Eres el Peregrino Número

domingo, 9 de agosto de 2015

SAN MARTIÑO DE MONDOÑEDO (FOZ, LUGO, GALICIA): LA CATEDRAL MÁS ANTIGUA DE ESPAÑA

(VARIANTE MARÍTIMA RIBADEO-SAN MARTIÑO DE MONDOÑEDO-MONDOÑEDO)


Viniendo ya de Vilaronte, dejamos atrás los itinerarios netamente costeros de la Variante Marítima y nos adentramos paso a paso en el interior gallego. Esta famosa Variante Marítima del Camino Norte o de la Costa tiene como fundamento la secular ruta de peregrinación vía San Martiño de Mondoñedo, antecesora del Mondoñedo actual pero situada en términos del concello lucense de Foz en la comarca de A Mariña, unos cuantos kilómetros más al norte del Mondoñedo que conocemos hoy en día. Su origen es  totalmente épico y parece sacado de una apasionante novela pero es absolutamente real.


En el siglo VI numerosas familias bretonas emprenden una forzada migración hacia otros pueblos atlánticos hermanos donde tuvieron una excelente acogida. Escapaban de su suelo natal en la actual Gran Bretaña para irse hacia Breizh, la actual Bretaña Francesa y otros más al sur, a las costas de Galicia y Asturias, donde crearon una diócesis para su administración social, política y religiosa, llevando buenas relaciones con los suevos que dominaron el territorio y estando representados en asambleas y concilios. Su sede estaba en Santa María de Bretoña (A Pastoriza, Lugo), un poco más al sur del Mondoñedo de nuestros días. La conquista visigoda primero y la reconquista tras la invasión musulmana después, respetaron esta entidad, que siguió existiendo varios siglos. No es exagerado afirmar que su presencia evangelizó o mismamente reevangelizó la antigua Gallaecia en un periodo crítico para el cristianismo tras la caída del Imperio Romano del que llegó a ser religión oficial. También mantuvo fidelidad al unitarismo católico oficial frente al arrianismo tildado de herético y traído por los cristianizados godos hasta que estos también abjuraron de él.


A su vez, en el año 866, como consecuencia de la invasión y ocupación musulmana, otro obispado, el de Dume o Dumio (Braga, actual Portugal) se ve obligado a trasladar su sede y, refugiándose en territorios bretones amparados por los reyes cristianos del norte, se instala en este lugar denominado Mendunieto y donde ya existiría un monasterio anterior denominado Máximo. Tengamos en cuenta que bajo el nombre de monasterio en la alta Edad Media no solo se definía a grandes fundaciones sino incluso a pequeñas e incluso diminutas comunidades cristianas, a veces simplemente incluso una familia acogida a un voto religioso.


Un siglo después, tras la destrucción vikinga de Santa María de Bretoña, es este obispado quien, alentado por el amparo del rey Alfonso III El Magno, quien les cedió nuevo solar, se mudan a este enclave, compartiendo desde entonces la nueva dióceses bretona y dumiense.


Estas primitivísimas fundaciones harían de lo que se daría en llamar San Martiño de Mondoñedo la catedral más antigua de España, o al menos como tal se la tiene.


La advocación a San Martín de Tours está muy relacionada con el paso de las peregrinaciones, pues este santo de origen francés fue venerado naturalmente por peregrinos francos, denominación equivalente entonces no solo a los actuales franceses sino a centroeuropeos en general.

                                                     
Hubo numerosos obispos en San Martiño de Mondoñedo, quizás el más famoso San Rosendo, que fue además de líder religioso, ideólogo y político frente al Andalus en un tiempo sumamente convulsivo. Tampoco habríamos de olvidarnos de San Gonzalo, que con sus oraciones conjuró vientos y mares en una tempestad que desarboló una flota vikinga de invasión.


Los poderosos obispos-abades de Mondoñedo llegaron a ocupar importantes cargos también en la floreciente catedral de León, llegando a preferir establecer allí su residencia y descuidando gravemente su propia diócesis. Sin necesidad de dudar e este dato lo cierto es que la dejación de funciones siempre fue un alegato para aplicar medidas enérgicas dentro de los vaivenes políticos del medievo. Ello propició un nuevo cambio de sede auspiciado en el año 1112 por la reina Urraca, pues de Foz iría a parar a Vilamaior do Val de Brea o Vallibria, que cambiaría su topónimo por el de Mondoñedo en recuerdo a la antigua sede y fundación. Además la parte oriental de la vieja Britonia pasaría definitivamente al obispado de Oviedo.


A continuación seguiría otra dura medida por parte del  Papa Clemente VII,  quien cambió a los monjes por otros, canónigos regulares de la Orden de San Agustín, quienes se harían cargo del cenobio hasta 1534. La vida monacal languidecería con el paso de los siglos pero en 1931 el conjunto será declarado Bien de Interés Cultural y en el año 2007 Basílica.

Jardines y casas al pie del santuario
Dada su antigüedad fue parada y acogida de romeros desde el mismo nacimiento del culto a Santiago en Compostela, no en vano existió un hospital de peregrinos que, según datos conocidos, disponía de seis camas y aunque era más pequeño que los de  Ribadeo dio un importante servicio a las peregrinaciones xacobeas.


Según venimos por el Camino señalizado procedentes de Vilaronte y O Carmen, ya encontramos esta antigua casa de piedra con arco de medio punto, es la Casa del Prior.


 
Pero de frente nos entusiasma esta portada románica, junto con la torre, en la fachada principal, que mira al Camino. El edificio actual de la antigua catedral hoy basílica es netamente románico aunque con numerosas reformas, tanto en la Edad Media como en siglos sucesivos.


Esta gran portada románica del oeste cuenta con con cinco arquivoltas.


La fachada es del siglo XII si bien hay elementos anteriores, pues el templo actual, independitentemente de construcciones anteriores aún, es del siglo X. También los hay posteriores, como la alta torre del campanario, de la que pronto hablaremos.


En el tímpano o espacio entre los arcos llama la atención el crismón, sobre el que se muestra el Agnus Dei o Cordero de Dios, cristograma o símbolo de Cristo muy usual en el románico, especialmente el gallego.



Esta portada presenta dos fustes o columnas a cada lado y sobre ellas y asentando la arquería capiteles notablemente labrados.


Dos de estas columnas, las interiores, son de mármol y parecen ser reaprovechadas del edifico anterior.

 
En cuanto a los capiteles mencionados muestran motivos vegetales y de animales que revelan ser monos, simbolismo medieval con el que transmitían de manera iconográfica ideas y conocimientos a una población que muy mayoritariamente no sabía leer y escribir, impartiendo así la Doctrina  pero casi siempre con un doble significado que, lamentablemente,  muchas veces desconocemos salvo esgrimiendo posibles teorías.


 Dos de estos capiteles parecen ser muy antiguos y no se descarta que puedan ser parte del templo primigenio fundado por los bretones en el siglo VI o inmediatamente posterior. El tímpano o escena situada sobre la puerta  y bajo la arquería es asimismo notablemente interesante, con crismón y escena del Agnus Dei o Cordero de Dios dentro de los más auténticos parámetros que caracterizan al arte románico en Galicia.



La magnífica torre del campanario es del siglo XV reformada en el XVIII, siglo del que también son los contrafuertes añadidos para robustecer su estructura.


Ante la portada hay un campo de acceso al templo, con alguna antigua dependencia monacal y blasones de linajes que aquí ejercieron su influencia en siglos sucesivos.



Rodeando ahora la basílica, encontramos que el muro sur y parte del muro norte son obra del s. X,  y por lo tanto anteriores al arte románico, este totalmente patente en los dos ábsides laterales pequeños del triple ábside semicircular del s.XI y el arco triunfal, el del altar, junto con los capiteles y demás elementos de esta parte, algunos cincelados e historiados con gran maestría en los bajorelieves esculpidos en piedra, escenas bíblicas y alusión a los pecados, principalmente los lujuriosos, así como las clásicas escenas románicas de cacerías y asuntos faunísticos y vegetales, alegoría de la naturaleza.







Otra fase románica pero más tardía es la del siglo XII, a ella corresponde el ábside central del triple semicircular que hemos comentado antes.





Los formidables contrafuertes son como hemos dicho otro de los elementos añadidos en siglos posteriores, para sostener el impresionante conjunto.


Por aquí, en lo que fueron casas de los antiguos frailes, hallamos la actual Casa Rectoral y Centro de Información.



Al lado, las calles del pueblo.


En el exterior, frente a la fachada norte y como no podía faltar: un artístico cruceiro.


Desde el campo de la basílica admiramos el pueblo...



Volvemos pues hacia el santuario para conocer el interior.


Impresionante arquería románica en la planta basilical de tres naves.


Camino del altar, la parte interior del ábside semicircular de tres naves.


Arco toral o triunfal, el del altar principal y ábside central y mayor.


Pinturas en la bóveda.


Ventancos por los que entra la luz al interior en un mágico difumino.


 Hay aquí un pequeño retablo de piedra con Cristo sentado en el trono rodeado de ángeles y en actitudo de bendecir. A la izquierda vemos el Agnus Dei y bajo él el símbolo del águila. Debajo y en fila una serie de enigmáticos personajes parecen ser la representación de una ceremonia episcopal aunque nada es seguro.


Vamos ahora hacia el ábside lateral derecho.


Hermosas pinturas al fresco y una imagen de la Virgen.



Dios en Majestad y ante él un coro de ángeles tocando instrumentos o mostrando salmos.


Ángeles y representaciones bíblicas y religiosas...












Junto con la iconografía pictórica de los frescos existe una profusa iconogragía de bajorelieves labrados en los capiteles de los arcos del altar y la naves.





Laudas sepulcrales...


Más capiteles labrados.





Las naves y su arquería desde el altar, Aquí el tejado es de madera, usual en el arte románico.



Un observador curioso puede pasarse horas desentrañando las figuras y misterios de tantos capiteles historiados.








Pasemos ahora al ábside lateral izquierdo, ante una imagen de la Dolorosa y presidido por Cristo en la cruz.


Más frescos, como een la bóveda el sol y la luna, metáfora de la eternidad. Los ángeles también omnipresentes.





Abundante es también la imaginería religiosa de San Martiño de Mondoñedo, de diferentes épocas y estilos.










Sepulcros de notable antigüedad, uno de ellos el de San Gonzalo, martillo de vikingos invasores.



Información sobre San Gonzalo...



Báculo y anillo episcopales.







Existen por supuesto aquí horarios de visitas para saber más de esta maravilla del arte y de la historia, que podemos conocer contactando con la Oficina de Información Turística de Foz


Vueltos al exterior podemos bajar hacia la Fonte A Zapata.


Aquí se dice que el Obispo Gonzalo arrojó la zapatilla que, acompañada de las oraciones, sirvió para embravecer cielos y mares evitando el desembarco vikingo. De ahí su nombre...


La fuente está rodeada de espléndidos jardines desde los que contemplar pueblo y basílica mientras descansamos o continuamos ruta.
















Una placa rememora la concesión del título de basílica a San Martiño de Mondoñedo...




En otro orden de cosas, un paseo por el pueblo nos llevará sin duda al Espazo Caritel, espléndida casa-museo de estilo moderno obra del arquitecto Xosé D. Moscoso con exposiciones del artista plástico Caxigueiro, junto con un espléndido y extenso jardín de grandísima importancia botánica en las que destaca su colección de camelias con más de un centenar de especies, así como flora autóctona y flora exótica. Delicioso y paradisiaco vergel que ofrece un aliciente más para una visita relajada a estos parajes.




El proyecto existente para inaugurar próximamente un albergue en las inmediaciones dará la posibilidad, además del necesario alojamiento para los peregrinos, de dedicarle al menos una tarde, si llegamos a buena hora, a un inolvidable y merecido recorrido por San Martiño de Mondoñedo, idónea etapa de la Variante Marítima que ya realizan numerosos peregrinos. Pero... visitemos ahora el Espazo Caritel antes de seguir ruta... "de Mondoñedo a Mondoñedo".