Eres el Peregrino Número

domingo, 27 de julio de 2014

A FONTE VELLA Y "AS CATACUMBAS DE MONDOÑEDO" (GALICIA). MONUMENTAL FUENTE DEL CAMINO.



Desde la Praza da Catedral de Mondoñedo el peregrino, siguiendo el itinerario del Camino por esta antigua capital gallega llegará a un enclave excepcional con un monumento muy a destacar, pues se halla en una encrucijada de rúas: A Ponte Vella, antigua fuente que suministraba agua a la población.


En el año 1548 el Obispo Diego Soto de Valera manda construir esta fuente sustituyendo a otra más antigua documentada desde 1263. La nueva fuente se ubica en otro lugar distinto a la anterior, sita en el camino del Hospital de Peregrinos de San Pablo, pues se secaba frecuentemente y esta, tenida "por las mejores del Reino de Galicia", aprovechaba el agua de diversos manantiales.


Un gran arco abovedado y escalinatas, a modo de pequeño "anfiteatro" constituyen la principal característica de esta fuente, la cual cuenta con varias inscripciones alusivas al tiempo de su fundación, así como el escudo imperial del Carlos V, junto con otros dos relativos a la estirpe del obispo fundador.



Existían por aquel entonces algunos edificios y viviendas próximos a la fuente, los cuales eran motivo de problemas en muchos casos, pues cuando había obras en las casas estas afectaban a esta fontana, tal y como aconteció en el año 1614. En aquel entonces para más inri la fuente ya estaba seca, y como era la única de la que disponía la ciudad en 1622 hubo que contratar los servicios del fontanero compostelano Gaspar Fernández para elaborar un proyecto de restauración, encargado a su vez por el regidor de Mondoñedo Álvaro Pérez Osorio, al maestro de obras y también fontanero Juan de Laro, de Navia (Asturias) , quien hubo de traer catorce carros de piedra de las canteras de Toxoso, en Abadín. Aún así diversos problemas con las edificaciones colindantes persistieron tiempo después, con pleitos en litigio todavía en 1653.


Por aquel entonces era conocida simplemente como A Fonte, hasta que en 1726 y por iniciativa del Obispo Fray Juan Muñoz y Salcedo se inauguró A Fonte de San Xoán, por lo que esta fuente, más antigua, empezó a ser llamada A Fonte Vella (vieja). A lo largo del siglo XIX hubo diversas obras de canalización de las aguas y pavimentación del lugar y, en 1911, como consecuencia de las basuras arrojadas por la vecindad en su parte posterior, de dictaminó que estaba contaminada, por lo que hubo de advertirse de la prohibición de tirar inmundicias, bajo pena de multas.


En 1916 se registró una epidemia de tifus en Mondoñedo con varias víctimas, por lo que el manantial fue clausurado, aún así diversos análisis demostraron que no era una contaminación grave, dándose el caso que algunos vecinos se resistían a acatar la prohibición oficial, siendo célebre el zapatero apodado O Larón, quien, vecino del lugar, acudió a la fuente con un colador con la idea de "colar los microbios". Los problemas, causados por desperdicios de las casas allegadas, fueron desapareciendo y en 1929 sería esta la única fuente pública de la ciudad, al sustituirse por esta todas las demás fuentes de la población. Una fragua y una carnicería fueron entonces construidas a ambos lados del monumento, las cuales desaparecerían a posteriori. En 1988 se culminan los trabajos de restauración tras diversos avatares y en 1989 se acondiciona su entorno.


Si tenemos oportunidad en alguna visita guiada podemos bajar a la canalización de la fuente.


Son las llamadas "catacumbas de Mondoñedo"






Enfrente de A Fonte Vella pasa el histórico Camiño Real, señalizado actualmente como ruta xacobea, y justo a su izquierda se encuentra la casa natal del novelista, poeta y dramaturgo mindoniense Álvaro Cunqueiro.



También en la fuente una placa recuerda al escritor...


 Mondoñedo: "rica en pan, en augas e en Latín", como decía Cunqueiro.


Muy cerca, aunque no en el mismo Camino, vemos parcialmente el famoso Seminario de Santa Catalina, donde hay hospedería. También estamos muy cerca del barrio artesano de Os Muíños


 Una de las torres de la catedral desde las inmediaciones de A Fonte Vella.


Desde A Fonte Vella el Camino sube a la derecha por la Rúa da Fonte.


Pasamos entre las casas y nos acercamos a aquel cruce.



Aquí tomamos el ramal de la izquierda.


Siguiendo la concha xacobea...


Es la rúa Rigueira, que sube poco a poco.


Largas filas de casas...


Barrios populares.


Las torres de la catedral, a nuestras espaldas.



La calle se estrecha aquí un poco...



Hermososas vistas de las formidables torres de la catedral.



El centro histórico de Mondoñedo queda atrás.


Asoma también entre los tejados la torre de la iglesia de Santiago, llamada A Igrexa Nova por ser la única nueva del centro de la ciudad. Sus obras comenzaron en 1890 aunque no pudo consagrarse hasta diez años después por problemas presupuestarios.


Pasamos junto a un lavadero...


Sobre nosotros está el Convento de Alcántara, la Iglesia de San Pedro de Alcántara y la Capilla de la Venerable Orden Tercera. Ahora está ahí el Centro Cultural da Alcántara.


Vamos llegamos a los campos de las afueras.


Fuente y lavaderos bajo el Camino...


Preciosas vistas de Mondoñedo a nuestras espaldas mientras vamos subiendo a San Queitano y de allí a  Barbeitas y Maariz.




Adelante: cruce de Caminos.


Y tomamos el de la izquierda, el que, con Mondoñedo ahora de frente nos llevará a Maariz.