Eres el Peregrino Número

jueves, 1 de octubre de 2015

RÚA HASTA SANTIAGO: POR PEDROUZO, SANTO ANTÓN Y O AMENAL (O PINO, A UN PASO DE COMPOSTELA)


Rúa, concello de O Pino, bajando a O Pedrouzo
O Empalme, Alto de Santa Irene
A unos 23 kilómetros de Santiago, O Empalme, Alto de Santa Irene, es una parada importante de los peregrinos jacobeos tras caminar un buen trecho cuesta arriba por una senda bien habilitada para viandantes, pero con poca sombra y al lado de la carretera nacional N-547.


Varios establecimientos hosteleros ofrecen sus servicios a ambas márgenes de un cruce que se nos antoja peligroso, pues aunque con visibilidad, resulta increíble no se haya dispuesto, como en otros lugares, un paso más seguro. Aquí, justo a la izquierda de las casas de la foto y tras cruzar la carretera, el Camino sigue entre una casas para luego bajar por un bosque de eucaliptos.


Desde O Empalme el Camino baja hasta quedar en paralelo a la carretera, bifurcándose abajo: Una opción, la ruta original, pasa ahora bajo la N-547 bajo un túnel subiterráneo hasta salir a la Fonte Santa y pueblo de Santa Irene. Otro sigue directo con la carretera en paralelo a su izquierda. Ambos se volverán a unir pocos metros más adelante.


El Camino es ancho y baja poco a poco


Desde aquí y mirando más allá de la carretera también veremos un tramo del otro camino, el  que pasa por Santa Irene, donde hay albergue privado. Los dos itinerarios pasan muy próximos y esta alternativa obedece a los tiempos en los que se construyó la carretera, que separó al pueblo en dos.


Más allá está la llamada Fraga do Francés, bosque, ahora de eucaliptos, de evidente adscripción peregrina dado su topónimo


Por donde vamos nosotros también han abierto sus puertas varios establecimientos. Justo aquí cruza la N-547 el camino original que viene de Santa Irene y se unen ambos


El Camino, aquí de losas, llega a un área de descanso.


Suelo enlosado y parrillas, bancos y mesas de piedra.


Cruceiro, tendejón y allí a la derecha fuente


Una perfecta parada

Ahora vamos a dar con la antigua Casa do Concello de O Pino, que tuvo asimismo uso como escuela y ahora es el Albergue Público de Peregrinos de Santa Irene


Pasamos enfrente.



El Camino sigue al fondo.


Ahora, a la eucaliptal, aunque también abundan especies autóctonas...


Los sones del bosque...

Los pasos de los peregrinos...

Pasadizo bajo la nacional.


Paso bajo la carretera


Aquí salimos a un grupo de casas


Donde podemos hacer una parada


Pues hay un plano de situación y anuncios de albergues y alojamientos


Seguimos bajando


Y entramos en el pueblo de A Rúa


A Rúa, nombre de la más pura esencia caminera y peregrina


En A Rúa hay casas dedicadas al turismo rural, así como en todas las inmediaciones...


Y es que A Rúa es exactamente eso, una rúa, una larga calle en lo que es una aldea cada vez más orientada al turismo.



Vista atrás


Vista adelante. Hermosísimas parras y flores ornamentales llaman poderosamente la atención de todo el que paqsa por aquí.


Hablando con el vecindario

Pasan peregrinos y bicigrinos


Parras, Camino y flores...


Camino largo y recto.


Viejo arado olvidado


Avanzamos por A Rúa


 Y salimos del pueblo


Al fondo del todo se efectúa el paso por la N-547 de O Pedrouzo, capital del concello de O Pino. Si vamos al albergue de peregrinos habría no de cruzar sino seguir hasta la población.

El concello de O Pino se vio desde hace ya más de 200 años sometido a bastantes cambios de jurisdicción, territorio y capitales, antes la cabeza del concello estuvo en Santa Irene (recordemos que tenía sede enlo que hoy es el albergue público) y en A Eirexa. Está dentro de la parroquia de Arca, por eso no pocas veces se especifica O Pedrouzo (Arca).


El concello de O Pino se vio desde hace ya más de 200 años sometido a bastantes cambios de jurisdicción, territorio y capitales, antes la cabeza del concello estuvo en Santa Irene (recordemos que tenía sede enlo que hoy es el albergue público) y en A Eirexa. Está dentro de la parroquia de Arca, por eso no pocas veces se especifica O Pedrouzo (Arca).


En caso de no ir al centro de la población cruzamos la carretera y seguimos hacia adelante por pista de tierra en el Monte do Burgo


El varias veces milenario camino se ha transformado aquí en pista forestal muy ancha


Con grandes plantaciones de eucaliptos



Por aquí llegaríamos al polideportivo, que se habilita cuando, señalados días del verano, se llenan todos los demás alojamientos, para que puedan albergarse y pasar la noche los peregrinos.


Realmente cuando se hizo no se pensó en el Camino, pues fue bastante antes de la recuperación y promoción de las rutas xacobeas a partir de 1993 y hoy en día hemos de dar in importante rodeo por las calles adyacentes para retornar al trayecto original. El Camino viene aquí a la derecha de la foto (rúa Peregrino) y cruza el paso de cebra a la izquierda para continuar de frente hacia los eucaliptos del fondo, donde se desviará de esta carretera a la izquierda para volver a adentrarse en el bosque.


Esta calle viene, a la izquierda, del centro de la localidad. También en esta zona hay hoteles y pensiones


No en vano estamos en la rúa Peregrino


Pues lo dicho, cruzamos la calle y siguiendo hacia la derecha iremos saliendo de la población


A poco más de 19 kilómetros de Santiago


Nos desviamos a la izquierda y de nuevo en la oscura eucaliptal


Las plantaciones masivas de eucaliptos sustituyendo praderías o bosques autóctonos, característica del paisaje forestal de gran parte de Galicia, Asturias, Cantabria...


Por ahí van los peregrinos


Hay de todas maneras también buenas fragas de arbolado autóctono


Son, más que caminos, pistas anchas como carreteras generales y "lisas", gastadas y apisonadas de los miles de peregrinos que por aquí pasan a lo largo del año.


Los altos eucaliptos son como un bosque de lanzas


Chantas, las lajas de grandes piedras pizarrosas lindando fincas y sendero.


Y muretes o murias de piedra


 Llegamos a Santo Antón por los campos del Agra da Cruz


Santiago de Compostela se acerca...


Huertas de Santo Antón


Por aquí vamos nosotros


Entre las casas del pueblo, algunas antiguas


Santo Antón, casas con parras y muros de piedra cercando los terrenos lindantes con el Camino


Cruce de caminos y seguimos de frente


Saliendo de San Antón...


Llegamos a las últimas casas, sobre el Rego do Xeimar


Amor en el Camino, amor peregrino, peregrino amor...


Y luego de San Antón, un poco más de trayecto por el bosque..


Tramo muy llano

Aquí predominan las especies autóctonas


Siempre por el camino principal


También hay muchos eucaliptos


Largo es el camino a Santiago, pero cada vez menos...


 Luego salimos a campos más abiertos...


Tramo recto y valle del río Amenal. Más allá de aquellas montañas es el concello de Santiago. Andamos ahora por un paisaje de campiñas y huertos, en un trayecto con menos árboles y abierto a la luminosidad del valle, de gran planicie verde en la que, tras recorrer parte de sus prados y caserío, entre los ríos de Brandelos y Amenal, bajo el Monte do Grilo y el cercano castro allí localizado


Rectas pistas terreras


O Amenal ya a la vista, y arriba en lo alto Amarelle e inmediaciones del Aeropuerto de Santiago de Compostela-Lavacolla


Camino de O Amenal


El Camino entra en O Amenal


Las primeras casas y hórreos


Extraños artilugios o arte en el Camino...


En este cruce vamos a la izquierda


Pasamos junto a estas casas


Estas otras quedan atrás


Nos dirigimos al puente sobre el Rego do Amenal...


Rego do Amenal 


Ahora vamos a las casas de la carretera.


La carretera N-547, la célebre carretera de Santiagoque cruzaremos por abajo, a lo largo de un subterráneo. Al fondo hay hotel y baqr-restaurante, desde donde parte la subida a la montaña de Cima Barreira, Alto de Lavacolla


Subida desde O Amenal al Aeropuerto de Lavacolla. A punto ya de entrar en el concello de Santiago, aunque aún quedan 12 kilómetros o poco más para llegar a la Praza do Obradoiro...