Eres el Peregrino Número

domingo, 18 de mayo de 2014

EL GAVIEIRU (PLAYA DEL SILENCIO): CASTAÑERAS. CUDILLERO/CUIDEIRU (ASTURIAS)


Al atravesar Castañeras, el Camino de la Costa en el concejo asturiano de Cudillero o Cuideiru coincide unos metros en este tramo con la carretera N-632, pero llegando al final del pueblo nos desviamos a la derecha por el camino que se dirige a El Gavieiru o Playa del Silencio. Antes de llegar a ella, junto a Casa Pachín y el barrio de La Caleya Baxu, divisando debajo nuestro las peñas del mar, nos desviamos de nuevo, monte abajo a la izquierda, entre prados, para volver a internarnos en el bosque.


No obstante, si se está bien de tiempo y fuerzas, es recomendable una visita a la citada playa, espectacular, al menos para contemplarla desde lo alto. Allí veremos los altísimos e impresionantes acantilados de L'Óleo, Prieto y Las Botas, en La Punta Nocedal y La Cogolla, donde se dice está escondido un tesoro o "ayalga"· de cuando los "moros" (forma de denominar en las leyendas populares a todos los "antiguos pobladores").


 La Cogolla son en realidad varias peñas, como la de La Sarna y la Sarnina.


Luego al oeste la vista llega a los acantilados de Aguadulce, con numerosas peñas como islas en el mar: son Las Gamallas, con El Candanón y Güeyu Culo, ente otras.



Después se ve otra hilera de rocas asomando sobre las aguas, son Los Prietos, La Forcada, Marinas, El Saltu, La Pulgona, La Salguera y El Carreiro Las Muyeres, testigos de naufragios como el del barco vasco "Bienvenida", que encalló por motivos no conocidos cerca de La Playa Gueirúa en 1950. La tripulación se salvó y fue a pedir ayuda al pueblo de Castañeras, pero ante el coste que suponía sacar el barco se le dejó allí, siendo aprovechados sus restos por la vecindad.


Al fondo en el horizonte la larga cuña que se adentra en el mar de Cabu Busto domina el paisaje marino.


El nombre del Gavieiru unos lo atribuyen a las gaviotas y otro a alguna de las múltiples acepciones de la palabra asturiana gavia (desde vigas y armazones de palos hasta tipos de cajas o cabañas). El del Silencio se dice fue un apodo dado por los pescadores pixuetos dada la relativa tranquilidad de estas aguas, donde se guardaban cuando el temporal se presentaba de improviso.


Antaño los vecinos de Castañeras, agricultores, ganaderos y también pescadores, compartían esta ensenada con los citados pixuetos y aún puede verse alguna lancha preparada para faenar.



Hay una buena bajada a la playa desde el Camino.


Al principio es una bajada de tierra y piedra.


Si deseásemos bajar a ella primero sería por pista de tierra y luego por escaleras con pasamanos, existiendo un mirador natural a medio camino, desde el que también se contempla, a la derecha de La Cogolla, la bella ensenada rocosa de La Caladoria, entre el mar y las verdes campas de hierba que, como un pequeño y hermoso valle, se alargan hacia ella.


La Caladoria.


Fascinante paisaje de mar y campo.

Puentes y cavidades naturales formados por la erosión marina.

Vista al oeste hacia Cabu Busto.



En plena bajada a la playa...



En los acantilados...


Cantos rodados...


Sensación indescriptible.


Vistas al oeste...




Visitada la playa volvemos al Camino, retomamos el desvío que, desde La Caleya Baxu nos llevara de Castañeras a Santa Marina.