Eres el Peregrino Número

miércoles, 16 de septiembre de 2015

CAMPIELLO: POSADA Y FONDA PARA VIAJEROS Y PEREGRINOS: ARRIEROS TODOS DEL CAMINO (TINEO/TINÉU, ASTURIAS)


Campiello
Viniendo de Oubona por Villaluz y Veiga Rei/Vega de Rey, el Camino Primitivo de Santiago en Asturias atraviesa el Concechón, el extenso concejo tinetense, de este a oeste para dirigirse por Berrugosu y Las Tiendas al campo de túmulos desde el que se observa a nuestros pies la aldea de Campiello, ante las montañas del occidente astur, a las que pronto subiremos.


Desde los milenarios túmulos, bajamos pues a Campiello, cruce de caminos en una hermosa aldea que cuenta con dos establecimientos emblemáticos, bares-tienda que han habilitado hospedajes para peregrinos y visitantes, estupendos para proveernos de provisiones o encargar el menú: Casa Ricardo y Casa Herminia.


El que primero encontraremos, a la izquierda según entramos. es Casa Ricardo, mientras un poco más allá tenemos Casa Herminia.


Realmente este segundo es un edificio nuevo, pues entre ambos y a mano derecha está la antigua Casa Herminia

La antigua Casa Herminia y al fondo Casa Ricardo. El Camino viene bajando desde el campo de túmulos
 Casa Herminia funcionaba como venta de arrieros desde el siglo XVII. Por su parte Casa Ricardo fue fundada en 1954 por Maximina Pérez y Maximino Francos, trabajando luego Ricardo Francos y María Díaz, continuando una larga tradición que venía desde tiempo atrás. En los años cincuenta y sesenta hubo bailes al son del acordeón de Germán de La Bandera y Rosendo.


Por su parte Casa Ricardo fue fundada en 1954 por Maximina Pérez y Maximino Francos, trabajando luego Ricardo Francos y María Díaz, continuando una larga tradición que venía desde tiempo atrás. En los años cincuenta y sesenta hubo bailes al son del acordeón de Germán de La Bandera y Rosendo.


La barra de Casa Ricardo.


Peregrinos tomando algo.


Leyendo el periódico.


Justo al otro lado de la carretera Casa Ricardo tiene su albergue en una casa tradicional bellamente restaurada.


Entrando en Casa Herminia.


Hay bar, tienda y albergue. Herminia nos saluda.


Las exquisiteces gastronómicas de la comarca, como los embutidos del cerdo, chosco, butiel.lu, chorizu, morciel.la, l.longaniza... satisfarán sin duda los paladares del peregrino que quiere también probar las especialidades de los sitios por los que pasa, entre otras muchísimas variedades de panes, carnes, quesos y pescados, potes, fabadas, etc. o desde el socorrido bocadillo al plato del día, pasando a las raciones con mesas bien guarnecidas y los postres.


Disponen ambos de albergue privado y Herminia también de habitaciones a manea de hotel rural, muy cerca de la bolera de Bolo Celta, donde es fácil que podamos asistir a alguna partida de los grandes campeones locales.



Desde Campiello el Camino nos llevará a las cercanas aldeas de El Freisno y El Espín.