en este mismo municipio iba a la industria siderúrgica vasca transportado desde La Robla en ferrocarril, pero esta actividad entró hace tiempo en decadencia y hoy suminstra a la Central Térmica de La Robla. En los años 60 y 70 fue un importante centro de veraneo principalmente para los asturianos, llegando algunas empresas a disponer de centros vacacionales para los trabajadores y sus familias


En nuestros días su declaración como Reserva de la Biosfera y su patrimonio paisajístico y cultural son la esperanza para reincentivar el turismo rural. En este aspecto la recuperación de esta ruta de San Salvador puede ser un importante aliciente para su economía, siempre llevándola con criterios sostenibles


Ahora vamos a pasar el puente sobre el Bernesga, donde otro panel llamará nuestra atención


Como el existente en Nocedo de Gordón nos narra las vicisitudes de la Guerra Civil en este territorio, cuyas montañas están llenas de trincheras, pues el frente estuvo relativamente paralizado, aparte de hostigamientos y alguna limitada ofensiva, durante un año aproximadamente


En Puente de Alba, en concreto en La Peña del Asno, bajo la que pasábamos al salir de La Robla, estaban las posiciones de los sublevados, y enfrente las republicanas


Existen recorridos para ver las posiciones de combates


Se informa de la caída del frente en septiembre de 1937 con la retirada definitiva de los republicanos


Mapa de situación


Y el Bernesga, que señala una entrada natural hacia Asturias que es la base del camino de peregrinaciones de San Salvador, cuando tantos peregrinos, en León, se decidían a ir a la catedral ovetense a venerar las reliquias allí custodiadas, haciendo caso al dicho popular que dice que "quien va a Santiago y no al Salvador visita al criado y olvida al Señor"


Dada la proximidad del frente, muchos edificios de La Pola de Gordón hubieron de ser recontruidos tras la guerra, formando parte el territorio de las llamadas regiones devastadas


Llegamos a El Arenal. Si deseamos ir hacia el centro de la población seguiríamos de frente, si bien el camino señalizado, nada más pasar el río, va a la izquierda por el Paseo del Arenal. Si bien no existe albergue público de peregrinos sí hay algunos alojamientos que suelen ofrecer, al menos en temporada baja, un precio muy razonable. Hay comercios, tiendas, bares, cafés, casas de comidas... no es una mala oportunidad para reponer fuerzas y comer caliente pues, reiteramos, nos esperan al menos dos jornadas donde de todo ello hallaremos más bien poco, cuando vayamos acometiendo las cumbres de la Cordillera Cantábrica pasando a Asturias, zonas montañosas poco pobladas y con escasos servicios, a no ser que nos desviemos considerablmente


Y así, aquí a la izquierda, tomamos el Paseo El Arenal



Un gratificante trayecto al lado del Bernesga


Señalizado con flechas amarillas


Un nuevo panel informativo


Información sobre su patrimonio y características


La historia




Flora y fauna


Pasamos la marquesina


Y nos desviamos de la orilla del río a la derecha


Tomando la Travesía Severo Ochoa


Llevándonos, al fondo, a la calle de la Consitución


Al llegar a ella iremos a la izquierda


Pasando delante de la iglesia


Una de sus campanas es del año 1755. Recordemos que aquí estuvo el antiguo hospital de peregrinos


El antiguo Portazgo de La Pola fue concedido en 1366 a los Condes de Luna por Enrique II, cuando se lo otorga a Pedro Suárez de Quiñones, sin duda en pago a su fidelidad en sus guerras al trono. Antes era un derecho real que se compartía con la mitra ovetense de San Salvador, tal y como se ve reflejado en tiempos de Fernando II en 1180


Y esta es Villa María, la única Casa de Indianos de La Pola de Gordón, del año 1927, que debe su nombre a María Fernández Miguelez, vecina de La Pola y casada con Ángel Suárez Álvarez, de Buiza, así como a sus hijas María de los Ángles y María del Carmen Salomé, Mari. Estas construcciones, muy usuales en la vecina Asturias, unen diferentes estilos arquitectónicos y artísticos, desde elementos autóctonos evolucionados a gustos coloniales, elementos regionalistas, eclécticos, neoclásicos, modelos ingleses, franceses, a veces basándose en lo urbano, otras en lo rural y señorial, incluyendo los jardines de la finca. Grandes ventanales, miradores, galerías, escaleras, así como elementos, por supuesto, de los países en los que fueron emigrantes, en este caso La Habana, siendo la mansión construida a su regreso. Durante la guerra fue hospitalillo y comandancia militar


A la izquierda el barrio de La Estacada


 A la derecha el Instituto de Educación Secundaria de La Pola de Gordón


Subimos suavemente


Y dejamos la calle para seguir a la izquierda


Flecha amarilla en el quitamiedos


Y señalización oficial del Camino. Esta es la vega del Bernesga, bajo Los Requejos


Y así dejamos atrás la última casa


Es un tramo de la carretera antigua


A la izquierda el río, la vía del tren y Los Requejos y Villarín


Antiguos muretes de piedra de la vieja carretera


El Piélago, con el túnel de la actual N-630. En esos muros se practica la escalada


Hay un pequeño viaducto casi pegado a la pared vertical de la peña


Puente del ferrocarril y polígono industrial de Valdespín



Monte El Castro (1.214 m), tal vez asentamiento de un antiguo castro astur


Curva a la izquierda antes de llegar a la via


Pasaremos bajo el puente del ferrocarril


Por aquí


Seguimos el sendero


Vamos a la izquierda


Y tomamos este paso


Saliendo a las calles del polígono y siguiendo de frente hacia la nave del fondo


Aquí vamos a la derecha, pasando enfrente de ella


Y salimos a la carretera LE-473, yendo ahora a la izquierda


Seguimos las flechas amarillas


Bien arrimados a la izquierda pues el arcén es estrecho


Y pasamos el puente sobre el Bernesga. Aquí era el Puente Tornero, que debía de existir ya en época romana. Los documentos del siglo XII señalan su importancia en este estratégico paso. Fue reformado en el siglo XVIII y también había un molino de este nombre. Gaspar Melchor de Jovellanos dejaba descripción del Camino en este lugar el 5 de septiembre de 1790 lo siguiente

"Sigue a la Pola de Gordón; aquí cobra el Conde Luna (Uceda) un portazgo todo el año... Sigue a Berberinos; peñas altísimas, puente del Tornero; se queda el Bernesga a la derecha"



A la derecha La Magdalena, nombre de alguna antigua capilla o eremitorio


Seguimos la carretera, esta es la vega del Casares, afluente del Bernesga, río que nos ha acompañado prácticamente en todo momento desde muestra salida de León y del que ahora nos apartamos


Entrando así en Beberino, con el Pico El Fraile (1.181 m) al fondo


En primer lugar vemos el consultorio médico. El pueblo aparece mencionado como Bebrino en el libro Becerro del monasterio de San Pelayo de Oviedo/Uviéu en 1490, siendo un topónimo difícil de saber su etimología.


Tras las primeras casas, una con elegante galería, llegaríamos a la iglesia parroquial de San Pedro


Es del siglo XVIII y hubo de ser restaurada tras la guerra, cuando fue quemado el retablo


Su construcción, aparte de que hubiese un santuario anterior, se debe a Bartolomé Álvarez Rabajal y a su mujer Isabel González de Quiñones (claramente emparentada con los Condes de Luna), así como su hijo Pedro Álvarez Rabanal, a quien nombran fundador y patrón de la iglesia, cuyos párrocos estaban también al cargo de su hijuela en Vega de Gordón, bajo la advocación de Nuestra Señora. Si en un momento nos asomamos al pórtico veremos su portada


Es sencilla, de arco de medio punto, pero llama la atención la puerta de madera policromada


Algunos de sus motivos recuerdan a los hórreos y paneras asturianas del llamado estilo Carreño. Obsérvense las llaves de San Pedro y otros símbolos religiosos


El santuario está al pie de El Castro, antiguo asentamiento prerromano, y en la zona han aparecido necrópolis que demuestran el antiguo poblamiento de estos valles y montañas, una de ellas con esqueletos  de caballos y otra humanos, incluso uno en posición vertical, tal y como nos señala el cronista Don Pío Cimadevilla Sánchez


Frente a la iglesia está la Fuente del Peregrino, instalada en el año 2016


Las casas se disponen linealmente a ambos lados del Camino, la Calle Real


Beberino era un secular punto de parada y encuentro de pastores trashumantes, no en vano Jovellanos informa en sus diarios que aquí está la Ropería de Guadalupe, casa donde los pastores hacían sus hatos o paquetes de ropa, dependiente del monasterio extremeño de Santa María de Guadalupe, donde un monje con sus criados cuidaban de los grandes rebaños que el monasterio tenía en estas montañas. La casa valía incluso de enfermería


Tal vez queden restos de aquella fundación en alguna de estas viviendas



En ese caso no deja de llamarnos la atención una pared con un arco de medio punto que vemos a nuestra derecha


Testimonio de tiempos pretéritos


A la derecha, un corredor sobre el Camino


Allí, el Pico del Fraile


Con sus llamativos roquedos


Es Beberino uno de esos hermosos pueblos-calle tan relacionados con el paso de pastores, arrieros, peregrinos y todo tipo de viajeros desde tiempo inmemorial


A mano izquierda tenemos el local de la Asociación de Amigos de Beberino, ocasionalmente han dado cobijo a algún peregrino pero no funciona como albergue


Buen Camino les desea Beberino, dice un cartel a los romeros de Santiago y San Salvador


Al hacerse el trazado de la N-630 por Vega de Gordón, Santa Lucía y Ciñera en dirección a Villasimpliz y Villamanín, Beberino ha quedado un tanto apartado del tráfico de vehículos hacia Asturias. Ahora son los peregrinos los que recuperan estas sendas de leyenda


A la derecha hay algún tramo de acera


A la izquierda una acequia que traía antaño agua del río


Curva a la derecha


Y salimos de Beberino por las últimas casas


Es el estrecho paso entre el Pico del Fraile y Las Lamas, estribaciones al oeste de El Castro


Un pequeño desfiladero donde está la presa del Casares


Sobre ella el Pico del Fraile parece hacer referencia al antiguo fraile de Guadalupe que pastoreaba aquí los rebaños


Llamativo picacho


Al fondo el Canto San Pedro y a la derecha Las Lamas


Otra impresionante pared caliza vertical. Nos resistimos a recordar las palabras escritas por el prócer gijonés Gaspar Melchor de Jovellanos en uno de sus viajes por estas tierras, describibiendo del trayecto por La Pola de Gordón

"Pasada la PeredillaReguera, nueva hermita del Buen Suceso (feria de Nuestra Señora, en septiembre); está sobre la izquierda Nocedo; siguen los molinos y peñas de HuergasBarrenos, luego el Millar, más adelante Peña Grande; sigue a la Pola de Gordón; aquí cobra el conde de Luna, (Uceda) un portazgo todo el año de tres cuartos cada caballería de carga cargada, y seis maravedís la de carga; la de vacío y la montada no paga. El ganado vacuno y el mular paga cuando va a la feria de León, y el lanar no paga, por ser del país o privilegiado con la mesta; buenas casitas de piedra y teja, y algunas nuevas. Sigue a Beberinos: peñas altísimas; puente del Tornero, se queda el Bernesga a la derecha. Todo este estrecho va el camino por la derecha del Bernesga entre altísimas montañas, y rozando con las laderas de la misma mano, todas de piedra pizarrosa, siguiendo el curso del rió, el cual, antes de Beberinos, se atraviesa por puente de fabrica del Tornero, y se deja a la derecha. Halláse luego el rió llamado de Buiza, y el camino sigue su orilla a derecha e izquierda, pasándole y repasándole: tiene poco caudal; siguen las peñas altísimas por la derecha, estrenando el camino.

En Beberinos está lo que llaman Ropería de Guadalupe, un monje con sus criados que cuida de la gran cabaña del monasterio repartida por estas montañas a veranear"


El paisaje se abre a otra espléndida vega ante el Canto San Pedro


Al fondo los montes de La Solana


A la izquierda otra de las vertientes del Pico del Fraile, sobre el río Casares


Un paraje extraordinario


En el siguiente cruce, Puente de San Pedro, iremos a la derecha en dirección a Buiza, justo donde el río Casares recibe las aguas del río Folledo


Estamos ante los picachos de Las Pasás, otro paso entre montañas donde tomamos a esa mano derecha la carretera CV-103-1, que sube a Buiza


Por aquí vamos


Bifurcación en el Puente de San Pedro: vamos a la derecha, por la carretera mencionada, justo donde


 Canto de San Pedro


Vemos una cueva con la Estrella de Belén pintada en su interior, tal vez aquí se pongan belenes montañeros


También aquí realiza sus prácticas la Escuela de Escalada


Formidable paredón


El río Folledo o Buiza, también señalado por Jovellanos en la narración de su viaje:

"Todo este trecho va el camino a la derecha del Bernesga entre altísimas montañas y rozando con las laderas de la misma mano, todas de piedra pizarrosa, siguiendo el curso del río, que antes de Berberinos se atraviesa por un puente de fábrica del Tornero; y se deja a la derecha. Hállase luego el río llamado de Buiza (pues viene del pueblo del mismo nombre) y el camino sigue su orilla a la derecha e izquierda, pasándole y repasándole; tiene muy poco caudal; siguen las peñas altísimas por la derecha, estrechando el camino..."


Ganado de montaña


Montes de Las Mesas


La carretera sube poco a poco


Dejando abajo el río


Es un maravilloso desfiladero


Ganado en la carretera


Entorno de puertos y pastos de montaña


Las Llamargas (1.414 m.)


Y una vez pasado el puente sobre el río Folledo llegaremos al campo de la capilla de la Virgen del Valle, patrona de Buiza









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita y contribuir con tu comentario... Únete a la Página Oficial en Facebook para descubrir nuevos contenidos....Ultreia!