Eres el Peregrino Número

miércoles, 12 de julio de 2017

DE MONDOÑEDO A GONTÁN POR EL CAMINO OFICIAL (GALICIA): EL MOSTEIRO DOS PICOS, LA SUBIDA DE A INFESTA Y LA XOTA DE ESPIÑARCAO

Mosteiro de Picos o de San Martiño de Vilourente desde el Camino
El Camino oficial sale de Mondoñedo por el santuario de la Virxe dos Remedios
Dos son los caminos que salen de Mondoñedo en dirección a Abadín, los dos subirán las montañas y dejarán los concellos de A Mariña lucense para entrar en A Terra Chá. Uno, el llamado ahora camino complementario, desde la Praza da Catedral y A Fonte Vella sale a Maariz, sobre el valle del Valiñadares, y por Lousada ascenderá al Alto da Xesta entrando en el concello de Abadín por San Martiño de Galgao. Es el más empleado y trasitado, cuenta con albergue de donativo y, aunque es unos seis kilómetros más largo es el preferido mayoritariamente por los peregrinos, pues fue durante décadas camino oficial, designación perdida en favor de este que tomamos ahora, cruzando la carretera N-634a al lado del santuario de la Virxe dos Remedios, frente a A Alameda y antiguo Hospital de San Pablo y San Lázaro de Mondoñedo, para bajar al valle del Rego de Cesuras y luego empezar la larga subida desde A Infesta


En la Praza da Catedral de Mondoñedo, donde ambas rutas se separan, un panel indicador nos muestra distancias y recorrido: 11, 81 kms. el camino oficial o principal y 17,22 el camino complementario


Desde aquí vemos ya el valle. El río de Cesuras discurre por el medio, a verter sus aguas al Valiñadares


La carretera sube, vamos por la acera


Conchas metálicas en el suelo


Aquí nos desviamos a la derecha


Y empezamos a bajar


Estamos a 151 kilómetros de Santiago de Compostela



Este actual camino oficial estuvo hace años señalizado con flechas amarillas pero, dada su dureza y soledades, se buscó otro con suficientes visos históricos decatándose por el de Maariz y Alto da Xesta. No obstante, las autoridades han recuperado este camino primigenio y lo han reseñalizado. Pocos peregrinos van por él ahora pues, luego de las aldeas de este valle, no hallarán casas ni refugios hasta llegar a Gontán, en una ruta muy bien señalizada pero alejada de lugares poblados o vías transitadas


Campos de Fontega y Pelourín, todo esta parte de Mondoñedo, con sus barrios y aldeas, pertenece a la parroquia de Os Remedios


Sigue el descenso, viendo al fondo, al suroeste, Pena Morcán (737 mts.) y a su derecha el Chao da Lagoa (599 mts.) y montes de Os Salgueiros


A nuestra derecha los barrios y lugares de Fontega y Pelourín, A Rúa y Pumariño, poco más arriba, bajo las alturas de A Atalaia (529 mts.) divisamos O Vilar, Valiño, O Souto, O Formigueiro y San Antonio


Allí a la izquierda de O Formigueiro reconocemos un gran edificio monacal, es el Mosteiro dos Picos o de San Martiño de Vilaourente, supuestamente construido en el año 1348 por los franciscanos, sabemos documentalmente que el 9 de agosto de 1379 le es concedido privilegio real otrogado por el monarca Enrique II de Castilla o de Trastámara, confirmado más tarde por su hijo Juan I en documento del 25 de abril de 1382, mostrando su devoción por este convento de "Vilalaurente" en el que "se acogen muchos peregrinos que van al Apóstol Santiago". De ahí sabemos que tenía hospital de romeiros xacobeos


En el año 1676 acontece un suceso que muestra las tensiones con las autoridades eclesiales mindonieneses. Un fiel devoto dona a los frailes una ermita en San Antonio do Carrascal y se produce un intento de traslado frenado por la jerarquía catedralicia que acabará con el auto del Real Consejo ordenando el regreso de los franciscanos un año después


En el año 1687 comenzarán las primeras intervenciones que transformarán la original fábrica medieval monacal, la cual estaba muy deteriorada, construyéndose un lienzo del claustro donde estaban la bodega y la panera, siendo este reedificado, así como la casa desde la capilla mayor a la iglesia, la sacristía y la hospedería. En 1701 nuevas obras se derribará la antigua torre del campanario y se hará una nueva de más altura. En 1715 el Obispo Muñoz y Salceo sufragará la construcción de una nueva iglesia

En 1884 pasará a estar ocupado por los Pasionistas, quienes residirán en él hasta 1964, empezando un periodo de total decadencia del conjunto que caería en la ruina pese a alguna tentativa, infructuosa, de restauración. Su traza actual es el de claustro cerrado por tres tramos y el cuarto por la iglesia, de planta rectangular y cúpula sobre el altar mayor


Seguimos carretera abajo viendo al fondo unas casas


A la izquierda Casal


A la derecha A Rúa y Pumariño, y otra perspectiva del viejo monasterio


Está rodeado de plantaciones de eucaliptos que, cuando crezcan, sin duda lo ocultarán


La bajada termina en Rego de Cas



Siempre por la vía principal, la carretera local


Pasamos bajo un cabazo u hórreo estilo Mondoñedo


Cruz de piedra


Propiedad de Amancia Pérez Bouso pone la placa en su base


Seguimos en la carretera


Un Cristo crucificado de piedra


Justo debajo del Cristo se ve una figura de la Virgen, quizás Nosa Señora dos Remedios, y a la derecha un obispo, quizás alguno de los promotores de obras públicas que hubo en Mondoñedo


Otro grupo de casas


Pasamos junto a ellas


Y ya vamos saliendo de Rego de Cas


Volvemos a ver Pena Morcán con los montes de Cabana y el Porto de Calzada da Cabana Vella a su izquierda. Más a la izquierda aún está O Pico (718 mts.), hacia donde subiremos desde Cesures por A Infesta, aldea que vemos a lo lejos, encima de los invernaderos


Cesures y A Infesta, donde empezará la larga y dura cuesta


Buena perspectiva del valle. Estamos entrando en Santa Margarida. Arriba Cesuras y a la derecha San Cristovo y Zoñán


Zoñán y San Cristovo sobre el valle...


Llegamos a los invernaderos en Santa Margarida


Y a nuestra izquierda el Rego de Santa Margarida. De frente veremos un viejo molino arruinado


Aún se ve el ojo por donde salía el agua canalizada de nuevo hacia el río, la que impulsaba la maquinaria de la molienda


Está cubierto de vegetación


Vamos hacia las primeras casas


Fuente en el Camino


Cabazo y otras construcciones


Cruz caminera...


Seguimos hacia el fondo del valle


Bifurcación, vamos a la derecha


Rumbo a Cesuras


Cesuras: por ese picudo monte cubierto de eucaliptos subiremos desde A Infesta hacia las montañas que separan A Mariña de la Terra Chá, ante el Monte do Pico


A nuestra izquierda A Pena da Roca (758 mts.) otra buena referencia visual. Al otro lado de esa sierra, sobre el valle del río Valiñadares, discurre, por Maariz y Lousada, el camino complementario, como decimos, más usado y recomendado


A la derecha vemos la capilla de San Cristovo de Zoñán, sobre el río


Se trata de una capilla gótica construida entre los siglos XIV y XV y se dice puede estar relacionada directamente con el Camino pues el santo, San Cristovo o San Cristóbal, está vinculado a caminos y viajeros. No olvidemos que el Mosteiro dos Picos contaba con hospital de peregrinos, muy cerca de aquí.


Es de planta rectangular y el ábside es semihexagonal y tiene un pequeño pórtico y sobre él una espadaña del campanario. En el interior destaca el arco del altar y allí un retablo neoclásico con la imagen del patrón. Otro retablo lateral es barroco del siglo XVII




Un hermosísimo paisaje


El Camino está jalonado de mojones


Y entramos en Cesuras


Este va a ser el último núcleo de población de cierta relevancia que hallemos hasta llegar a Gontán


Se disponen las casas como en una rúa


Ya subimos un poco


Nos llama la atención esta fachada de piedra


Sobre la puerta hay un blasón de hondo simbolismo mindoniense


Seguimos avanzando por Cesures


Salimos del pueblo y seguimos adelante hasta la marquesina de autobús del fondo


Aquí nos desviamos a la izquierda


Subimos a A Infesta



Ya al pie de las montañas


A Infesta


Dejando el cruce de A Infesta seguimos a la derecha, de frente y en recto


A 150 kilómetros de Santiago. Vemos a la derecha del mojón restos de la antigua señalización pintada en este muro a mano


Y llegamos a este puente


Sobre la carretera N-634, de mucho tráfico cuando, a causa de la niebla, se cierra la Autovía del Cantábrico


Pasamos al otro lado del puente, viendo el final del valle


Y vamos de frente a la derecha


Atentos a las flechas amarillas. En contra de lo que se piensa mayoritariamente las conchas son orientativas de dónde está el Camino pero no direccionales, su posición no habría de implicar dirección según los rayos o el vértice miren para un lado u otro, por lo que habrían siempre de estar acompañadas de la correspondiente flecha, esta sí direccional

"El emblema de la concha se creó con la intención de identificar un símbolo con el Camino de Santiago. En su origen, tiene un significado orientativo, de posición, no necesariamente direccional. Representa la convergencia de rutas que desde distintos lugares conducen a un punto, siempre en el oeste. No se creó, por tanto, como indicador de dirección, sino como símbolo del Camino, si bien podría ser usada con ambos fines (posición y dirección) en casos puntuales como en el entorno de Bienes declarados por su interés"

(Directrices para la señalización del Camino de Santiago. Consejo Jacobeo)


Entrañable cierre de finca...


Bifuración: a la izquierda


Bifurcación: a la izquierda


A partir de ahora siempre subiendo


El Camino hace zig-zag para ganar altura


Empieza un itinerario muy bello pero muy solitario. No hallaremos poblaciones hasta llegar a Gontán


Importante ir bien provisto de agua y vituallas, pero tampoco con peso excesivo


La cuesta no perdona


Bifurcación y a la izquierda


Más zig-zag


Ya estamos nuevamente a la vista de la Pena da Roca





El penedo de su cumbre le confiere este nombre



 Buena cuesta por los montes de A Infesta


Murete de piedra


Cerrado valle del Rego de Santa Margarida


Al este, abajo, ha quedado la ciudad de Mondoñedo


Roca viva...


Y Pena da Roca


Tupida eucaliptal


Campos abiertos ante el Monte do Pico, que cierra el valle por el sur


Al otro lado de esas montañas se extiende A Terra Chá


Colmenas. La ascensión se suaviza un poco


Avanzamos: atrás quedó también la Pena da Roca


Emblemática montaña mindoniense


Nos acercamos a la zona de pastos de la montaña, zona de brañegos


Balizaciones de la conducción de gas


Curva a la izquierda, la subida tiende a empinarse


Profunda caja caminera


 Cierres ganaderos: a la derecha sigue el Camino


Subiendo sin tregua


Presentimos próximas las cimas del collado pero el repecho no culmina


Aún hay que subir algo más


Hemos subido considerablemente: el "picudo monte boscoso" que veíamos antes de llegar a Cesures ha quedado allí abajo


En la lejanía Mondoñedo, con los 618 metros del Padornelo arriba a su derecha. Más abajo y más cerca, los montes de A Frago do Rei, tras ellos y sobre el valle del Valiñadares sale de la ciudad el camino complementario, el más recorrido por los peregrinos, rumbo a Maariz


Vista de Mondoñedo en la distancia. Si nos fijamos bien veremos a la derecha el Hospital de San Pedro y San Pablo, reconocible por las dos torres de su fachada barroca, situado enfrente de A Alameda y la iglesia de la Virxe dos Remedios, que ya no vemos bien, donde tomábamos este trayecto


La pista eso sí, es ancha y está bien acondicionada


Llegamos ahora a un importante cruce


O Marco da Infesta, así llamado por la roca hincada que vemos al lado del monolito xacobeo que nos avisa de ir a la izquierda


Los mojones señalizadores de sendas y pastos, divosorias y otros lugares, son empleados desde los albores de la Humanidad. Se dice antaño hubo un mojón mayor, de dos metros, con unas iniciales grabadas, junto al que se sentaban los viajeros y peregrinos de antes


Más zig-zag y fuerte pendiente


Al noroeste Pena Morcán. Esa zona se la conoce como Montes da Cabana, Porto da Calzada, Porto da Calzada da Cabana o, más explícitamente, Porto da Calzada da Cabana Vella



Más a lo lejos A Serra da Toxiza


Pico da Toxiza (833mts)



Ya casi en lo alto...


Vamos despidiéndonos de Mondoñedo y de las tierras de A Mariña hasta una próxima ocasión...


Nos acercamos a la Terra Chá, aunque de momento nadie lo diría


Caminando por la ladera norte del Monte do Pico


Ahora sí andamos casi en llano


Leves subidas


Muretes de piedra


Pastos de montaña


La pista sigue siendo buena


La serenidad de las cumbres


Torres de alta tensión


Formidable subida la que acabamos de dejar atrás

Pena Morcán


Monte do Pico. Ganado caballar


Adelante un nuevo paisaje se ofrece ante nuestra vista: A Terra Chá, que dicen no es tan llana cuando la recorres caminando. A lo lejos vemos A Serra da Carba y A Serra do Xistral


Otro paso y cierre ganadero


Por fin caminamos en llano. Estamos en los alrededores del paraje de As Rochas


Salimos a aquel cruce


Y seguimos a la izquierda


Hay una cierta sensación de inmensidad contemplando desde estas alturas las extensísimas camperas y lejanas colinas de A Terra Chá


A cada paso ganamos perspectiva; al este divisamos las inmediaciones del Alto da Xesta


Por allí va la Autovía del Cantábrico, al pie de los eólicos del fondo. Fijémonos en el desmonte de la derecha


Vemos mejor el largo desmonte de la A-8 junto a los montes da Rocha. Abajo es el valle del Valiñadares, por donde sube el camino complementario desde Lousada. En la lejanía es A Serra da Cadeira, por donde baja a O Val de Lourenzá el camino, también oficial, que entró en Galicia por Trabada. En primer término Coto Herboseiro


Impresionantes paisajes


En los cielos vuelan los buitres en majestuoso porte, oteando los campos


Otro maravilloso encuentro con la naturaleza de esta tierra


Encrucijada: vamos a la derecha


El Camino es llano y recto, recuerda a una calzada romana, pues las hacían así, lo más rectas posibles, independientemente de la orografía


Pero hace una veradera montaña rusa: sube, baja, sube, vuelve a subir, vuelve a bajar...


Cruce y de frente


Y a subir un poco


Y a bajar para después subir. Coto de Leboreiro


Fin de la bajada: cruce y de frente para subir otra vez hasta allá arriba


Remontando esta segunda subida encontramos un trisquel dibujado en la colina por ese cruce de caminos: O Outeiro


Este es el cruce en el que se unen los brazos del trisquel, donde nuestro Camino irá a la derecha


Pues hacia el trisquel bajamos... para luego subirlo, entero


A nuestra izquierda nace el Regto de Leboreiro y a nuestra derecha el Rego das Cortellas, pues este cueto, collado, monte, loma, colina o como queramos llamarlo da a dos vertientes: norte y sur


Cruce y de frente


O Outeiro: fijémonos que el Camino es el que sube desde el cruce a la derecha, junto a una nave ganadera


Estamos a 145 kilómetros de Santiago


Más caballos, nacimiento del Rego deCortellas


A la izquierda Coto de Arnoso y nacimiento del Rego de Leboreiro: a lo lejos inmediaciones del Alto da Xesta


Viejas flechas amarillas


El cruce del trisquel: a la derecha. Veamos nuevamente la balización del gasoducto


Por aquí estaríamos pasando del concello de Mondoñedo al de Abadín


Entramos definitivamente en A Terra Chá


Monte de Santa Cruz


Subimos hacia la nave ganadera


Pasamos al lado de ella


Y seguimos de frente


Acabando esta última cuesta de la "montaña rusa"


Y empezando a bajar


Tramo recto


Y curva a la izquierda


Ahora vemos, a nuestra izquierda, el monte de O Foro (626 mts.). Nuestro camino irá a la derecha por su falda norte, mientras el complementario que viene de A Xesta lo hará a la izquierda por la falda sur. Tras él está Gontán, donde ambos se unirán


A la derecha el valle del Rego de Espiñarcao


Espiñarcao, parroquia de Romariz, concello de Abadín


 Nombre popular en la música tradicional gallega: Xota e Mazurca de Espiñarcao


Música de la zona para amenizar la caminata


Espiñarcao y el Camino


Ya en buena bajada


Viendo ya a lo lejos el viaducto de Abadín de la A-8, bajo A Serra de San Martiño


Y O Foro allá adelante


Cruce y de frente en recto


A la izquierda unas naves de ganado, lugar de A Santa Cruz



Más a lo lejos el Alto da Xesta con sus eólicos


Inmediaciones de San Martiño de Galgao


En San Martiño de Galgao el otro camino, tras subir desde Lousada, pasa a la Terra Chá junto a este santuario que simboliza la unión de gentes y sentimientos entre esta comarca y A Mariña, llegando luego, ya en llano, a ese pueblo: A Xesta, parroquia de Quende y concello de Abadín, donde cruzará la N-634 y se dirigirá a unirse con este en Gontán


Ese camino va un poco más abajo que el nuestro, más o menos por la parte de aquella arboleda oscura en medio de la foto, ante el viaducto, presto ya a enlazar con este


 Cruce en las cercanías de Fraamil


Vamos a la izquierda, de frente en dirección oeste


Un tramo asfaltado que dejaremos enseguida, desviándonos allí a la derecha por aquella pista


Ahora sí que parece que estamos en Terra Chá


Nueva vista de Espiñarcao a la derecha


Y como dijimos caminamos ya por la ladera norte de O Foro


 Bordeándolo


Y saliendo hacia su falda oeste


Al fondo unos edificios


INmediaciones de Abadín, capital del concello


Volvemos a ver las balizas del gasoducto


Al fondo Toxal y As Casas de Arriba


Valle del Rego de Labrada


Ya se ve un poco mejor Abadín


El Camino subirá desde Gontán, donde hay albergue público de peregrinos, el Albergue de Gontán,  a Abadín, donde está el albergue privado Lar Xabarín, habiendo además bares con pensiones, comercios y servicios. Es subida la realiza por un tramo de carretera que vemos a la derecha de los bloques de pisos en primer término y que pasa junto a la Casa do Concello


Abajo aún no vemos bien Gontán, que casi forma con Abadín un solo núcleo urbano


Bajamos hacia allí


Vista hacia Pacio y Serantes


Aquí a la izquierda nos unimos al camino complementario que viene de Mondoñedo por Maariz, Lousada, San Martiño de Galgao, Alto da Xesta y Quende, más largo pero más transitado y poblado. que cuenta con servicios como el albergue de donativo O Bisonte de Maariz, toda una institución en el Camino del Norte. Ahora, coincidiendo con los peregrinos que vienen de allí, entramos en Gontán y Abadín