Eres el Peregrino Número

sábado, 9 de abril de 2016

NAVES Y VILLAH.ORMES: EL CAMÍN REAL Y LA VENTA CASTAÑEDA, CAMINO DE PUENTE GÜERGU Y NUEVA (LLANES, ASTURIAS)


Naves, Llanes
Entrando en el centro del pueblo de Naves
Desde la cercana Playa de San Antolín, donde está el monasterio de este nombre, el peregrino ha entrado en la llanisca parroquia de Naves, donde se aproxima a la iglesia parroquial, también dedicada a San Antolín y a la que vinieron algunos elementos del extinguido monasterio


Naves llegó a ser ayuntamiento independiente durante el Trienio Liberal (1820-23), dejando de tener vinculación administrativa como tierra del monasterio de San Antolín con la Desamortización de Mendizábal, constituyéndose como parroquia integrada en el concejo de Llanes a mediados del siglo XIX


Es entonces cuando se construye esta iglesia, reconstruida con estética neogótica en el año 1924


Y al lado de la iglesia una fuente


La Fuente la Iglesia, al lado del Camino


Una placa recuerda a sus benefactores


Año de 1903


Delante de la iglesia hay una explanada, con varias casas


Alguna dedicada la turismo rural...


Tal que esta, La Fonte, actual hotel, frente a cuyo portón pasamos


Para seguir por esta calle a su derecha


Con una hermosa fila de viviendas de corredor, galería y cortafuegos


Pasamos a su lado...


Las conchas nos confirman la dirección a seguir


Pasando entre más viviendas


Esta con un hermoso soportal


Va luego una hilera de casas de planta alta


En el muro de aquel muro, bajo la verja de la casa de la derecha hay una concha más


Aquí la vemos


Vamos en dirección a la plaza de Naves


Plaza que ya vemos al fondo


En ella se celebran las fiestas y es zona frecuentada pues hay sidrería y bar


Largo corredor para tender la ropa...


Y ya cruzamos al centro de la plaza, con sus árboles...


En el medio hay una fuente


Fuente con abrevadero


Los indianos impulsaron muchas de estas obras


También aquí una placa recuerda a sus promotores. Entonces una fuente era una auténtica bendición pues no se disponía de agua corriente en las casas y tenerla tan cercana, para beber gentes y ganado, era una maravilla, evitándose andar para ir a los manantiales del monte o fuentes naturales más alejadas. Estas fuentes traían al centro del pueblo el preciado líquido elemento




La placa es también del año 1903



Más allás están las sidrerías de Naves


Una buena ocasión para degustar la gastronomía asturiana regada con buena sidra


Adentro o en las terrazas


Acogedor y emblemático lugar en el corazón de Naves.


Salimos de la plaza y seguimos camino


Vemos estos jardines


Y caminamos hacia aquella casa del fondo


Donde hay una bifurcación en la que hay que ir a la derecha


Entrando en el barrio de Iyán


Otra bifurcación: bajamos a la derecha


Camino entre casas...


Y bajo un hórreo


Camino que nos lleva a El Cabañón, renombrado llagar de sidra y restaurante.


Viejos castaños y entrada a una quinta


Cocha xacobea en El Cabañón


Que nos indica seguir a la izquierda del llagar


Y entre estas otras quintas


Pasando bajo sus naranjos...


Y sus naranjas


En este florido trayecto...


Que entre tapias y arboledas...


Sale del pueblo Naves


A los campos y caminos en los que nos espera un caballo blanco, que no es el de Santiago


Una pared rocosa a la izquierda...


En la que hay una concha xacobea


Nos acerca a esta covacha. Son comunes las oquedades formadas en la piedra caliza tan común en la zona...


Viendo al fondo ya Villah.ormes, en la vecina parroquia de H.ontoria, con las sierras de la Cueva Negra y de La Jaya en lontananza


El Camino sigue siendo aquí una pista llana y ancha


Que continúa entre arboledas


Atrás queda Naves...


Y adelante Villah.ormes


 El caballo blanco nos sigue por la pradera


La pista sigue siendo llana


Pero pronto empezará a subir un poco


Cuesta arriba


Para acercarnos al pueblo


Llegando a Villah.ormes


Siguiendo las flechas


Y anando junto al portón de la primer casa


Villah.ormes (pronúnciese la hache aspirada), donde enlazamos con senda asfaltada en los apartamentos rurales de Punta Pestaña...


Por allí sigue el Camino


Recorremos en realidad Villah.ormes por su extremo sur


Las casas más alejadas de la carretera



Con sus huertos, campos y rosales


Aquí se unen varios caminos: nosotros habremos de seguir por el del medio, el que se dirige al fondo a la derecha


Ese es el Camino


Con una fuente la vereda


Era pueblo rico antaño, como toda la parroquia de H.ontoria, por la producción de maíz y escanda, también sidra y otros productos, pues había molinos harineros en El Ríu San Ciciliu. Fueron antaño también muy famosos los teyeros de Llanes, que hacían tejas en las tejeras de gran parte de Asturias, como artesanos ambulantes, los cuales tenían una jerga gremial llamada xíriga.


Saludo al peregrino...


En ruta...
.

Hermosísima finca a la derecha


Amplio terreno en torno a este caserón con cortafuegos


Y magnífica arboleda


Salimos poco a poco de Villah.ormes


Pasano La Riega Llaguñas


Cuyo cauce normalmente está seco, en esta vereda...


Y así vemos allí un santuario


Llegando a la ermita de San Antoniu, de gran devoción y tradición en el lugar, celebrándose sonada romería


Asomándonos a los cristales de la puerta podemos ver el interior


El altar, el retablo y las imágenes...



Frente a la ermita sigue el Camino, en llano


Naves ganaderas


Murias y casas


Atrás queda Villah.ormes


Y adelante sigue el trayecto peregrino, tomando en esta bifurcación el camino de la izquierda



Pasamos junto a una cancha deportiva situada a nuestra derecha


Y atravesamos los bosques de Allende'l Ríu


Adelante sigue el Camino, el Camín Real, junto a los postes telefónicos


Se trata de una pista de tierra, ancha y llana, muy agradable de caminar, que nos llevará hasta Nueva


Llegamos a un oratorio


Villahormes, cuya edificación original databa del siglo XII, fue arrasada en la madrugada del día 1 de septiembre por «un grupo de desconocidos», según comentaban ayer varios vecinos del pueblo. Y denunciaban que el acto vandálico lo produjeron «unos chavales que iban en dirección a Nueva, de regreso de la fiesta y parrillada que en la noche del viernes se celebró en Naves por San Antolín».
La capilla de las Ánimas es un lugar de gran tradición, «como una reliquia», para los vecinos de Villahormes. Ahora se encuentra prácticamente arruinada, sin techumbre, con la cruz destrozada, la puerta de hierro deformada y sin altar interior.
Según valoraban algunos lugareños, el humilladero original era «del siglo XII» y está situado en un margen del Camino Real, «la vía por la que Carlos V llegó a Llanes». La última reforma la realizó hace ocho años el cantero local Pedro Sánchez Peláez, quien precisó ayer que «hace tres años ya tuve que hacer otra pequeña reparación porque habían robado el dintel». Y, a grandes rasgos, adelantó que el coste de la obra actual «no va a ser inferior a 2.000 euros».
El humilladero se encuentra situado en el lugar conocido como Piedramediana, en la salida del pueblo hacia Nueva. La vecina Concepción Solís, de 82 años, recordaba ayer que, como servicio a la capilla, había «una familia que se encargaba de tocar la campanilla por la noche». Y en pago a esa arcaica actividad «se les dio una finca en propiedad». Otra vecina, Ana María Ardisana, matizaba que los autores del destrozo «son gente sin conciencia y vinieron a romperlo a propósito. Podrían estar muy borrachos pero ya llegaron con esa intención». Y la joven Lucila Sobrino explicaba que en el dintel de la capilla había una inscripción que decía «no pases sin rezar» y eso es «lo que siempre me recordaba mi abuela cuando caminábamos por este lugar»
- See more at: http://caminosantiagoandalucia.org/wordpress/2012/09/06/destrozan-la-capilla-de-las-animas-en-villahormes-camino-del-norte/#sthash.nB3TSDpP.dp
Es la Capilla de Ánimas de Villah.ormes, en El Camín Real, de notable antigüedad


Capilla protegida con una verja ante reiterados ataques vandálicos


Se habla que ya existía una desde la Edad Media aunque la última reforma estuvo a cargo de un cantero local, Pedro Sánchez Peláez


Villahormes, cuya edificación original databa del siglo XII, fue arrasada en la madrugada del día 1 de septiembre por «un grupo de desconocidos», según comentaban ayer varios vecinos del pueblo. Y denunciaban que el acto vandálico lo produjeron «unos chavales que iban en dirección a Nueva, de regreso de la fiesta y parrillada que en la noche del viernes se celebró en Naves por San Antolín».
La capilla de las Ánimas es un lugar de gran tradición, «como una reliquia», para los vecinos de Villahormes. Ahora se encuentra prácticamente arruinada, sin techumbre, con la cruz destrozada, la puerta de hierro deformada y sin altar interior.
Según valoraban algunos lugareños, el humilladero original era «del siglo XII» y está situado en un margen del Camino Real, «la vía por la que Carlos V llegó a Llanes». La última reforma la realizó hace ocho años el cantero local Pedro Sánchez Peláez, quien precisó ayer que «hace tres años ya tuve que hacer otra pequeña reparación porque habían robado el dintel». Y, a grandes rasgos, adelantó que el coste de la obra actual «no va a ser inferior a 2.000 euros».
El humilladero se encuentra situado en el lugar conocido como Piedramediana, en la salida del pueblo hacia Nueva. La vecina Concepción Solís, de 82 años, recordaba ayer que, como servicio a la capilla, había «una familia que se encargaba de tocar la campanilla por la noche». Y en pago a esa arcaica actividad «se les dio una finca en propiedad». Otra vecina, Ana María Ardisana, matizaba que los autores del destrozo «son gente sin conciencia y vinieron a romperlo a propósito. Podrían estar muy borrachos pero ya llegaron con esa intención». Y la joven Lucila Sobrino explicaba que en el dintel de la capilla había una inscripción que decía «no pases sin rezar» y eso es «lo que siempre me recordaba mi abuela cuando caminábamos por este lugar»
- See more at: http://caminosantiagoandalucia.org/wordpress/2012/09/06/destrozan-la-capilla-de-las-animas-en-villahormes-camino-del-norte/#sthash.nB3TSDpP.dpuf
apilla de las Ánimas es un lugar de gran tradición, «como una reliquia», para los vecinos de Villahormes. Ahora se encuentra prácticamente arruinada, sin techumbre, con la cruz destrozada, la puerta de hierro deformada y sin altar interior.
Según valoraban algunos lugareños, el humilladero original era «del siglo XII» y está situado en un margen del Camino Real, «la vía por la que Carlos V llegó a Llanes». La última reforma la realizó hace ocho años el cantero local Pedro Sánchez Peláez, quien precisó ayer que «hace tres años ya tuve que hacer otra pequeña reparación porque habían robado el dintel». Y, a grandes rasgos, adelantó que el coste de la obra actual «no va a ser inferior a 2.000 euros».
El humilladero se encuentra situado en el lugar conocido como Piedramediana, en la salida del pueblo hacia Nueva. La vecina Concepción Solís, de 82 años, recordaba ayer que, como servicio a la capilla, había «una familia que se encargaba de tocar la campanilla por la noche». Y en pago a esa arcaica actividad «se les dio una finca en propiedad». Otra vecina, Ana María Ardisana, matizaba que los autores del destrozo «son gente sin conciencia y vinieron a romperlo a propósito. Podrían estar muy borrachos pero ya llegaron con esa intención». Y la joven Lucila Sobrino explicaba que en el dintel de la capilla había una inscripción que decía «no pases sin rezar» y eso es «lo que siempre me recordaba mi abuela cuando caminábamos por este lugar»
- See more at: http://caminosantiagoandalucia.org/wordpress/2012/09/06/destrozan-la-capilla-de-las-animas-en-villahormes-camino-del-norte/#sthash.nB3TSDpP.dpu
Este lugar es conocido como Piedramediana y se encuentra en la ruta hacia Nueva. Antaño una familia del lugar se encargaba de tocar la campanilla por las noches para orientar a peregrinos y viajeros en medio de la oscuridad


En el dintel de la puerta está grabada la inscripción "No pases sin rezar"


El Camín Real, un lugar propicio para soledades y misterios, oratorio de ánimas para realizar ofrendas y rezar oraciones. Que la güestia o procesión de almas en pena no se aparezca por las sendas apartadas...



El bosque se abre un poco en un claro a la izquierda, una plantación de manzanos


Más allá de la pomarada se ve, semioculta por las matas de arbolado, una casa: Allende'l Ríu


La pista sube un poco


Hace una revuelta para ganar algo de altura...


Y llegamos a unas casas, bajo las laderas de Colomba y bajo El Llanu H.ontoria


Estamos en La Venta la Esperanza, viendo al oeste La Sierra Cueva Negra, con Cuetumaor (368 mts.) y La Peñe de Nueva (458 mts.). A la derecha es El Llanu Nueva (243 mts.)


Mucho más allá asoma un picacho, es El Picu Pienzu, que con sus 1.161 metros de altitud es el más alto del Monte Sueve y uno de los mayores desniveles del mundo en corta distancia entre el mar y una cima


El Sueve será una referencia visual extraordinaria que nos acompañará durante las próximas etapas del Camino, según recorremos los concejos de Ribadesella/Ribeseya, Caravia y Colunga (pasando a sus pies, entre la montaña y el mar) y Villaviciosa. Monte de pastoreo, de caballos y pastizales, de sendas montañeras y de historia, mucha historia, tradición y leyenda que iremos desentrañando según nos acerquemos a él


Pasamos frente a las casas, con sus jardines y frutales


Aquí el Camín Real está asfaltado


Hermosos setos


Aquí estuvo la antigua venta que da nombre al lugar


La Venta Castañeda. Fue esta una antigua venta y posada caminera en El Camín Rea


En La Venta Castañeda hay un pequeño oratorio mirando al Camino


Una hornacina con imágenes sacras donde nunca faltan velas ni ofrendas


Imágenes de San José y la Virgen del Carmen, con ofrendas florales


Y sobre el pequeño altar una fecha, 1983, y una frase: "San José y la Santina orgullo de la Tierrina"


Al norte un pueblo, en la lejanía


Cardosu, también de esta parroquia de H.ontoria


El Camino se prolonga en una larga recta.


Pasamos unas palmeras...


Estamos en Güergu


Primero pasamos un par de viviendas nuevas


Los somieres, imporvisados cierres de las fincas


Y aquellas son las quintanas de Güergu, hacia las que nos dirigimos


Al norte Cardosu y la rasa costera de La Marea, Cuevas e Isando


Gran caserón a nuestra izquierda, bajo el monte


Atención: bifurcación


Vamos a la izquierda, por el Camín Real


Pasamos junto a Casa la Maja


Quintana asturiana... con vivienda, hórreo, cuadra y llagar.


Ovejas, la reciella o ganado menor.


Un peregrino en el Camino...


Caminamos unos metros más...


Y llegamos a Puente Güergu


Allí salimos a la carretera


Siguiendo las flechas


Carretera local LL-16, que cruzaremos, pues el Camín Real continúa de frente al otro lado, allí donde trabajan los madereros


Y este es El Puente Güergu, sobre el Ríu San Ciciliu, que apenas puede verse tapado por la vegetación de sus orillas


Entramos así en la parroquia de Nueva


Volvemos a adentrarnos en tramos boscosos...


La pista del Camín Real vuelve a ser de tierra


En los cruces, siempre rectos


Las conchas xacobeas siempre presentes


Muros a la derecha


Y una portilla


Casa y hórreo en un claro del bosque


Sigue el Camino, en recta...


A la derecha, una gran finca y un palacio


Es el palacio dieciochesco del Conde de la Vega del Sella, que podremos ver desde aquí, el cual oculta prácticamente, salvo las almenas, un viejo torreón medieval, en torno al cual se fue haciendo la casona


Es La Torre de San Xurde, fortificación del valle de este nombre, documentada en el año 1032 como Castro de Aquilare, pues fue el de San Xurde uno de los valles que constituyeron desde la Edad Media la Tierra de Aguilar, posteriormente concejo de Llanes. Aquí durmió el entonces joven Carlos I de España y V de Alemania en su periplo por la costa cantábrica cuando llegó de Flandes a hacerse con el trono en 1517. Pero sin duda, el residente más destacado de toda su larga historia fue Ricardo Duque de Estrada, Conde de la Vega del Sella, sobresaliente estudioso e investigador que tenía aquí su estudio, bliblioteca y colección arqueológica


Nacido en 1871 en Estella (Navarra) pero de linaje nobiliario asturcántabro, Conde de la Vega del Sella, Ricardo Duque de Estrada y Martínez de Morentín estudió de niño en Francia y San Sebastián y de joven se licenció en Derecho por la Universidad de Uviéu (año 1882), siguiendo rápidamente la carrera política, saliendo elegido diputado en 1907 y llegando a Vicepresidente y Presidente de la antigua Diputación. En 1914 fue escogido Senador del Reino, Maestrante de Sevilla y Hombre de Cámara del rey Alfonso XIII


Pero por lo que más destacó el Conde fue por su afición a las Ciencias Naturales y a la Prehistoria, apoyado en ello por sus amigos los investigadores Eduardo Hernández Pacheco y el alemán Hugo Obermaier, siendo uno de los pioneros en promover un estudio amplio y riguroso de la prehistoria asturiana. Precisamente en 1914 publicó un primer trabajo sobre el Ídolo de Peña Tú en Llanes, descubierto por él y Pacheco. En ese mismo año patrocinó excavaciones en La Cueva'l Penicial (Nueva de Llanes) y es entonces cuando conoce a Obermaier, quien estaba retenido en España como consecuencia de la Primera Guerra Mundial (1914-18) y del que se hizo grandísimo amigo y colaborador, invitándole mismamente a ser su huésped en el palacio del Conde en Nueva de Llanes

Examinando los resultados de sus excavaciones, estudios y observaciones, el Conde de la Vega del Sella percibió el paralelismo existente entre muchos de los hallazgos encontrados en los yacimientos arqueológicos que había visto y reconocido, descubriendo la existencia de una cultura prehistórica peculiar y única; el Asturiense, fechada exáctamente antes del Neolítico. Siguió el Conde emprendiendo investigaciones y prospecciones arqueológicas en las cuevas de El Cuetu la Mina, Balmori y La Riera (Posada de Llanes), así como en la Cueva de Morín (Cantabria), a la vez que en otros muchos lugares: Trescalabres, Collubil, Sofoxó, Arneru, etc. pudiendo considerársele como el gran estudioso de Era Cuaternaria en Asturias, no solo arqueológicamente, sino también en la evolución climática y natural, entusiasmado como estaba por conocer el origen de las glaciaciones


Del período Neolítico y de la Edad del Bronce, el Conde de la Vega del Sella colaboró con Obermaier en el estudio de la Cueva del Buxu (Cardes-Cangues d'onís), publicando una gran monografía sobre el dolmen de la Santa Cruz de Contranquil. También colaboró con Obermaier en dar a conocimiento público la Piedra dolménica de Allande, en el occidente de Asturias

Perteneció a la Sociedad Española de Antropología, Etnografía y Prehistoria, fue Profesor Honorario del Museo Nacional de Ciencias Naturales y miembro de la Comisión de Investigaciones Paleontológicas y Prehistóricas de Madrid. Falleció en Nueva de Llanes en 1951. En 1956 la entonces Diputación Provincial de Asturias organizó un gran homenaje a su figura y trabajos, importantísimos y fundamentales, para el conocimientos de los más remotos orígenes de la actual Asturias

Podría considerársele uno de los últimos investigadores "románticos" en el sentido más épico del término, de la historia de Asturias y a la vez, aparentemente como constraste, pero perfectamente compatible, el pionero de los estudios científicos "serios" de la historia asturiana


Siguiendo las altas tapias de esta posesión llegaremos a las primeras casas de Nueva, cabeza del Valle de San Xurde