Eres el Peregrino Número

miércoles, 19 de octubre de 2016

EL ÍDOLO DE PEÑA TÚ: LA CABEZA DEL XENTIL EN LA SIERRA PLANA DE LA BORBOLLA (VIDIAGO, LLANES, ASTURIAS)

La Cabeza del Xentil. Ídolo de Peña Tú
Bifurcación en Puertas de Riegu o de Vidiago. A la derecha el Camino, a la izquierda ruta al Ídolo de Peña Tú.


Cuando el Camino, en el pueblo de Puertas (Puertas de Riegu o de Vidiago se le conoce), deja atrás las casas de El Tornu y se adentra en el bosque, llega a esta bifurcación, cerca de la carretera N-634. La ruta sigue a la derecha pero a la izquierda y a solo unos 700 metros de aquí, si bien montaña arriba, se encuentra un paraje excepcional. Es la subida al Ídolo de Peña Tú, Peñatú o El Peñatu, conjunto de símbolos megalíticos grabado al abrigo de una imponente roca desde la que se divisa un paisaje impresionante. El monumento, de varios milenios de antigüedad, sito en el extremo occidental de la Sierra Plana de la Borbolla, es digno de ser visitado por todo ello.
 

Es sabido que los peregrinos han de estar siempre atentos al tiempo y las energías y que no pueden desviarse continuamente y menos cuesta arriba para verlo todo. Si bien en este caso queremos recomendar que, si se va bien de horarios y de fuerzas, sobre todo si vamos a alojarnos en las inmediaciones, dediquemos una hora escasa a este ancestral monumento.


Tomamos pues la pista hacia lo alto de la sierra, la cual sube poco a poco.


Pronto tenemos una bifurcación: la pista ancha de la derecha sigue subiendo suavemente y la de la izquierda lo hace más directa.


Dado que este desvío a la izquierda acorta notablemente el recorrido será en nuestro caso el que empleemos para subir.


Primero hay un tramo de importante ascenso por la ladera norte de la sierra.


Siempre a la sombra de la arboleda.


Luego de una curva a la derecha el ascenso se suaviza...


Se sigue subiendo pero más poco a poco...


Es un bosque autóctono.


Abundan los castaños.


Pronto llegamos a otro cruce: a la derecha viene el otro camino.


 Los dos se unen y suben.


Es un corto trecho hasta la cima.


Pinares...


Castañas por el suelo.


Afloramiento rocoso en el camino.


Juto antes de la cima otra bifuración: tomaremos el ramal de la derecha.


A la derecha a Peña Tú y a la izquierda al área de descanso.


Un poco más de subida...


Y ya llegamos arriba.


Primeramente y en plena cresta de la serranía nos dirigimos a un cercado enrejado.


Hay un paso abierto. Al fondo ya vemos la Cabeza del Xentil, Peña Tú.


Otro enrejado, este completamente cerrado, protege al ídolo. Abajo, al sur, es el valle de Purón y ante nosotros la sierra de este nombre. Más alta y ante nosotros es la sierra de Cuera.


Una alta roca de sugerente forma, en el extremo occidental de la Sierra Plana de la Borbolla es el abrigo natural que ha permitido la conservación de los grabados y sus pinturas. Se trata de un monumento de la Edad del Bronce, un verdadero monolito que sobresale en la cresta del espolón de la montaña. Sin duda los artistas de la antigüedad se fijaron en su aspecto y es muy posible que lo considerasen lugar sagrado. No en vano en el entorno existe un campo de túmulos o enterramientos prehistóricos con el que la Cabeza del Xentil está relacionada, al igual que con otros monumentos similares existentes en la actual Cantabria.


Las pinturas son de color rojizo, coloro muy empleado en el arte antiguo en las que lo que más sobresale es lo que se da en llamar el ídolo y puñal, a la derecha.


El ídolo es una gran figura de metro y diez centímetros de alto y se ha interpretado como una persona por sus rasgos antropomorfos de cara, nariz y ojos y vestida con una túnica confeccionada con adornos de rayas y líneas rectas y en zig-zag. Unas líneas salen de él a manera de áurea o flecos. También se quiere ver su pie izquierdo.


A su izquierda está el puñal, boca abajo. Se revela pudiese ser una escena del enterramiento de alguna persona relevante con su arma.


Existe en la base un hueco que podría ser el lugar de inhumación.


Luego a su izquierda hay figuras humanas representada de manera esquemática, una de ellas con bastón, apenas son a verse hoy en día. También hay un animal cuadrúpedo. Las interpretaciones de su significado son varias. Destaca la de que el cuadrúpedo puede ser un dragón o cuélebre al que dio muerte el guerrero que aquí se entierra amortajado y con su arma de lucha. Pero solo es una teoría


Las cruces se han explicado como un motivo muy posterior, tendente a la cristianización de un lugar sagrado desde la más remota noche de los tiempos, si bien la cruz es un símbolo sacralizado en numerosas religiones, paso al otro mundo, al más allá, al mundo de los difuntos, a otra existencia, sobrenatural, a otra dimensión incluso.


Tradicionalmente la vecindad, que lo conoció desde siempre, lo llama La Cabeza del Xentil, que es sinónimo de pagano. Los primeros estudios reglamentados llegarían hacia el año 1914 de la mano del Conde de la Vega del Sella y de Hernández Pacheco, grandes entusiastas de la historia y verdaderos pioneros de la arqueología y ls historiografía con criterios científicos, además de ser exponentes de los investigadores románticos de la historia asturiana.


No ha mucho se localizó cerca de aquí, en la sima de Fuentenegrosu, un enterramiento muy antiguo datado en la Primera Edad del Hierro. Se trata del esqueleto de una mujer, una niña, enterrada con su ajuar en un ritual comparable al que se quiere pensar se realizó en este lugar...


Dejando atrás el ídolo nos acercamos al borde del precipìcio...


El extremo oeste de la Sierra Plana de la Borbolla, con La Sierra de Purón y Cuera, esta extendiéndose del sur al oeste.


La inmensa tajada que cae al valle de Purón.


Al occidente la Autovía del Cantábrico con el pueblo de Andrín a la derecha, San Roque l'Acebal a la izquierda (por donde pasaremos) y sobre ellos La Sierra Plana de Cué, paso a la villa de Llanes, campital del concejo, tanto por el camino oficial que sube a La H.orcada o La Jorcada como por la senda costera que va al pueblo de este nombre, Cué.


Más allá de Cuera son los picachos de Ls Sierra Negra y aún más al oeste el Sueve.


El Monte Sueve que con los 1.161 metros de altura del Picu Pienzu, su máxima altitud, constituye uno de los mayores desniveles del mundo entre el nivel del mar y altura cimera en línea recta. No en vano al pie de su falda sur, por las playas de Caravia, pasará el Camino en futuras etapas.


También tenemos una buenísima panorámica de la costa llanisca, con el islote del Castru Ballota a la izquierda de la foto. Más a la derecha desemboca el río Purón, cerca del famoso Bufón de arenillas, otra de esas oquedades kársticas horadadas por la erosión marina en la roca madre y por las que sale, en días de galerna o tempestad, agua a presión a bastantes metros, como un sonoro y estruendoso chorro.


A nuestros pies el pueblo de Puertas y la caja de la autovía. Por ahí se va al bufón o bramadoriu. Por allí va también la Senda Costera de Llanes, empleada como alternativa a este el camino oficial por bastantes peregrinos dado que, a pesar de ser más larga y sinuosa al seguir la orografía costera, evita la carretera nacional, la cual ha ocupado gran parte del histórico y secular camino costanero en el que se basa este recorrido oficial.


Puertas, el camino al bufón ( centro y derecha de la foto), la caja de la Autovía del Cantábrico y al fondo a la izquierda la senda costera.


Al sur la sierra de Cuera y el valle de Purón


El Llanu Reñances, sobre el valle y al pie de Cuera.


Dejamos Peña Tú.


Y podemos bajar ahora por el otro camino, más largo pero que no baja tan directo, por lo que se resentirán menos nuestras sufridas piernas y que, al llegar a este cruce, se transforma en una pista más ancha.


Pronto llegaremos abajo...


Bajada suave...


Y ya volvemos al cruce con el camino oficial en ruta, por el ramal de la derecha, al Centro de Interpretación de Peña Tú, saliendo ya de este pueblo de Puertas.