Eres el Peregrino Número

miércoles, 25 de mayo de 2016

CORVERA: QUINTANAS Y POBLADOS OBREROS EN EL CAMINO A AVILÉS (ASTURIAS)

Trasona
Entrando en el concejo de Corvera
Tras las bucólicas, rurales y pastoriles praderías del valle de Carreño el Camino Norte se dirige por tierras asturianas hacia Avilés, pero entrando primeramente en el concejo de Corvera por la parroquia de Trasona o Tresona, siguiendo la carretera AS-19 que a su vez ocupa el trazado del milenario Camín Real de la ruta xacobea


El trayecto desde Tabaza, en Carreño, hasta aquí, es de algo más de un kilómetro, monótono, hay que reconocerlo, por el arcén de la carretera y al lado de la factoría siderúrgica de la antigua Ensidesa, hoy Arcelor-Mittal, el gran gigante del acero a nivel mundial



Los arcenes son anchos a ambos lados de la calzada su bien si vamos por el derecho esta flecha nos indica aquí cruzar al izquierdo


Estamos en el barrio de Silvota, que como el topónimo indica fue en tiempos pretéritos una gran selva de bosques aprovechada luego para agricultura y ganadería


Actualmente zona industrial


Silvota, uno de los barrios de Trasona


Pasamos al lado del asador Terramar, que dispone de hospedaje


Dejamos Silvota y nos encaminamos al barrio de Rovés


Pasamos por el puente sobrre el trazado ferroviario, ante la fábrica de Fertiberia, de fertilizantes y productos químicos


Entrada a Fertiberia, seguimos de frente
.

Rovés, donde caminaremos al lado de caseríos rurales más o menos restaurados en un gran valle que forma un secular paso natural entre la costa y el interior de Asturias en el que se asentó, en los años 50 del siglo XX, la gran factoría de ENSIDESA, actualmente ArcelorMittal.


El entorno es entre lo rural y lo urbano e industrial, con anchas aceras peatonales entre las casas, las fincas y la carretera, muy llano y cómodo para el paseo, aunque con intenso tráfico y actividad fabril.
Hórreos y quintanas comparten espacio con los bloques de viviendas construidos para los obreros de la antigua ENSIDESA y sus familias


Se hace aconsejable pasar al margen derecho, pues hay acera


Viviendas unifamiliares y bloque de pisos


Fertiberia


Casas al borde mismo de la carretera. Paso para viandantes

  
Chimeneas y grandes naves asoman poco más atrás, tras las vías férreas próximas al apeadero del tren de laminación de la factoría.


ENSIDESA nació en 1950 y supuso un gran polo de atracción de empleo para Asturias y gran parte de España, cambiando la fisonomía no solo del extenso territorio sobre el que se asentó, ampliado en 1973 al unirse a UNINSA sino sobre todo el área central asturiana. Las ciudades multiplacaron varias veces su población y nacieron tanto en ellas como en gran parte de las zonas rurales de su entorno nuevos poblados y barrios enteros. En concejos como Corvera alternan edificios de pisos con poblados obreros y por supuesto las viviendas unifamiliares y caseríos de labranza de las aldeas del lugar


Vamos a otro barrio de Trasona: Gudín


Hay más aceras y buen paseo cuando nos acercamos a Gudín, con casas típicas de corredor a la vista de más edificios de viviendas y las intalaciones de Fertiberia, antigua Enfersa, además de las de Arcelor-Mittal, la antigua ENSIDESA.


Antiguo pequeño bloque de viviendas obreras



Calle, aceras y abandonadas quintanas...


Éxodo rural...buena casa mariñana con portalón de acceso, cuadra y cocina al fondo y cuartos o habitaciones a los lados, además de sala y más cuartos en el piso alto.


Setos y aceras


Bajamos poco a poco hacia aquel grupo de casas


Es una rotonda que empalma con la Autopìsta A-8 así como con el centro comercial de Parque Principado


Buena quintana, esta restaurada, con largos corredores y portalones de acceso en dos viviendas contiguas


Seguimos avanzando...


Panera y bodega


Nos acercamos a la rotonda


Pero antes pasaremos junto a la escuela y la central eléctrica


Ya estamos en la rotonda


Nosotros seguimos de frente por la AS-19, en dirección a Avilés


A cuatro kilómetros de la Villa del Adelantado


Casa Generosa. El Camino como tal pasa al otro lado y detrás de esas casas para volver a enlazar con la carretera después de los edificios y así estaba antes señalizado, pero a efectos prácticos nada se gana con ese cruce y pequeño rodeo por el barrio de El Cuetu, por lo que es mejor continuar por la acera


Subimos levemente delante de estas viviendas


Vieja fuente


A la derecha está una de las entradas a la fábrica siderúrgica. A ambos lados hay bares y casas de comidas


Bloques de pisos con tiendas y bares


Casa Xavina


Entrada a ArcelorMittal


Llegamos a la gasolinera, viendo al fondo la iglesia parroquial


Hacia allí vamos


Entrando en el barrio de San Pelayo


Más bares


Quinta ajardinada


Viviendas obreras...


Antiguas quintas de cuando los indianos y familias pudientes establecieron aquí sus mansjones residenciales, antes de la llegada de la industria

Iglesia de Trasona. A la izquierda viene el ramal del antiguo camino desde Casa Generosa


El templo actual sustituye al destruído en la guerra civil.

Amplio pórtico y torre del camapanario


Barrio de San Pelayo desde la iglesia


 Acera al pie de la iglesia


Torre del campanario y pórtico de la iglesia, con su entrada principal, visto desde el Camino. En el interior conserva la pila bautismal, románica



En la acera derecha las viviendas tradicionales unifamiliares dan paso a más bloques de viviendas obreras, tras las que está la estación del tren.



Esta es nuestra ruta


Edificio San Pelayo


Esta es la ermita barroca de San Pelayo, que da nombre al barrio


Es del siglo XVII con añadidos del XVIII.


Patrimonio del Camino
 

A continuación hay dos bares


A la derecha la acera es más ancha


Pasamos un puente, con los talleres fabriles a la derecha


Puente sobre el río Arlós, que pronto formára la Ria de Avilés, y dependencias de ArcelorMittal.


Cruce a Fafilán: seguimos de frente


A otro lado los talleres...


Vías del tren.


 Dejamos San Pelayo


Grupo de casas, con bar y comercio autoservicio


Referencias kilométricas


Avanzamos por la acera hacia El Pobladín


Ancha acera


Viviendas del poblado obrero


El Pobladín


El Pobladín (El Poblado de Talleres), modestas viviendas obreras de planta baja formando hileras y calles.


Viviendas unifamiliares que fueron para tarbajadores de ENSIDESA.


Antes de los poblados la gente vivía en barracones y antes aún donde buenamente pudiese.

 
La creación de la Empresa Nacional Siderúrgica (ENSIDESA) en 1950, cuyo primer horno alto se inauguró en 1957, generó una llegada masiva de gente en busca de empleo que en un principio se albergó como pudo en casas de labranza e incluso en cuadras y graneros, hasta que se hicieron los primeros barracones, antecesores de los actuales poblados, multiplicándose varias veces la población de los concejos de toda la comarca. 




Viviendas unifamiliares


Calles transversales a nuestra derecha


Sigue la ruta, sigue el Camino
 

Ligera subida


El Pobladín


Buen paseo


Seguimos por el paso de cebra



Polideportivo cubierto


Parque infantil


Canchas deportivas


Campo de fútbol


Así pasamos junto al parque del poblado de La Marzaniella, otro de los que fueron para empleados de ENSIDESA.


Campos y fincas


Atentos que hemos de desviarnos a la derecha


Bares y comercios


El Camino como tal seguiría de frente pero dado lo anodino de un recorrido por aceras con tráfico en la carretera hasta Avilés las flechas señalizadoras nos recomiendan, antes de llegar a la farmacia, desviarnos a la derecha, en dirección al campo de fútbol y centro de salud


Este poblado es diferente al anterior, de bloques alargados de dos pisos junto con otros servicios y dependencias. Hacia allí vamos en nuestro periplo



La Marzaniella, doscientas viviendas construidas en los años 50 del siglo XX


Este poblado tiene en nuestros días unos 800 habitantes


Seguimos las flechas amarillas


Subimos las escaleras


Subimos mientras admiramos estas buenas perspectivas en una de las entradas a la fábrica siderúrgica


Con exposición de hórreos en miniatura


Vamos subiendo las rampas de la pasarela en La Marzaniella


Pasarela decorada con llamativos colores


Pasamos sobre los edificios del poblado


Y sus calles


A la derecha el campo de fútbol


La cantina y los vestuarios


Al fondo ArcelorMittal


Puente


Aquí empieza a formarse la Ría de Avilés


Pasamos al otro lado


Este es el Paseo de la Ría


Encajados entre las instalaciones siderúrgicas y las riberas del estuario


Aquí pasamos de Corvera a Avilés


Límite de concejos


Sigue la ruta


La ría, el ferrocarril y las instalaciones industriales


Viaducto y bajo el viaducto un puente


Pasamos el puente


Y la senda sigue por la otra orilla


Ría de Avilés


Seguimos ruta


Pista adelante


El estuario y la industria


Frondosa arboleda


Paisaje industrial y natural


Fauna acuática




Hacia más puentes


Al fondo otro poblado industrial: El Cruce


Aquí seguimos de frente


Al otro lado de la carretera: Llaranes. Lo que fue una aldea del extraradio de Avilés, con salida al mar por la ría que aquí empieza a formarse se transformó en un populoso barrio urbano al construirse numerosos bloques de viviendas obreras, El Poblao Llaranes, que nació con ENSIDESA como una ciudad-jardín de 1.103 viviendas con parques, economato, iglesia, hospital, comercios...


Era este un proyecto de los arquitectos Juan Manuel Cárdenas Rodríguez y Francisco Goicoechea Agustícon viviendas de dos y tres plantas y que empezó a contruirse en 1957. El lugar era un improvisado campo de aviación acrobática cuando en el año 1914 se dice que aterrizó el primer avión, en estos terrenos que fueron de cultivos del Llaranes Viejo, la aldea originaria. Se dice que los primeros partidos de fútbol avilesinos se disputaron aquí en 1903 y 1904. El lugar no puede haber cambiado más desde entonces.



Antes, la vecindad del preindustrial pueblo de Llaranes, que dan en llamar "Llaranes Viejo" para distinguirlo del poblado, no solo trabajaba la casería sino que tenía salida directa a La Ría d'Avilés, que aquí empieza a formarse, para ir a pescar, habiendo mucha relación con el también avilesín barrio de pescadores de Sabugo. Ahora las dependencias siderúrgicas y los nuevos barrios ocupan estas riberas, al lado de El Hospitalín y el poblado de Garajes.


Paseo de la Ria, donde desemboca el río Arlós.

Tras décadas de degradación el estuario que aquí empieza a formarse ha ido recuperándose gradualmente, el río y sus riberas


Trazado ferroviario, paseo y ría. Al fondo la ciudad.


Sigue la ruta, viendo sobre nosotros los antiguos postes del teleférico de materiales industriales


Señalización del Paseo de la Ría


Caminando junto a los poblados


Viejos monumentos de acero...


Para deleite de los paseantes, mientras nos aproximamos al centro urbano avilesino


Arte y acero siderúrgico


Bancos para sentarse. Al otro lado el ferrocarril y la Avenida de Gijón


Perro guardián


Placa de la Ruta del Acero


El acero, la siderúrgia y Avilés


Acero reutilizable


Monumentos


Ruta senderista


Homenaje a los Aprendices de Ensidesa


Arte y sendero..


Arte posmoderno


La mano y la manzana metálica
 

Ruta del Acero


Giros y vaivenes


Explanda del W.C.


Monumentos del trabajo industrial




Por aquí sigue el Camino


Más Monumentos del Acero


Ruedas de la vida


Ruta del Colesterol


Monumento de acero a la baraja española


Juego de cartas...


La herrumbre triunfa


Todos los palos...


Cartas en el suelo


Castillo de naipes...


Once


Pasamos luego bajo un viaducto más


Al fondp, el Puente Azud


Hacia él nos dirigimos


Monolitos de la Ruta del Colesterol


Placas de la Cofradía del Colesterol



Sigue la ruta


Pasa el tren


Atentos: allí dejaremos el paseo y subiremos por la pasarela



Subiendo al Puente Azud


Cuesta arriba


Buena vista de Avilés y su ría desde la subida


Destaca  la inconfundible figura del Centro Cultural Oscar Niemeyer en la ribera derecha de la ría, donde crecen matorrales y plantas invasoras. Fue diseño del arquitecto Oscar Niemeyer tras ganar el Premio Príncipe de Asturias de las Artes del año 1989.


Construido, financiado y puesto en marcha no sin polémicas es conocido popularmente como El Nimeyer o El Güevu, por su parecido con un huevo cocido.


Dispone de una elegante cafetería-mirador.


Avilés: el centro urbano.


La vía férrea desde el Camino


Más allá, al otro lado de la Ría vemos el Pepa (Parque Empresarial Principado de Asturias y los altos de Valliniello, parroquia de San Pedro Navarro



En aquellá colina está el lugar de Los Carbayedos, donde se libró cruenta batalla el 22 de mayo de 1809 contra los franceses de Napoleón en 1809. Fue cuanddo la brigada Marcognet con sus dragones realizó una escabechina contra una improvisada resistencia vecinal armada mas con aperos agrícolas que con verdaderas armas


Llegamos a lo alto de la pasarela y, en el puente, vamos a la derecha


Rumbo al centro de la urbe


Divisamos al sur sobre estos barrios el santuario de la Virgen de Luz, en Lluera, copatrona de Avilés con San Agustín, en lo alto del pueblo de Lluera, donde se alza el palacio de este nombre, otro enclave de leyenda que se materializa en rituales de amor como el de la lleche preso y la xarra, jarra de barro con cuajada que el mozo tira al suelo el día de la romería del santuario; así en tantos pedazos como rompa tantos besos ha de darle a su amada


El templo se hizo a principios del siglo XVIII sobre otro mucho más antiguo


El Palacio de Lluera


Kilómetro Cero en Avilés


Entrada de la villa y ciudad de Avilés, calle Marqués de Suances


Seguimos de frente, hacia la Plaza de los Oficios


Plaza de los Oficios


Y a su derecha, la Avenida de Cervantes


Por donde se encaminan nuestros pasos



A nuestra izquierda  L'Arbolón, barrio que transmite en su topónimo la memoria del viejo olmo de 30 metros que aquí se alzaba antaño, testimonio de cuando los alrededores del antiguo Avilés estaban rodeados de bosques. Este símbolo de la villa y ciudad fue talado hace ya muchos años dado su precario estado, muy afectado por las inclemencias del tiempo


Aquí está ahora el Centro de Formación Ocupacional de Avilés, antes fábrica de harina de pescado y luego cuartel de bomberos.


A nuestra derecha, junto a la farmacia, entrada a la calle Rivero, por donde va el Camín del Pelegrín


Al otro lado de la Avenida se encuentra el albergue de peregrinos, donde se alojan también los peregrinos que vienen de Oviedo/Uviéu por Corvera, entrando en Avilés por Villalegre, El Vidriero, Los Canapés y La Curtidora, pues aquí se unen ambos caminos


El albergue dedicado a Pedro Solís, quien fundara el hospital de peregrinos que existió en el siglo XVI en la calle Rivero, hacia donde nos encaminamos para acceder al centro


Ante el albergue un crucero


Cristo crucificado


Y la Dolorosa


Entrada al albergue


Recuerdo a Pedro Solís


Nueva etapa


El albergue...


Un lugar muy tranquilo pese a estar junto a importantes y transitadas calles del centro urbano


Afuera, el crucero nos señala de frente la calle Rivero, por donde sigue el Camino atravesando el casco urbano avilesino