Eres el Peregrino Número

jueves, 7 de abril de 2016

LLANES: DEL CASINO Y EL AYUNTAMIENTO A LA SALIDA DE LA POBLACIÓN

Casino y Ayuntamiento de Llanes
El peregrino que recorre la villa de Llanes puede venir, desde la capilla de San Roque, directamente hacia el Casino, sito justo antes del Ayuntamiento, siguiendo la calle Mercaderes, o bien salir a estos edificios por la calle Alfonso XI luego de haber recorrido lo que fue el Llanes intramuros. el situado fuera de la muralla o cerca medieval, origen de la población


Estos dos edificios se encuentran en la confluencia de las calles del Castillo y de Nemesio Sobrino, por donde viene la calle Mercaderes desde el puente, por lo que desde aquí podemos ir encaminándonos hacia la salida de la villa



El Casino es una majestuosa obra con dos torres y cúpulas, grandes arcos y columnas


En su ornamentación destacan caras femeninas y numerosos detalles a la vista


Fue promovido por la Sociedad del Casino-Teatro a principios del siglo XX como lugar de encuentro social y recreo de los indianos.  En el lugar estaba anteriormente el mercado cubierto.


Su construcción se impulsó desde los periódicos El Oriente de Asturias y El Pueblo, escogiéndose en 1909 el proyecto realizado por el arquitecto Juan Álvarez Mendoza para hacerlo en el que fue el Mercado de Hierro.


Tres grandes puertas bajo ventanales sobre arecos se abren a la calle en un conjunto cúbico en el que sobresalen también las dos torres de la majestuosa fachada principal.


 Con él los indianos que regresaron con fortuna de América tuvieron un lugar para reunirse, encontrarse, hablar de sus cosas y organizar diversas actividades.


Admiramos todas sus filigranas ornamentales, especialmente estas caras que nos observan y contemplan a quienes pasan bajo ellas desde hace ya más de cien años...




Durante la guerra civil pasó a ser Casa del Pueblo y juzgado, volviendo a su original función como club social tras la contienda. Es en la actualidad Monumento Histórico Artístico.


A continuación el Ayuntamiento de Llanes es una obra de Andrés Coello realizada en el año 1862 con estética isabelina. Edificio de usos administrativos múltiples, tuvo reformas interiores en los años 50 del siglo XX, cuando se replanteó asimismo su alzado



Dejamos atrás ambos monumentos...


Estamos ahora en la calle Nemesio Sobrino



Y nos encontramos con la Casa de Manuel Romano (1907) y pasamos directamente a la calle de Egidio Gavito, situada un poco más al norte de la estación de ferrocarril



Enfrente está la que fue residencia de Eulogio Victorero, de primeros del siglo XX


Al cruzar la Avenida de San Pedro veremos el antiguo convento de las Agustinas, actualmente hotel


Fue fundado en 1662 por sor María de Santo Tomé gracias al apoyo de la cofradía de San Roque y del obispo, conservándose la fachada de la portería y el frontis, siendo la capilla ahora el comedor


Las monjas se fueron en 1868 y el inmueble fue bastante tiempo el Colegio de La Encarnación. Subimos aquí las escaleras al lado del antiguo monasterio...


Si lo deseamos podemos acercarnos a admirar este hermoso frontón...


Aquí hay albergue: La Casona del Peregrino


Ahora un hermoso paseo arbolado nos dirige hacia la calle Egidio Gavito.



El antiguo monasterio a la derecha


Seguimos a aquellos peregrinos


Al otro lado de la calle, varias quintas


Calle La Paz, donde además de diferentes edificios urbanos veremos también alguna quinta más , destacando el edificio Borinquen o los chalets de Don Quincón, de Pancho Sordo y Talini


Parque de Posada Herrera, hermoso espacio verde entre edificios donde se encuentra el monumento a este llanisco ilustre que llegó a ser presidente del Consejo de Ministros.


La estatua actual es una réplica a la inaugurada en 1893, destruida en la guerra civil y rehecha gracias a que los herederos del escultor, José Gragera y Herboso, conservaron la muestra de la obra en pequeño tamaño de escayola, la cual sirvió de modelo a Emilio Sobrino Mier para volver a realizarla e inaugurarla en 1963


La estatua mira hacia el cercano Camino


Al sur La Sierra Cuera y La Cabeza Torbina


Dejamos el parque y seguimos camino...


Estamos muy cerca de la estación ferroviaria


Buena arquitectura urbana


Pasamos junto al edificio Santa María de Ordas



Y seguidamente llegamos al Colegio Divina Pastora, verdadera institución de la reciente historia llanisca


Y Villa Esther. Una primitiva quinta de indianos que pasó a ser colegio y toda una institución en Llanes hasta su clausura en el año 2009. Todo comenzó cuando el emigrante Florencio de la Fuente Cabrales emigró en 1875 a México con su hermano Eutiquio, trabajando primeramente para los hermanos Romano y luego estableciéndose por su cuenta.


A su regreso construyó dos edificios en esta calle, uno dedicado a su esposa Esther Bulnes Trespalacios, este que vemos, el cual hubo de vender al perder buena parte de su fortuna con la revolución mexicana.


Es entonces cuando en 1.894 la congregación de monjas Franciscanas Misioneras de la Madre del Divino Pastor estableció aquí con su colegio, que en un principio era el mismo palacete rodeado de huerto y frutales. Luego el el edificio se amplió en el terreno de la misma quinta, centro de enseñanza por el que pasaron miles de llaniscos y clausurado en el año 2009


Llegamos ahora al Chalet Azul, en esta misma Calle La Paz, también llamdo de Don Ricardo. Se trata de una mansión construida en el año 1902 para el emigrante cabraliego Prudencio González


Hermosa quinta con verja, jardín y palmera...


Casa de los caseros...


 Así, por el barrio Decantel iremos llegando al final del casco urbano de Llanes


Conchas del Camino...


Algunos edificios de pisos


Empiezan a predominar las viviendas unifamiliares con parcela


Filas de casas y jardines


Chalets y quintas


Aaceras y aparcamientos


A la izquierda quintas...


A la derecha chalets construidos más recientemente


En esta bifurcación seguimos por la acera, junto a la carretera


Estamos saliendo del casco urbano


Casa de la Maestra...


Ya en el extrarradio


Zona de La Talá


Aquí cruzaremos por el paso de peatones a la izquierda, y seguiremos el camino que se dirige al fondo hacia el paso a nivel sin barreras


Es un paso exclusivo para peatones


Barrio de La Espina


Cruzamos con precaución


Y durante unos metros caminamos en paralelo a las vías, bajo el sauce llorón


Apeadero. Atrás ha quedado la villa de Llanes...


Señales al pasar junto a unas casas...


Senda entre arbustos


 Nos dirigimos hacia aquella nave ganadera


Al llegar a ella vamos a la derecha (obsérvese la concha a la izquierda de la foto, en la pared de la nave


Matas de arbolado que dan paso a las muy llanas camperas de H.aces, prados abiertos y pastizales con la línea de cumbres de Cuera destacando sus alturas al sur, oteando la marina.


Allá está La Cabeza Torbina, con sus 1.315 metros de altitud...


Buena vaquería


El Camino pierde el asfalto


Nos dirigimos hacia el puente bajo la carretera


Pasamos por debajo, ante las picudas montañas de la Corona Castiellu y el Cerru Llabres


Justo tras pasar bajo el puente hay un cruce de caminos en el que seguiremos de frente seguiremos de frente


 Y sigue el sendero, llano y terroso, entre los pastizales...


Más ganado vacuno de leche, las vacas frisonas, lecheras introducidas a partir de los años 60 del siglo XX, raza oriunda de Frisia


Hay huertas e invernaderos...


 Un hermoso paseo rural...


Setos y camperas...


Y dando vista al camposanto y a la torre de la iglesia, el Camino va acercándose al vecino pueblo de Poo...