Eres el Peregrino Número

lunes, 28 de noviembre de 2016

LA TORRE DE ESTRADA: EL ÚLTIMO REFUGIO DEL MAQUIS EN LA RUTA A SERDIO Y LAS BRAÑAS. BIFURCACIÓN CAMINO NORTE Y CAMINO LEBANIEGO (VAL DE SAN VICENTE, CANTABRIA)

La Torre de Estrada
Bifurcación en Hortigal: a la derecha Camino Norte y Camino Lebaniego oficial, a la izquierda Camino Lebaniego por Gandarilla


Al oeste del municipio de San Vicente de La Barquera, dejando atrás ya La Acebosa, los peregrinos llegan a Hortigal, donde tenemos una muy importante encrucijada: a la derecha, por la carretera CA-843 siguen el Camino Norte y el Camino Lebaniego por su ruta oficial marcada con postes y mojones, mientras a la izquierda, por la CA-846 sale una variante de este segundo, pintada con flechas rojas, que es la que va por Gandarilla y Bielva. Es algo más corta pero casi toda por asfalto y deja de lado la célebre Senda Fluvial del Nansa que tanto caracteriza al Camino Lebaniego. Ambas rutas se volverán a unir unos 15 kilómetros más al sur o poco más, en Cades, donde hay albergue de peregrinos. Nosotros en este caso vamos a tomar la opción de la derecha, la que va a Serdio, coincidiendo unos kilómetros más Camino Norte y Camino Lebaniego


Aquí vemos la señalización de las dos rutas, la Camino Norte de Santiago y la oficial del Camino de Santo Toribio o Camino Lebaniego, coincidentes


Hasta pasado Serdio la señalización oficial de ambos caminos seguirá el mismo trayecto. Es una pequeña diferencia en distancia pero fundamental en el caso del Lebaniego pues nos llevará por parajes totalmente diferentes


En el caso del Camino Norte de Santiago guiémonos siempre por las flechas amarillas. En el Lebaniego los mojones y postes de madera


Una estrecha acera nos lleva junto a una urbanización de adosados


Kilómetro 3 de la CA-843. Aquí ya no hay aceras, mucho cuidado


Y este es el puente sobre el río Gandarilla, por donde dejaremos el municipio de San Vicente de la Barquera y pasaremos al municipio de Val de San Vicente


El río Gandarilla, que nace en la Peña el Escajal, corre a desembocar al Cantábrico en la marisma de Pombo, una de las que forman la Ría de San Vicente, la que hemos cruzado por el Puente de la Maza


Hay una pronunciada curva a la derecha nada más pasar el puente


Y luego una bifurcación, en la que iremos a la derecha, por la CA-843. A la izquierda es la CA-846, a la que sale el otro camino, siguiendo la ribera del río, hacia el sur. Nosotros vamos de frente, al oeste


Seguimos viendo los mojones con la señalización oficial del Camino Lebaniego. La flecha indica a la derecha


Y al lado de unas ruinas un cartel indicador señala que hemos entrado en el municipio de Val de San Vicente, el más occidental de Cantabria por la costa, a un paso ya de Asturias


Es la ruta al valle del Nansa


A nuestra izquierda uno de los afluentes del Gandarilla forma un pequeño y hermoso valle bajo los montes del Acebal y Coterón (114 m)


La carretera es de tráfico más bien escaso, pero eso sí, sin arcén


A nuestra izquierda Tamburríos. Los eucaliptos nos impiden ver bien la Peña Mayordomo, más al norte. Son los montes de Miñones


Todo recto y de frente sin hacer caso a los ramales de los lados


En esta vereda los caminantes han hecho un sendero de tanto pasar y pisar...


Pasamos al lado de unas canteras de grava


Y en una curva a la derecha un magno espectáculo se ofrece a nuestros ojos: Los Picos de Europa, el Mons Vindius de la antigüedad para muchos historiadores, escenario de la última resistencia antes las legiones de Augusto, a donde "antes subirán las aguas del mar que las armas de Roma". En primer plano sería el llamado macizo central, popularmente Los Urrieles, donde sus máximas altitudes son Torrecerredo con 1.650 metros, la máxima altitud de Los Picos, Torre del Llambrión (2642 metros), Torre del Tiru Tirsu (2.641 mts), Torre Casiano del Prado (2.622 mts), Torre Llastria (2.621 mts), Torre Blanca (2619 mts), Torre Vieja (2.719 mts), Torre de la Palanca (2614 mts) y Torre Bermeja (2.606)


Pero sin duda la cima más conocida y destacada, símbolo de Los Picos, es El Picu Urriellu, mal llamado Naranjo de Bulnes, con 2.519 metros y que vemos sobresalir, picudo y un tanto solitario entre Peña Castil  (2.444 mts) a su izquierda con La Torre del Carnizosu (2.432 mts) y a su derecha  La Torre La Párdida (2.596 mts), El Neverón de Urriellu (2.548) y El Neverón del Albu (2.445 mts) junto al Cuetu Albu (2.414 metros). La primera vez que El Picu, El Urriellu o El Picu Urriellu, como lo llaman los lugareños, es denominado Naranjo de Bulnes es en el año 1855 cuando el ingeniro y geólogo alemán Guillermo Schulz publica el primer mapa topgráfico y geológico de Asturias



Extrañamente en los bocetos conservados del mapa y publicados por el cronista Patricio Adúriz en la revista Torrecerredo en 1973 Schulz empezó poniendo Urriellu, luego tachando lu y dejándolo en Urriel, luego Los Urrieles (nombre del macizo) y al final y sin que se sepa motivo Naranjo de Bulnes pues ni está en Bulnes ni el topónimo del frutal tiene razón aparente de ser salvo por alguna moda de rebautizar accidentes geográficos que a veces existe en todas las épocas. El tono anaranjado al sol de la piedra caliza al amanecer y al atardecer es lo único que le podría haber dado motivo para ello


Sea como sea nos hallamos ante un verdadero santuario de los dioses de piedra, proezas de la historia, la naturaleza  y mito y esencia del alpinismo


Y así hemos llegado a Estrada, antesala de Serdio


El topónimo estrada hace referencia a antiguas vías y calzadas, como es este el caso...


Nada más llegar, la señalización nos indica que nos acercamos a la medieval Torre de Estrada


 Para verla en este cruce seguimos de frente


Obsérvese que recomienda seguir de frente a los caminantes y a la derecha a las bicicletas, no sabemos bien porqué. Realmente el de la derecha puede ser un recorrido más corto pero el de la izquierda, el oficial, nos permitirá conocer la famosa torre del lugar


Pasamos pues frente a más casas y fincas. Antaño en el pueblo hubo famosos alfareros


Especie de blasón con una moneda de un euro


Seguimos adelante...


Junto a un pequeño parque con bancos...


Hay altos setos a ambos lados de la calzada...


Al fondo hay un cruce


Y justo antes de la curva nos desviamos de la carretera por una senda a la derecha


Aquí está la Torre de Estrada, torre defensiva de estos valles y caminos milenarios, con una capilla señorial del siglo XIII dedicada a San Bartolomé que la convierte en la única torre con santuario anexo de toda Cantabria. Una muralla cierra el conjunto haciendo un pequeño castillo asentado en un peñasco


Pórtico de la capilla desde el cruce


Capilla de San Bartolomé


La torre es anterior, originalmente del siglo VIII, erigida en los albores de la llamada Reconquista, pero reconstruida en el s. XII, que es básicamente la estructura gótica que ha llegado a nuestros días, de tres pisos y que antaño tuvo almenas, apenas con huecos en sus paredes de mampostería. Se entra a ella desde el patio por una pequeña escalera


Fueron sus dueños y de todo el territorio el linaje de la familia Duque de Estrada, apareciendo aquí su blasón y el de los Ceballos. Tuvo trabajos de restauración a lo largo de estos años, en el 2005 y ahora, en el 2016.  Alberga en su interior una esposición dedicada al maquis, los últimos republicanos que siguieron en pie de guerra tras la capitulación de 1939, algunos durante décadas y muy activos en las montañas cántabras, leonesas, asturiana y gallegas. No en vano hallaremos referencias a ellos hasta Melide y Arzúa en Galicia, casi a las puertas de Santiago


Texto explicativo al pie de la torre...



En el cruce vemos las señales camineras


Esta es la del Camino Lebaniego o Camino de Santo Toribio, que coinicide con el Camino Norte durante bastantes kilómetros


Y esta es la señal del Camino Norte de Santiago, que nos informa que estamos a unos 4 kilómetros de Muñorrodero, a orillas del Nansa y Ría de Tina Menor


Dejamos atrás la Torre de Estrada, de la que hay un verso que dice...

 "Yo soy la Casa de Estrada
 fundada en este peñasco
 más antigua en la montaña
 que la Casa de Velasco
 y al rey no debe nada".



Y llegamos a un cruce de caminos en La Fuente de las Anjanas, donde hay una posada rural. Las anjanas son las hadas o ninfas de las augas de la mitología cántabra


Atendiendo a las señales, tanto del Camino de Santiago del Norte como del Camino Lebaniego, tomamos el ramal de la derecha


Hay aquí un pequeño oratorio


Con una imagen de Santiago y ofrendas dejadas por los peregrinos


Sigue el Camino


Viendo ya asomando sobre las copas de los árboles el pueblo de Serdio, uno de los que formaron parte del Ayuntamiento de Serdio creado en 1822. Hasta entonces el territorio era una posesión señorial de la Casa de Estrada, los de la torre, quienes hasta 1814 escogían alcaldes mayores y corregidores encargados de la administración. Primeramente Unquera y Estrada no formaban parte del nuevo ayuntamiento sino que se incorporaron en 1835


Hacia allí va el Camino


Cruce y a la derecha


Por firme asfaltado


Bajamos a un pequeño valle


Aquí vamos a la izquierda


Subiendo un poco


Realizando una buena curva


Estrada y el Camino


Y subimos junto a roquedos, fincas y bosques


Cruce y a la izquierda...


Y a la derecha de esta casa salimos a la carretera CA-844


Serdio, Casa la Palmera. Nosotros seguimos de frente por la carretera


Banco con el nombre de la casa


Siempre por la calzada principal no haciendo caso a los desvíos de los lados, paso a las fincas


Nos acercamos al centro de Serdio


Murete de piedra a la derecha


Existe una leyenda popular que dice que Serdio debe su nombre a la expresión "se ardió" a consecuencia de un incendio acaecido en 1631. Realmente carece de verosimilitud pues el topónimo ya aparece registrado en 1404, cuando en un documento se menciona a los "moradores en Serdio" y se dice que era concejo de behetería, esto es, que tomaban por señor a quien ellos escogían


Y así vamos aproximándonos al centro del pueblo


Artística escultura sobre una peña al lado del Camino...


Llegamos a El Corralucu, donde hay posada viajera, turista y caminera


Aquí se jugaba a los bolos, el birle o bolu palma, de grandísima afición en Cantabria y oriente de Asturias


El Corralucu


Seguimos ruta...


Anuncio del hospedaje


Tramo llano entre las casas


Arquitectura tradicional


Señalización por doquier


A la izquierda, por la carretera local


Pasamos entre las casas


Portones de las fincas


Otro corro o corral entre casas, este a la izquierda del Camino, en un interesante conjunto con alguna casa de cortafuegos y corredor. También hay bar


La yedra cubre las fachadas


Buenas muestras de arquitectura popular de Cantabria


Andamos por la acera


A la izquierda hay unos apartamentos tuísticos y al fondo nos acercaremos a la iglesia


Pasamos estas casas...


Asomadas al Camino...


Y llegamos a la iglesia parroquial de San Julián Mártir de Serdio: el Camino como tal sigue a su derecha, pero nosotros vamos a rodearla para conocerla y visitarla, a la izquierda



La señalización... de los dos caminos, el de Santiago y el de Santo Toribio


Muy reformado y restaurado, parece ser este santuario fue construido en el siglo XVIII


Pasamos junto a su sacristía y pórtico


En el interior hay una importante placa


Dedicada a la memoria del gran Gumersindo Laverde Ruiz, escritor, filósofo y periodista natural de Estrada, por donde acabamos de pasar. Es por muchos consdiderado el maestro de Menéndez Pelayo y un gran investigador y divulgador de la historia,el folklore, la mitología y todo el acervo cultural de Cantabria y Asturias


Al otro lado está la Fuente la Aldea...


Y otro bar, con terraza


Hermosa torre-campanario


Y por aquí continuamos trayecto...


Atentos a esta encrucijada: el Camino sigue de frente


Pero si quieremos pernoctar en el albergue de peregrinos, sito en la antigua escuela, hemos de desviarnos a la derecha


El actual albergue es la continuidad de la secular tradición hospitalaria de Serdio donde hubo, en el barrio de Los Coteros un hospital de peregrinos pobres del que sabemos, por el Catastro de Ensenada, era entonces su patrono Diego Fernández de Zires, habiendo sido fundado por el vecino Juan Sánchez de la Fuente, disponiendo de una capilla dedicada a Santa Ana y de varias tierras y huertas de secano


 Hito de los caminos lebaniego y de Santiago


Pasamos pues a la derecha de la casa del cruce


Y salimos del centro de Serdio


Por este caminito asfaltado


Caseríos labriegos...


Viviendas de uso residencial


Por aquí salimos de Serdio...


Junto a más posadas rurales


Vamos dejando atrás el pueblo


Cruce y adelante dando vista a La Hoya Salceda


Tal vez el trazado antiguo fuese este, pero cuando llueve se forma cenagal, mejor vayamos a la derecha por lo asfaltado. Total ambos tramos se unen al fondo


Vamos por aquí


A lo lejos la serranía de Cuera, ya en Asturias, donde destacan los los 1.315 metros de la Pica Torbina


Allí hay un cobertizo


Y a su altura una bifurcación


Vamos a la izquierda


Bajando poco a poco


Campos de San Julián. En esta zona se dice hubo una iglesia de esta advocación y un antiguo asentamiento desaparecido llamado popularmente Villa Carrasquedo


Montes de La Fuentona, Peña Europea y Rocao


Bosquetes...


El Cornejo y Monte de Serdio


Estamos en Las Brañas


Topónimo que hace referencia a majadas y pastos


Allá Los Torcones, La Rotura, El Torco las Candelas y Las Jayucas. Montes y bosques


Ándara y sus pìcos nevados


Paisaje de Las Brañas


Una pequeña cuesta


Bajamos a la izquierda


Y ahora llegamos a un cruce fundamental y muy importante


Abajo, en una encrucijada, se separan definitivamente Camino Norte de Santiago y Camino Lebaniego


El Camino Lebaniego sigue a la izquierda, por la pista pedregosa que se adentra en el bosque para bajar seguidamente al valle del Nansa en Muñorrodero. El Camino Norte de Santiago sigue la carretera, bajando a la derecha para cruzar el Nansa en la Ría de Tinamenor, subiendo a Pesués, capital del municipio y luego por Unquera cruzar el Deva por la Ría de Tinamenor y entrar en Asturias. Hemos de decidirnos en una de las dos opciones. Por lo general quienes siguen el Camino Norte lo hace con la idea de recorrer la costa asturiana hacia Galicia y Santiago, mientras el Camino Lebaniego como tal tiene su final en el monasterio de Santo Toribio, puerta de Los Picos de Europa, veneración del Lignum Crucis y enclave fundamental para la historia de Europa con Beato de Liébana. Una vez allí quienes deseen continuar hacia Santiago pueden tomar el Camino Vadiniense para enlazar con el Camino Francés luego de subir las montañas y atravesar la meseta, o también hacer eso un poco antes, desde Potes, donde salen la Ruta Leonesa y la Ruta Castellana... los caminos de la antigüedad recuperados en el presente



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita y contribuir con tu comentario... Únete a la Página Oficial en Facebook para descubrir nuevos contenidos....Ultreia!