Eres el Peregrino Número

martes, 30 de agosto de 2016

ARROXO: LA BATALLA DE LOS DRAGONES (LOURENZÁ, LUGO, GALICIA)

Arroxo desde el Camino

Vista del albergue de peregrinos (con su colada), tal y como se ve desde la salida de Vilanova de Lourenzá, abajo a la izquierda de la foto
Sale el Camino Norte de Santiago de Vilanova de Lourenzá pasando justamente encima del albergue de peregrinos y de la Capela de Nosa Señora da Gracia, iniciando una buena cuesta en el itinerario que nos llevará a la monumental ciudad de Mondoñedo, sede episcopal desde prácticamente los albores de la cristianización de la histórica Gallaecia y una de las antaño siete capitales de otras tantas provincias gallegas que existieron hasta las profundas reformas político-adinistrativas del siglo XIX


Nada más salir del casco urbano el Camino se torna agreste sendero entre helechos y arbolado, predominado el castañar, os castiñeiros


Es un bucólico paraje lleno de frescor que se agradece en este repecho


No tardamos en llegar al primer claro


Pasando al lado de una alta tapia de una explotación ganadera en la explanada en la que está, a la izquierda, el cementerio


Aquí existe una bifuración, en la que tomamos el camino de la derecha


Pasando entre la torre de la luz y la tapia de la finca agropecuaria


Una cifra muy simbólica, 160,848 kilómetros a Santiago, o en concreto, a la Praza do Obradoiro


Una distancia que, según cada caso, puede dividirse como queramos según nuestra disposición física, nuestro tiempo y otros avatares a tener en cuenta, momentos que queramos parar, alojamientos, etc.


Ahora viene un buen trecho directo en continuada cuesta ascendente


Es ahora cuando, muy cerca de Recemil, hallamos esta bifurcación. En ella iremos a la derecha para, acto seguido, continuar a la izquierda (véase a lo lejos el mojón caminero a la derecha de la foto


Desde esta subida disfrutamos de una muy buena vista de Vilanova de Lourenzá, viendo en la distancia el Monte Calvario, por donde viene el Camino desde Ribadeo pasando por O Val de Cabarcos en el concello de Barreiros


Lo dicho, seguimos subiendo, ahora a la izquierda


Coincidimos con el Camiño Natural de San Rosendo, dedicado a este santo abad fundador de monasterios en la Edad Media y determinante figura de la historia de Galicia


Subimos entre fincas

Luego entre helechos


A la sombra de los castaños, que tanto se plantaron en los caminos desde tiempos ancestrales, pues fueron base alimenticia en muchas épocas, hasta bastante después incluso de la traída del maíz y la patata de América, que la sustituyeron paulatinamente, aunque siempre se celebraron en forma de animados magostos o fiestas de castañas asadas


Grandes helechos


Al ganar altura empiezan a predominar las plantaciones intensivas de eucaliptos con fines industriales, característica de buena parte de la cornisa cantábrica y de la atlántica


Aunque siempre veremos castaños aquí y allá


Seguimos esta pista y salimos de frente



Pasaremos por un instante justo al lado mismo de la carretera (N-634a) pero la senda por la que caminamos seguirá a la derecha y subirá otro trecho entre más bosques para ganar altura y luego llanear hacia el paraje de As Revoltas


Camino de la eucaliptal


Aquí parece que el ascenso da un poco de tregua


Y se llanea un poco


Los hitos con su flecha y su concha, aunque no haya cruces, nos proporcionan la tranquilidad que da la seguridad de saber que vamos por el camino correcto


Andamos unos metros más...


Y encontramos otro. Estupenda confirmación


Caminamos bastante en llano


A la izquierda la señalización del Camiño de San Rosendo


Por él sabemos que estamos a 7 kilómetros de Mondoñedo


La subida no ha cesado aún del todo


Aún nos aguarda un poco más


Pronto, por As Revoltas, llegaremos a lo alto del monte


Justo allí


Donde un mojón nos indica ir a la izquierda


Vemos unas casas y al fondo un viaducto de la Autovía del Cantábrico, ya subiendo (o bajando) del Alto da Xesta


Hemos llegado a Arroxo, ante los montes de Seixos Brancos, A Lagoa Pequena, A Cruz Pequena y O Coto da Paleira


Al llegar a este castaño vamos a la derecha. Antaño la señalización iba a la izquierda y atravesaba el pueblo saliendo a la carretera


Pero ahora npoahora va a la derecha, evitando tráfico y asfalto


El 11 de marzo de 1809, se libró una importante batalla contra las tropas napoleónicas en este pueblo de Arroxo, siendo enterrados en el cercano sanatuario de Grove seis soldados españoles y un dragón francés (soldado de caballería e infantería), víctimas del enfrentamiento.


Llegando aquí subimos un poco a la derecha


Pasando delante de esta casa


A seis kilómetros de Mondoñedo


En lo alto una bifurcación: vamos a la izquierda


Y empezamos a bajar, teniendo enfrente el barrio de A Chiela que, como Arroxo pertenece al concello y paroquia de Lourenzá. Aquí entendemos que el Alto da Xesta esté cerrado al tráfico de la autovía tantísimos días al año. Por alguna razón se decidió este trazado afectado gran parte del tiempo por la niebla


Arroxo a la izquierda


El Camino de frente


A lo lejos Fondo da Vila y Encima da Vila, que ya pertenecen a la parroquia de Vilamor, en Mondoñedo. Las nieblas no nos dejan ver el monte Padornelo que con sus 618 metros se enseñorea sobre Mondoñedo


 Plantaciones de fabas


Prados de amapolas


Más y más  fabas, la famosa Faba de Lourenzá, ya famosa en el siglo XVIII y de la que se dice en el Archivo de Geografía General del Reino de Galicia: "La producción agrícola es de lo más vario y selecto, como corresponde a un terreno tan fértil y ameno. Desde las plantas tropicales hasta las propias de climas templados, y aun fríos, todo se cultiva aquí, pudiendo afirmarse sin exageración que es el valle de Lourenzá el jardín de la provincia (...); que en 1787 existían (...) fanegas de alubias (...)"


Al fondo una encrucijada


Vamos hacia el mojón


Y de allí a la izquierda


Bajamos hacia el viaducto


Y antes de llegar a la carretera nos desviamos a la derecha


Dejando atrás Arroxo cuando estamos a 5,6 kilómetros de la Praza da Catedral de Mondoñedo


Y a 154 kilómetros de Santiago


Pasamos bajo el viaducto


Y caminamos unos metros en paralelo y al lado mismo de la carretera N-634


A la izquierda la N-634a


Fincas y arbolado en la zona de A Regueira


Y al fondo unas casas, por encima de ellas vemos como sube el Camino


Es Ogrobe u O Grove, parroquia de Vilamor, entrada al concello de Mondoñedo