Eres el Peregrino Número

viernes, 3 de junio de 2016

ARAMANTI Y EL CASTRU: DE SARIEGU A SIERO (ASTURIAS)



En la parroquia de Narzana, los peregrinos llegan a Aramanti, el pueblo más occidental del concejo de Sariegu, al que llegamos viniendo desde Vega, capital concejil donde hay albergue de peregrinos, por el pueblo de Barbechu. Es el Camino que se dirige a Oviedo/Uviéu, ya en el gran valle central asturiano del Nora, desde el cruce de Casquita, en Villaviciosa.


Estamos subiendo un trecho hasta llegar a un pequeño alto en Les Llenderes, Casa Rosario les Llenderes, que tuvo chigre y bolera.


Ahora, al empezar a bajar, nos encontramos con el área recreativa de La Serruuca, donde nos cruzamos con La Viona o La Vía, la caja del malogrado ferrocarril entre Gijón/Xixón y Samartín del Rei Aurelio, en la cuenca minera del Nalón,


Este ferrocarril nunca llegó a inaugurarse ni a funcionar (salvo para el transporte de materiales y obreros propios), pese a hacerse todo el trazado y hasta construirse algunas estaciones, proyecto fracasado a principios del siglo XX.


En buena parte del recorrido el trayecto ferroviario fue aprovechado como camino vecinal.


Área recreativa de La Serruca.


Ya vamos cuesta abajo atravesando este pueblo que fue propiedad antiguamente del monasterio de San Pelayo y de los hospitales de peregrinos de Santiago y San Juan de Oviedo/Uviéu.


Placas con la historia de Aramanti en el Caqmino.


El Camino es llano y pasa al lado de casas unifamiliares y parcelas.


Hay una pequeña vereda para peatones.


El trayecto es agradable, pese a pisarse asfalto.


Hierba tapada con plásticos para guardarla de la lluvia.


Vista atrás.


La vecindad trabaja podando setos.


Abundante ganadería.


Xatu o ternero


Xatu roxu.


Xatu y vaca.


Al fondo entre la niebla La Peña Castañera y La Peña Careses.


A la derecha, más alto, El Picu Fariu.


Bosques.


Una vista más despejada del Picu Fariu, el extremo occidental de La Llomba, larga loma que se extiende de este a oeste separando concejos costeros de concejos interiores asturianos del valle del Nora.


El Picu Fariu, de 731 metros de altura, se alza sobre el centro de Asturias y es una muy buena atalaya natural encima el valle de Sariegu y de todo el valle del Nora. Abajo el pueblo de La Rimá y más acá alguna casa de Castañera, donde está la venerada gruta de San Pedrín de la Cueva, santuario y caverna de reminiscencias religiosas y mitológicas.


Aramanti de Riba, a nuestra derecha.


La Llomba


El Camino sigue.


Pando, nos acercamos a la frontera con el vecino concejo de Siero.


Plantaciones de kiwis.


Bosquetes en el arroyo del río Requexu.


Así, tras el río Requexu o de La Cueva, otra pequeña subida nos lleva a El Romeru, enclave evocador de romeros a Santiago o tal vez simplemente topónimo basado en el nombre de la planta.


Placa identificativa del barrio.


El Romeru.


En El Romeru dejamos Sariegu y entramos en el concejo o conceyu de Siero en El Castru, aquí sin duda denominación relacionada con un castro o emplazamiento fortificado de la Edad del Hierro.


Al entrar en Siero contemplamos a nuestra izquierda la llana y extensa vega del río Recuna, con las quintanas de La Llera y Villanueva desparramadas por este valle bajo los altos de La Golpina y Pando.


Hermoso valle verde.


Pastos.


Quintanas.


Villanueva y La Llera...



El valle del río Recuna, uno de los afluentes del Nora.


Estamos en términos de la parroquia sierense de Samartino.



Casa en ruinas, testimonio de antiguo esplendor.


Manzanos, la manzana, fruta del conocimiento... y de la rica sidra asturiana.


Les pumaraes.


Pueblo de El Castru.


Al lado nuestro se encuentra el promontorio, de 289 metros de altura, donde está emplazado el castro que da nombre al lugar, fincas de El Castru y Los Castrucos. Al fondo divisamos bien, de derecha a izquierda El Picu Fariu, La Peña Castañera, La Peña Careses y El Picu Castiellu.


El Picu Fariu, espolón de peña caliza y camperas de pasto, matorrales y plantaciones de pinos.


La Peña Careses, mole de piedra caliza de 552 metros de altura que se yergue esbelta sobre la campiña. A su derecha está La Peña Castañera, parte saregana de Careses, afectada por una cantera, todo ello guardando las camperas donde se encuentra La Cueva San Pedrín, caverna de hallazgos prehistóricos y también morada de xanas, centro de una solemne fiesta romera en verano, tercer domingo de agosto.


A la izquierda de Careses está El Picu Castiellu de La Collá donde, coincidiendo con las obras del inacabado ferrocarril a Lieres y Samartín del Rei Aurelio, el ingeniero Felipe Valdés Menéndez, a la vez que realizaba la apertura de un túnel ferroviario, excavó a primeros del siglo XX este otro castro astur, hallando puntas de lanza de hierro y bronce, porciones de cuchillos, fíbulas y hebillas, adornos metálicos, trozos de calderos de cobre y otras piezas, expuestas ahora en el Museo Arqueológico de Asturias, de los siglos VIII y VII antes de Cristo.


El Castru: nos acercamos al centro del pueblo. A la derecha hay una pequeña capilla moderna.


Praderías muy llanas.


Pasamos esta quinta con parcela cerrada con verja.


Filas de casas.


Cruce de Caminos. En medio estaba el bar o chigre del pueblo.


Antaño la ruta señalizada seguía de frente todo por asfalto (carretera AS-331) hasta La Pola, capital de Siero.


Pero se ha indicado un hermoso sendero que sale justo a la derecha de la primer casa que tenemos delante del cruce, la que fue bar, muy cerca de la capilla.


Por ahí va el Camino


Allí en su comienzo tenemos un mapa del Camino de Santiago en Siero junto a un banco de madera.


 El Camino, alternativo a la carretera y en dirección a La Pola.


El sendero es llano y pasa por campos y praderías.


Dejamos atrás El Castru.


Pista ancha y buena de caminar, apartada del tráfico.



Vaquerías.


Naves ganaderas.


Una delicia de senda, amplia pista de tierra y grijo, muy llana.


Pastizales...


El Picu Castiellu entre la niebla.


La Peña Careses.


Aldea de Castañera.


Alambradas separando fincas de Camino...


La Peña Castañera, justo al norte.


Valle del Regueru Careses, que nace en estas montañas.


Bajo los carbayos...


Un placer de sendero...


Alambradas y setos o sebes.


Con paso alegre...


Larga recta.


Fogata de rastrojosa en aquel cueto de la izquierda.


Arcadia rural...


Naturaleza en el valle.


Camino de peregrinos.



Nos acercamosa a Aveno, otro de los pueblos de la sierense parroquia de Samartino, bajo las alturas del Picu Castiello de Marcenao, otro asentamiento milenario de un castro astur.


Camino de Aveno.


En este cruce tomamos el camino de la izquierda.


Rumbo a Aveno...












Inmediaciones de Aveno.


El Castru ha quedado atrás, al este.


Aveno, más cerca.