Eres el Peregrino Número

lunes, 20 de junio de 2016

EL PICU SANTUFIRME, LA MINONA Y LA MIRANDA: AL NORTE DE LLANERA (ASTURIAS)

(REGRESO A LA COSTA RUMBO A AVILÉS)

Ladera del Picu Santufirme, al norte de Posada
Subiendo de Posada, capital de Llanera, por La Quintana, ascendemos por las faldas del Picu Santufirme en el itinerario entre Oviedo/Uviéu, la capital asturiana y Avilés, para aquellos peregrinos que deseen retornar al trayecto eminentemente costero, lo que es propiamente el Camino Norte.


La subida continúa en dirección a Caraviés por esta ladera del Picu Santufirme, con el Monte Mundín a su derecha. En su cima hubo una ermita dedicada a San Fermín y se celebra una gira o comida campestre. Son extensas fincas verdes muy luminosas y abiertas con unas pocas casas acá y allá.


Posada ha quedado abajo, atrás, al igual que, más al sur, el Monte Naranco, por cuya falda veníamos caminando desde la catedral de Oviedo/Uviéu.


Vamos despidiéndonos ya también del valle del Nora, que recorrimos desde Sariegu...


En medio el Polígono de Silvota y Llugones.


Vista de Posada y del Polígono de Asipo.


Sigue el largo ascenso por las inmediaciones de La Iría Vallín.


Campos de pastos..


Caserías bajo la cumbre.


El Camino sube serpenteante...


Y llega a La Boria, bastante cerca ya de la cumbre del Picu Santufirme.


La Boria, casas y caserías de ganado a ambos lados del Camino.


Durante unos metros, en La Boria, caminamos por firme bastante llano.


Y volvemos a subir como si nos dirigiésemos a la cima del Picu Santufirme, donde hubo una ermita dedicada a San Fermín y se celebra una gira o comida campestre.


No obstante arriba del todo NO subimos, al final de este tramo asfaltado, antes de la pista de tierra que sube directa, nos desviamos a la izquierda.


Acabamos la cuesta y tomamos este desvío que nos llevará por la ladera oeste del Santufirme.


Ahora el paisaje cambia, se acaba la ascensión y una pista de tierra sigue la sinuosa falda del monte entre plantaciones de eucaliptos.


En algún momento entre los árboles vemos al oeste El Picu Cogolla, de 349 metros de altura, donde hay localizado un antiquísimo castro astur.


Al oeste ya divisamos Les Cabañes, ya en la parroquia de Villardeveyo, donde está elel Alto la Miranda y abajo está la carretera AS-17 que, como el Camino, va a Avilés.


El Monte Ferroñes, El Piquín  y El Monte Calzones. Abajo se sitúa el valle del río Socavón, con el pueblo de Arrabio y la planta asfáltica.


El Camino y la carretera.


La Miranda, divisoria de las parroquias de Villardeveyo y Ferroñes. Pasada aquella collada bajaremos al valle de Solís, entrando prontamente en tierras del concejo de Corvera.


Para ir a La Miranda pasaremos primeramente por  La Minona, donde hubo una mina de carbón.


De La Minona a La Miranda el Camino es asfaltado.






Pero sigue siendo una senda muy bella.



Pastos de caballos.


Hórreo en el Camino, con un palomar "incorporado".


Ya llegamos a Les Cabañes, Alto la Miranda.



Aquí cruzamos la carretera AS-17, la popularmente conocida como Carretera de Avilés.


Vamos hacia la parrilla asador.


Las señales nos orientan a cruzar frente a la casa de comidas.


Podemos parar a tomar algo. Luego subimos por la pista que sale a su derecha, cuesta arriba.


Atención a las señales camineras.


Abajo quedó el Alto La Miranda, Les Cabañes, y atrás El Picu Santufirme.


Venimos subiendo...


En la cima, las casas de La Miranda, lo que es exactamente el pueblo, esparcidas por estas camperas y cuetos.


Al norte, el valle de Solís, en Corvera, nos ofrece paso franco hacia Avilés.



 La Miranda, unas pocas quintanas acá y allá a lo largo del camino en una verde colina que nos ofrece bellos paisajes


Al este el Alto del Cume, donde también hubo un castro.


Bajo él el pueblo de Veyo.


Y la iglesia parroquial, de fundación prerrománica y planta actual dieciochesca.


Abajo tenemos el valle de Villabona, rico antaño por sus minas de espato-fluor y carbón así como su estación ferroviaria, valle donde se edificaron algunos poblados obreros en plena campiña de caseríos y palacios.


Ahora el lugar es famoso por el centro penitenciario que, paradojas de la geografía humana, no se encuentra aquí sino en otro barrio de la parroquia de Villardeveyo: Tabladiello, unos kilómetros más allá.


A nuestra derecha la carretera de Avilés (AS-17).


Comenzamos la bajada desde La Miranda, al principio muy poco a poco...



Casa mariñana, con su portalón.


Allí al fondo pasaremos al lado de una casona palacio con capilla, La Casavieya, muy transformada por las actividades agropecuarias, que tiene una panera varias veces centenaria la cual conserva diversos grabados tallados en la madera.


 Paisajes de la Miranda.


Quintana con hórreo a la derecha del Camino.


  Viene ahora un descenso, sigamos de frente y no hagamos caso a alguna flecha borrosa a la izquierda, bajemos por el firme asfaltado junto a unos chalets dando vista al hotel de la carretera general.



Mirando hacia el norte tenemos el valle de Solís, ya en Corvera, hacia el que nos dirigimos.


Valle coronado por una ermita de honda tradición romera, la de los Santos Justo y Pastor, que celebra la romería de los neños el primer fin de semana de septiembre, santuario que divisamos en la cima del Alto la Bilortiega o Monte San Justo, bien reconocible por su fachada de piedra pese a la distancia.


El valle de Solís nos hace ya añorar el mar rumbo a Avilés, cuyos arrabales ansiamos reconocer en el horizonte. La lejana capilla fue reformada a mediados del siglo XX sin atender a su estructura anterior, que se sabe podría ser dieciochesca y remozada en el s. XIX, independientemente de la más que posible existencia de algún oratorio más antiguo.


Seguimos la bajada siempre en dirección norte.


Dejamos atrás una casa...


Al oeste El Monte Ferroñes y Peñamenende.


Nos dirigimos a la carretera AS-17 que cruzaremos entre aquellas casas, por donde continúa el Camino.


Cruce de la carretera de Avilés (AS-17).


Y acto seguido bajada a la izquierda, a Villar.


Buena bajada...


Pronunciado descenso hacia el valle del río Villar, afluente del río Alvares que forma el valle de Solís. Arriba es el pueblo de Campañones, ya en Corvera.



Pasado el río entre prados y arboleda nos aguarda una corta subida a la aldea de Villar.


Se trata de otra bien pronunciada cuesta, esta vez rampa arriba, la que nos lleva a Villar.


Quintanas de Villar.


Sigue la subida.


Vista de Campañones.


Un poco más de ascenso hasta aquellas casas.


Esta panera tiene vivienda debajo.


Casas y cuadras.


Hórreo y debajo bodega.


Conchas y flechas.


Se acabó la ascensión.


Y acto seguido, a bajar.


En Villar, tras la subida nos espera la deliciosa bajada al valle, camperas verdes con invernaderos, quintanas y pastizales. Al este los montes de La Escura, La Llaniza, El MOnte'l Pontón, El Viescu...



Abajo el valle, donde el río Villar desagua en el Alvares. Arriba Agüera y Campañones, ya en términos corveranos.


La pomarada, esperando por florecer prontamente y ofrecer rica manzana de sidra asturiana.


El valle, allí abajo pasaremos del concejo de Llanera al de Corvera.


El valle y agüera.


Praderías de la vega del río Alvares.


Entrando en Corvera.


Y ya en la carretera AS-17, Carretera de Avilés, en la corverana parroquia de Solís.