Eres el Peregrino Número

martes, 21 de febrero de 2017

DE LA ISLA A COLUNGA POR LOS ACANTILADOS DE GÜERRES (ASTURIAS)

Senda de los acantilados de Güerres, al fondo Llastres
Antiguas escuelas de La Isla, actual albergue de peregrinos
Desde el albergue de peregrinos de La Isla, sito en las antiguas escuelas, a la salida del pueblo, los peregrinos tienen varias opciones para seguir hacia Colunga, la capital del concejo, una sería retomar el camino oficial y dirigirse al pueblo de Bueño, pero ello implica dar un gran rodeo, por lo que es más factible continuar por el camino, parcialmente señalizado eso sí, que desde aquí va hacia El Cuetu, pasando al sur del pueblo de Güerres por Trespandu, encaminándose luego por La Corredoria hacia el cruce de El Foyu, cerca de la iglesia de San Xuan de Duz, y entrando en la villa colunguesa por Los Llanos y el Camín de Les Xuaques. Pero hay otra posible alternativa y es, desde la entrada del albergue, seguir toda su fachada hasta el fondo y asomarnos al mar: es la Senda de los acantilados de Güerres, que pasamos a explicar


Salimos pues del albergue y nos dirigimos a la derecha...


Placa del albergue


Placa de la antigua escuela


El Camino, los campos y el mar


Hay diversa señalización, entre ella alguna flecha amarilla


Dejamos atrás las escuelas, donde además de albergue hay dependencias de talleres ocupacionales


Seguimos entre la tapia y el cierre de una finca


Seguimos de frente, dejando a la dereca la entrada a  Villa-Amil



Casas y chalets al fondo


Señalización de los senderos de pequeño recorrido


Camino de los acantilados


En el borde del cantil, barandilla de madera


Señalización de la ruta en el pasamanos, un verdadero mirador sobre este pedreru en el que era costumbre mariscar, a llámpares y otros moluscos, y a pescar con caña


Aquel peñón es La Moral, frente a El Barréu


Seguimos avanzando en dirección oeste, viendo al fondo los acantilados de La Puente


Aquí hay una ensenada, La Güelga


Bordeamos los acantilados de La Güelga, viendo al sur el Puertu Sueve


El Picu Pienzu (1.161 metros), se asoma entre la niebla


La Güelga, casi una playa de cantos rodados


Siguen las señales y advertencias de uso


Paraiso de campo y mar...


El sendero, entre la alambrada y el acantilado


Pasamos junto a aquellos arbustos


Bajo la enrramada...


Seto y senda


Otro gran eucalipto...


Los pedreros de La Güelga


 Por aquellos campos continúa la ruta


Y hacia allí vamos


El trayecto es más largo que el camino de La Isla a Colunga por Trespandu pero nos permite admirar este paisaje al borde del mar


En días de calor, principalmente en verano, recibiremos el alivio de la brisa marina


Campos abiertos en la paz del sendero...


La Güelga y La Isla, al este


Y más al fondo La Punta la Sierra o Los Carreros y La Playa Vega, en Ribadesella/Ribeseya, por donde viene el Camino


Vista al frente, junto a cierres de fincas


Estamos en la zona de La Puente


De La Puente a La Punta'l Flarie


Subimos un poco hacia aquel promontorio


La Güelga ha quedado atrás


Más al sur, el extremo occidental del pueblo de La Isla


El Cuetu y abajo La Casina, por donde va el camino a Colunga por Trespandu


Un buen lugar para sentarse a descansar y admirar el paisaje


La Isla y la Güelga con La Sierra del Fitu en lontananza


La rasa costera..


Acantilados de La Cueva'l Flaire


Reanudamos la marcha


Una ruta preciosa


Una estrecha cala


Donde el mar golpea con fuerza


La ruta se alarga pues sigue toda la sinuosudad de la costa


Salimos a estos campos. Hay señales de la antigua existencia de una torre defensiva en el lugar


Por allí sube el sendero


Senda de hierba verde


Nueva vista al este


Allí estuvimos sentados hace solo un momento


 Continuamos trayecto


Tramo bien señalizado


Subimos hacia aquellas barandillas


Tramo pedregoso


También aquí hay un buen mirador y banco de madera para sentarse


Asomándonos al acantilado, siempre con máxima precaución


El Cabu Llastres con el puerto pesquero


Atrás más paisajes de La Isla y la costa de Caravia y Ribadesella/Ribeseya


Senderistas camino de La Isla




Nostros seguimos adelante, hacia Güerres, pòr términos de la parroquia colunguesa de San Xuan de Duz


Subiendo otro poco al lado del cantil


Senda y escaleras


Trecho llano


Pasamanos de seguridad


Junto al seto


Campos luminosos


Subimos junto a esta muria o murete de piedras...


Al fondo La Villeda, monte donde se han localizado los restos de un bimilenario castro astur, tragado por los eucaliptos


El Saltu la Muyer, El Penote, El Marraxón y El Cabu Llastres. La Playa la Griega no llega a verse, tapada por La Villeda


El hermoso puerto pesquero de Llastres, antaño también comercial y bucanero, no forma parte en la actualidad del itinerario señalizado hacia Santiago. Ello no quiere decir que en el pasado no pocos peregrinos fuesen a él aprovechando su histórica fundación hospitalaria para los romeros. Llastres es un verdadero "faro" en el Camino, y no lo decimos únicamente por sus luces nocturnas, sino por su silueta que, recortada en la falda que cae hacia el mar, destaca en el horizonte. Sus casas, mayoritariamente blancas, resaltan en la lejanía del cabo que lleva en nombre del lugar, El Cabu Llastres, de la palabra asturiana llastra , piedra o roca plana y alargada, dentro de diversas acepciones con ella relacionadas. Abajo también es una maravilla visitar el puerto pesquero y su rula o lonja de pescado, con los cañones que antaño protegían a este enclave que se hizo especialmente popular hace unos años al filmarse en él la serie de televisión Doctor Mateo, apareciendo Llastres denominado como "San Martín del Mar".


En lo relacionado con la ruta xacobea, del hospital de peregrinos de Llastres se sabe que en el siglo XVIII estaba atendido por una mujer y contaba con siete camas mas una capilla propia, en aquel momento en mal estado, siendo su patrono el vecino llastrín don Bernardo del Castillo, quien pagaba el mantenimiento del establecimiento a sus expensas y por devoción. Conocemos por los Libros de Difuntos del paso de numerosos romeros yendo o viniendo de Santiago, muchos extranjeros. Si alguno fallecía se celebraba misa cantada con todos los sacerdotes que estuviesen en Llastres. La antaño poderosa Cofradía de Santa Ana, del Gremio de Mareantes, tenía a su cargo otro hospital de peregrinos, este situado en Colunga, por donde sí pasa el actual Camino marcado con conchas y flechas. El Hospital de Santa Ana fue fundado a mediados del siglo XVI y en la centuria del 1800 era, como tantos otros, pobre, manteniéndose de "la Justicia y Regimiento de la Villa". En el Catastro de la Ensenada de 1753 se dice que "sólo da albergue"


En Llastres, subir hasta la iglesia de Santa María de Sabada (arriba a la izquierda de la foto) o hasta la ermita de San Roque (atmbién arriba pero a la drecha), atalaya sobre el Mar Cantábrico, ante las montañas del Sueve, es una maravilla que, si se tiene oportunidad, merecerá la pena conocer. La vista llega en ocasiones, en días muy claros, hasta la costa de Cantabria. Otro aliciente se encuentra cerca, el Museo del Jurásico de Asturias (Muja), en la rasa de San Telmo, dedicado a los grandes saurios que poblaron la tierra hace millones de años pues toda esta es la denominada Costa de los Dinosaurios


Ante el monte La Villeda seguimos nuestro itinerario


Al sur, el Sueve siempre magnífico y explendoroso


 El Pienzu parece surgir como un titán entre las nubes


 Llastres y La Villeda al fondo, a occidente


Bajo nosotros... el abismo


Otro balcón natural


Panorama de los acantilados y pedreros del Saltu la Muyer, El Penonte y El Marraxín, hacia Llastres...


A la izquierda empezamos a ver el pueblo de Güerres, estupenda referencia pues hacia allí irán nuestro pasos, máxime si tenemos en cuenta que hay lugar para comer y recomponer fuerzas


Vamos pues hacia Güerres, aunque aún hemos de recorrer un buen trecho por el borde del "precipicio", hasta las faldas de La Villeda


Observamos como la senda sigue la serpenteante línea costera


Güerres al fondo


Denominado Orres en la documentación medieval, alternó después la transcripción escrita Huerres o Güerres, siendo este actualmente el topónimo oficial. A lo lejos está el Monte La Salú y, mucho más allá (izquierda de la foto), el de La Rasa, divisoria con el concejo de Villaviciosa


Más cerca de nuestro camino una nave ganadera


Venimos en ruta..


Pasamanos en un tramo embarrado y dificultoso


Luego verdes praderías


Al sur están los campos de Chavida y Mazanilla, ruta a Trespandu del camino que desde el albergue de peregrinos de La Isla se dirige a La Corredoria y El Foyu para entrar en Colunga


Vista hacia abajo


Vista de frente, entre los tojos y el pastor o llendador, el cierre eléctrico para que no pase el ganado


Al borde del mar


Sigue la caminata costanera...


La nave ganadera y Güerres


La Villeda: hacia allí sube el sendero


Junto a los pastizales


Llastres se nos oculta


Ya apenas se ve


Subimos junto a los rebaños...


Cierre del acantilado


Subiendo...


Rocas aflorando en el verde...


Otro tramo de subida


Por aquí vamos...


Subiendo...


Otro lugar para sentarse


Y admirar el paisaje


Continuamos


La costa indómita...


 Allí, al llegar a los árboles, iremos separándonos deldespeñadero


Subimos


Nos acercamos a las faldas de La Villeda


Vemos el camino que se dirige a Güerres, el que seguiremos


Allí está el cruce por el que entraremos en Güerres a la izquierda


Mientras subimos un poco más


Los acantilados proyectan su sombra en el mar


Y en este cruce se acaba el ascenso. Ahora iremos a la izquierda. A la derecha podríamos ir hacia La Playa la Griega, con sus famosas huellas de dinosaurios o icnitas, uno de los arenales más hermosos de Asturias, y luego ir al sur a Colunga o al oeste a Llastres, pero eso ya supondría prescindir totalmente de los caminos a Santiago y sus variantes, lo cual sobrepasa el tema que abordamos en estas entradas de blog dedicadas al Camino Norte o de la Costa


Rumbo pues al sur, a Güerres


Hondas rodadas de tractores y todoterrenos


El Sueve, ominpresente


Yegüada


 Idílicos caminos y lugares


La rasa costera y La Sierra del Fitu


Al este Duesos, en Caravia


Paisaje de bocage


Campos de Güerres


Hermosísimo paraje


Buen Camino


Una pequeña subida hacia Güerres


Aquí se termina la primera cuesta, ante la primera casa de Güerres, en La Peruyal: nosotros subiremos unos metros más a la derecha


Llegamos a esta carretera local y seguimos subiendo a la derecha


Y a la derecha iremos al centro del pueblo


Final de la corta subida


Pasamos entre las casas


Hórreos y quintanas...


Paneras...


Todo recto hasta el fondo


Al fondo un cruce


Lleganos al hórreo


Y de aquí vamos a la izquierda


Todo hacial el fondo


Y llegamos a La Estadía, en el centro de Güerres, donde hay una explanada y al fondo el Bar Caleya, gastronomía asturiana en un chigre típico. Un buen lugar para comer y descansar y luego sí, ir a la ya cercana villa de Colunga bajando a la izquierda


En la bajada un potru ferrar para herrar el ganado


A nuestra derecha, la entrada del Bar Caleya


El Sol


Venimos bajando


De frente La Torre (donde hubo otra torre antiguamente) y El Fonduxu



Vamos cuesta abajo por el camino de la derecha, el asfaltado


Abajo hay otro cruce, El Barradiellu, donde iremos a la derecha


Rumbo a Colunga


Flechas amarillas


Desde La Rotella vemos ya los arrabales de Colunga


Muria de piedra


El Foyu


Hotel en medio de esta ajardinada quinta


Los Llanos, antesala de Colunga


A nuestra derecha la iglesia de San Xuan de Duz, construida a principios del siglo XX sobre una anterior, de estilo románico, cuyo origen parece estar en un viejo convento dependiente del de San Pelayo de Oviedo/Uviéu en la Edad Media


Y aquí en este cruce nos unimos al camino que, desde el albergue de La Isla, viene aquí por Trespandu, al sur de Güerres, para entrar en la villa colunguesa