Eres el Peregrino Número

martes, 1 de abril de 2014

EL VALLE DE CABUEÑES Y LA UNIVERSIDAD LABORAL DE GIJÓN/XIXÓN (ASTURIAS): ESPECTACULAR ARQUITECTURA MONUMENTAL

Universidad Laboral de Gijón/Xixón en el valle de Cabueñes, con la ciudad al fondo
La Universidad Laboral desde el Camino en La Mangada (Cabueñes)
Ya desde el Altu'l Curviellu, aún en el concejo de Villaviciosa, nos llamará la atención la altísima torre de un conjunto monumental excepcional, la Universidad Laboral. Luego, bajando de La Olla en Deva al valle de Cabueñes, ya en términos de Gijón/Xixón, divisaremos otras de sus gigantescas dependencias según llegamos a La Mangada, barrio de La Pontica, aquí en la gijonesa parroquia de Cabueñes


La Universidad Laboral es una titánica obra de gran envergadura que, diseñada dentro de los parámetros sociopolíticos y artísticos de los años 40-50 del pasado siglo XX vio, aún en sus comienzos, los cambios profundos de su idea y gestión que transmitían las mismas transformaciones sociales y políticas de la España de los últimos 60 años. Cambios y transformaciones que siguen produciéndose, con las profundas reformas en ella efectuadas, aún en nuestros días


Todo comenzó a mediados de los citados años 40, cuando, como consecuencia de un gravísimo accidente en el que fallecieron ocho mineros de la Cuenca del Caudal en 1946, las autoridades ponen en marcha, en plena postguerra y auspiciadas por el subsecretario del Ministerio de Trabajo, Carlos Pinilla Turiño, un Orfanato Minero para hijos de trabajadores de la mina muertos en accidente, creándose como Fundación José Antonio Girón, entonces ministro de Trabajo, con un capital de 1.500.000 pesetas


La primer idea era que fuese una residencia con huerta, talleres, granja y canchas deportivas, para ello se compraron en este valle 1.544.572 metros cuadrados de terrenos, 381.551 con trámite de expropiación forzosa. Algunas de las caserías que desaparecieron fueron Casa'l Roxu, Casa Joselón, y Casa Portielles, donde estaba el pozo al que iban a por agua vecinos y vecinas de los alrededores. El lugar estaba bien situado, próximo a Gijón/Xixón y comunicado por la carretera de Villaviciosa, pero los habitantes del valle al principio quisieron oponerse, pese al peligro que entrañaba enfrentarse con las autoridades del régimen vencedor de la guerra civil: recibieron una notificación del Ayuntamiento en la que, sin aparecer la palabra "expropiación" se les decía que tenían que abandonar sus caserías y que se les iban a pagar 6.000 pesetas por cada día de bueyes. Había casas, huertas, pomaradas y pastos y aquel precio les resultaba injusto. Se unieron, tuvieron reuniones e incluso provistos de trientes y otros aperos de labranza se concentraron  en la zona de la Pecuaria de Somió para que los topógrafos no saliensen a medir el terreno. Aunque la Guardia Civil vigilaba no llegó a intervenir y los vecinos tuvieron finalmente que vender sus tierras, pero en unas condiciones más ventajosas. Los que más aguantaron llegaron hasta las 35.000 pesetas por día gües, aunque pocos pudieron ver todo el dinero pues no eran los dueños sino los llevadores de las fincas y caserías. También se adquirieron 1.464. 300 m² de la Granja Lloreda


De esta manera en 1946 arrancan unos trabajos que durarán una década, encargándose el proyecto a un equipo de arquitectos dirigido por Luis Moya Blanco y entre los que estaban su hermano Ramiro, José Marcelino Díaz Canteli, Pedro Rodriguez de la Puente, Enrique Huidobro Pardo, junto con los mejores especialistas de la época en escultura, pintura, mosaicos, jardinería, ingeniería agrónoma, etc. Pero luego los vaivenes políticos y sociales harían variar la filosofía con la que nació el centro, al anunciar Girón en abril de 1950 la creación de centros de formación para hijos de trabajadores, a similitud de la Universidad del Trabajo Paul Pastur de Charleroy, en Bélgica.


De Orfanato Minero el edificio de Gijón/Xixón pasaría entonces a ser la primer Universidad Laboral de las creadas en España. Las primeras obras constructivas empezaron en 1948, los primeros alumnos llegaron en 1955 y los trabajos finalizaron el día 25 de febrero de 1957,  al ser cesado Girón y reemplazado por Fermín Sanz Orrio, quedando pendientes entonces el remate de algunas labores.


Lo que iba a ser una universidad laboral de inspiración autosuficiente, tal y como fue la España de la autarquía, dejaría paso a una nueva filosofía y las obras y proyecto originales quedarían inacabadas. Los cambios de orientación en el mismo régimen triunfante de la guera civil, apartando a la Falange de cargos y responsabilidades en numerosos campos, y llamando a ellos a personalidades más técnicas, vinculadas en muchos casos a órdenes y fundaciones religiosas. se haría patente en este primer gran "cambio de rumbo"


Tras un primer rectorado de Valentín García Rodríguez, amigo de Girón, la Compañía de Jesús estuvo al cargo de las clases y la dirección, la intendencia fue para las monjas Clarisas y en 1978 esta dirección y enseñanzas pasaron a personal docente de las Universidades Laborales


Los primeros alumnos del año 1955 estaban relacionados principalmente con la Construcción y otros con las Artes Gráficas. En 1956-57 llegó la Formación Profesional, Bachillerato Laboral y Peritaje Industrial, en 1972-73 BUP, COU, Pre-Cou y Ciencias de Formación Empresarial, luego en 1975 vino la Formación Profesional de Primer y Segundo Grado y en 1976-77 es Centro Asociado a la UNED


Actualmente sus dependencias albergan entidades como Laboral Ciudad de la Cultura, Facultad de Comercio, Turismo y Ciencias Sociales Jovellanos, Laboral Centro de Arte y Creación Industrial, sede de la multinacional ThyssenKrupp Elevator, Televisión del Principado de Asturias, y otras iniciativas


Desde el Camino destaca su figura de superficie alargada


Luis Moya quiso que la entrada estuviese en la parte más alejada de la ciudad para que el conjunto fuese contemplado en su integridad por todos los que accediesen a él, pero es la altura de su torre la que causa más admiración, imitando a la Giralda de Sevilla es el edificio más alto de Asturias y el más alto de España en piedra, disponiendo de ascensor hasta el mirador en ella ubicado, también vemos la inmensa cúpula de su iglesia, la más grande del mundo en planta elíptica, y la torre-puerta, ente otros de sus espectaculares elementos constructivos


Además de lo que es propiamente la Universidad, los inmensos terrenos que, como consecuencia de aquel primer proyecto, pasaron al Estado, aunque en ellos no se haría nada en principio, pasaron al cargo de diferentes administraciones públicas, primero la Tesorería de la Seguridad Social y luego a ayuntamiento, gobierno autonómico... siendo reaprovechadas posteriormente, siendo este el caso del Campus Universitario, el Parque Científico Tecnológico, el Campo de Golf de La Llorea


Anterior a ellos es el Hospital de Cabueñes, que desde aquí vemos no muy lejos de la Universidad Laboral, gran centro sanitario que, como todo en este valle, está relacionado con la antigua fundación universitaria, pues se ideó en principio como un hospital para los alumnos de la Laboral, erigiéndose en una finca de Manuel Tuya, donde al no haber agua, se traía en toneles desde este barrio de La Pontica, para hacer la pasta de cemento


Actualmente el Hospital de Cabueñes es centro asistencial del SESPA, Área V de Asturias (Xixón, Villaviciosa y Carreño) y está asociado a la Facultad de Medicina de la Universidad de Uviéu.


En La Pontica el Camino pasa junto a una buena pomarada de manzanas de sidra.


Pronto las recogerán para los llagares, en el otoño. En la primavera su floración es un espectáculo


Manzana sidrera


En la pomarada


Toda esta zona de Cabueñes ha ido transformándose de eminentemente rural a residencial


Al fondo vemos el campanario de la iglesia parroquial de Cabueñes, cuya alta torre cuadrada fue restaurada en 1954 por el Patronato de La Laboral y, a lo lejos, El Musel, el gran puerto de Gijón/Xixón, al pie del faro y La Campa Torres, asentamiento del primer poblamiento antecesor de la actual ciudad, el castro astur en el que estuvo, al decir de varios investigadores, la mítica Noega habitada por los cilúrnigos


Mientras contemplamos la Laboral y el valle seguimos caminando por El Camín del Estanco


Y llegamos a El Llosu de Riba


Prosiguiendo camino llegamos a El Llosu d'Arriba, Casa Usebio'l Peine, donde vivió un tiempo el pintor Nicanor Piñole


Es una hermosa quintana, con hórreo


Y bajo el hórreo el carro de labranza


La casa es la típica casa mariñana, que tanto abundó en la arquitectura popular de esta parte de Asturias, con gran portalón en la entrada y cuartos o habitaciones a los lados. Al fondo están la cocina, la cuadra y arriba la tenada o henar


Piedra labrada, piedra de afilar y busto de Nicanor Piñole, el gran pintor asturiano nacido en 1878 y que, en sus cien años de vida, representó todo un siglo del arte pictórico asturiano


Ya desde temprana edad despuntó en las artes plásticas, ya en sus estudios de la infancia en el gijonés Colegio del Santo Ángel y en los jesuitas, pasando luego a la Academia de Bellas Artes de San Fernando en Madrid, viajando luego a París, Roma y Londres. Conoció y fue amigo de pintores como Picasso, con quien compartió su primer premio, y Gerardo Diego





Por El Llosu de Riba seguimos avanzando por este barrio de La Pontica



Atención en los cruces a las flechas amarillas


Allá a lo lejos L'Altu l'Infanzón


Pasamos a la derecha de stas casas...


Casa Crista y Casa Antero


 La Universidad Laboral desde el hórreo.


Y el Hospital de Cabueñes


La ciudad...


Nos acercamos a otro cruce


Vamos a la izquierda


Veamos la concha en el muro de piedra de una casa


Pasamos entre estos setos


Y caminamos junto a la quintana de la Casa'l Coxu: La Figar


La Figar y el valle de Cabueñes con la ciudad al fondo. Más a lo lejos vemos la larga colina con meseta de larga planicie del Monte Areo, por donde prosigue el camino hacia Avilés


Casa José'l Coxu y la Universidad Laboral


La Torre de La Laboral


Muy en la distancia reconocemos La Sierra Taborneda, con La Cruz de Taborneda y El Picu Forfoliz o Gorfolí. En la foto se aprecian parte de los arrabales rurales de la ciudad. En medio se reconoce el polígono de Porceyo.


Hermoso hórreo de corredor.


Bajamos unos metros viendo al fondo L'Infanzón. Otro de los caminos reales costaneros que vio el paso de peregrinos, El Camín de les Mariñes, entra en el concejo gijonés por allí, pero no ha sido señalizado ni como ruta xacobea ni como nada


Ante nosotros el Hospital de Cabueñes y Casa Antona Joacón


Nueva encrucijada: iremos a la izquierda


Aquí entramos en el barrio de Cimavilla, también de la parroquia de Cabueñes.


De la señal a la izquierda


En El Camín del Cuadrante


Más hitos xacobeos nos lo indican


Camino de Casa Antona Joacón


Allí nos cruzamos con El Camín de les Xanes. Nosotros seguimos a la derecha por El Cuadrante


Les Xanes, las ninfas astures que se aparecen en fuentes y que aquí dan nombre a los caminos


Nos llama la atención tan bella panera en Casa Antona Joacón


Casa junto a la que pasamos, viendo su alto corredor


Desde el portón subimos ligeramente hasta aquellas casas


Las flechas nos guían


 Acto seguido una hilera de casas: El Cuadrante


El Cuadrante, donde están Casa Joacón de Sabina, Casa Avelino'l Llombín y Casa les Gallineres.


En medio de las casas un hórreo, a la vera del Camino.


Riestres de panoyes, ristas de mazorcas de maíz.


Casa les Gallineres.


Magnífica casa de piedra la de Les Gallineres, la que más llama la atención en El Cuadrante. Llamado de esta manera por la existencia de antiguo de un reloj del sol, un cuadrante.


Hermosa fachada con ventanas adinteladas y arco de medio punto


Puerta del jardín de la Casa les Gallineres, con unas excelentes esculturas de piedra cincelada representativas de la mitología asturiana, obra del artista Emilio López Iglesias.


El Cuélebre o gigantesca serpiente alada.


El Cuélebre


Diaños, trasgos, símbolos, animales, xanes y bruxes...



La xana o ninfa de las aguas y la naturaleza.


El Nuberu o genio de las nubes, el Home del Saco, las brujas o bruxes.


Nuberu


Nuberu y Home del Sacu


Pentalfa, la estrella de cinco puntas.


Abajo la Llavandera.


Manos y maceta de piedra


Hasta el número de la casa está grabado con gran maestría.


Un verdadero museo en el Camino.


Dejamos la Casa les Gallineres.


No sin antes fijarnos en el blasón de la fachada


Vamos a Casa Manolo Jacinto


Y a La Magdalena


La Magadalena, Casa los Parrondos


Placa de la casa


En esta encrucijada seguiremos a la izquierda


Siguiendo la concha xacobea


Al sur el Monte Deva


Y El Picu'l Sol, cordales costeros que separan la marina de los valles interiores asturianos


Pasamos junto al centro de jardinería


Macetas y plantas


Seguimos en la calle del Cuadrante


Fila de árboles


Bifurcación y a la izquierda en Les Cruces



En Les Cruces pasamos junto a la Residencia Emilio Meneses de Aspace


El Camino es muy llano y siempre por asfalto


En este cruce iremos a la derecha


Es La Caleya'l Conde



Pasamos muy cerca del Hospital de Cabueñes



Al lado del Camino la sede vecinal


Setos silvestres...


Casa Abrahan


 Casa Falín, Los Robles


Parcelas de chalets


El Prau


Al fondo pasaremos frente a Casa Armonía


En Casa Armonía estuvo antaño El Llagar de Marcelo.


Casa y antigu llagar


Frente a Casa Armonía La Plazolina Rubiera. Casa Rubiera, de antiguo Casa Marcelo, fue una auténtica institución en Cabueñes, chigre y merenderu de toda la vida. Actualmente lleva tiempo cerrado. Por aquí iremos a la izquierda


Es el Camín de la Frontera


Empezando el Camín de la Frontera Villa Concha


Pasamos frente al portón de la quinta



Extensas praderías


Más palmeras y arbolado ornamental


Villa Santiago


Al fondo cara norte del Hospital de Cabueñes

Prados de siega a la derecha


Prados arriba también tuvo llagar Casa José'l de Carola, bajo la Quinta Soto y la Quinta Pantiga


Quintas de Cabueñes, bajo los eucaliptos


Pasamos entre los muros


A la derecha el bar La Huerta, con sus terrazas


Luego va Los Mirabeles


Coloristas flores que dan alegría a las fachadas de las casas


Al fondo un viejo caserón


Y una bifuración en la que iremos a la izquierda


Esta casa con puerta adintelada, así como alguna ventana, pudo ser una de las antiguas ventas existentes en el Camín Real de la Costa


Presenta una extraña inscripción en el dintel de la entrada


"Solivage pregunta y contarás"


Solivage, término francés que en castellano significa literalmente "envigado", conjunto de vigas de una construcción, tal vez refiriéndose a hospedaje o refugio. La frase pregunta y contarás puede hacer referencia a algún lema de recibimiento o bienvenida de la casa


Por allí sigue el Camino


Junto a lo que parece fueron caballerizas


Los muros de la Quinta Pola


Óculo en el muro de la finca


Fila de árboles


Llegamos a La Frontera, frontera entre las parroquias de Somió y Cabueñes que pasa por el medio de este prado.


La Universidad Laboral desde la frontera


Los muros de la Laboral vienen a señalar también la frontera entre ambas parroquias gijonesas


 Y allí, por Villa Alzira y Villa Margarita pasaremos en La Frontera a la la parroquia de Somió.