Eres el Peregrino Número

sábado, 30 de abril de 2016

EN LOS DOMINIOS DE LA DIOSA DEVA: GIJÓN/XIXÓN (ASTURIAS)

La Olla (Deva)

El Camino es ancha y firme pista de zahorra cuando entra en el concejo de Gijón/Xixón (Asturias) viniendo de Villaviciosa por El Curviellu.


Un túnel vegetal nos lleva a Casa Justa, la primer casa gijonesa que vamos a ver al lado del Camino.


Es la llanísima meseta de la zona alta del barrio de La Olla, uno de los barrios que componen la parroquia de Deva.


Toneles de sidra bajo el hórreo.



Luego llegamos a un cruce de caminos.


 Coincide la ruta en estos tramos con el Camino a Covadonga, Camín Xixón-Cuadonga, pero en sentido inverso.


Pasamos junto a la casería de Casa Alfonsón, luego del cruce.


Las huertas desde el Camino.


 Paisajes de La Olla.


Caserías y quintanas.


Abundan los caballos.


Y las pomaradas...


 Pomaradas de manzana de sidra.


Trabajo en los campos.


 El Monte Deva a nuestra izquierda, por la zona de Casa Pintura y la Finca Buena Vista con la  Urbanización La Quinta'l Conde, son los altos de L'Arquera y La Paré del Teyeru, donde de unos cuantos años acá se han construido varias viviendas y chalets, y que vemos en la ladera de la montaña

  
Y es que "Deva", topónimode céltico, es el nombre de una antigua Diosa Naturaleza de origen indoeruopeo, la Gran Diosa Madre que da la vida, simbolizada en las aguas y el nacimiento de los ríos, como es del caso del Peñafrancia. Esta Diosa Madre de la Naturaleza (agua es origen de vida) quedó cristianizada en la advocación a la Virgen María, pues según el cristianismo es también una Gran Madre del género humano. 

Esta veneración a la diosa Deva es un ejemplo de la adoración y el respeto de las antiguas culturas para con el entorno natural que hace posible la vida y de la que el agua es el principal fundamento. No es de extrañar que un elemento fecundador y femenino como es el agua quedase divinizado por un ser también femenino, Deva, y esti fuese con el tiempo transformado o asilimado a nuevo nombre, aunque no de función, cuando una nueva religión se superpone a las anteriores. Es un caso similar al que se da también en Cuadonga, pero muchos y numerosos son también los sitios de Europa que conservan el nombre de esta diosa. En Asturias tenemos el río Deva en la frontera con Cantabria, La Peña o Isla La Deva casi enfrente de la desembocadura del Nalón, o también El Ríu Deva que nace en el Monte Auseva en Cuadonga, pero hay muchos más desde Europa hasta la India y entre ellos destacamos Deba en el País Vasco que también denomina a un río y a una villa, el Deventer en Holanda, la ciudad de Devon y Devonshire en Inglaterra, les Divonna de Francia, Diviciacos, famoso druida galo; el Dvina, río de Rusia y Letonia, la Diva de los persas y un larguísimo etc. que sería harto prolijo ennumerar. También este culto a Deva parece estar muy emparentado con las creencias en los seres femeninos del agua y las cuevas que existen en la mitología de todas las culturas y que en Asturias están representados en les xanes que se aparecen en fuentes, ríos y lagos.



 El pequeño valle del Regatu la Llorea forma una hondonada en medio de los prados de La Olla.


 En el cruce con el Camín de Castañera señales a Santiago y a Covadonga.


El Camino inicia una bajada...


Y pasa junto al Regatu la Llorea, que nace en el Monte Deva.


Estampa de gran encanto rural y natural...


 Paraje bucólico.


 Área de descanso a la orilla del arroyo.


La mesa de las meriendas


A continuación pasamos sobre la Autovía del Cantábrico.


Estamos en El Camín del Charcu.


 Zona rural y residencial en El Charcón.


Más paisajes de La Olla.


La Olla, donde se sabe además que existió en el siglo XVIII una venta del Camino.


Un poco de cuesta.


Por allá van caminando los peregrinos a Covadonga. Aquí ambos caminos se separan.



 Larga recta.



Continuando nuestros andares Casa Merso o de Pedro'l Lecheru queda a nuestra derecha.


Al fondo Casa Colate.


A nuestra izquierda, veremos prados muchas veces encharcados, y es que la palabra "olla" vale en asturiano para denominar los terrenos hondos, como es este el caso.


Según los estudios del profesor Xosé Lluis García Arias en sus trabajos sobre toponimia asturiana, se trata de una forma metafórica o figurada de darles nombre a las hondonadas, con barro dentro, pues deriva del latón "ollam", olla o cuenco de barro.



Además se sabe que algunos de estos prados con fondigonada se llenaban de agua formando lagunas cuando llovía, auténticos sumideros que dan agua a las fuentes y regeros que en ellos nacen.


Por eso se le llama a este El Camín del Charcu.


En un cruce: Casa Colate.


Aquí seguimos de frente.


Concha xacobea en la tapia del jardín.


Pasamos junto a estas casas


Cruzamos la carretera AS-331 al lado del restaurante La Curuxa, antes El Mirador de La Olla.


Luego de cruzar la carretera tomamos este atajo junto a un seto que se dirige prado abajo.


Y salimos a esta pista, ancha, de tierra y cuesta abajo.


El Camín de Pión, que entra en la parroquia de Cabueñes.


Bajando en la frondosidad de la foresta.



Pronto acaba el descenso...


Abajo se ven unas casas


Nos dirigimos a salir a la curva de la carretera N-632 en su subida a L'Altu l'Infanzón, carretera la cual cruzamos al otro lado, ante el antiguo edificio del Estanco, junto al que, a su izquierda, sigue el Camino.


Estamos al lado del Camping Municipal, que ofrece bungalows a los peregrinos.


Desde el camping, además del recorrido histórico y oficial es posible acercarse al casco urbano gijonés por la senda del río Peñafrancia, un recorrido que pese a no seguir el trazado histórico recorre un hermoso vergel ribereño por una de las sendas verdes hechas en su momento por el Ayuntamiento de Gijón/Xixón. Desde esta senda también es posible llegar a la emblemática iglesia de San Salvador de Deva, de advocación y fundación vinculada a las peregrinaciones


Ya estamos en la curva de la N-632


Vayamos a la vereda izquierda


No crucemos aún la calzada


Hay una senda marcada junto al seto del camping en la que iremos a cruzar a un lugar más seguro


 Por aquí vamos nosotros, a la izquierda el edificio del antiguo estanco


Ahora aquí a la izquierda podemos ir a la entrada del camping y tomar luego la senda del río Peñafrancia, pero si recorremos el camino oficial cruzaremos a la derecha


Y es que a la derecha, al otro lado de la calzada, sigue el Camino


Por aquí cruzamos, con mucho cuidado, al otro lado


El Estanco, referencia del cruce


Una vez cruzada la N-632 seguimos por este camino


Es el Camín del Estanco


Los mojones xacobeos nos indican ir por aquí


Estamos en la parroquia gijonesa de Cabueñes, barrio de La Pontica


El Camín del Estanco llega a La Mangada, en este barrio de La Pontica


Caminando junto a esta alta tapia de la finca


El camino es llano y ancho


Esta es la puerta de Casa Patac, solar familiar del insigne historiador e investigador José María  Patac de las Traviesas El Padre Patac.


A la derecha más parcelas


Junto a los muros de la casa llegamos al Parque la Mangada


La Mangada parece ser una corrupción fonética del topónimo original bangada. Lo primero tiene que ver con borracheras lo segundo con zona de barro. Es más creíble esto último


La Mangada es un lugar de La Pontica en la parroquia de Cabueñes en el que este hermoso parque invita al descanso antes de entrar en la ciudad


Bancos de La Mangada, el Camino y Casa Patac


Una flecha amarilla en los muros de Casa Patac nos indican seguir adeante hasta aquel cruce de caminos


Una bifurcación en la que iremos a la derecha


Aunque a la izquierda allá abajo veremos  El Llagar de La Mangada


Seguimos ruta...


Y ya divisamos el emblemático edificio de la Universidad Laboral, referencia monumental y geográfica en el camino de Cabueñes a Somió para entrar en la ciudad de Gijón/Xixón