Eres el Peregrino Número

miércoles, 29 de junio de 2016

LA CONCHA ARTEDO: LA PLAYA (CUDILLERO/CUIDEIRU, ASTURIAS)


La Concha Artedo
Los peregrinos que hacen el Camino Norte o de la costa contemplan esta playa desde lo alto bajando desde la aldea de El Rellayu, viniendo de Piñera y El Pitu, y pasan muy cerca de ella, a unas decenas de metros, por lo que es totalmente recomendable que puedan visitarla y solazarse unos instantes, incluso si es verano dándose un merecido chapuzón.  Son 700 metros de arenal y cantos rodados, cerrada al este por La Punta Astuera con los acantilados y pedreros de L'Horriu y El Cantón.



La Concha Artedo está cerrada al oeste por La Cavona y El Cabu, donde un milenario castro astur sin excavar dominaba estos puertos naturales. Precisamente aquí se planteó en su momento hacer un gran puerto en el siglo XIX, pero enseguida la idea se echó atrás.


Oculta por El Cabu está El Rebeón, gran roca o peñasco donde se decía a los niños pixuetos que era de donde venían las niñas. Otra posible leyenda, pues en su momento se realizaron exploraciones submarinas que no encontraron nada, es la extendida creencia que en las profundas auque serenas aguas de esta concha un submarino alemán fue hundido por su tripulación al ser arrinconado por el enemigo. Incluso de habla de esta como una ensenada donde se guardaban submarinos del Tercer Reich. No sabemos qué puede haber de cierto y real pues a lo largo de la costa cantábrica oiremos muchas historias parecidas e incluso más sorprendentes.


Una senda de tablas recorre la playa de este a oeste.


Llegados al otro extremo de la playa podemos regrasar por donde hemos venido o, cerca del bar tomar la senda costera.


Ahora por la orilla del río Uncín, que acaba de recibir las aguas del río Ferreras, podemos enlazar en el puente aquí existente con el camino señalizado que viene desde la capilla de La Magadalena al lado los aparcamientos para seguir ruta a El Ribete.