Eres el Peregrino Número

jueves, 11 de septiembre de 2014

RIBADEO: PRAZA DO CAMPO. LUGO, GALICIA.

A Prada do Campo
Luego de venir desde A Ponte dos Santos, paso de Asturias a Galicia, venimos desde la Rúa do Faro a la de San Miguel para atravesar lo que fue el Ribadeo intramuros para seguidamente salir al corazón de esta villa, puerta de Galicia en el Camino Norte, por la Praza do Campo o Praza de España, que antiguamente era parte de las afueras de la villa al estar más allá de una de las puertas del cercado medieval.


Saliendo a la plaza veremos algunas casas blasonadas. Es zona de hostelería y comercios.

  
Llegando a la plaza admiramos el busto dedicado al escritor Dionisio Gamallo Fierros, experto en la biografía de Rosalía de Castro.



Aquí, cuando esto no era más que un campo del extrraradio la población realizaba ejercicios militares para estar preparada ante cualquier eventualidad y se jugaba a los bolos.


Se llamaba O Campo da Vila y según en qué parte se estuviese se decía Campo de San Francisco (aledaño al convento franciscano) y Campo de Santa María (entorno de la iglesia).


Aquí estuvo la torre del reloj con las campanas que había sobre la Porta da Vila, la cual fue derribada a principios del siglo XX mientras la muralla, incapaz para soportar un largo asedio, empezó a ser demolida y sus piedras aprovechadas para otras construcciones por la vecindad, ya desde el siglo XVIII.


Alrededor del campo y actual parque se fueron construyendo los nuevos edificios extramuros, en un espacio que fue y sigue siendo de gran concurrencia y relación social, casas blasonadas y diversas tiendas, bares, restaurantes y comercios, tanto aquí como en todas las calles y avenidas que en ella confluyen. Se celebran fiestas, ferias y mercados continuamente.


Se trataba desde siempre de un gran espacio de socialización, aspecto incrementado al crecer la población fuera de su núcleo originario y construirse, ya desde el siglo XVIII al menos, quintas y edificios, algunos de notable interés, como iremos viendo.


Otro destacadísimo busto es el hecho en honor a José María Alonso y Trelles Jarén "El Viejo Pancho", escritor y poeta gauchesco uruguayo nacido en Ribadeo en 1857.



Tras él, la Oficina de Turismo de Ribadeo.


Con sala de exposiciones y atención al público.


Aquí están Os Cocos, símbolo de Ribadeo y sus fiestas.


Y enfrente de la estatua del Viejo Pancho admiramos otros edificios de gran relevancia para la historia y presente de Ribadeo.



La Aduana...


La Casa do Concello y la Torre dos Moreno...