Eres el Peregrino Número

viernes, 1 de agosto de 2014

A PONTE DE SAA: SOBRE EL RÍO LABRADA. RUTA DE VILALBA A BAAMONDE (LUGO, GALICIA).

A Ponte de Saa, sobre el río Labrada

El Camino Norte de Santiago atraviesa A Terra Chá por el oeste del concello de Vilalba, avanzando hacia la ya cercana Santiago de Compostela, estamos en la parroquia de A Ínsua, la más occidental de Vilalba siguiendo la ruta xacobea, a donde hemos llegado procedentes de Costián, Parroquia de A Torre. Ahora, aquí a la izquierda, nos disponemos a cruzar un emblemático puente caminero, A Ponte de Saa o Sa, que ha sido concienzudamente restaurado


A Ponte de Saa, sobre el río Labrada, afluente del Ladra, a unos 10 kilómetros al oeste de Vilalba, en el camino a Baamonde


Su único ojo ligeramente apuntado denota una construcción bajomedieval, del gusto gótico.


Aunque sus aliviaderos están formados por arcos de medio punto. Fue restaurado varias veces en todo este tiempo, alguna bastante recientemente.



La historia del Camino de Santiago es también la historia de sus puentes, muchos de ellos medievales aunque en ocasiones edificados sobre otros más antiguos. Por ellos se pasan los ríos, su inexistencia obligaba en ocasiones a dar grandes rodeos o a exponerse al peligro de las corrientes, tanto cuando se pasaba andando como en lancha o barca. Incluso los pequeños cursos fluviales pueden en invierno o primavera, durante el deshielo o con las grandes lluvias e inundaciones, convertirse en un peligroso torrente, también en las tormentas de verano. Los mismos puentes, pese a su solidez, habían de repararse cada cierto tiempo, cuando no reconstruirse enteros, ya que también ellos padecían estas calamidades metereológicas. No es extraño que, en tiempo de guerras y revueltas fuesen también los puentes un objetivo altamente prioritario, cuando para tomarlos y facilitar los avances, cuando para destruirlos en las retiradas.


Cuando hay puentes las distancias se acortan y las dificultades menguan, fluyen las gentes, el comercio, las comunicaciones. Los viejos puentes a veces desaparecen pero de cuando en cuando se conservan, como es este el caso. Las nuevas vías de comunicación han levantado cerca de aquí nuevos ingenios pontoneros, anchos y aptos para el paso de vehículos de todo tipo, pero este aquí se mantiene, usado ahora solo por algunos vecinos y por los romeros a Santiago, elemento fundamental de nuestro patrimonio y de un Camino que unificó a Europa en uno de los momentos más difíciles y trascendentales de su existencia.


El entorno de este puente es netamente natural, pese a la cercanía de algunas carreteras, paisaje verde de las llanas praderías de la Terra Chá y vegetación de ribera, árboles que dan fresca sombra a sus orillas, lugar de reposo y descanso para caminantes y peregrinos, sobre todo en época estival, que tienen aquí un espacio de frescor junto al agua del río, a la sombra de la arboleda


Luego de inspeccionar y admirar esta obra de ingeniería en la historia del Camino, nos disponemos a cruzarlo y. como buen puente gótico, primero hay que subir al vértice de su arco


Maravillosa rehabilitación de un emblema de la ruta xacobea


Ya vamos bajando a la otra ribera


El río Labrada


Tupido bosque fluvial


De frente sigue el itinerario jacobita


Hacia la aldea de A Ponte de Saa, parroquia da Ínsua


Al otro lado del puente el Camino viene bajo un nido de cigüeñas.



Discurre el sendero por estas vegas llanas bajo las colinas de A Pena do Ferro, pero atención a este cruce


A menos de 110 kilómetros de Santiago el mojón con su flecha nos indica subir hacia las casas del fondo, que era por donde estaba señalizada antes la ruta oficial, pero alguien ha pintado varias flechas amarillas a la izquierda, buscando un atajo


Ello se debe a que luego de subir allá arriba, las señales oficiales vuelven a hacerte bajar para llegar al mismo sitio dando un importante rodeo. Véanse los peregrinos a la izquierda. Anteriormente el Camino iba señalizado por el bosque y ahora por el valle. No obstante la carretera nacional se cruzará donde siempre, muy cerca de aquí ya, para entrar en el concello de Guitiriz


Este es el mojón que te hace dar vuelta hacia abajo


Por lo tanto nosotros optamos por ir a la izquierda


Bajo los árboles


Saliendo a este tramo asfaltado. A la derecha baja el camino señalizado que ha subido a las casas


Seguimos todo recto para pasar nuevamente bajo un puente de la autovía


Al otro lado salimos a una carretera local


Vamos a la derecha


Directos ya al cruce de la n-634


Es el lugar de Cardosa


No crucemos aún aquí sino un poco más adelante


 Pues la senda subie aún unos metros más arriba


Allí cruzaremos a la izquierda. Junto a aquella casa venía a dar antes, a este mismo lugar, la ruta señalizada, que ha sido modificada


Aquí se cruza. Hay un dispositivo lumínico que se pone en marcha con un botón para que los automóviles puedan darse cuenta que hay peregrinos pasando al otro lado


Campos llanísimos de A Carreira



A la izquierda, una cruz de hierro entre las tierras de labor y el Camino


Entramos en el concello de Guitiriz por la parroquia de Pígara