Eres el Peregrino Número

miércoles, 29 de enero de 2014

LA CALZADA: SUBIENDO DEL VALLE DEL RÍO LLOBONES A CONYÉU Y VELDRÉU, EN EL CAMINO A PERNÚS (COLUNGA, ASTURIAS)


Pernús bajando desde Veldréu. Arriba al fondo La Llera
Saliendo de Colunga por la AS-258 y desviándonos a la dereca por la CL-1 en La Calzada
El Camino deja atrás la villa de Colunga por la carretera AS-258 pero, justo tras los últimos edificios de la población, nos desviaremos a la derecha en La Calzada, topónimo netamente caminero que hace referencia al primitivo Camín Real de la Costa, uno de los primeros empleados para acudir desde toda Europa a venerar las reliquias de Santiago Apóstol en Compostela. Camino Real, es decir, camino público o del reino, las autopistas de la antigüedad, primitiva calzada romana que recorría el litoral cantábrico y enlazaba a la vez con otras vías y rutas


En este tramo la carretera local CL-1 sigue el trazado del viejo camino, rumbo a Pernús


En La Calzada el Camino es al principio una larga recta


Estamos en el gran valle del río Llobones o Llovones, al oeste del concejo de Colunga, paso franco al oeste hacia Villaviciosa. Al fondo vemos El Monte Llobones (206 mts.) y más atrás El Cantu la Vara (256 mts.) y los montes de Cualmayor (325 mts.)


Sigue la recta, con algunas viviendas unifamiliares jalonando el recorrido


En esta bifurcación seguimos de frente a la derecha por el camino principal, la CL-1
 

En postes de la luz, señales de tráfico y muros de las fincas hallaremos las conchas xacobeas y las flechas amarillas


Tal que aquí


A nuestra derecha vemos cerca el pueblo de Sales, con sus barrios de El Fonduxu, Panayu, La Rotella, Mefal y Villanueva, bajo los altos de La Fontanina y El Monte la Cerra


Sales es además la cabeza de la parroquia homónima


En otro de los barrios de Sales, el Castillu, se encontró una estela astur-romana dedicada a Doidero


Es fácil que existiese un asentamiento castreño y/o alguna villa agropecuaria romana, dado los hallazgos y el topónimo


Este amplio, luminoso y fértil valle es muy dado a la agricultura y la ganadería, con grandes huertas, pastizales, pomaradas y frutales


Así iremos saliendo de La Calzada


Campos de Sorriberu...


Cerca de El Taquín vemos la gasolinera de la Autovía del Cantábrico


Más al fondo los montes del Picu la Rozada (117 mts.)


A la derecha más vistas de Sales


Extensa llanura del valle


Un viejo portón cubierto de yedra...


Con señales camineras


Luego el Camino pasa por un terreno bien plantado de manzanos, pomaradas o pumaraes


Pasamos por el lugar de Zafra


En Zafra caminamos delante de esta finca cerrada por seto y portón


Cartel indicador


Sigue el trayecto llano


Al sur el Monte Sueve, cuyas alturas nos sirven de referencia visual desde Ribadesella/Ribeseya y Caravia


Pastos de ovejas en Zafra, bajo El Picu la Rozada


A nuestra derecha unas cuadras...


Verdadera escena de Rebelión en la Granja


Seguidamente una larga tapia


Que guarda esta finca con chalet y palmeras


Pasamos delante del portón


Y en el cruce siguiente seguimos de frente


Cruzando el puente


Puente sobre el río Llobones


Campos de El Tarrerón, con Sales en la cercanía, por donde pasa la N-632


Iglesia de Sales, dedicada a San Pedro, tal y como vemos en la distancia luego de pasar el puente


Sales y la carretera general (abajo)


Comparten espacio quintanas tradicionales con casonas y contrucciones modernas...


Sales desde las pomaradas del Camino.


Sales, bajo los montes de La Cerra y La Fontanina, plantados de especies arbóreas de crecimiento rápido


Ahora llegamos a La Miranda...



Y luego Tras la Miranda



Naves ganaderas


Invernaderos


Y llegamos a El Tarrerón



Casa José Mari



Más casas unifamilares y chalets


El Sueve desde Casa José Mari


El Prau Colunga. Por la primera línea de árboles pasa el río Llobones. Luego está la autovía y más arriba la colinas de El Valle y La Viña


Montes de La Cruz de Veldréu y El Colmenaón (249 mts.)


Encima de la autovía Veldréu, a donde subiremos prontamente


Prados de La Pareona


Ahora al norte vemos, asomando en aquellas cimas, los tejados de unas casas y una iglesia


Llué, en lo alto del Monte la Barruga


Atrás ha quedado Sales


Nos acercamos a otro par de casas


Es La Venta Peón


La Venta Peón, vivienda en el solar de una antigua venta y posada del Camino


Justo delante de La Venta Peón hay un cruce, en el que nos desviamos a la izquierda


Bajamos ligeramente


Suave descenso desde La Venta Peón


Caminando entre las fincas y praderías


Y bajando al Puente la Llorea (de lloréu, laurel)


Hermosas vistas del Monte Sueve desde El Prau Colunga y valle del río Llobones


El Sueve, tan glosado por las leyendas, la mitología, las canciones y los dichos populares...


                                     "Mázate llechi                                 "Arriba nel monte
                                     del Puertu de Sueve                         cayó muncha ñeve
                                     y faite mantega                                el padre del neñu
                                     más blanca que nieve"                     nun fue al Puertu Sueve.  
                                                                                              Y a la cama ron, ron
                                                                                              márchate cocón


   Coplas y dichos populares pero también versos de los vates de la literatura asturiana...
                                      
                                     "Casi al frente del mar del llau de Colunga
                                       llevanta'l puertu Sueve la cabeza
                                       que-y dio a Roma les potres asturcones
                                       que subíen de rodíes una cuesta"
                                                                (Xuan María Acebal)


Sigue la bajada hacia El Puente la Llorea.


Línea de cumbres: de izquierda a derecha El Picu Babú, El Picu'l Sellón y El Picu les Duernes, El Picu Pienzu, el más alto, com 1.161 metros de altitud, El Picu les Corripies, El Cuetu la Múa, El Picu Fontanielles...


El caballo blanco de Santiago y El Picu Pienzu.


Los caballos, y en concreto los caballos blancos, forman parte de la mitología de gran parte de Europa y Asia, mítica montura de divinidades, de jefes gerreros y de jinetes alegóricos...


Hay un primer puente sobre un arroyo y luego un chalet


El Puente la Llorea está un poco más adelante, al empezar la subida a Conyéu


A la derecha La Berruga y Llué



Llué, pueblo del que distinguimos en lo alto el campanario de su iglesia y por el que antaño pasaba una variante del Camino hacia Villaviciosa por La Venta'l Probe


La iglesia de Llué, atalaya del valle


Barrio La Sierra


La Gobieta


Ahora sí llegamos al Puente la Llorea sobre el río Llobones, tabado por la vegetación ribereña y ante el monte del mismo nombre


En el Puente la Llorea pasamos bajo el puente de la autovía y entramos en la parroquia colunguesa de Pernús


Un verdadero túnel


Al otro lado hay una bifuración


Nosotros seguimos de frente a la derecha


Y empezamos a subir


La carretera va ganando altura


En ascenso...


Pasamos por los parajes de Los Cuetos y Tesarnies...



Seguimos subiendo...


Más vistas de Llué, al norte


La iglesia de Llué y su entorno...


El pueblo se extiende linealmente


Dos palmeras delatan una casona indiana, la de Villa Lucinda o El Xalé, construida en 1917 para el emigrante a Cuba Casimiro Balbín y en la que vivió con su familia a su regreso a su pueblo de nacimiento. Luego decidieron irse a vivir a Gijón/Xixón y este chalet fue comprado por un particular, César Rivero, para vivir con su esposa Herminia Montoto y su cuñada Leonides. Sin embargo el nombre viene de una segunda cuñada, la tercera hermana de Leonides, que se llamaba Lucinda y que se casó por poderes con un argentino, yendo luego a vivir a aquel país. La casa fue ocupada durante la guerra civil y luego la heredaron los sobrinos del matrimonio


Allí en la ladera del Monte Llobones hay unas casas


La Corraliega


Ante nosotros Conyéu


Las casas de Conyéu están muy próximas al Camino, en un altozano bajo el cueto de La Viesca, enclave rural y ganadero, de pastos, pomaradas y verdes campos y colinas...


El Camino pasa justo por las casas de la derecha, donde comienza la bajada a Pernús


Antes de Conyéu llegaremos a un cruce de caminos


Es el cruce de La Corraliega, donde nosotros seguimos de frente


Hacia Conyéu, donde el Camino es casi llano...


Llegando a Conyéu


Conyéu, tal y como se ve desde el Camino cuando este acaba la ascensión, con el Sueve al fondo


 Abajo quedó el valle


A la izquierda Sales


En medio La Villeda, monte asentamiento de un antiguo castro astur, hoy plantado de eucaliptos, sobre el camino de Colunga a La Playa la Griega (de briga, fortaleza) y al puerto pesquero de Llastres


Y a la derecha la villa de Colunga y la autovía


Llegamos a reconocer el medio el picudo campanario de la iglesia, a su izquierda la casa de La Torre y un poco a su izquierda la torre del Ayuntamiento


Ganado a la sombra, guardándose del sol castigador.


Bajo el robledal, a la sombra los carbayos...


Nosotros no llegamos a entrar en el principal núcleo de casas de Conyéu, donde hay granja-escuela dedicada a la cría de especies autóctonas: Gochu Asturcelta, Pita Pinta, Vaca Asturiana, Cabra Bermeya, Oveya Xalda y Asturcón


En el cruce de Conyéu nosotros vamos a la derecha


Pasando junto a la parada del autobús


Y subiendo un poco al lado de esta cabaña


Y hasta aquellas casas...


Acaba este corto repecho desde el cruce


Atrás queda Conyéu


Seguimos de frente dejando a nuestra izquierda el desvío a Casablanca, aunque no el Casablanca de la célebre película...



Nosotros nos encaminamos a aquel pueblo del fondo


A Veldréu, otro de los pueblos de la parroquia de Pernús, en lo alto de una loma rodeada de prados, setos silvestres y pomaradas


En la ladera sur del Monte Llobones...


Por aquí va el Camino


Una vara yerba...


Huertas...


Ahora vemos bien, allá abajo, Casablanca


Y entendemos porqué se llama así


Gato juguetón en la mesa de las meriendas


Y observador, pues se para a vernos pasar...


La manzana, fruta de las tentaciones pero también de la sabiduría en numerosas religiones y culturas, la manzana del Árbol del Paraíso del cristianismo y la Insula Pomorum o Avalon de las sagas célticas.


Campos de siega y pomaradas...


Peregrinos en Camino...


Cruce de caminos. Nosotros no llegamos tampoco a entrar en Veldréu, sino que continuaremos a la derecha para ir a Pernús y La Llera


Desde esta marquesina subimos un poco


Hitos del Camino...


Al lado, en un cruce de caminos, un oratorio de ánimas...


Pequeña capilla dedicada a las Almas del Purgatorio, para sufragios, ruegos y limosnas


Año de 1955


Como es habitual hay velas y el interior está protegido con una reja


Imagen de la Virgen del Carmen en el interior del oratorio, rescatando a las almas que padecen las penas del Purgatorio.


Cruces de caminos en parajes solitarios, lugares propicios para limosnas y oraciones en favor de las Benditás Ánimas del Purgatorio, para que estas tampoco se aparezcan a reclamar a los vivos deudas pendientes que dejaron en su vida terrenal o para rogarles por su salvación y dejar de vagar en pena


Luego hay otro cruce, en el que vamos a la izquierda por la carretera asfaltada


Aquí tenemos una buena panorámica de Veldréu. Colinas y prados de siega


Pueblo que da a dos valles o vertientes, en lo alto de una cresta bajo los montes de La Cruz


Pasamos Terreros


 E iniciamos la bajada a Pernús


Pernús, cabeza de esta parroquia, en medio de una hondonada de praderías y árboles rodeada de cuetos y montes boscosos: La Cruz, La Margana, El Picu La Cerra y El Cantu la Vara.


Pernús y al fondo asomando los tejados de La Vega, donde se inicia la subida a La Llera


Arriba en lo alto La Llera


Paso a Villaviciosa. Más allá el Monte Fariu


Magnífico paisaje


En medio de la foto reconocemos la iglesia parroquial. Pasaremos a su izquierda, al lado de las antiguas escuelas y centro social (izquierda de la foto). Más allá el barrio de La Vega


Es una buena bajada


Arriba a la izquierda La Llastra y La Cabañona. Al fondo El Picu la Cerra


Arriba a la izquierda El Bustín


Y aquí, acabando la bajada, un cruce de caminos, cruce en el que para ir a la iglesia continuaremos por el ramal de la izquierda


Es una pequeña subida hasta el templo parroquial


Aquí hay un tejo joven, un texu hermoso que sacraliza lugares de culto ancestral


Sacralizado desde tiempo inmemorial, el tejo simboliza la Vida Eterna por su longevidad de varios siglos o incluso milenios, también es metéfora de la vida en sí misma por su hoja perenne y siempre verde, y de la muerte por la alta toxicidad de algunos de sus componentes, con los que se hacían tanto venenos para matar como aulcinógenos para traspasar "el umbral". La misma palabra tóxico viene de Taxus baccata, nombre científico del tejo. Por eso se le plantaba en lugares sagrados cristianizados y luego, con el cristianismo, se le sigue plantando en los mismos lugares


Por eso tras el texu o ante el texu, la iglesia y su campo


Grandioso ábside y sacristía


Iglesia de San Pedro de Pernús


El aspecto actual del templo es fruto de las reformas del siglo XVIII, pero estas enmascaran santuarios ancestrales, románicos o anteriores. pues sabemos por documentación fidedigna que en el año 1090 un noble terrateniente local, Fortes San Fiz, dona la "villa de Pernús" a "la Iglesia de Oviedo", junto con "seis siervos moros", seis cautivos de guerra sin duda que poblaban, trabajaban y habitaban este valle....


Como cautivos somos nosotros, pero de paz y de nuestra guerra de esfuerzo con el Camino. Detengámonos un momento y rindámosles homenaje: ellos pisaron esta tierra en principio extraña, y la hicieron suya, pues suya es si la quisieron y la trabajaron, la tierra de Pernús, más verde hondonada que valle, donde quizás recuperemos la tranquilidad del alma, solo sea un instante, cautivos de su sencilla pero no por ello menos sublime belleza.


Un acogedor pórtico o cabildo apoyado en pétreas columnas a donde entra la luz del sol.


Buen lugar para la meditación y el descanso de muchos peregrinos...


Y luego reemprender ruta...


Por donde nos indican las conchas


Pasada la iglesia de Pernús nos acercaremos al núcleo principal del pueblo, unas quintanas esparcidas aquí y allí por campos y caminos...


Dejamos así atrás la iglesia


Y pasaremos al lado de esta torre eléctrica


Verdadera arqueología industurial


De los años 30 del siglo XX


Y al lado de la torre vieja la torre nueva


Ya hemos dejado atrás el templo parroquial


Casas de Pernús


Una gata parece advertirnos del próximo cruce


Cruce que encontramos luego de pasar esta casa y en el que iremos a la izquierda


Cruce a la izquierda


Así nos lo indican las señales, medio tapadas a veces por la hierba


Dirigiéndonos hacia estas casas


Allí a nuestra derecha tenemos Casa Miyar, casa de indianos


Esta era la Casa de Don José L'Indianu, José Antonio Miyar Llera, aquí nacido en el año 1829 y que emigró a Cuba, donde fizo L'Habana


A su regreso reformó esta su casa familiar, una hermosa quintana asturiana


Don José se casó en 1859 con una paisana suya del mismo concejo de Colunga, Segunda Ruiz Valle, nacida en La Riera, con la que tuvo seis hijos y tres hijas, de los cuales uno llegó a ser alcalde de Colunga y otro párroco de Cecea


La panera se sabe vino de Breceña en Villaviciosa


Hórreos y paneras eran en origen bienes muebles en los que para armarlos y desarmarlos no se necesitaba ni un solo clavo. Tras la panera adveretimos que hay una casa solariega


En verano el paisaje cambia, los árboles se cubren de hojas y los campos de maizales


Dado que hubo muchos herederos la casa fue cambiando de dueños y no es propiedad actualmente de la familia originaria


Hermosas historias de este pequeño e idílico valle de Pernús, en el concejo de Colunga


Caminamos ahora al lado de este gran caserón


En su antoxana y portón la bolsa del pan, una fecha y un blasón


Año 1913


Escudo de los Balbín


La bolsa del pan y las flores.


Seguimos ruta...


Han llegado los peregrinos. En Pernús hay alojamientos de turismo rural


Hórreo en el Camino


Casas abandonadas...


Henares y cuadras


Este es el desvío a la Fuente El Llovéu.. El Camino sigue de frente


El Molín del Llovéu languidece en el olvido...


Pastos y bosques


Seguimos unos metros


Y el Camino llega a La Vega


La Vega, una hermosa vega salpicada de quintanas...


Casas y paneras.


Entrando en La Vega


Al fondo un cruce de caminos, una bifurcación


Seguimos hacia la derecha


Flechas y conchas nos lo indican


Abajo un bebederu o abrevadero para el ganado


Casas de corredor


Casas de  La Vega


Tras La Vega una importante cuesta nos aguarda


Entre los montes de Cualmayor y Panizales sube el viejo Camino, ahora aquí asfaltado


Seguimos en la CL-1


Adentrándonos en el bosque


Kilómetro 1


Y nos acercamos a La Llera



Echamos la vista atrás. El Camino viene en ascenso,con el Sueve a nuestras espaldas. La paz y el sosiego suelen ser la tónica dominante en este recorrido por la zona más occidental del concejo de Colunga, relativamente apartada de la costa y las principales vías de comunicación.


El Picu Pienzu al sol de la tarde.


Inmensas murallas de roca caliza...


Aquí nos desviamos a la izquierda para tomar esta senda que, paralela a la carretera entra en La Llera, últimas casas de Colunga antes de entrar en el concejo de Villaviciosa.