Eres el Peregrino Número

jueves, 8 de septiembre de 2016

VILARIÑO, A ESGUEVA, MURADELO Y A LAGOA: CAMINO DE SOBRADO DOS MONXES (A CORUÑA, GALICIA)

Camino de Sobrado dos Monxes en Muradelo

Dando vista a los altos de Campelo y a la sierra de los montes de Corno do Boi el Camino Norte baja del Marco das Pías y discurre por sus primeros metros en la provincia de A Coruña a lo largo de terrenos del concello de Sobrado dos Monxes, hacia cuya capital y monasterio nos dirigimos.


El Camino, aquí coincidente con la carretera AC-934, cae hacia el valle del río Mandeo, pueblo que vemos en un alto a nuestra derecha, bajo las antenas de Campelo.



Desde el cruce de Mandeo seguimos bajando por la carretera y dejamos también atrás atrás el ramal que viene de A Ponte da Granxiña y a la izquierda el que viene de Toques, pues nosotros seguimos bajando hacia A Ponte de Vilariño.


Paisaje de frondosos bosques.


Sigue la bajada.


Entrada de Vilariño.



 Vereda peatonal.



  
Paisaje de Vilariño, cerca de Monteagudo y el Monte do Trigo.


Vaquerías de Vilariño.



Hitos camineros xacobeos.



Al fondo O Mesón, topónimo revelador de un antiguo mesón caminero, donde hay ya más casas, buena parte de ellas tipo residencial con algunos bares.


Pero poco antes de llegar allí vamos a desviarnos.


Tomamos a la derecha el ramal a Esgueva y Muradelo.


A Esgueva


Y aquí Muradelo.


En este cruce seguimos de frente.

  
En Muradelo tomamos un sendero a la izquierda, un carreiro o camino de carro en el boscoso Monte dos Castros. 


Caja del Camino...


Falda del Monte dos Castros.


De hito en hito.


Bosque y sendereo.


Las raíces de los árboles afloran en el suelo.


Sol del atardecer.


Rocosos penedos.

  
Senda del Monte dos Castros que, luego de unos penedos, nos lleva a salir a la pista asfaltada en A Lagoa, caserío netamente rural.


Parra, gallo y gallinas en el Camino.


Pronto vuelve el camino terrero.


Pastizales de A Raíña.


Vacas en el prado.


El Camino baja.


Y llegamos a la aldea de A Nogueira.


El Camino cruza hacia las casas de la izquierda.


Conchas en la roca: por aquí va el Camino.


 Hórreo y hortensias.


Senderos de gloria.


Amigo en el Camino.


Más fincas.


El Camino de Santiago sigue, es evidente, la rotación del sol.


Setos silvestre.


Alta caja caminera.


Sigue la larga bajada.


Y salimos nuevamente a la carretera.


Entramos en la aldea de Guitizá.


Maizales y casas de Guitizá.


Tierras de labor.


Vista de Guitizá y del valle del Rego de Lamas al sur.


Nos desviamos de la carretera a la derecha.


Y bajamos a A Lagoa de Sobrado, la gran laguna de Sobrado dos Monxes