Eres el Peregrino Número

sábado, 21 de marzo de 2015

EL VALLE DE SOLÍS (CORVERA, ASTURIAS): LA CARRETERA DE AVILÉS

Solís (Corvera)

Bajando de La Miranda el Camino, en dirección norte, deja el concejo de Llanera para entrar en el de Corvera, justo al sur de Avilés, en concreto por la parroquia de Solís. Es este el itinerario seguido por quienes, llegados a la catedral de Oviedo/Uviéu, deciden proseguir por el Camino Norte rumbo a la costa


Termina la bajada, en este cruce iremos a la izquierda


Estamos en Alvares, una de las aldeas de la parroquia de Solís, con su caserío muy disperso por el valle. La zona montañosa del Santufirme y La Miranda ha quedado atrás


De aquí a Avilés el camino será sumamente llano recorriendo de sur a norte este valle de Solís


Pasamos unos chalets


A nuestra derecha, una línea de vegetación de ribera marca el curso del río Alvares, que forma este valle. Arriba, campañones, otra aldea de Solís, con sus hermosas caserías en la ladera


Salimos de Alvares...


Montes de La Calabaza...


Pasiaje de campos abiertos y paisaje muy diseminado...


Curva a la izquierda en El Cruce, próximos ya la carretera AS-17, antigua Carretera de Castilla o, popularmente, la Carretera de Avilés


Sobre el cruce de la carretera vemos El Alto la Bilortiega o Monte de San Justo


En lo alto del monte, bien reconocible por su fachada de piedra pese a la distancia, está la ermita de los Santos Justo y Pastor, que celebra la romería de los neños el primer fin de semana de septiembre


Santuario de honda tradición romera, cuya más antigua referencia documental es del siglo XVI, aunque sin duda existiría desde tiempo atrás. Se supone fue reformado en 1746 y luego en el siglo XIX


Su aspecto actual se debe a una profunda reforma a mediados del siglo XX. Está no demasiado lejos del camino, si bien para visitar su hermoso campo, atalaya sobre los valles corveranos y Avilés, hay que desviarse un poco cuesta arriba


Salimos a la carretera de Campañones (LL-9) y seguimos a la izquierda


Llegados a la AS-17 vamos a la derecha


Tomamos esta pasarela de madera...


Nos dirigimos aquí a las casas de La Sota, al lado de La Barrera, campos llanos en las orillas del río Alvares de donde se sacaba barro


Esta vía de comunicación se hizo realidad gracias a la campaña de obras públicas auspiciadas por la Ilustración, en el reinado de Carlos III. Aquí se ha habilitado un paso peatonas con tablas y barandillas de madera y, un poco más adelante y a la izquierda, una senda y acera peatonal nos permite realizar un tranquilo paseo en este tramo de once kilómetros que nos aguardan hasta el centro urbano de Avilés


A lo lejos a la izquierda otra vista del Monte San Justo...


Y de la capilla, en lo alto...



Paso sobre el río Alvares, que forma el valle de Solís y que recibe aquí las aguas del río Calzones


Pasamos entre las primeras casas de El Cruce y La Barrera


Y allá La Sota, en la subida a la capilla de San Justo y San Pastor. Aquí, lo más adecuado y dado que estamos en una recta con visibilidad, es cruzar al otro lado de la carretera


Pues en esta vereda tenemos una muy buena senda peatonal, a la que nos hemos referido


La Carretera de Avilés avanza recta aprovechando la planicie de la gran vega del río Alvares


La carretera hasta tiene dedicada una de las más célebres piezas de la canción asturiana:

 "Carretera d'Avilés
 un carreteru cantaba
 al son de los esquilones
 que so parexa llevaba.

 Marineru arría la vela
 que ta la nueche tranquila y serena.

 Nueche tranquila y serena
nun ye bona pa rondar
 porque pa los namoraos
 ye meyor la escuridá.

 Marineru arría la vela
 que ta la nueche tranquila y serena.

 La gaviota que yo quiero
 nun taramiella la mar
 lleváronla vientos ruinos
 anque nun había tempestá.

 Marineru arría la vela
 que ta la nueche tranquila y serena."


Sigue el paisaje de campos abiertos, openfields, con apenas setos... ni siquiera alambradas


Pomarada en La Sota


Una larga recta hacia Cancienes


Cruce con el camino a la ermita de San Justo y Pastor. Salvo que queramos subir a visitarla y descansar en su campo continuaremos de frente


Al fondo Villar


Con la construcción en los años 70 de la autopista "Y" buena parte del tráfico, sobre todo el pesado, se encarriló por allí. No obstante, al ser comunicación con importantes núcleos urbanos y zonas industriales, la carretera sigue teniendo muy abundante tránsito de vehículos


Casas de la Sota Prados arriba


Casas de la carretera...


Hórreo y vivienda


Cruce de Agüera


Una de las pocas casas campesinas que mantienen su estructura original


A 10 kilómetros de Avilés. No hay pérdida, es todo seguir la carretera AS-17


Hierba alta. Es tiempo de siega...


Agüera


El Picu Cureces (145 m) donde, en la otra vertiente, hay minas de espato flúor. La Mina Moscona


Un sitio para comer, Los Manjares, a mano derecha


Prados segados...


Hermosa campiña verde...


Casa y jardín...


Seto y finca...


Pasamos el invernadero


Continuamos avanzando...


A nuestra izquierda Rodiles, bajo el alto de este nombre (212 m), con sus canteras de grava


Allí está la iglesia parroquial de Santa María de Solís. A la derecha el polideportivo de la escuela y arriba algunas quintanas


Hay un hermoso conjunto de hórreos y paneras


Cruzamos otro de los camino que de la carretera suben a la ermita


Y continuamos de frente a la sombra de la higuera



 Aquí llegamos a un cruce, enfrente del bar de Casa Piedad o Casa Pedro


El camino sigue de frente hacia Cancienes por la acera a la izquierda de la carretera. Pero antes podemos desviarnos un momento a conocer el Palacio de Solís y la iglesia, tomando el ramal de la derecha


Primeramente no llamará la atención este gran caserón de fachada de piedra...


Es el Palacio de Solís. Pasamos a su lado, esta es la fachada que mira al sur, con unos poco ventanucos


Nos asomamos a la gran fachada principal...


Es un palacio de estilo renacentista, del siglo XVI, que tuvo capilla y panera. Es solar de la familia Solís, a la que perteneció don Pedro Solís, fundador del hospital de peregrinos de Avilés, Nuestra Señora de la Asunción, en 1513, en la calle Rivero, por donde pasa el Camino atravesando el casco histórico de La Villa. Pasó a ser Hospital de Caridad y 1841 y fue derribado en 1948, solo siete años antes que se promulgasen las primeras disposiciones de protección del patrimonio avilesino en ese sector


Con el tiempo pasaría a los González-Posada. Hasta hace unos años aún tenía jardines, setos y arbolado. Ahora yace en el abandono...


Fijémonos en las ventanas adinteladas y en medio en el escudo de la estirpe fundadora


El famoso sol de los Solís, con rostro humano, irradiando sus rayos


Abajo, saeteras renacentistas, en forma de concha


Al otro lado del camino está la antigua panera


Con su decoración tallada y pintada dentro del llamado estilo Carreño, uno de los estilos constructivos de hórreos y paneras asturianos


Vamos ahora a ver la iglesia, pasando el puente sobre el río Alvares


Primeramente vamos a desviarnos a la izquierda por esta senda enlosada


Pasamos este túnel vegetal


Y nos encontramos con la Fuente Solís, con su lavadero, del año 1928


El lavadero tiene estructura de ladrillo y techo de teja. Ha caído en desuso desde que hace bastantes décadas ya se dispone de agua corriente en las casas, pero es cuidada y restaurada


Allá, la fuente propiamente dicha, con su fecha de construcción


Y ahora, a la iglesia


La primera mención al santuario es del año 857 por cuenta de una donación del rey Ordoño I a la catedral ovetense, si bien su fábrica actual, majestuosa, procede también del siglo XVI aunque con reformas del XX.


Se trata de un patronazgo de la citada casa de Solís, que ostenta asimismo bien visibles aquí sus blasones, así como en el interior el sepulcro de Pedro de Solís, fundador del hospital de peregrinos de Avilés. En otros estudios se menciona al mausoleo como del siglo XIV y de otro señor del linaje, Gutierrez de Solís, lo cual no es necesariamente incompatible, pues sin duda se trata del panteón familiar de la nobleza terrateniente de la comarca por aquel entonces


Sobre la portada occidental, fruto de las reformas del siglo XX, vemos los blasones familiares de los Solís de Corvera


Y la fecha de 1907 de estas obras. El escudo parece ser parte de la estructura anterior del templo


La puerta de madera es contemporánea. Está espléndidamente tallada


Santo con espada y libro, San Pablo


Y San Pedro, con las llaves del Cielo


Vamos hacia el pórtico o cabildo


Otra vez el escudo de los Solís, a manera de mosaico aquí, en el suelo


La portada sur


Su maravilloso retablo barroco, en el interior, procede del extinto monasterio de Santa María de la Vega en Oviedo/Uviéu, desaparecido en 1836 cuando la Desamortización de Mendizábal y que pasó a ser la Fábrica de Armas, junto a la que pasábamos al ir desde La Tenderina y Ventanielles a la catedral


Enfrente, la escuela


Volvemos pues al Camino, regresamos a la carretera


La vega del río Alvares, con la Fuente Solís a la derecha, casi cubierta por la vegetación de ribera...


A la izquierda, el altar del Corpus



Volvemos a pasar el puente...


Y subimos hacia el palacio


La panera...


Y la carretera: vamos a la derecha...


La carretera tiene otro puente, este sobre el río Solís, que desemboca aquí en el Alvares


Cruzamos con atención la AS-17


Y seguimos por la acera...


Paso sobre el río Solís


En el río descubrimos un antiquísimo puente de arco de medio punto que comunica unas fincas


El Llanu...


Huertas de fabes...


También en el hórreo, fabes curando


Maizal. les fabes crecen aquí subiendo por el maíz según este crece...


Plantones lineales


Seguimos toda la acera


Prosigue toda la larga recta...


Al norte asoma ya Cancienes, uno de los núcleos urbanos de Corvera, en la Carretera de Avilés, bajo los montes del Cantu la Oveya (197 m), Les Cuerves (200 m) y La Cuesta (212 m), plantados de eucaliptos


Caserías y frutales


A nuestra izquierda, más cerca, El Rabón (152 m)


Por su ladera el ferrocarril, línea abierta el 26 de julio de 1860 del tramo Avilés-Villabona del ferrocarril que pretendía llegar a San Juan de Nieva, a cargo del Conde Sizzo-Noris, noble italiano con intereses industriales y mineros en Asturias


Seguimos en la parroquia de Solís. A las derecha, unas casas en la ladera de una colina


Sama Riba, con sus prados, bosquetes y caserías...


A lo lejos El Monte, cerca de La Cruciada


Seguimos en El Llano...


Casas de la carretera


Luego unas ruinas...


Una quintana abandonada, al lado de la carretera, testimonio del éxodo rural y del abandono del campo


Otra vista de Sama de Riba, sobre el río Alvares...


Y enfrente el Alto Rodiles (212 m)


Canteras de grava de Explotaciones Mineras Solís


Curva a la izquierda, junto a otra quintana. Estamos en Sama Baxo


Pasan los ciclistas


En esta quintana hay una gran panerona... os ponemos la foto, pero mejor la veis desde la acera de la carretera. es realmente un mal sitio para cruzar, en medio de la curva


La panera y las canteras...


Continuamos así por la acera...


Y nos disponemos a entrar en Cancienes, antigua capital de Corvera...






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita y contribuir con tu comentario... Únete a la Página Oficial en Facebook para descubrir nuevos contenidos....Ultreia!