Eres el Peregrino Número

miércoles, 26 de febrero de 2014

VEGA Y SU PLAYA, EL CAMINO DE LAS DUNAS Y EL MAR: EN RUTA A BERBES Y CARAVIA (RIBADESELLA/RIBESEYA, ASTURIAS)

Llegando al pueblo de Vega por El Camín Real
Vega y su playa
El Camín Real de la Costa llega, bajando desde Abéu y San Esteban de Lleces, al pueblo de Vega, al oeste del concejo de Ribadesella/Ribeseya (Asturias), el cual que vemos desde lo alto de la cuesta, con sus barrios de El Rincón, La Capilla, La Cecotilla, El Colladín, El Molín, La Pedrera, El Potril, La Sapera, La Sertal y el de La Playa, ante la famosa Playa Vega, con sus dunas y arenales, desembocadura del río Acebu.

El Cabu Llastres
Al fondo en el horizonte marino destaca El Cabu Llastres, con el puerto pesquero y villa de igual nombre, pertenecientes al conceyu de Colunga.


Pueblo pesquero de Llastres, no en el mismo camino señalizado pero sí cerca de él, aunque justo es decir que tuvo hospital de peregrinos y existían rutas de romeros iban hacia Llastres y luego se dirigían a Lluces y La Venta'l Probe para seguir a Villaviciosa. Actualmente el trayecto marcado es el Camín Real que va un poco más al sur, a la villa de Colunga, atravesando primero, eso sí, el pequeño concejo de Caravia, pequeño pero hermosísimo, entre el mar y la montaña, incluyendo su itinerario caminero xacobeo que pronto conoceremos


 Estamos en la pradería que baja de las laderas de La Campellina y La Braña


El Camino baja hacia las primeras casas de Vega por La Sertal


El Camino, junto a viviendas y muros de fincas, sigue en ligero descenso, con una fila empedrada que discurre por el medio del firme


Caminamos junto a los muros de este caserón


La bajada se suaviza poco a poco


Precioso camino rural


Los peregrinos han salido al exterior a comer en la terraza del Albergue Tu Casa, al lado mismo del Camino y en la ruta a la playa


Luego del albergue el hórreo







Delante del hórreo las casas, con sus galerías y delanteras o antoxanas


Nos volvemos a ver este hórreo florido y hermoso. Al  fondo, en el albergue, cuelga de la barandilla la ropa de los romeros


Más caserones


A su lado pasa la ruta


Bifurcación: seguiremos a la izquierda bajando poco a poco


Un bebederu. Abrevadero del ganado, a nuestra derecha



Elegante corredor y leña cortada


Pasamos delante de estas casas


Y continuamos la bajada


Pasamos junto al portón del caserón que veíamos al entrar en Vega


Una extensa finca...


A la izquierda una vieja panera


Una panera, evolución en tamaño del hórreo, construcción aparecida como resultado de la necesidad de albergar las grandes cosechas de maíz llegado de las américas (s. XVII). Se llamaba pan a todo cereal panificable, tanto hecho como en semilla. Aquí no es maíz lo que cuelga de los gavitos o soportes de gancho, son fabes


Pasamos junto a otro portón


Más hórreos y paneras...


Pegollos o pilares. En contra de la creencia popular no es el número de pegollos la diferencia entre hórreo y panera sino la forma del tejado, piramidal con una pica o rectangular con dos picos


Siempre hay alguien que nos contempla


Siempre bajando...


Altísima fachada de piedra


Más impresionantes caserones


Mirando ahora atrás y arriba veremos esta llamativa ventana que sigue la forma de la esquina


Ventana en esquina con dinteles de piedra y columna


Hermosa quinta con elegante verja y portón


Llegamos a L'Arcu, casa de turismo rural: el Camino como tal sigue hacia la derecha pero si nos asomamos a la izquierda veremos un elemento interesante


Un arco de piedra bajo las casas






Arco de medio punto en este pasadizo que forma calle


Y por el que podemos seguir hacia el otro lado


Al fondo, El Cuetu, por donde proseguirá el camino rumbo a Berbes y Caravia.


Pasando al otro lado, bajo los corredores de las casas...


Pasamos junto al hórreo...


Y así llegamos a la ermita de La Magdalena, construida en el año 1922 sobre otra más antigua de 1772


Nos asomamos a ver el interior


Altar, imágenes y fotografías...


Delante de la ermita se unen el Camín Real y el que pasa bajo L'Arcu


Sigue el descenso junto al santuario


Continúa la bajada entre más casas y hórreos


De pronto vemos estos grandes murales pintados, con tanto realismo que corremos el riesgo de confundirnos


Un gran pasillo porticado por el que apetece caminar. Arriba, un conocido cuadro, La Lechera de Veermer, homenaje los grandes maestros holandeses


Al fondo más pinturas de gran realismo


Más arcos porticados en largo pasillo (la columna de ladrillo de la derecha es real)


El coche parece verdaderamente aparcado a la entrada de una finca


Con El Picu Urriellu (Naranjo de Bulnes) en lontananza


El caballo a la puerta de la cuadra


Alguien se asoma a la vetnana


A vernos pasar...


Sigue el Camino...


Nos invitan a vino


Vino para el peregrino...


Para continuar el Camino...


Ya se vislumbra al fondo el final de la bajada


Bajando de La Sertal a La Playa


Ya se ven las vegas del río Acebu


A la izquierda El Llagar


Y en la esquina una fuente

Fuente de 1931

Aquí se acaba el descenso y llegamos a lo llano en la carretera local (RS-4) que se dirige a la derecha a La Playa Vega, entre los campos y praderías


Nos fijamos en el suelo donde pisamos


Hay una hermosa concha de piedras...


Y otra concha en el ramal a La Playa Vega

Riberas del río Acebu y al oeste El Cuetu, la subida a Berbes


Un balagar de hierba


Tramo recto y llano...


Barrio de La Playa


Al fondo hay un restaurante: frente a él sigue el Camino


Hay quien realiza una parada


Para saborear las viandas...


Desde las terrazas sigue a la izquierda el Camino. A la derecha está el acceso a La Playa Vega, con pasarela de madera sobre las dunas


Unos grandes ojos de besugo nos observan


Siguiendo nuestro itinerario


También los hitos xacobeos nos informan seguir adelante, pasando el puente sobre el río Acebu: El Puente Vega


 Allí cruzamos El Ríu Acebu, pasando de esta manera a la parroquia de Berbes por una pasarela que sustituye al viejo puente de piedra destruido por una crecida en 1988


 A nuestra izquierda vemos los restos del puente viejo. No se sabe la fecha exacta de su cosntrucción, sería en algún momento entre los años 1797 y 1847.


Desemcocadura del río Acebu en La Playa Vega. Pasamos al lado de las dunas, con vegetación en la que crecen especies únicas, por lo tanto espacio protegido que imprime especial importancia a la naturaleza marina de La Playa Vega, de 1.600 metros de largo y 300 metros de anchura en algunas partes.


El lugar es llamado La Duna o Les Dunes y junto a él pasa el Camino, dando vista a la playa.


A la derecha, en los pedrales de La Punta la Sierra y El Güeyu'l Mar, vuelven a aparecer los estratos del suelo prehistórico que sacan a la luz las huellas del paso de los dinosaurios hace decenas de  millones de años.


El conjunto dunar es un ecosistema tan sumamente importante que ha sido vallado para que no se vea afectado por los pasos de los numerosos bañistas y visitantes que acuden a este magnífico arenal


El Camino desde el río en adelante conserva buenos tramos de su empedrado antiguo...


Estamos en La Costa de los Dinosaurios, que se extiende desde el Arenal de Santa Marina en Ribadesella/Ribeseya, hasta La Playa la Ñora, en la divisoria entre Villaviciosa y Gijón/Xixón, decenas de kilómetros de costa en cuyas playas y pedrales, o en los acantilados, aparecen las huellas de aquellos gigantestos saurios que poblaron la tierra hace millones de años...


Pasa un buen tramo en paralelo a la playa...


Playa animada y muy turística en verano, de agreste naturaleza marina y espectacular todo el año, incluso en les mareones del invierno...


Desde Les Dunes vemos El Cabu Llastres...


Y el pueblo de Llastres...



Luego el Camino se separa ligeramente de la playa, cuando tomamos esta bifurcación a la izquierda


Iniciamos la subida a Berbes por las laderas de El Cuetu


Al principio es una senda ancha y rodada...


Atrás quedó La Playa Vega


Luego vuelve el viejo empedrado de la milenaria calzada...


Y subimos pisando las piedras del Camino...


Suelo pedregoso pero lleno de historia


Evocadora senda


Aquí vamos a la derecha


La subida se empina...


La senda se estrecha al pie de El Cuetu


Llegamos a una portilla que hemos de cerrar una vez pasemos, pues es para que el ganado no marche de los pastizales camino abajo


Luego la senda se abre a los campos de las faldas de El Cuetu que caen al mar...


Seguimos subiendo y El Cabu Llastres se nos ofrece en todo su esplendor...


Maravillas de la costa asturiana...


Llastres. Faro del Camino...



Vista atrás de La Playa Vega y sus dunas...


Y el pueblo de Vega, por donde acabamos de pasar...



Vista adelante pues aún hemos de subir un poco más...


Nuevas vistas de Llastres...


Puerto pesquero y turístico que antaño fue famoso por sus conserveras y, mán antiguamente todavía, por sus corsarios...


El Cabu Llastres y La Rasa Lluces...


Debajo de nosotros La Punta la Pica y los acantilados de El Frondil


El Frondil, con las cicatrices hechas en la roca madre por las antiguas explotaciones en las que se extraía fluorita de gran pureza, denominada por la belleza de sus cristales azulados, verdes, morados... la joya de la mineralogía española.


Seguimos en continuada pero preciosa ascensión



Un encanto de paisaje marítimo de la costa asturiana


Pastos del litoral


Vaques roxes asturianes...


El Camino es ahora una pista


Pista aprovechada para las minas de fluorita, de gran importancia para la industria metalúrgica como fundente de los altos hornos para lograr hierro y acero, y en la química para obtener gran número de productos, gases refrigerantes, teflón con sus múltiple usos e incluso isótopos radiactivos. Por eso la fluorita o espato-flúor está considerado un mineral estratégico de primer orden, siendo la de las minas asturianas internacionalmente famosa por su pureza, estando expuestas sus piezas en no pocos de los mejores museos y colecciones de geología del mundo


Allá abajo rompen las olas chocando la mar brava


Túnel vegetal entre unos arbustos


La pista se ensancha y aparecen rodadas. Una valla delimita el Camino de la zona minera


Una portilla que también hemos de cerrar a nuestro paso


Abajo pistas de las minas...


Nos vamos alejando paulatinamente del mar


El Camino viene subiendo desde el mismo borde marino


 Inmensidad de la mar océana...



La pista sube más suavemente cuando llegamos a La Ordiera, barrio de Berbes en la carretera N-632 y bajo El Picu Miradoriu, La Caxigos (224 mts.)


Y llegamos al final de la cuesta dando vista al Monte Sueve, con los 1.161 metros de altitud del Picu Pienzu dominando el panorama


Luego seguimos de frente. Aquí asoma en primer plano ahora La Forquita (357 mts.), ya en términos de Caravia



Y justo antes de llegar a la carretera general nos desviamos a la derecha por una senda asfaltada


Este es el Canino. Cuidado con las flechas que recomiendan a las bicis ir por la carretera


Subimos unos metros


Pasamos junto a un taller y una casa en ruinas


Y subimos aún un poco más


Y aquí nos desviamos a la derecha por esta pista de tierra, terminando la cuesta


Hórreo en el Camino, atalaya del mar


Pasamos entre estos muros


Campos de Berbes, verdes y floridos...


Pasamos junto a este gran caserón


Frente a él una encrucijada


Y en esta bifurcación iremos a la derecha


Y acto seguido en otro cruce de nuevo a la derecha


Ahí están las conchas



Campos y algunas casas de la parte alta de Berbes, mirando a La Sierra del Fitu y El Puertu Sueve


No lejos de aquí está la Cueva Carmona, habitada en la prehistoria





Pasamos unas ruinas


Y nos dirigimos a aquella casa



Donde hay una bifurcación en la que la flecha amarilla allí pintada nos indica ir a la izquierda


Flecha en la pared


Pomarada de manzanas de sidra


Poco a poco las casas de Berbes se dejan ver, en los cuetos...


Nos acercamos hacia el centro de Berbes


Y en el Camino atención a las flechas y conchas de los cruces, tal que aquí, pues bajamos a la derecha


El azulejo xacobeo lo señala


Ojo pues puede estar semioculto por yedra y helechos


Estamoa a 60 kilómetros de Gijón/Xixón, la ciudad más poblada de Asturias y... no muy lejos de La Isla, en Colunga


Vemos los rótulos indicadores en una finca a nuestra izquierda


Al fondo El Picu la Gobia (538 mts.) en La Sierra del Fitu, divisoria con el concejo de Caravia


Praderías de pasto


Vamos hacia aquella casa


Viendo La Gobia, La Forquita y El Sueve


Al fondo a lo lejos al pie de La Forquita Caravia

En esta encrucijada en la que volvemos al asfalto continuamos de frente


Andando al lado de este muro


El centro de Berbes, las casas que se extienden a los lados de la N-632, ante las lomas boscosas de El Fabar, La Gavia, Grandamiana y El Greyu


En este lugar iremos a la derecha, bajando


Pasando bajo esta espléndida quinta


Y siguiendo su muro


Pasamos por la parte trasera de esta fila de tres casas


Vista de Berbes y la carretera N-634, barrios de  La Quintana, Los Molinos, La Oliva, El Cuetu y El Carril, de viviendas rurales, hórreos, caserías y alguna mansión indiana


Existió en Berbes un hospital de peregrinos de corta vida, fundado en 1678 por el párroco Alonso Ganancia, con casa y huerta, para "pobres peregrinos que pasasen por aquella parte en donde se les diese agua, lumbre y leña y se conservasen en él dos camas de ropa". Sus pobres rentas y la oposición vecinal a ser hospitaleros, junto con el robo de la ropa de las camas por los propios romeros, quienes para encima acostumbraban a hacer fuego con las tablas de la casa, dieron al traste con la fundación, clausurándose en 1702.


Plantaciones intensivas de eucaliptos. En lo alto a la izquierda vemos la antigua escuela


Acercándonos a la carretera.


Una casa de indianos, Villa Suero, construida por maestros de obra riosellanos en 1920 para los emigrantes a Cuba y naturales de Berbes Manuel Suero Prieto y Alicia Sánchez Margolles. Dada su amistad con los hermanos Uría Aza, grandes pintores también riosellanos, estos realizaron algunas de sus pinturas. Los muebles fueron diseño de Casa Viena de Oviedo/Uviéu



Tras la revolución cubana hubieron de regresar a Asturias y dedicarse al trabajo del campo, tal y como habían hecho antes de emigrar. Su hija Alicia Suero Sánchez heredó la casa, que durante un tiempo fue hotel


Al fondo, la iglesia parroquial de Santa Marina.


El actual templo fue construido en el año 1957


Se anuncian desayunos en los bares de la carretera



En esta bifurcación vamos a la derecha


Bajando otro tramo


Y saliendo a la N-632


Cruzando con cuidado...


Delante de estas casas bajamos a la derecha


Hay sitio para sentarse, en este banco hecho con ruedas de carru del país


Las conchas y flechas indicadoras nos señalan la bajada por este camino enlosado: La Caleyona


El Camino pasa encajado literalmente en la roca


Formando verdaderos muros naturales


En La Caleyona, saliendo de Berbes...


Un tramo sumamente bello, a la sombra de los laureles.


Hermosa sensación...


Vista atrás...


Vista adelante curva a la izquierda


Y sigue el descenso...


Volveremos allí a salir a la carretera general.


Iremos a la izquierda


Seguiremos la N-632 pero solo unos escasos metros pues allí mismo en la primera curva, justo donde llega el tractor, nos desviaremos a la derecha


Una bellísima senda


Supremo éxtasis caminando con el sol de frente, alegoría de la rotación solar rumbo al oeste: el Camino de Santiago...


Sendero de gran belleza natural...


Entre el boscaje y los setos silvestres


Unos muros...


Y pasamos delante de esta casa, El Sollaréu, muy cerca de la ensenada de El Portiellu.


Nombre del lugar


Hay un arroyo, El Coriscu


Subimos por la pista que da acceso a El Sollaréu


 Y ya estamos otra vez en la carretera


El la carretera vamos a la derecha, pasando el puente sobre el río


Y siguiendo de frente


Paisaje de El Sollaréu


Y de El Portiellu y La Campona


Habremos de andar por la carretera cosa de un kilómetro


Hacemos unas curvas


Y entramos en el concejo de Caravia, donde nos desviaremos a la derecha por una pista de tierra que sube al tupido monte de La Campona y desciende posteriormente al Arenal de Morís, donde el Camín Real comienza un delicioso paseo costero...