Eres el Peregrino Número

lunes, 10 de febrero de 2014

RÍA DE BARRU O NIEMBRU (LLANES, ASTURIAS). ANTIGUO PUERTO EXPORTADOR DE NARANJAS

Ría de Barru o Niembru con la iglesia de los Dolores. La parroquia de Barru la componen Barru, Niembru y Balmori
Playa de Barru
Viniendo de Celoriu entramos en la también llanisca parroquia de Barru extasiándonos con las vistas de la playa de este nombre, magnífico arenal en estas milenarias sendas xacobeas costeras...


Cerca de la playa y a escasos metros prosigue el Camino, a lo largo de una zona muy urbanizada turísticamente y con los célebres carteles de Llanes de Cine, dedicados a los lugares que han sido escenarios de algunas películas y series de producción española


En este caso son las películas El Portero, Historia de un Beso y La Señora


Listado de películas


Entre praderías y arboledas el Camino, aquí carretera local LL-9, atraviesa Barru


Apartamentos turísticos


Fértiles vegas de arroyuelos que desembocan en la playa


Criaderos de burros y mulos...


Filas de pinos y arbustos ornamentales


Conchas xacobeas que señalan nuestra ruta


Siguen las aceras


Y sendas peatonales


Quintas y chalets: La Rabea


Hermosas praderías


Nos acercamos en Barru al barrio de El Colláu


Hermosas quintas


Palmeras, símbolo de los indianos


El Colláu


Más allá del hórreo, al oeste, divisamos la iglesia parroquial de Barru, de la que pronto hablaremos


Llegamos al barrio de La Güera


En La Güera es  donde empalmamos con la carretera local Ll-11, entre de casas de corredor, cortafuegos y galería, donde existió antaño una venta caminera.


Aquí hay un cruce en el que iremos a la derecha


En dirección a Niembru


Por ahí vamos nosotros, dejando atrás este cruce de La Güera


Pasando junto a La Casina


Nos acercamos a La Ría de Barru o Niembru...


Allí está la iglesia parroquial y a la derecha el pueblo de Niembru, bajo el Monte los Llanos


El Camino sigue la carretera Ll-11


La Ría de Barru o Ría de Niembru, El Vau (de vado, cruce de río), formada por la desembocadura del río Calabres, compone una de las más bellas estampas de la costa asturiana.


Aquí se extiende una mágica y coqueta ensenada cubierta de agua en altamar, ofreciendo esa imagen idílica de La Playa la Entrada junto a la iglesia parroquial de los Dolores, su camposanto y su torre-campanario, dando vista al estuario y más atrás al pueblo de Niembru, perteneciente también a la parroquia de Barru.


La iglesia se hizo entre 1794 y 1797 en estilo neoclásico diseño de Silvestre Pérez Martínez gracias a una donación del vecino y coronel de milicas en México Anselmo Martínez Carrera.


A otro indiano, Pedro de Cué García, se le debe el testamento que posibilitó dotarla de mobiliario interior, siendo consagrada el 14 de enero de 1804


Entran en la ría lanchas de pescadores y algún yate, pues existe un pequeño muelle y se practica además el piragüismo. No en vanos fue este un importante puerto natural por el que llegaron a exportarse en 1605 treinta millones de naranjas, tradición comercial que, no obstante necesitar la autorización del puerto de Llanes, enviaba también madera y frutos secos a Francia.

Barru desde el Camino, a nuestras espaldas
En el siglo XVIII hubo precisamente de pleitearse con Llanes, que no permitía mejoras portuarias, así como contra el pago de un congrio al alcalde en Cuaresma. Había en ese siglo XVIII diez embarcaciones pesqueras y tres buques comerciales grandes, pero aquella prosperidad terminaría en el siglo XIX con la implantación del pago de matricula


Al ir aproximándonos a la iglesia veremos en la desembocadura del río El Molín de La Puente, al otro lado del puente (derecha de la foto), antiguo molino harinero que funcionaba con la fuerza de la corriente fluvial


Acercándonos al puente la iglesia queda a nuestra derecha, medico oculta entre los árboles


Y ya vamos al puente


Una senda peatonal nos libra en este puente de caminar por el arcén de esta pronunciada curva.


A la izquierda el río Calabres y su desembocadura


Las casas...


Y el molino


Todo ello visto desde el puente


Antes del templo parroquial, llegaremos a un oratorio de ánimas, La Capilla'l Santín. El Camino sube a la izquierda.


Se trata de una capilla de ánimas, dedicada a oraciones y limosnas por las Ánimas del Purgatorio


Imágenes de Cristo Crucificado, la Virgen María y San Roque


A la izquierda de la capilla-oratorio nos desviamos subiendo por una senda horadada en la roca y empedrada, a la sombra de la arboleda


Tramo empedrado


Curva a la derecha

Al fondo la iglesia, con entrada por la parte de atrás, la que mira a la carretera



Seguimos subiendo bajo los árboles


Roca viva en el Camino...


Vuelta a la izquierda


Y se acaba la subida


Pronto salimos a campos más abiertos


Pasamos junto a este cueto


 Pasamos entre unos zarzales y hortigales


Y desde lo alto de esta colina, aquí ahora ya campera verde, divisamos una magnífica panorámica del pueblo de Niembru en la ladera de enfrente...


El Camino y Niembru


Niembru y abajo la carretera LLN-11


Algo más al norte, no pudiendo verlas desde aquí, están las espectaculares playas de Toranda y Torimbia

NOTA APARTE: VISITA A LAS PLAYAS


Torimbia...

 
 Toranda...


Torimbia
Si el peregrino pudiese hacer un alto o un desvío en este lugar, sobre todo si tiene alojamiento próximo, no dudamos en recomendar la visita a estos arenales.


Toranda
Aquí las leyendas, además de sirenas, hablan de xanas o inxanas, las hadas de la mitología asturiana


El Camino en Niembru.


La Joguera o H.oguera (pronunciar con hache aspirada), el gran tronco que levantan los mozos en las fiestas


Coincidimos aquí con el trazado de la senda costera...


El Camino pasa junto a aquella cabaña, semioculta por los arbustos


Curva a la izquierda y nuevas vistas sobre Niembru


Niembru. Un topónimo de origen celta abundante en Asturias, de nemus, sagrado y briga, monte o fortaleza, por lo que sería fortaleza sagrada o del monte sagrado. Sin duda referida a un castro


A la derecha matorrales, a la izquierda huertas


Al sur Llabres, montaña de caliza y verde de 689 metros de altitud


Más cerca los bosques de L'Acebu


Nos dirigimos a la parte más occidental de Niembru, en la ruta a las playas


Caserías ganaderas y apartamentos turísticos


La carretera y el pueblo


 Niembru desde el Camino


Otro lugar en el que los usos agropecuarios tradicionales han dejado paso a los residenciales y turísticos...


Santuarios en Niembru...


 La Cuesta Niembru y Los Llanos ante nosotros


La senda baja ahora encajada entre setos de separación de fincas y Camino...


Bellísimos jardines


Estamos en Villamañín


Ahora llegaremos a la carretera


Y la cruzaremos al otro lado para seguir por el ramal que sube a la derecha


Es la carretera que va a las playas


Así nos lo indican las señales


Pasamos entre los muretes de las fincas: atentos pues al llegar al cruce del fondo iremos hacia las casas de la izquierda


El cruce


En este cruce a las playas de Toranda y Torimbia nos dirigimos a la izquierda como ya hemos dicho


Como si fuésemos a Torimbia


Pero no, no vamos a Torimbia (salvo que deseamos desviarnos expresamente, pues en el siguiente cruce seguremos de frente mientras a la playa se va subiendo a la derecha


La concha nos indica ir de frente


Seguimos el alto muro de esta quinta


Totalmente arruinada


Nos dirigimos a las últimas casas de Niembru


Al fondo El Picu Benzúa (723 mts.), en la sierra de este nombre. A su izquierda La Sierra la Cubeta


Al sur la carretera, en el lugar de El Valle, cerca del yacimiento prehistórico de La Llera


Y más allá la serranía de Cuera, formidables montañas...


Las casas de la carretera en El Valle, con Llabres al fondo


La yedra del olvido cubre viejas mansiones


Otras casas sí están habitadas


Nos acercamos a aquella casa con forma de torreón cuadrado


En su esquina está la concha del Camino


Aquí la senda pierde el asfalto


Y retornamos a la paz del sendero


Pasamos al lado de unos invernaderos


Al fondo volvemos a la carretera, la LLN-11


Y Nos dirigimos a la derecha...


Cruzándonos con una senda peatonal


Vamos por ella


Vamos llegando a aquella quinta


Al fondo hay alojamientos rurales


La senda sigue la curva de la carretera


Y pasa detrás de las casas


Atención a la señal del fondo


Pues aquí dejamos la senda peatonal para tomar este sendero a la derecha


Caminando hacia los árboles



Frondoso camino entre zarzas, arbustos y praderías, delimitado de la finca contigua por setos silvetres y/o por muretes de piedra o murias


Subimos lentamente

 Los Llanos


Al otro lado de la colina está la Playa Torimbia, que no vemos desde aquí


Pisando la hojarasca...


La caja del camino...


Florido sendero...


Dulce caminar de verde campo y arboleda...


De nuevo nos adentramos en la profundidad del bosque...


 Pasamos un viejo puentecillo


Sobre él va el Camino...


Puente de ladrillo y arco de medio punto


Un depósito de agua, semioculto en la foresta...


Más muretes de fincas


Por allí va la agreste senda peregrina


Caminamos teniendo arriba a nuestra derecha la alargada colina de El Llanu la Cuesta o El Llanu Niembru, pastizales de cabras


Y en estas laderas, también de vacas


No en vano, entre la enrramada, prado arriba, vemos una casería, El Foro, quintana dedicada a la agricultura ecológica



Casas de L'Arrobu, bajo nosotros. Se sabe de la existencia de una venta caminera en las inmediaciones, un poco al norte del pueblo de Bricia


Gasolinera en La Vega, cerca de la Autovía del Cantábrico, justo al norte de Posada


Buen Camino...


Ramas de laurel...


Sublime manto natural de hojas secas


Este es el cruce con la pista que comunica El Foro con la carretera: nosotros pasamos al otro lado de la pista hormigonada y seguimos de frente


Por aquí va el Camino


En este cruce una concha xacobea se emplaza al lado de un hórreo en miniatura


Los peregrinos depositan piedras y ofrendas


Estampas y recuerdos


Y siguen trayecto...


Abajo nave industrial, cerca de El Pedroju


Llabres al fondo, al sur...


La Autovía del Cantábrico, en La Vega. Allá a lo lejos y a la izquierda de Llabres vemos El Colláu la Prida (314 mts.) y los picachos de La Cotariella (581 mts.) y La Corona Catiellu, de 669 metros de altura. Más en la lejanía, a la izquierda de la foto y casi oculto por las ramas es El Picu los Cabriteros, de 546 metros...





Dejamos así El Foro


El Camino realiza una subida al pasar al lado de otro depósito de agua


Continúa la subida, aunque poco a poco...


Más fincas...


Arriba asoma el tejado de una casa


Nos dirigimos hacia ella. Hay incluso unas palmeras


El Camino llanea un poco


Hemos llegado a L'Amilladeru


Casa solitaria en mitad de la cuesta


Alguien se asoma a la puerta, a vernos pasar...


Y a darnos la bienvenida


Los habitantes de la quintana...


Testigos de nuestro paso por el lugar...


La ruta sigue... subiendo


Subimos un poco más


Un encanto natural el de los bosques costeros de Llanes...


Justo después de este cruce, en el que tomamos el ramal de la derecha, se divisa el final de la cuesta


Trecho llano...


Abajo en el valle reconocemos el espigado campanario de la iglesia de Posada, cabeza de esta parroquia a la que acabamos de entrar...


Lugar de famosas ferias y mercados...


Comprobamos que la serranía de Cuera va quedando atrás...


Allí, al norte de Posada, otro pueblo de la parroquia


Bricia...


Estamos en un verdadero natural, asomándonos a esta finca de la izquierda


Al sur divisamos las aldeas de las parroquias de Los Caleyos, Vibañu, Caldueñu y Meré componen el interior llanisco, hacia el precioso valle de Ardisana, a unos kilómetros de aquí


Sobre ellas se alzan soberbios los impresionantes peñascos calizos de Los Picos de Europa, en concreto la parte de La Peñesanta (Peña Santa) y El Cornión (macizo occidental)


Impresionante paisaje de peñas calizas y nieve...


Testimonio de tantos y tantos episodios de la historia de estos parajes


Tierra de pastores y formidables hazañas montañeras


Resistencia a invasiones a lo largo no ya de los siglos sino de los milenios


Y entre sus jorcaos, llambrias, riscos, peñas y valles, seculares vías de comunicación al pie de picachos que pasan generosamente bien de los dosmiles, tal que aquí, La Peñe Santa (2.546 mts.), La Torre Santa María (2.496 mts.), Los Traviesos (2.385 mts.), Piedras Lluengas (2.294 mts.), El Picu los Cabrones (2.287 mts.) y tantos otros


Aquí al oeste, más cercanas y modestas, tenemos las estribaciones que caen, literamente a pico, sobre el valle del río Las Cabras o río Bedón



Con La Cuesta Sabina al oeste y, más, La Sierra Benzúa, nos encaminamos al citado valle


Luego de una mata de árboles llegaremos, al fondo, a un cruce


Cruce en el que, tomando la pista del medio, comenzaremos una fuerte bajada


Senda costera y Camino comparten trazado...


Formidable descenso. Entre el arbolado divisamos el mar


La Punta Rinconera, costa de la parroquia llanisca de Naves


La pista es ancha...


Ante nosotros La Boriza, topónimo que se repite constantemente en la costa llanisca, y El Llanu Santana


Curva a la derecha, bajo los pinos y los eucaliptos


Piedras depositadas sobre los hitos xacobeos por los romeros a Santiago


Por allí bajamos...


Acabando el descenso, entre el ramaje descubrimos el altísimo viaducto de la autovía, el Viaducto de San Antolín


Y la carretera AS-263


En la carretera iremos a la derecha


Mientras bajamos vemos, en el valle, el antiguo monasterio de San Antolín de Bedón y sus dependencias, bajo el monte de Piedras Lluengas


Al fondo, la vieja iglesia monacal es el elemento de mayor interés del cenobio


Un ejemplo de la sobriedad cisterciense que pronto vamos a conocer


Y es que el descenso se culmina al llegar a la entrada de la finca del que fue el monasterio de San Antolín de Beón o Bedón, al lado de la playa de este nombre, hacia la que nos encaminamos por la ruta peatonal paralela al trazado de la carretera