Eres el Peregrino Número

lunes, 5 de septiembre de 2016

GONTÁN Y ABADÍN: DOS EN UNO A LA PUERTA DE LA TERRA CHÁ (GALICIA)

Gontán y subida a Abadín
Tras subir el Alto da Xesta los peregrinos han dejado atrás A Mariña lucense para adentrarse en la Terra Chá por el concello de Abadín. Así iremos llegando a Gontán, antesala de la capital del concello, con la que forma en la práctica un único centro urbano.


Entramos en Gontán por la zona de Regueira, un precioso paisaje de campos y huertas.



Es a nuestra derecha un amplio valle bajo A Pena da Auga y O Cerro, montañas en la lejanía.


Bajamos poco a poco entre prados y tierras de labranza al pueblo de Gontán. Primeramente salimos a una carretera entre las hileras de casas, frente a un bar.



Bajamos junto a esta fila de casas.



A nuestra derecha está el Albergue de Peregrinos de Gontán.


A la izquierda la Capela de la Virxe de Fátima.


Justo después va el gran Campo da Feira, a la sombra de carballos.




Campo da Feira habilitado como parque con pabellones acristalados dispuestos para las casetas de los feriantes. También se celebra mercado de ganados. 



Hay otro bar.


Y salimos a una explanada.


Lavadero restaurado a mano derecha.



Fuente con tejadillo de madera a la izquierda.


Huertas.


Y así vamos a dejar atrás Gontán.


Venimos, cuesta arriba, pasando junto a la industria láctea de Gontán.


Salimos a la carretera y por una acera vamos en dirección a Abadín, viendo una bella estampa de Gontán, con las instalaciones de Lácteos Lorán ocupando buena parte de la vega.


Al fondo vemos el Camino por el que vinimos a Gontán.


Y así llegamos a Abadín, capital del concello de este nombre.


Realmente Gontán y Abadín vienen a formar en la práctica un solo núcleo urbano.


Hay tiendas, bares, alojamientos y casas de comidas a ambos lados de la carretera N-634


La Casa do Concello.


Fila de viviendas con la Casa do Concello (color azul) en medio.


Justo aquí cruzamos la carretera.


Y pasamos al otro lado.


Nos dirigimos a la otra acera


Una vez cruzada la calzada nos dirigimos por estos estacionamientos hacia la oficina de Correos, en color verde, al fondo a la izquierda de la foto.


Y aquí, ante el edificio de Correos, seguimos el camino a la izquierda.


Pasamos junto a este palomar.


Y vamos saliendo del casco urbano.


El Camino discurre entre prados y huertas.





Y nos adentramos en el bosque.


Larga recta y un poco de subida al final.


Acabando la cuesta seguimos disfrutando del paisaje del valle del Rego de Gontán, junto a prados de vacas, contemplando en la distancia al norte la Pena da Auga y las colinas de Toxoso, O Cerro, Porto Vidal, Coto de Fontenova, Pena do Caladeiro...




Subimos por esa cuesta entre las fincas.

El crucifijo de piedra y al fondo el Camino
En un cruce, donde hay un crucifijo cincelado en piedra, seguimos en ligera cuesta a la derecha, insertos en un paisaje totalmente rural y pastoril.










Un desvío, antes de llegar a las casas de Probecende, nos aparta de la pista asfaltada a la derecha para adentrarnos por sendero entre campiña y foresta.


Bajando ligeramente.


Bellos paisajes.


Sendero entre fincas.




En plena sombra y una vez pasadas las casas, un cruce bajo el arbolado nos señala en sus mojones seguir de frente hacia abajo. Esa es la dirección que hemos de tomar pero si lo deseamos podemos primeramente desviarnos unos metros con el objeto de visitar una de las joyas del arte medieval gallego, el santuario parroquial de Santa María de Abadín, del siglo XII.