Eres el Peregrino Número

domingo, 26 de abril de 2015

CAMINO ANTIGUO DESDE TOL (CASTROPOL) A VEGADEO/A VEIGA, TRABADA, VAL DE LOURENZÁ Y MONDOÑEDO (8): TRABADA Y SU CASTRO, EL DIPLOMA DEL REY SILO Y... LAS ENFARIÑADAS (LUGO, GALICIA)

Trabada desde el Camino
Los peregrinos que entran en Galicia siguiendo la ruta más antigua viniendo de Asturias por el Camino Norte lo hacen por el concello de Trabada, luego de cruzar el Eo aguas arriba de su estuario en la llamada Ría de Abres por A Ponte do Fondrigo, puente sucesor del desaparecido de A Ponte Vella, único paso a pie del bajo Eo en la antigüedad y por el que romeros y viajeros evitaban las inquietantes corrientes del estuario para ir a Ribadeo, máxime cuando, siglos ha, esta villa apenas era un muelle y unas casas. Así es como, por la parroquia de Ría de Abres subimos a la de Sante y de allí a la de Trabada por O Chao do Sevil y Soenlle, viendo ya la capital del concello con gran emoción y, al fondo, las alturas de A Serra da Cadeira, por donde habremos de proseguir hacia el Val de Lourenzá y luego a Mondoñedo


Tras dejar atrás Soenlle divisamos Trabada siguiendo un tramo de la carretera LU-132, viendo al sur los lugares de Cotarelo


Justo antes de entrar en Trabada podemos descansar unos instantes en este área recreativa en las laderas que bajan de los montes de Penas Mouras


Dispone de bancos y mesas de piedra, fuente y papeleras, a la sombra de la arboleda


Área Recreativa Camiño de Santiago


Campos de O Pontigal, ante Trabada


Al sur el valle del Rego de Trabada


Abajo Xuga, al pie de los montes de A Ramuda (434 mts.) y Pico Grande ( 539 mts.). Antaño el camino señalizado subía por allí desde Sante y Ría de Abres, hasta que fue recuperado este el trazado histórico

Aquí más cerca, sobre el valle, vemos las aldeas de Barreiros, Canle y O Outeiro


Ya nos acercamos a Trabada


En lo alto de Trabada se ven los escarpes de O Castro, poblado fortificado galaico de milenios de antigüedad que fue el origen de la población


 Destaca sobre los edificios el campanario de la iglesia parroquial y, al fondo, los altos de la Serra da Cadeira, por donde prosigue el Camino, a Val de Lourenzá y a Mondoñedo


Entrando en Trabada, ante Foxos, A Granxa y O Castro


O Castro domina también todo el entorno


Allí está la corona o parte alta del castro, pendiente, como tantísimos otros, de estudios pormenorizados y excavaciones arqueológicas


A su alrededor hay casas y huertas


Si nos complace podremos subir a visitar pues, aunque no ha sido excavado, dispone de unas excelentes vistas sobre Trabada y su concejo, pudiendo percibirse la disposición de su estructura defensiva en la forma del terreno


De momento entremos en Trabada


Nos dirigimos a aquel cruce


Hay aceras cuando llegamos a las primeras casas


Y un hermoso jardín


En este cruce iremos a la derecha, hacia el centro urbano


Cruzamos la calle y subimos un poco


Es la calle principal, la Rúa do Concello. Ya vemos algunos comercios y cafetería


Primeramente llegamos al edificio de Correos


Luego va la Casa do Concello, donde podemos preguntar por los alojamientos en Trabada. Los peregrinos suelen pernoctar en el polideportivo o dirigirse, un poco más allá, al albergue de donativo de Casa Xica, en A Trapa, a unos tres kilómetros de aquí


Casa Concello de Trabada. Detrás podemos desviarnos un momento para subir a la iglesia y desde allí acercarnos al castro


Esta es la iglesia parroquial de Santa María de Trabada, con su destacada torre-campanario, en un hermoso campo a manera de parque



 Vamos pues hacia la iglesia, dejando momentáneamente el Camino propiamente dicho


Allí hay un jardín con un monolito


Dedicado a Nuestro párroco Moisés



Y un panel informativo nos informa de O Castro


En él se habla del castro de Trabada, con fotos aéreas y de otros existentes en el concello, como el de Sante, cerca del que pasa el Camino


Vemos que desde la iglesia se puede subir a verlo, pues se distinguen foso y murallas


 Así, sin pensárnoslo mucho, subimos a O Castro


Sólo algunos escarpes y la forma del terreno delatan que aquí hubo un histórico asentamiento, pero el paraje es sumamente plácido y mágico. Las viejas defensas y muros apenas son perceptibles pero ahí están, visibles sobre todo en su sector norte.


 Desde el castro hay unas muy buenas vistasa sobre Trabada y sus montañas circundantes.


También disfruramos de excelentes  vistas al valle que se extiende al oeste, donde examinaremos la ruta que nos agurarda hacia el A Serra da Cadeira, montañas que dan paso al concello de Lourenzá, para desde allí, por su valle, seguir hasta Lindín y bajar a Mondoñedo


No lejos se encuentra O Pazo, solar del Pazo de Terrafeita, torre-casona blasonada edificada en 1557 y actualmente hermoso alojamiento dedicado al turismo rural


Quizás sea este el castro mencionado en el Diploma del Rey Silo, del año 775 y documento más antiguo de carácter diplomático conservado en España, por el cual este monarca que hizo de Pravia (Asturias) su corte, otorga donación, a título personal, de unos terrenos de caza entre los ríos Eo y Masma (Marco da Pena Verde) que poseía en estos parajes de Tabulata (Trabada), para la construcción de un monasterio sobre un castro, convento del que nada parece haber llegado a nuestros días (aunque la actual iglesia podría ser una especie de "continuidad"), "por medio de nuestro fiel Abad Sperautano"

 (Christris). Silo. Macnunt adque preclarum est locum abitacionis propter 6 mercedem anime mee facere doncza>tionem” ad fratresb et seruos Dei Petrid presuiteri, Alanti c~zon>uersi, Lubini conuersi, Auiti presbitiri, Ualentini presbiterib uel aliorum fra/rum6 qn in ipso loco sunt uel /2 quem Deus ibi adduxserit, quia nobis pedes obsculaue(ri[t])runte ipsi serui Deib, ut darem’ e[i]s locum oranionis< in cellario nostro qn est inter Luba et Masoma, inter ribulum Alesancia et Mera, locum que diciturt Lucis, determinatrim” /3 de ipsa uilla ubi ipse noster mellarius abitauit Espasandus et per illum pelagum nigrum et iusta montem que dicitur’ Farum et per illas sasas aluas et per illa lacuna usque in alia lacuna et usque ad petra ficta et per lía lagenam /4 et per ipsum uilare que ~ Desiderii et per illum arogium que dicitur’ Alesantiam et per alia petra ficta qui stat in montem super Tabulata per ipsa strata qn esdude terminrim” usque in locum que ~ Arcas et arogium que diciturt Comasio, E cum omnem exitua et regresu suo, castros duos quum omne prestacione suam, montibus et felgariash parietes, qn iui sunt, et omnem exitria. Ec omnia supra nominatum’ dorio uobis Deo adque concedo per nostrum fidelem franremb Sperautane’ /“ abatem, ut oretis pro mercedem annime mee in eclesia que ibi edificata fuerit, et omnia de meo iure abrasum et in uestro iure traditum” et confirmatum” abeatis omnia firmiter adquem inreuocauiliter, et quem Deus adduserit ad confesio 1’ nem in ipso loco ui<n>dicent omnia qum omnem uoce oposuitionis mee et iudicent adque defendant de omnem omine. Et si post odie aliquis eos inquietare uoluerit pro ipso loco uel pro omnia quod scritum” est, in primis sit sebaratus” ad co 1” mu
0j0~~g.k sancta et a conuentua cristianorum et eclesie sancte permaneat extraneus et cum luda traditore deputetur~ danandus talisque illum ultio consequatur~ diuina, que omnes uidentes terreant et audientes contremescant.



Aquel cenobio de San Martín de Sperautano, sin duda una pequeña comunidad monacal, vería confirmados sus derechos por varios monarcas posteriores. La actual iglesia parroquial, sita al pie del castro y sin duda elemento cristianizador del lugar, sería la sucesora de aquella fundación monacal


Desde la iglesia regresamos al Camino


Seguimos las flechas y conchas


Y dejamos también atrás la Casa do Concello


Ahí está un establecimiento de sugerente nombre, el  mesón Camiño Norte, totalmente vinculado a la ruta xacobea.


En el mesón hubo antiguamente una tahona cuyo horno se conserva en el comedor.


 Podemos ser agasajados con muy ricas viandas y viño da terra.


Si tenemos oportunidad no dejemos de probar potes y carnes de la zona, o las enfariñadas, hechas de harina de trigo, leche, huevos y sal, plato representativo de Trabada


Luego seguimos ruta, atrevesando Trabada por la Rúa do Concello


Al fondo hay un cruce


Nos desviamos a la izquierda por A Costa, pasando frnte a esta magnífica casa de porte indiano


Y seguimos cuesta abajo por A Costa


Así nos lo indica el mojón cuando estamos a unos 180 kilómetros de Santiago



Pasamos junto a estos jardines


Desde los que podemos ver, al fondo, el Pazo de Terrafeita


Seguimos la acera


Edificios de pisos y viviendas unifamiliares


Aceras y bancos para sentarse


Desde este lugar divisamos el valle de Trabada, formado por el río de este nombre, valle que seguiremos hasta A Trapa para iniciar desde allí la subida a la Serra da Cadeira


Recocemos algunas aldeas: A Escanarega, As Lóngaras,  A Ermida... y A Trapa.. Por aquellos bosques se subirá a A Cadeira


Y así, paso a paso, vamos saliendo de la villa de Trabada, capital del concello de este nombre


Siguen las aceras en suave descenso


Llegamos a las últimas casas...


El valle, siempre ante nosotros


En esta bifurcación iremos a la derecha


Ya no hay aceras y salimos de nuevo al agro, abandonando el casco urbano



Pasamos unas casas de piedra


Y seguimos bajando


Altos de Monte Roxal y Teixido


Carretera labrada en la roca viva...


Y ahora, justo antes de Muín Queimado, nos desviamos a la derecha


E iniciamos nuestro periplo por el valle en ruta a A Trapa para luego subir A Serra da Cadeira...