Eres el Peregrino Número

viernes, 17 de junio de 2016

GRANDA: EL CAMPO Y LA INDUSTRIA (SIERO, ASTURIAS)


El Camino y la iglesia de Granda (Siero). Al fondo el Monte Naranco, ruta a la capital astur.

Viniendo de Meres, el Camino atraviesa el asturiano concejo de Siero de este a oeste pasando en Puente Sandín de la parroquia de Tiñana a la de Granda, aproximándonos paso a paso a Oviedo/Uviéu, la capital asturiana.


Estamos caminando a escasos metros de la subestación eléctrica en Les Llamargues y de las naves del Polígono Industrial de Granda.


El Camino es aquí de zahorra, tierra, grijo y pequeñas piedras, llano y agradable de caminar.


Pasamos al lado del río Nora, apenas un riachuelo en verano pero que forma el gran valle central asturiano en una importante cuenca fluvial con numerosos pequeños afluentes, un valle que nos ofrece paso llano y directo a la capital de Asturias y por donde discurren tanto los milenarios caminos como las carreteras, autovías y el ferrocarril.


Orillas del Nora...


Buen Camino...



Manzanos de sidra...


Mucha atención en este paso a nivel sin barreras.


El paso de trenes es bastante frecuente.


Pasa el tren.


Y seguimos camino.



Atención también a los cruces y su señalización.


Setos silvestres o sebes, árboles y arbustos.


Campos muy llanos por donde va el trazado del ferrocarril de vía estrecha.


Casas de Granda, El Campu.


A pesar de la relativa cercanía de la trepidante actividad industrial y comercial de la zona, el sosiego de esta parte del valle prácticamente hace que nos olvidemos de ello, pues apenas lo vemos ni lo oimos, aventurándonos en la paz de la arboleda por esta pista de tierra.


En medio de esta belleza nos aproximamos a uno de los puentes sobre el Nora.


El Nora es característicos por sus continuos y pronunciados meandros, por ello es normal que nos lo encontremos una y otra vez en este trayecto.


Un poco sugerente conjunto de tuberías conforma aquí el puente sobre el río.


Atrás queda el puente.


Y seguimos ruta por el bosque.


Una revuelta entre los árboles.


Nos acercamos a las casas...


Salimos del bosque...


Un gato parece darnos la bienvenida.


El Campu, parroquia de Granda.


En el cruce tomamos este ramal.


Pasamos por la parte de atrás de una quintana.


Con flecha y conchas en la pared de piedra.


Valle del Nora.


Caserías y pastizales.



Un hórreo.


Subimos al Everest, que por alguna razón que s enos escapa es como se llama esa casa.




Buena vista sobre las boscosas orillas del Nora.


Entrada a Casa Evarista, reconocida casa de comidas.


Letrero del barrio.


Por allí sigue el Camino...


Llanos prados de la ribera, abajo a nuestra izquierda.


Hórreo con buena subidoria...


Y un poco de subida para nosotros.


Encandilados por el paisaje contemplamos muy próximo ya el Naranco: a su izquierda se extiende la ciudad de Oviedo/Uviéu, que aún no vemos bien desde aquí.


Pasamos por detrás de aquellas naves. La proximidad a los polígonos industriales de la carretera N-634 se hace patente.


Y al otro lado, siempre las vegas del río.




Un hermoso caserón a nuestra derecha...


Y empezamos a bajar...


Alta pared de piedra.


Helechos y manzanos...


Más casas y fincas...


Sigue la bajada...


Paisaje rural.


Antiguas caserías.


Quintana y casería. Obsérvense las flechas orientándonos a la derecha.


Si tiene tres colores se dice que es gata...


Y un ojo de cada color...


Pasamos un regato.


Y subimos a la iglesia parroquial de San Pedro de Granda.


El Camino se dirige al santuario.


Campo arbolado.


Final de la cuesta.


Nos separamos momentáneamente del Camino para dar una vielta alrededor...


El templo es de origen románico con ábside semicircular y canecillos de piedra lisos que sostienen el saliente del tejado. En su interior conserva un arco románico (mediados del s.XII) de capitales labrados a base de motivos vegetales y una línea de ajedrezado. Pórtico y espadaña son obra posterior (s. XVII).


Sendero que rodea el santuario en un magnífico campo de romerías.


Nos acercamos a su fachada norte...


Y damos una vuelta completa en torno a la iglesia.


Aquí regresamos al Camino...


Ante la iglesia y junto al Camino se alza El Roblón, roble tricentenario.


Tomamos ahora la dirección a Colloto.


Nos acercamos a los polígonos.


Campo e industria..


Incluso pasaremos próximos a una vieja nave en ruinas cuando vayamos a Llugarín.


La proximidad a áreas urbanas se hace patente en los edificios de pisos que vemos al fondo.


El Camino se dirige por Conceyiles a Llugarín.


Pozo de agua.


Alamedas del Nora.


Escombrera...


Pasamos bajo un puente ferroviario.


Al otro lado, másd casas y fincas.


Conchas xacobeas.


Casas próximas a la carretera general.


Una quintana...


Un hórreo.


Llugarín.



Colegio Palacio de Granda.


Esplendorosos jardines de Llugarín.


A la carretera...


Llegamos a la N-634

Señalización.


Lugares estos donde las bucólicas impresiones del paisaje ribereño de vegas, quintanas, hórreos y paneras, van dando paso ya al ruido y fluido tráfico que encontraremos al salir a la N-634 justo al sur de Llames.


Paisaje de viviendas unifamiliares que en las veredas comparten espacio con naves de empresas y factorías.


Entramos así en Colloto o Cualloto, parte en Siero y parte en Oviedo/Uviéu.


Viviendas de planta baja, parcelas y factorías.


Casas de la carretera.


Pequeñas fincas y casas unifamiliares.


Hay arcén pero por fortuna solo andaremos por él unos metros...


Llegados a esta casa nos desviaremos a la izquierda.


Y caminamos a lo largo de la senda que, por prados y arbolado de ribera, nos llevará nuevamente a la misma orilla del río Nora.


Allí el Camino se estrechará un poco...


Dejamos atrás las casas de la carretera...


Y nos disponemos a pasar el puente romano de Colloto/Cualloto para continuar nuestro periplo...