Eres el Peregrino Número

martes, 6 de septiembre de 2016

PARROQUIA DE PÍGARA, CONCELLO DE GUITIRIZ (LUGO, GALICIA)

Terra Chá: la tierra llana lucense
Tras cruzar el río Labra por A Ponte de Saa dejamos Vilalba y entramos en el concello de Guitiriz en la parroquia de Pígara. Aquí sí que A Terra Chá hace honor a su nombre de tierra llana.


 De Fonte Pequena a A Lamela.


Cruce de Caminos. Seguimos de frente.



Camino llano y ancho delimitado por chantas o grandes lajas de piedra hincadas, cierra común aquí de las fincas.


Casas de A Lamela. Más arrriba pasa la carretera general y en lo alto es A Costa de Casto y el Alto da Cepeira.


Hay naves ganaderas y establos en torno a las casas.


Mojones indicadores.


Más paisajes de Lameña.


Dejamos atrás Lamela,


Ahora, delante nuestro, As Penas.


Inmensa llanera verde.


Un arroyo, afluente del Río Labrada, que forma este valle.


Hay una ligera subida.


Perro en el Camino.


Gato en la puerta del establo.


Cuando parece que nadie es testigo de nuestro paso pensemos que siempre hay alguien que nos observa.


Tal que este...


O este otro. Hagamos no obstante porque los perros no nos sigan, a veces acompañan a los peregrinos espontáneamente varios kilómetros y no saben luego volver a casa.

 
Aquí sí que A Terra Chá hace honor a su nombre, el firme es llanísimo, entre prados salpicados de pequeños bosquecillos de foresta autóctona y pinos en el valle del río Labrada.



Huertas.


Otro grupo de casas.


Aunque el hábitat es disperso, casas relativamente alejadas unas de otras aprovechando al máximo los campos circundantes.


Aquí dejamos As Penas


Y entramos en As Casasnovas, a solo 109 kilómetros de Santiago.


Nobles caseríos gallegos.


Y prados de pasto.


Nidos de cigüeña.


Casas de As Casasnovas.


El Camino sigue.


Pasamos al lado de las escuelas.


Escuelas de la parroquia de Pígara, con su enigmático busto sin inscripciones, sin duda dedicado a alguna persona ejemplar, muy posiblemente un maestro, pero lo desconocemos.


Más allá, unas casas.


De frente A Fontefría, donde está la iglesia de San Pedro de Pígara, construida en estilo noegótico sobre un templo anterior.


A la iglesia no llegamos a ir, a no ser que queramos visitarla, pero pasamos al lado del cruceiro en el cruce que va a ella y seguimos de frente, a la derecha de la foto.


Así llegamos a A Estrada, topónimo netamente caminero.


A Estrada, las casas del fondo están al lado de la carretera.


Nos desviamos a la izquierda por el paraje de As Louseiras.


Ya nos dirigimos a la N-634


Alli la cruzamos.


Y al otro lado nos dirigimos a Ferreira.