Eres el Peregrino Número

sábado, 30 de julio de 2016

CAMINO DE CAMPOS Y SALAVE HACIA TOL: CONCEJOS DE TAPIA Y CASTROPOL (ASTURIAS)

Camino de Tol y Figueras/As Figueiras por el interior de los concejos de Tapia y Castropol, con el mar al fondo.
Llegando a las escuelas de Campos, parroquia de Campos y Salave (izquierda de la foto).
En nuestros primeros metros por el concejo asturiano de Tapia de Casariego, viniendo de Porcía,  se nos ofrece, al llegar a las antiguas escuelas de Campos y Salave, la disyuntiva entre dos opciones.


Y es que a partir de aquí se va a ir abriendo un abanico de opciones para pasar la ya cercana Ría del Eo o Ría de Ribadeo: de momento una es seguir la llamada variante de Tapia, más cercana al litoral y que pasa por varios pueblos, incluyendo la villa tapiega, capital del concejo y otra, más corta, se dirige al interior, buscando salir a Castropol por el pueblo de Tol y de allí seguir ruta entre otras opciones que se nos van presentando. Hablaremos de todas en este blog, pero de momento vamos a seguir esta segunda, el Camino a Tol.


Tomamos así el camino de la izquierda y cruzamos la carretera N-634, dejando atrás las escuelas.


Y así cruzamos, ya por última vez en este trayecto, la N-634 para seguir la senda entr las casas del otro lado e ir a las aldeas de Bardascón y El Picón, quintanas y cabazos en lo que va a ser un maravilloso paseo por la campiña de la rasa costera.


Hitos y conchas.


El Camino pasa junto a estas casas.


Amplia entrada.


Quintanas y cultivos.


Palmeras.





Cabazos...


Muy buenos ejemplos de arquitectura popular.




Al oeste un poco a lo lejos, divisaremos junto a la general la parroquial de Campos y Salave, construida a principios del siglo XX tras la fusión de ambas parroquias en 1891, siguiendo su fábrica el modelo de las "iglesias de costa" con alto y picudo campanario.


El Camino es llano y asfaltado.


Casas de piedra...


Establos y graneros.


Maizales y casas aisladas.


El Camino avanza en dirección sur-suroeste, viendo a lo lejos algunas aledas tapiegas, como As Folgueiras, A Rebollada, Bustello.


Antiguo lavadero,


Casas esparcidas por los campos y el Camino.


Camino que se torna aquí de tierra y grijo.


Campos llanísimos de la rasa costera con las serranías al fondo.


Vista hacia el norte.


Destacan al oeste las alturas del Pico de Faro, A Grandela y A Pena de Cruces.


No muy lejos veremos el Mar Cantábrico.



Al sureste El Pico Mendóis. Aquí cerca A Rebollada.

Al fondo A Pena de Cruces y A Grandela.


Bosques...


la altura de A Rebollada llegamos a la carretera local TC-2, donde hay un circuito de karts


Cruzamos el puente sobre la Autovía del Cantábrico (A-8).


Karts y autovía.


Tramo de asfalto junto a los pinos.


Acto seguido nos desviamos a la derecha y regresamos a la pista de zahorra por los paisajes de esta majestuosa planicie donde no será extraño encontrarnos con algún ejemplar de la fauna silvestre correteando por los campos.


Pinos.


En las inmediaciones del lugar de Banzado cruzamos la carretera AS-23 y seguimos de frente.


Un poco de sombra...


Y salimos a estos grandísimos campos de cultivo.


Maizales.


Arboleda.


Boscaje.



Pastizales.


Prados y bosques.


Luego llegamos a As Pontes del Caviyón, antiguos puentecillos sobre el río de Orxales y uno de sus afluentes.



Río de Orxales.


Otro de los puentes de As Pontes del Caviyón.



Más praderías.


Al fondo, fardos de hierba empacada.


Más maizales.


Los cordales costeros.


Sigue el Camino.


En el cruce, continuamos de frente.


Más adelante entraremos en términos del concejo de Castropol por los pastizales de la aldea de Brul.


Camino de Brul.


Brul y sus grandes rebaños.


Al oeste, aquellas montañas, son ya Galicia, destacando en Monte Mondigo, concello de Ribadeo.



Camino, campos y montañas.


Pico da Buenavista.


Brul más cerca.




Distinguimos al sur, en las distantes montañas, el pueblo de A Roda, cuya iglesia domina el panorama.


Iglesia de A Roda.


Seguimos avanzando hacia Brul, aldea de la parroquia castropolense de Tol.


Caserías de Brul.


Buenas vacas lecheras.


Primeras casas de Brul.


Cartel indicador.


Atravesando la aldea por su parte sur.


Concha peregrina.


Casa en Brul.


Cruzamos pues Brul, pero apenas unos metros, solo hasta Casa Artemio, donde nos desviamos a la izquierda para retornar a la senda caminera, siguiendo siempre de frente adelante en los cruces.


Un itinerario precioso.


Submos una pequeña cuesta.


Campos de cultivo y tierras de labor.


Larga recta,


Qué belleza.


Más pastizales.


Brul en la distancia.


Brul se extiende hacia el norte.


Vista de la zona norte del pueblo de Brul.


Salimos a esta carretera local.


Al norte, Brul. Al fondo a lo lejos reconocemos los edificios de Tapia de Casariego, capital del concejo homónimo. Algunos peregrinos que realizan la variante de Tapia se dirigen por aquí a enlazar con este camino, aunque la variante tapiegra propiamente dicha sigue por la costa.


Más vistas de Brul.


Al llegar a esta carretera iremos a la izquierda, pasando junto al campo de fútbol de Tol


Vamos unos metros en dirección sur.


Pero inmediatamente las conchas nos indican girar a la derecha.


Y dejamos la carretera.


Al fondo vemos algunas casas, mientras andamos ya en dirección oeste.


Se trata de Barrionovo, barrio al este del pueblo de Tol, cabeza de esta parroquia del concejo de Castropol.


Barrionovo.


El Camino pasa entre las casas del barrio.


Buena cantería.


Turismo rural.


Seguimos ruta.


Más casas.


Así hemos de salir a la AS-31 en Tol, delante de la Fonte das Fontiquías.


Hay acera en el margen derecho.


Más paisajes llanísimos.


Cabazo y palmera.


Al fondo, la iglesia, reconocible por su torre-campanario.


La peluquería.


Tienda.


Buenas quintas.


Casa Lombao.


 Letrero de la casa.


Casas y tractores.


Rumbo a la iglesia.


Iglesia parroquial de San Salvador, del siglo XVII y con retablos barrocos, de tan renombradas fiestas que siempre se dice... "xente de Tol, gaita y tambor".


Un dudoso documento del año 926 informa de una iglesia dedicada a Santa María, pero ya en el 1036 se habla de un monasterio bajo la misma advocación del templo actual, dependiente de la catedral ovetense y que en algún momento fue propiedad de la familia del conde Gundemaro Pinióliz. Es interesante una reseña del siglo XV en la que se informa del "Camino Francés que va a Tol".


Una vez más nos damos cuenta, tanto por la diplomática como por la toponimia, que antaño se llamaba Camino Francés a todo aquel que, yendo a Santiago en Galicia, era recorrido por peregrinos francos, esto es, del antiguo reino franco, denominación que abarcaría a los actuales franceses pero también a los centroeuropeos en general. Únicamente la moderna nomenclatura técnica ha dado en llamar Camino Francés solo a uno, cometiendo un gravísimo error histórico.


Casas en torno a la iglesia.


Un poco más al norte de Tol, en Serantes, existió el Hospital de Peregrinos de Santiago Apóstol, propiedad de los Villamil en el siglo XVI.


Lugar para descansar.


Dejamos el cruce de la iglesia.


Un poco más adelante llegaremos a las escuelas, actual albergue de peregrinos. También hay restaurante.


Si hacemos pues parada en Tol no dejemos de preguntar por el interesante museo etnográfico de Casa Frontera y si es posible, visitémoslo, toda una formidable colección de objetos relacionados con el campo y usos tradicionales.


Salimos ya de Tol por la vaguada del río homónimo hacia las casas de A Fonte, siempre por la AS-31.


Ahora vamos a llegar a un importante cruce, el de Tombín: a la derecha la carretera sigue el trazado del Camín Vello hacia As Figueiras (Figueras), y a la izquierda es la variante para ir a Castropol y hacia Vegadeo/A Veiga, antigua senda que evitaba el peligroso paso de la Ría del Eo o del Ribadeo. De las tres hablaremos. Sigue abriéndose el abanico de posibilidades para el paso de Asturias a Galicia.