Eres el Peregrino Número

viernes, 1 de agosto de 2014

O ALTO DO ACEVO: O MESÓN, CABREIRA, LOS SONES DE HERMINIO DA FONFRÍA Y LA ENCOMIENDA DE LOS CABALLEROS DE JERUSALÉN (A FONSAGRADA, LUGO, GALICIA)

Alto do Acevo y Mesón do Acevo. A Fonsagrada a la vista (derecha de la foto).Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán.
Dicen que el famoso término "Ultreia" es el antiguo y vitalista saludo de los peregrinos xacobeos, con un significado parecido a "ánimo" o "adelante". No obstante, cuando tras dejar atrás Bustelo del Camín se pasa la divisoria entre Asturias y Galicia por tierras de Lugo, entre sierras de pinos y peñascos, contemplando de frente A Fonsagrada, cabeza del concello del mismo nombre, el grito espontáneo que sale a los peregrinos es el de..."¡Galicia!". ya queda poco, ya estamos en Jakobsland, como decían los romeros germánicos, incluyendo aquellos vikingos con un concepto un tanto diferente de lo que es peregrinar. A fin de cuentas el País de Santiago. Un último esfuerzo, unos nuevos paisajes y unas pocas jornadas más y ya entraremos en el Campo da Estela, el campo de las estrellas... o de las estelas funerarias, campus estelae, combustum, compositum o lo que sea, pero que anunciaron el prodigio, una sensación emocionante que nos embarga de júblilo, ya que además de por ir bajando de la sierra y divisar enfrente tierras lucenses, otras señales advierten al caminante que entra en esta tierra de meigas que embrujan el corazón... aunque el verdadero peregrino embrujado lo llevaba desde el principio del Camino, no ya en Oviedo/Uviéu, la capital asturiana, sino desde su propia casa, pues realmente todas las tierras tienen alguna meiga que nos impulsa a emprender proyecto y echar a andar en algún sentido.

.Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Son parajes solitarios, pero en verano se ven más peregrinos. estamos en el Alto do Acevo, donde los romeros hacen una parada en el mesón allí existente.

.Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Es el Mesón do Acevo.

.Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Bajamos junto a unas ruinas, llegamos a lo llano al llegar a la carretera LU-701, pisamos el asfalto y cruzamos este cruce, si vale la redundancia, camino del mesón, a mano izquierda.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
O Mesón do Acevo es taberna señera y casa labrega
.Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Las conchas xacobeas nos indican el trayecto al mesón. tema escabroso y abierto a discusión.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Oficialmente parece ser que las conchas en sí mismas no son orientativas sino descriptivas, esto es, dicen donde está el Camino pero no necesariamente qué dirección sigue, para lo que sería teóricamente precisa una flecha que sí sería orientativa.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Sea como fuere lo cierto es que si en Asturias la confluencia del "abanico de rayos" de la concha vendría a coincidir con la dirección a tomar, aquí pasa justamente lo contrario. es la zona más abierta y coincidiendo con el "rayo más horizontal" la que delatata el rumbo a seguir. Por suerte para todos se ha generalizado el uso de la flecha amarilla pintada la lado de la concha que aún así recomendamos ir confirmando con nuestras guía

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
El bar, con su amplia fachada y árboles al lado, recibe la continua visita de caminantes peregrinos todo el año.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Podemos beber y comer, recibidos siempre con gran hospitalidad. No dudemos en entrar, merece la pena, aún quedan unos kilómetros para volver a disfrutar de las excelencias de otro local hostelero, y más en este caso, donde se entablan rápidamente las conversaciones, intercambiando anécdotas y peripecias con otros caminantes, informándonos de alguna novedad importante relacionada con la ruta, o bien preguntando por la distancia, situación del albergue, alojamientos alternativos, o cualquier cosa que se nos ocurra.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Se trataría de una vieja venta caminera que, casi más por traición oral que por testimonios escritos, llevaría al menos abierta unos 400 años, esto es, mucho antes de la actual carretera y cuando el Camín Real de Galicia, O Camiño Real, camino principal entre Asturias y Galicia por el interior, era lo máximo que había, milenaria calzada romana que aprovechaba esos pasos naturales existentes "desde que el mundo es mundo" o, dicho científicamente, desde el pliegue orográfico provocado por la última glaciación, paso de rebaños, paso de herbívoros seguidos de carnívoros, y paso por lo tanto de humanos, detrás de todos ellos, siguiendo la rotación solar, desde entonces hasta hoy y posiblemente más que nunca hoy con el Camino de Santiago, donde "gente llama a gente".

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Tienda-mixta, comercio y bar, consumiciones y pinchos, bufandas y caldeiros, cubos, infusiones, aceitunas, vino y café, todo uno, horror vacui de gaseosas y embutidos, latas de Pepsi y pintas de vino, blanco, tinto y rosado. Rincón emotivo y entrañable, nuestra primera embajada hostelera de Galicia en el Camino...

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Bizcocho y galletas, empanadas y butelo. Tarta de Santiago. Somo incapaces de describirlo todo, es, como dice la canción, "el calor del amor en un bar"

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Advertencias camineras contra olores de botas y piés, santos laicos y divinos, comidas y encuentros, cacerías y reuniones, fotos de familiares y amigos, mapas y bandos, posters de equipos de fútbol, avisos de romerías, rutas y conferencias, pañuelos de fiesta y botellas de champán.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Revistas, vinos, fotos, vasos de sidra y cerveza, Cinzano y Ponche, recuerdos y... sellado de credenciales

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Sellando las credenciales.

Café y refrigerio.
Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Luego, tras dejar este estratégico bar, lleno de fotos y recuerdos peregrinos, abandonamos nuevamente la carretera y una pista nos asciende en corta cuesta a unos cuetos de zarzales y arbustos

En ascenso.
Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Los caballos observan la escena. Entrañables bañeras de casa reutilizadas como abrevadero desde mucho antes que los técnicos inventasen el verbo reciclar. Y es que antes se decía simplemente aprovechar.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Hierbas, peñas y piedra, pista terrera ascendente, tojos, monte bajo y pinos

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
La subida se suaviza.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Cuestas desde las que vemos al este el paso de Asturias a Galicia por donde acabamos de bajar, así como la carretera AS-28 que viene de Grandas y se dirige a Lugo.Estamos en El Chao de Follóns o de Folais, páramo bastante pelado y meseta agreste, silvestre y natural que nos ofrece estos extraordinarios paisajes, caminando ya por firme llano...

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Atrás quedó Asturias, oculta tras aquellas montañas del Monte da Curiscada.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
. Al sur muy distante reconocemos IbiasOs Ancares, juntanza de Asturias, Galicia y León

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Al norte las montañas lucenses del extenso concello de A Fonsagrada y limítrofes...

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Ancha pista y mejor senda andariega...

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
El Camino, anchurosa pista, viene bajando. Tras él los eólicos del Monte da Curiscada.

 Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Chao de Folais.
Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
El Camino vuelve a dejarnos a la vista A Fonsagrada, hacia donde de encaminan nuestros pesados pasos y andares por el Chao de Follons.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
El Camino y A Fonsagrada.

 Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
La carretera, no demasiado lejos.
Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán

Al fondo la Serra do Hospital, donde está el antiguo Hospital de Peregrino de Santiago de Montouto, que visitaremos tras A Fonsagrada.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
En primer plano y antes de A Fonsgrada, A Serra de Follabal. Al fondo en la Serra do Hospital Lagoseca (1.108 mts.) y Pico do Muradal (1.109 mts.).

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Los peregrinos consultan sus mapas ante la "Tierra Prometida". Está muy cerca, pero andando las distancias se alargan y los metros y los minutos parecen dilatarse al máximo con el esfuerzo. Otra vez la extraordinaria dicotomía dimensional del espacio-tiempo puesta en duda en la misma vida cotidiana.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
De momento una larga recta nos acerca a la carretera nuevamente, pero no llegamos a pisarla...

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Seguimos esta pista andarina ante los sublimes horizontes fonsagradinos...

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Lejanas aldeas...

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
La carretera a la derecha, las alargadas colinas al fondo: Monte Chao Grande.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Masivas reforestaciones de pinos...

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Ya cuesta abajo, Cabreira, unas pocas casas donde el Camino se unirá momentáneamente a la carretera.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Cabreira, ante el Pico da Cendadella.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Cabreira y Chao Grande, lugar de la parroquia fonsagradina de Monteseiro

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Sendero hacia las casas de Cabreira, a la izquierda de la carretera.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Cabreira, nuestro pequeño Jardín del Edén, siempre florido de margaritas.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Margaritas y señales, hitos y postes de madera, algunos muy antiguos, supervivientes de los años 90, recuperación de estos atávicos caminos...

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Plantaciones de berzas, riquísimas para el pote, ante el Pico da Cendella.

 Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Tras el cruce de Cabreira sigue la pista con la carretera LU-701 a la derecha.
Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Pinares... "queixumes dos pinos" que se se hacen patentes ya en la "nación de Breogán", tal y como dice su himno, altos pinos que se alzan sobre el Camino según nos acercamos a la carretera, junto a la que discurre la senda peatonal.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Pinos que dan paso a pastizales y huertas...

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Y es que unos metros más, en la ruta a Fonfría, justo cuando caminamos sobre el lugar de O Castro, volveremos a ver A Fonsagrada en la distancia, ya más cerca, inquietándonos quizás la altura del cerro sobre el que se asienta, encima de un angosto valle..

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Y es que sabemos y comprobamos mirando hacia la población que tendremos que subir antes de llegar al justo y merecido descanso. Subir hacia A Fonsagrada, tal y como hacen los lobos según el dicho popular... "a Fonsagrada nunca baixan os lobos porque teñen que subir" y es verdad, según estamos comprobando.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
No obstante, aunque habrá subida, no será tanta, pues también nosotros nos hallamos altos, aunque el paisaje se nos torne más llano. A la derecha de la foto reconocemos la famosa copa da augua, el famoso depósito de sumnistro acuífero de la población que, al no tener manantiales próximos más alto, se vale así del suministro del agua corriente.

O Castro y A Fonsagrada desde el Camino. Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
En días soleados también podremos reconocer, aún más allá de la población, la alargada silueta de la Serra do Hospital, "profanada" como tantas otras por la proliferación tan masiva de los parques eólicos, una sierra por la que habremos de seguir en una futura etapa, recordándonos que, aunque hemos salido de Asturias, aún nos quedan algunos puertos de montaña, antes de desplazarnos a lo largo y ancho de la amplitud de las grandes llaneras boscosas que nos esperan camino de Lugo.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
A Fonsagrada se nos antoja próxima, como tantas veces nos ocurre en esta ruta cuando vemos villas y poblaciones importantes, pero aún nos quedan unas horas de buen trecho andarín cuando nos aproximamos a las praderías que dan paso al pueblo de Fonfría,

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Fonfría, de este pueblo era nacido Herminio Villaverde "O Cazote de Fonfría" gran músico popular a los sones del arpa de boca o birimbao , maestro que compartió su sabiduría con grandes artistas como Bieito Romero, del grupo Luar na Lubre.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
En su honor compuso el asturiano Xuan Nel Expósito Prado el tema que lleva su nombre, "Herminio da Fonfría", dentro del disco del grupo Boides  titulado: Asturies Camín de Compostela editado allá por aquel primer Xacobeo de 1993 y reeditado hace unos pocos años. Su música sigue inspirando y haciendo escuela en todas las generaciones:


A la derecha Herminio Villaverde (Herminio da Fonfría) tocando el arpa de boca o birimbao, foto expuesta en el Museo Etnográfico Comarca de A Fonsagrada. A su izquierda está otro notable músico de la comarca, Florencio López Álvarez, Florencio da Fontaneira, otro pueblo que también visitaremos en el Camino

Así, a los sones del birimbao, enfilamos el camino a Fonfría...


Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Praderías de Fonfría.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Vista atrás, el camino que viene de Cabreira y, un poco encima, la carretera.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Vista adelante, acercándonos al centro del pueblo.

Llegando a Fonfría. Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Entrando en Fonfría, pueblo de viviendas de piedra, apiñado entre la carretera y el Camino, en medio de los campos, uno de los primeros edificios con el que nos topamos es el de su iglesia dieciochesca de Santa María Magdalena, patrona de leprosos y llagados por la enfermedad y por la dureza de las peregrinaciones.

Muretes de piedra ante el campo de la iglesia de Fonfría. Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Noble construcción de piedra la iglesia de Fonfría, afeada un tanto por un extraño campanario de barras metálicas y por los socorridos canalones, indispensables para que la humedad no acabe con todo, pero carentes de sensiblidad estética

Santa María Magdalena de Fonfría, concello de A Fonsagrada, Lugo, Galicia. Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
La advocación no es casual, aquí existió un hospital de peregrinos a cargo de la Orden de San Juan de Jerusalén, dependiente de la Encomienda de Portomarín, que estuvo activo nada menos que hasta principios del siglo XX y del que se conserva documentación del año 1633. 

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
La Orden de San Juan de Jerusalén era también llamada de los Caballeros o Hermanos Hospitalarios y como su nombre indica nació con fines piadosos, hospitalarios y benéficos, por lo que tenía grandes intereses en los caminos de peregrinación de todo el orbe cristiano, desde Tierra Santa, como su nombre indica y donde nacieron, hasta el "Fin de la Tierra" en Santiago, con todas sus sendas y ramales. Heredó parte de las riquezas de los templarios al ser esta disuelta acusada de herejía y llegó a ostentar gran poder, pasando por diferentes vicisitudes y llamándose Orden de Rodas y Orden de Malta según los lugares que lograba conquistar para asentarse. Su declive definitivo tuvo lugar a caballo entre los siglos XVIII y XIX.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
  Hay abundante maquinaria y tractores, casas de piedra y quintanas, que vemos según atravesamos la aldea.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Camino y casas de Fonfría.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
El Camino sale aquí a la derecha al lado de la carretera.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Predominan las constucciones de piedra, con tejado de pizarra...

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Bella estampa rural en el Camino...

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Estampas rurales de Fonfría, en el mismo Camino, al atravesar el pueblo.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Dejamos astrás las casas del campo de la iglesia y seguimos por la pista.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
El Camino pasará ante unas ruinas.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Y sale allá a la carretera pero pasa antes junto a un grupo de casas.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Camino y casa.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Casas a la izquierda.

 Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Robusto caserón
Camino del Monte Penoucos y de Barbeitos. Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Así, tras pasar Fonfría y andar unos metros al lado de la carretera, el Camino nos aparta de ella y por pistas parcialmente sombrías entre pinares, tojos, brezos y helechos, pero suficientemente anchas, nos dirigimos a las inmediaciones del Monte Penoucos para bajar hacia Barbeitos, tierra de célebres mesones, pero esa ya es otra historia que también habremos de contar...

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán