Eres el Peregrino Número

viernes, 18 de septiembre de 2015

FERRÓY: RUTA AL VALLE DEL RÍO NISÓN (ALLANDE, ASTURIAS): RUTA A LA PUELA/POLA DE ALLANDE Y EL PALO (4)

Ferroy: primer pueblo del concejo de Allande. El Camino viene bajando a la izquierda, atraviesa el pueblo y baja por las casas de la derecha.
Bajada a Ferroy desde La Campa Chavadoira. Primeros metros de Camino en tierras allandesas.
Estos son nuestros primerísimos metros por el concejo de Allande tras dejar atrás el concejo de Tineo/Tinéu por los pueblos de Colinas y Porciles  para llegar a La Campa Chavadoira. Allí, una vez dejadas atrás las casas y llegado a lo más alto de la collada (808 metros)  nos desviamos de la carretera a la izquierda y, en un cruce, tomamos el camino de tierra que baja, directo entre pinares, por la falda oeste del Picu Corona, entrando aquí en tierras allandesas.


La senda es ancha, básicamente ahora una pista forestal que baja entre los pinares.


Las repoblaciones de pinos no tardan en dejar paso al bosque autóctono de carbayos jóvenes y castañales...


Descenso suave y a la sombra.


Bosque y más bosque.


El espíritu libre de la naturaleza.


En el boscaje hay lugares abiertos que ofrecen fantásticas vistas: al oeste El Panchón de 1.411 metros de altura, justo encima de El Palo, el puerto al que subiremos en posterior etapa andariega y donde nos unimos al camino que viene de La Sierra de Fonfaraón por la Ruta de los Hospitales a través de La Fana la Freita.



Luego, volvemos a internarnos en la espesura... una maravilla natural.


Pinos y arbustos.


Más fincas.


Los altos picachos de la cordillera al sur presentan sus crestas nevadas al sol. Primavera en el valle pero invierno aún en la montaña asturiana...


 Campos de siega, arcadia rural...


La bajada no cesa con los pinares a un lado y las fincas al otro.


Tiempo de siega, pero a la vez aún de nieves en las alturas, contrastes.


Un poco de sol antes de volver a la sombra del pinar, sin parar de bajar...


Pinos en el largo descenso.


El Panchón, al oeste, cordales auríferos de las antiguas minerías astur-romanas del oro que pagó los dispendios de césares y augustos durante siglos de Imperio.


Algo más acá, arriba a nuestra derecha, Fonfaraón, La Pena'l Formigueiru.


Nos aproximamos a más fincas.


Buena pista y camino sin pérdida.


Flechas amarillas, amigas del peregrino...


Nos acercamos a unas praderías de siega muy extensas. Nos parece que el siguiente pueblo está próximo.


Los pinos dejan paso a los prados de hierba y pastos.


Ya vemos debajo nuestro un pueblo: Ferróy y aún más allá los edificios de pisos de El Canto, arrabal de La Puela/Pola de Allande, así como la carretera AS-217, comunicación con Tineo/Tinéu. Este es el valle del río Nisón, bajo el Alto de Chanas.


Más allá El Pico la Rasa con sus 909 metros de altitud.


Cabaña ganadera en el camino de Ferróy...


La dejamos atrás

Y sigue el descenso por el bosque.


Sendero de tierra y piedra.


Rural y pastoril. Nobleza del Camino, Vacas roxas y árboles en flor...


Pastora...


Paisajes de encanto y ensueño...


Flores silvestres...


Conchas xacobeas a la entrada de Ferróy. Al fondo El Caleyu. Más allá El Picu las Campas y El Panchón.


Primeras casas de Ferróy


En el monte de enfrente El Caleyu, por donde va la carretera AS-219.


Más descenso, ahora entre las casas de Ferróy...


El Camino atraviesa pues Ferróy, bien señalizado en las callejuelas del lugar...


Conchas en las pétreas paredes de casas y establos.


Sigue el descenso.


Cruzamos la carretera AS-217 y salimos de Ferróy. Bajamos al pequeño valle de El Regueiru'l Caleyu. Los edificios de El Canto están cada vez más próximos...


Boscaje en la senda.


Vuelta a la exuberante foresta...


Cierres de fincas a cada lado.


No paramos aún de bajar.


Bajada entre árboles y fincas...


Caja caminera.


Metros finales del descenso.


Firme pedregoso cuando vemos algunas casas entre el ramaje. Hemos llegado al fondo del valle.


Puente sobre El Regueiru'l Caleyo y armonía de la naturaleza...


Ahora salimos a más pastizales. El sendero es llano.


Valle encantador y subida a la carretera...


Pasto y siega en el verdor...


Segador.


 Llegamos a la carretera en El Canto, ya en el casco urbano de La Puela, pasando junto a los primeros edificios, y en una curva, cerca de El Pasar.


Estamos en la Avenida de América cuando pasamos al lado del chalet del americano Donato Fernández, hermosa mansión con columnas, buhardillas, dos plantas de altura dando a la calle y tres a su parcela, con hórreo en los floridos y hermosos jardines, símbolo de los emigrantes allandeses que "hicieron las américas"...

Una hermosísima quinta.

Vista atrás y hórreo en el jardín. Abajo son Las Veigas.


No en vano y como hemos dicho estamos en la Avenida de América y dando vista al valle del río Nisón, donde se asienta La Puela/Pola de Allande. donde aquí mismo se encuentra el albergue de peregrinos, sito aquí a la derecha. El Camino sigue en aquel cruce cuesta abajo, a la izquierda.


Es la calle Alcalde Manuel Ramos, teniendo entonces a nuestra derecha los edificios de pisos, de diferentes alturas y estilos, y a la izquierda las riberas del río Nisón, que atraviesa La Puela, con la iglesia parroquial de San Andrés al fondo. carretera a Cangas del Narcea al otro lado, abierta en 1850 y que fue causa del crecimiento del casco urbano, tampoco demasiado grande, alineado a lo largo de esta vega.


A la derecha edificios de pisos, a la izquierda viviendas unifamiliares.


Más al la izquierda aún, en la otra orilla del Nisón, pasa la carretera a Cangas del Narcea al otro lado, abierta en 1850 y que fue causa del crecimiento del casco urbano, tampoco demasiado grande, alineado a lo largo de esta vega.


Ahora llegamos a la iglesia parroquial de San Andrés, con su altísima y picuda torre del campanario, y su nave orientada al oeste, por donde se encuentra la entrada principal, entre edificios de varias plantas, frente a la Plaza Hermanos Cardierno, ya en el centro y corazón de esta pequeña gran villa del occidente astur...