Eres el Peregrino Número

lunes, 13 de octubre de 2014

EN LA PARROQUIA DE COVELAS DIVISANDO CEDOFEITA: VALLE DE MOLINOS Y PAZOS A LA VISTA DEL CAMINO (RIBADEO, LUGO, GALICIA)

Valle de Cedofeita desde el Camino en San Vicente, cabeza de la parroquia de Covelas
Río de Ramos, paso de la parroquia de Ove a la de Covelas, concello de Ribadeo.


Adentrándonos por el interior del concello de Ribadeo, puerta de Galicia por la costa, dejamos atrás la parroquia de Ove y entramos en la parroquia de Covelas una vez dejada atrás la casa de Río de Ramos.


Luego de unos escasos metros por la carretera local CP-5207 el Camino se desvía a la derecha...


Y pasa por esta frondosa eucaliptal...


Camino llano...


Pinares y... un claro en el bosque...


 A Casa da Edra, junto a la que pasa la senda...


A Casa da Edra...


Hermoso caserío gallego que encontramos a nuestro paso...



A Casa da Edra va quedando atrás.


Pasamos junto a las hotensias.


Las montañas asturgalaicas al sur.


Aquí salimos de nuevo a la carretera local.


Un poco cuesta abajo pasaremos junto a esta casa.


Al pie de la carretera una vistosa y bien recuperada fuente.




Abajo está el pequeño pero profundo valle del Rego Pequeno, bajo las colinas de O Cordal.



La cuesta sigue en suave descenso hasta la Capela do Carme, campo de buenas romerías.



Seguimos las indicaciones


Y nos dirigimos a la aldea de Vilela.


Vilela y al fondo el Monte Mondigo, el más alto del concello de Ribadeo, con sus 571 metros de altitud.


Vilela, campos de fabas y colinas plantadas de eucaliptos.


Mini-tractor.


Buenas quintanas...


Hermosos hórreos o cabazos.


Fabales...


El Camino en Vilela. Fincas y huertas.


Señalización en Vilela.


Fauna doméstica, o porco sale a saludarnos...



Así como los patos.


Causamos expectación. Se asoman a la ventana.


Vilela, con un hermoso conjunto de casas alineadas tras un cabazo.


Vilela.


O Rego Pequeno a nuestros pies.


Subimos junto a esta casa.


Vilela ya quedó atrás.


Y llegamos a A Pena, donde hay bar.


A Casa da Pena.


Aquí atrás está el Albergue de Peregrinos de Vilela.


Enfrente del albergue sube el Camino hacia Celeirós y Vilar por el Monte O Carril.




Atrás va quedando A Pena, bar y albergue.


Seguimos camino...


Valle del Rego Grande y al fondo la aldea de As Anzas. Montes de As Penelas.


O Empalme y Freal, también dando vista al valle del Rego Grande. 



Valle del Rego Grande, aldeas de As Anzas, Salcedo, Sa, Somo, Marelle... valle cerrado al sur por los cordales del Monte da Granda, Alto da Tarola y As Pedreiras.


Así vamos llegando a Celeiros.


Celeiros.




Abajo Salcedo.


Salcedo y al fondo el Pico Axilde.


Pasando por Celeirós. Hay dos casas, una de ellas restaurada.


Buena vaquería.


Más abajo otra casa, en ruinas.


Más fabas.


Más ganado

Vieja casa de labranza en Celeirós.




Dejamos atrás Celeirós.


Y seguimos a la sombra de los eucaliptos.


Camino muy llano y agradable de caminar...


Eucaliptos y helechos...


Siguienta aldea: O Vilar.


Entrada en O Vilar.



Grandes extensiones de monocultivo de eucaliptos pueblan estas montañas.


El Camino.


Concha xacobea.



Buenos caserones de piedra en O Vilar...


Hermosa arquitectura gallega


O Vilar, caserones de piedra y techo de pizarra que alternan con viviendas no tan antiguas, pequeña aldea bajo el Monte de Foxas.




Pétreo hito caminero


Seguimos ruta en ligera cuesta abajo.


Cabazos...


Y más casas...


Han quedado atrás las primeras casas.


Pasamos junto a estas huertas.


Y tomamos este desvío a la derecha por pista de zahorra


De nuevo al bosque y los prados.


Maíz a la derecha y gabas a la izquierda.


La señalización nos orienta.


La pista sigue


A un lado la eucaliptal, al otro los campos


Abajo, las casas de la carretera.


Huertas, campos y bosques...


Cobertizos...


El Camino, entre setos silvestres.


Salida a los prados.


Pista arriba...


De nuevo, los eucaliptos.


Buenas praderías.


San Vicente, cabeza de la parroquia, al fondo el valle de Cedofeita.


Llegamos nuevamente al asfalto en esta pista que viene desde las casas de la carretera.


Señalización pertinente.


Buenos y extensos maizales...


Larga recta...


Maizales...


Vista hacia el valle.


Fabas y casas...



El Camino en la parte alta de San Vicente.


Viejos caserones


Mucha piedra y piazarra


Buena arquitectura popular...


El agro gallego


Vamos hacia A Rúa.


Bosquesy campiña. Lo que fueron grandes pastizales fueron plantados masivamente de eucaliptos al disminuir la actividad ganadera. Una tónica de gran parte del norte de la Península


A Rúa.


La iglesia parroquial de San Vicente de Covelas, muy cerca...



A Rúa...


Abajo, la carretera. Y más allá la vecina parroquia de Cedofeita.


El Camino en A Rúa.


Sigue el Camino en A Rúa...


 A Rúa, que nos ofrece al este un hermoso panorama de la vecina parroquia de Cedofeita, abajo en este valle de antiguos molinos y bajo la Pena Moura.


Sin dificultad reconoceremos, pese a la lejanía, la iglesia parroquial de Santa María Madalena.


Así como los barrios de A Igrexa, A Currada, Queixoiro, Requiande, Muiñeiro, y más acá los de O Pedregal, Os Batais y Casa Grande.


 Casa Grande, solar del Pazo de Cedofeita, construido allá por los siglos XV-XVI por Lope García de Cedofeita, con su torre de almenas picudas, hórreo, capilla y palomar en medio de la finca anexa.


Mencionada por primera vez documentalmente en 1202, la parroquia llegó a constituirse unos años concello independiente, junto con otras vecinas pero en 1843 se reintegró en Ribadeo.


Entre los eucaliptos baja poco a poco el Camino...


Más mojones indicadores


Pasa junto a algunas casas...


La carretera LU-133 muy cerca.


Atrás quedó San Vicente...




Salimos a la carretera...


La cruzamos y seguimos bajando hacia A Ponte de Arante, A Ponte, paso sobre el río Lexoso y solar de históricas resonancias, pues hubo antaño hospital de peregrinos en este disputado enclave durante las guerras napoleónicas.