Eres el Peregrino Número

martes, 1 de abril de 2014

CAPELA DE NOSA SEÑORA DA GRACIA, FRENTE AL ALBERGUE DE PEREGRINOS DE VILANOVA DE LOURENZÁ. LUGO, GALICIA

Capela de Nosa Señora da Gracia
Antiguo monasterio de San Salvador de Lourenzá
 Desde el antiguo monasterio de San Salvador de Lourenzá regresamos al Camino luego de visitar tan imponente monumento.


Cruzando la carretera volvemos a la calle del fondo, la que de dirige al albergue de peregrinos.


Por allí va el Camino...


Cruce de calles.


Llamativos blasones en la fachada.


Acogedores soportales.


El monasterio quedó atrás.


 El Camino.


Rumbo oeste por tan bella rúa.




Al final, un cruce de caminos.


De frente, subiendo, sigue lo que es propiamente el Camino.


 Así lo señalan las indicaciones.


Si escogemos ir al albergue hallaremos una de las famosas cruces de Santiago instaladas en el año 1993 jalonando el itinerario obra del artesano de El Franco (Asturias) Suso Trabadelo.


 Y allí esta el Albergue de peregrinos de Vilanova de Lourenzá.


Desde el albergue hay buenas perspectivas de esta villa.


Vilanova de Lourenzá desde el albergue de peregrinos.


Con las torres del monasterio asomando sobre los tejados...



A escasos metros del albergue podemos acercanos a la Capela da Nosa Señora da Gracia...


En un hermoso campo verde, esta capilla, situada justo delante del albergue de peregrinos, está estrechamente vinculada con el histórico monasterio de Vilanova de Lourenzá.


Fue construida en el siglo XVIII pero su cabildo de sostiene sobre columnas románicas, lo que demostraría su relación con un templo anterior medieval.


Pero sin duda lo que más llama la atención es su púlpito de piedra, junto a la entrada, en el mismo cabildo. Sobre la puerta están los blasones del monasterio, policromados.




 Entrada al púlpito de piedra...


Podemos asomarnos al interior...


De la época de su construcción dieciochesca que pertenecen la imagen barroca de la santa patrona y los retablos neoclásicos.



Un buen cadildo...


Regresamos nuevamente al Camino...


Y empezamos a subir...


Senda bien trillada.


Pasamos bajo carballos y castaños...


Caminamos justo encima del albergue mientras dejamos atrás el casco urbano.


Seguimos subiendo.


Luego del camposanto continúa la subida, siendo aquí el Camino ancha pista entre las fincas.


Vemos Vilanova de Lourenzá bajo en el valle...


Y seguimos subiendo monte arriba en ruta al pueblo de Arroxo, en el trayecto a Mondoñedo, una de las antiguas capitales de las viejas siete provincias gallegas.