Eres el Peregrino Número

lunes, 9 de noviembre de 2015

CASTRO AS GROBAS: FOSOS MILENARIOS ANTE EL MAR (RIBADEO, LUGO, GALICIA) -VARIANTE MARÍTIMA-


Foso defensivo del castro As Grobas y al fondo el faro de Illa Pancha
El peregrino que realiza la denominada variante marítima hacia San Martiño de Mondoñedo, recorriendo primeramente la costa del concello de Ribadeo, llegará, luego de visitar la Illa Pancha, ante el castro de As Grobas, palabra gallega que significa fosas en castellano, recinto fortificado que, hace milenios, vigilaba este litoral plagado de ensenadas y puertos naturales y cuyos fosos defensivos delatan su existencia.

Camino de Rinlo y señalización de la senda costera y del acceso al castro de Asa Grobas
En el camino que va a Rinlo pasaremos por el lugar de Morgullón, perteneciente a la parroquia ribadense de Vilaselán donde el viajero puede desviarse unos escasos metros para recorrer esta ancestral fortificación en la que se han realizado diversas prospecciones arqueológicas.


 En la misma entrada al castro hallaremos fotos y textos explicativos que nos definirán las características principales de la cultura castreña, la cual se desarrolla durante un amplio periodo de tiempo que abarca desde varios siglos antes de la conquista romana hasta bien avanzado el proceso de romanización.


Por alguna razón, defensiva sin duda alguna, se erigieron por Europa incontables poblados amurallados, los castros, con fosos y parapetos, cabañas y diversas dependencias, guardando el territorio, ene ste caso, costas, sendas milenarias y embarcaderos de pesca y comercio, pues existía relación con todo el mundo atlántico europeo. Es entonces cuando en el noroeste peninsular triunfa la cultura castreña.


Si desde el Camino pues nos dirigimos al castro descubriremos prontamente las formidables fosas que le dan nombre, según nos dirigimos a su corona o acrópolis...


Aunque siempre objeto de discusión, estos castros parecen haberse erigido con la llegada de gentes procedentes del interior del continente, a lo largo de bastantes generaciones, llamadas técnicamente indoeuropeos y entre los que abundaría el estrato celta, quizás el más destacado y prominente. De la unión, más o menos pacífica o no, de estos con los anteriores pobladores megalíticos, surgirían los pueblos prerromanos de los que tenemos noticias por los autores clásicos y por la epigrafía.


Un poco al sur de los fosos, más allá del Camino, vemos O Morgullón, no muy lejos de la carretera N-634.



Paraje denominado Os Castros. Al sur son los cordales costeros de A Mariña.


Desde un extremo del foso, que acaba en el acantilado, se divisa perfectamente Illa Pancha con su faro, así como la Praia de Rocas Brancas.


Ante las excavaciones arqueológicas, más textos explicativos:


Emilio Ramil González fue el director de estos sondeos, en el año 2009. De estas catas se entresaca que el castro se construyó antes de la llegada de los romanos (siglo II antes de Cristo) y seguiría siendo habitado en la primer centuria de nuestra era.


Vista aérea del castro, de unas dos hectáreas de extensión.


Fotos de las fosas, así como de las cabañas aquí localizadas durante las excavaciones.


El castro se halla en el territorio de los egovarros namarinos, gentilidad galaica. Su nombre está en relación con los ríos Eo y Masma, antes Ego o Egoba y Namara respectivamente.



El acantilado formaba parte de la estructura defensiva del castro.


Pasada da Insua y Penedo da Insua. Punta Niño do Corvo. Al norte del castro este peñasco es una isla, separada del mismo por un brazo de mar.


Impresionante tajada labrada en la roca madre fromando uno de los fosos...


El promontorio, cual cuña natural que se adentra en el mar, más cerca...


Área de investigaciones, de nuevo "tragada" por la vegetación de la rasa marina.


Dos de las fosas o grobas.



Más excavaciones, cubiertas de nuevo por el manto verde de los toxos...


Regreso al Camino.


Rumbo a Rinlo...


Podemos ir directos, atajando por la carretera local o desviarnos hacia la senda costera propiamente dicha. Existe señalización en ambas direcciones para tomar nosotros el Camino de Rinlo.