Eres el Peregrino Número

martes, 25 de febrero de 2014

SAN SALVADOR DE PRIESCA: LAS MARAVILLAS DEL ARTE ASTURIANO EN EL CAMINO (VILLAVICIOSA, ASTURIAS)


San Salvador de Priesca. Arte Asturiano en el Camino
El Camino en Muñones, entrando en la parroquia de Priesca
Por la aldea de La Llastra hemos pasado del concejo Colunga a Villaviciosa en La Llera, descendiendo suavemente hasta Muñones, donde entraremos en la villaviciosina parroquia de Priesca, quintana con hórreo y capilla a la derecha del Camino


 Al sur Toroyes y los altos de Satoxenia los Pandos, Rales, Pivierda y Samartín de Vallés


Cuesta abajo y ante el Monte Fariu (339 mts) bajamos a La Quintana


Descubrimos al oeste la larga rasa costera de Les Mariñes


Y la Ría de Villaviciosa


Arriba Oles y abajo El Punta, en Samartín del Mar. Acá de la ría la parroquia de Seloriu


La Ría de Villaviciosa y El Puntal, histórico puerto ribereño, que de muelle comercial pasó a deportivo y turístico


Contemplamos La Ría según bajamos a La Quintana


Ante el Monte Fariu tenemos una perspectiva del Camino que va a la iglesia

 L
La iglesia de San Salvador de Priesca, en el barrio de La Quintana, joya del Arte Asturiano prerrománico


La iglesia y el Camino


Bajando a La Quintana por Casa les Capites


Luego Casa Remedios


Concha y flecha


Pasamos una cabaña...


Y nos dirigimos a la Casa Rectoral, con la iglesia al fondo


Casa Rectoral que es hoy día albergue de peregrinos


Un buen lugar para el reposo, con tranquilidad y hermosas vistas



Venimos de la Rectoral de Priesca


Y aquí admiramos la iglesia parroquial de San Salvador de Priesca, tal y como se ve cuando llegamos a ella por el Camino, un importantísimo monumento del Arte Asturiano prerrománico, iglesia fundada en el año 921, según antiguas inscripciones hoy desaparecidas, unos diez años después que la corte asturiana trasladase su capital a León, siendo pues uno de los últimos exponentes de este estilo que llegó a nuestros días


Tiene la clásica planta basilical de tres naves, la del medio el doble de ancha que las laterales y más alta. Las celosías no son las originales sino que obedecen a las restauraciones en ella realizadas (años 1949 y 1954 por Luis Menéndez Pidal) tras la quema que sufrió en la guerra civil


Encima de la nave mayor está la enigmática cámara cerrada, únicamente abierta al exterior por el clásico ventanuco de arcos con columnas tan propio del Arte Asturiano





Cámara o cuarto del que su razón y función exactas siguen siendo un misterio


La sacristía del costado sur es también un añadido posterior, siglos XVII-XVIII, al igual que la espadaña del campanario



En dicha sacristía hay una ventanal de piedra que vino de la capilla de Santa Gadea, en el Palacio la Güera, que veremos después


Antes de seguir ruta resulta indispensable admirar este histórico santuario


Como hemos dicho, sacristía y espadaña son elementos posteriores a la estructura original del templo, que por lo demás mantiene soberbiamente bien su estructura original


Llegados ahora al acceso principal, veremos que en el dintel de la puerta de entrada, orientada como es usual al oeste, hay labrada alguna filigrana:


Líneas y espirales...



Pero es en el interior donde nos admiramos con la disposición de los grandes arcos que separan las naves laterales, así como con los restos de las pinturas y murales que cubrían sus paredes, incluyendo la del altar, que presenta además una arquería ciega muy propia del prerrománico astur, la cual tiene sus capiteles labrados con motivos en forma de hoja que vemos igualmente en otros más grandes del arco triunfal. Al norte de la estructura del templo, la capilla de San Antonio conserva más capiteles con filigranas de hoja o palma, así como pinturas en la bóveda. La carga de cal que tapaba estos dibujos pictóricos sirvió para conservarlos, aunque resultarían muy afectados por el incendio de la guerra. A la derecha del altar, en la capilla de Santa Lucía, se conserva entre las pinturas una representación de la Cruz de los Ángeles, uno de los símbolos del Reino de Asturias junto con la Cruz de la Victoria


La veneración a San Salvador, al igual que la catedral de Oviedo/Uviéu, delata su relación con la capital de la diócesis y del reino


El tejado es de madera y padeció las destrucciones bélicas, por lo que hubo de reponerse. La pila bautismal es original y contemporánea de la construcción del santuario.


Enfrente de la iglesia está la antigua escuela, en un precioso campo donde muchos peregrinos paran a descansar


Es actualmente sede de la Asociación de Vecinos El Tilar


Estas son algunas viviendas del barrio de La Quintana, como Casa Ruperto o de Rafael de Sidora, que tuvo tienda-chigre, la mansión de Casa Josefina, o Casa Salvador Villar, entre otras.


Luego de visitar la iglesia de San Salvador de Priesca regresamos al Camino, que como hemos dicho pasa por detrás de ella


La concha nos lo indica


Abajo La Güera, hacia donde ahora bajaremos. Al fondo Seloriu y La Ría de Villaviciosa. La Pradería de Puertu nos tapa la vista de La Playa Rodiles


Justo detrás de la sede vecinal hay un desvío a la derecha


Desde aquí bajaremos al valle pero no por la carretera sino por el camino antiguo: El Caminón, que desciende entre castaños, arbustos y camperas...


El Caminón, una hermosa senda para iniciar un largo descenso pero muy bello y natural


Prados que hacia la derecha caen al pequeño valle formado por el río La Vega

La vecina parroquia de Seloriu y, a la izquierda, al otro lado de La Ría Villaviciosa, Samartín del Mar.


Mulos pastando


Setos silvestres o sebes


El Caminón llega a una pequeña capilla


Capilla u oratorio de ánimas, tan relativamente frecuentes en los viejos caminos pese a las muchas que han ido desapareciendo


En ella hay una concha del Camino


Aunque la capilla se conserva lo que sí han desaparecido han sido las pinturas e imágenes que suelen albergar


En cambio tiene una pizarra en la que podemos leer:"Caminante que caminas derecho a la eternidad déjame aquí una limosna que Dios de la pagará" (la última frase ha "caido" recientemente)



Tras detenernos a ver la capilla continuamos la bajada


Seguimos cuesta en descenso bajo los árboles y entre setos del bocage tan característicos del paisaje de buena parte de Asturias.


Hojarasca y boscaje. Abundan los castaños y otras especies arbóreas


Descenso a la sombra de la enrramada


Eucaliptos


Curva a la izquierda


Buena caja caminera


Vamos perdiendo altura


Hermosura de paseo en el bosque


Conchas, hitos y flechas


Allí se acaba lo más pronunciado del descenso


Final de la bajada


Inmersos en el bosque...


El Camino tiende a llanear un poco


Curva a la derecha


Saliendo hacia el valle


Ligera subida


Al final otro poco de bajada


Pisando las hojas caídas...


Llegamos a unas fincas, otra vez en llano


A la derecha, fincas ganaderas, y al fondo las alturas del Picu Cualmayor (325 mts.)


Bucólicos lugares...


El descenso acaba en el lavadero de Santa Ágeda o Santágeda, a donde antaño acudía el vecindario a hacer la colada


El Camino pasa detrás de lavadero y abrevadero


Y viene, saliendo del bosque


Saliendo a la carretera que viene de la iglesia y La Quintana


Al llegar a la carretera hay un cruce, en él tomamos el camino de la derecha, que se dirige al barrio de La Vega



El Camino es llano y pasa entre las fincas.


Al fondo vemos las casas de la aldea de La Vega, otra de las que conforman la parroquia de Priesca.


Huertas junto a Casa Ángela la Güera, a la derecha


Hórreo junto a Casa Malia y Casa Lola


Nos observan


Poco más adelante hay un cruce


Vamos a la derecha por la carretera asfaltada


Conchas y flechas nos lo indican


Un cobertizo...


 Y en él el potru ferrar, en el que se herraba el ganado, donde trabajaba Ramón el ferreru Priesca


Pasamos cerca de Casa Tía Vita o Casa'l Ferreru, al lado a su vez de Casa María'l Ferreru y Casa'l Cachuchu


Caminamos junto a la cuadra


Y junto a la tenada o henar


Al fondo una mansión con altas palmeras


Nos acercamos al Palacio la Güera, mansión barroca con capilla anexa.


Extensa finca y notables edificios palaciales con largas galerías acristaladas


A la izquierda y sobre el Camino está la capilla de Santa Gadea


Pasamos al pie de la capilla y las palmeras


Y seguimos el muro de la quinta


Mientras admiramos el palacio dejamos atrás el barrio de La Vega. El río pasa a nuestra izquierda


Hórreo con buenas ristras de mazorcas, riestres de panoyes


Y ya pasamos ante la fachada principal del Palacio la Güera


Fachada balconada y blasonada


 Un escudo junto al balcón


Y otro junto a la ventana


 La capilla


Jesús Nazareno


Pasan los vecinos...


Y dejamos el palacio


Para desviamos por este sendero a la izquierda


Bajamos suavemente unos metros


Y ya en llano el Camino va siguiendo el curso del río La Vega, también llamado La Riega Priesca


El Camín Real es ahora un sendero que pasa entre los prados que caen hacia el regato, por Sotu (casa de la izquierda) y al pie de Los Casares (casas de la derecha)


Los Casares


Sotu y La Riega Priesca: Arriba la cuesta de Fongabín


La Riega Priesca en la cuneta, tapada por las hierbas que crecen en la vereda del sendero


Adelante, el pequeño puente de Sotu


El topónimo hace referencia a bosques en la ribera de los ríos. Ahora hay praderías y pomaradas de manzana de sidra


La ruta sigue de frente


A nuestra derecha dejamos Los Casares


Prados con pastor eléctrico o llendador para el ganado


Poco a poco el sendero se andentra el el bosque...


A nuestro lado La Riega Priesca, también llamada El Ríu La Vega


Ahora el río forma un remanso a nuestra izquierda y se oye el ruido de una pequeño salto de agua


Nos asomamos a mirar


Y efectivamente una pequeña y hermosa casacada aparece entre musgos, rocas, ramas, hierbas y helechos


La naturaleza en todo su esplendor


Seguimos camino al lado del río


Un amigo viene a saludarnos


Y parece guiarnos, pista adelante


Camino húmedo y umbrío pero muy bello, una delicia en verano durante el calor estival.


Senda bien pisada y trillada


El murmullo del agua siempre próximo


Las flechas en los árboles


En algunos tramos se ven rodadas de tractores


No obstante es raro encontrarse algún vehículo


Bosques de Priesca en el camino a Sebrayu


Todo es verde, hasta las piedras y los troncos secos pues se cubren de musgo...


Crecen plantas y helechos en lasa veredas camineras.


Trayecto muy llano y agradable de caminar


Nos adentramos en la verde foresta


Hito, concha y río...


Río y senda


Salimos del bosque a una vega de manzanos en La Presa, donde hay un cruce de caminos en el que iremos a la derecha


Hay aquí una capilla de ánimas


En la capilla hay una flecha amarilla y una concha xacobea, señalizadoras del Camino


Conserva la verja de madera pero no así pinturas ni imágenes


Ofrendas y oraciones, limosnas y sufragios por las Ánimas Benditas del Purgatorio


Maravillas de la naturaleza asturiana


Volvemos a pasar al lado del río.


Fincas y más pomaradas


En lo alto El Picu Castiellu Moriyón, emplazamiento de uno de los antiguos castros astures que dominaban la Ría de Villaviciosa y su entorno


En esta otra vega la senda pasará al lado de los manzanos y los eucaliptos bajo el viaducto de la Autovía del Cantábrico.


El curso fluvial sigue a nuestra izquierda, en paralelo


Hitos del Camino...


Un puente de piedra es el lugar en el que el peregrino deja atrás la parroquia de Priesca en La Llantada, allí donde el río La Vega se une al río Carrión o Ñabla, entrando en la también villaviciosina parroquia de Miravalles por el pueblo de Sebrayu


Camino del puente...


Paso del puente en La Llantada


Viejo puente de piedra


Al pasar el puente el Camino sigue de frente hacia Sebrayu, pero si lo deseamos al ser amantes de la historia podremos realizar un pequeño desvíoa la izquierda para conocer una maravilla del arte románico, la iglesia de Santa María de Sebrayu, llamada La Capillona.


Si los peregrinos se hospedan en el cercano albergue de peregrinos de Sebrayu pueden aprovechar sus horas de relax para visitar el lugar más reposadamente, pues bien merece la pena.



Después de conocer La Capillona retomamos el Camino, regresando cruce que hay tras pasar el puente y continuando hacia la aldea de Sebrayu, parroquia de Miravalles