Eres el Peregrino Número

martes, 6 de octubre de 2015

SAN MARCELO O SAMARCIELLU: BELLÍSIMA ENTRADA EN EL CONCEJO DE SALAS Y BAJADA AL VALLE DEL NARCEA (ASTURIAS)

San Marcelo o Samarciellu, visto desde el Camino bajando de El Freisnu.
El Freisnu
 El Freisnu es uno de los grandes símbolos del Camino. En Asturias este enclave con su santuario representa el paso de los valles de la cuenca del río Nalón a los del Narcea, el tránsito entre las antiguas Asturias de Oviedo a las Asturias de Tineo, del centro al occidente, reminiscencia varias veces milenaria de los territorios de los astures lugones y los astures pésicos...


Es además el paso entre el concejo llamado oficialmente Grado o Grau, popularmente Grao, y el concejo de Salas. Aquí en esta "frontera", en la cresta misma de una montaña donde también nos cruzamos con otra vía histórica, El Camín Real de la Mesa, iniciamos una gran bajada, el prolongado descenso al valle del Narcea, buscando el paso del río hacia Cornellana.


El Camino, ancho y pedregoso, inicia una bajada, junto a unas torres de alta tensión, es El Camín del Morriondu o de los Morriondos, entrando de esta manera definitivamente en el conceyu de Salas, por la parroquia de Doriga.



Parroquia de Doriga, cuyo primer pueblo, Samarciellu o San Marcelo, empezaremos ya a ver abajo del todo, al final de este gran descenso, seguido más allá de la cabeza de la parroquia, Doriga, al otro lado de la lejana autovía.


El Camino en el medio del pueblo, por donde pronto hemos de pasar.


Un poco más allá, al otro lado de la autovía: Doriga. cabeza de la parroquia. Obsérvese a la derecha arriba de la foto la torre almenada del Palacio de Doriga.


Pero la vista al fondo alcanza mucho más, hasta las cimas de Fumarrosa y La Sierra Muxagre, El Viso y El Picu Aguichón, así como todo el cordal que separa Salas de Tineo/Tinéu, hacia donde subiremos en próximas etapas, aunque un poco más a la izquierda, en La Espina, tapada desde aquí por El Picu los Tayos y los altos de Santofimia o Santa Eufemia, que también tenemos aquí delante, todo ello encima del valle del Narcea, río que aún no veremos todavía, al estar enclavado en las profundidades.


A nuestra derecha bajan las laderas de La Sierra, y a nuestra izquierda se prolonga toda una sucesión de cumbres, con camperas y bosquetes, que son El Picu Curuoza, El Monte Payón, y El Picu'l Castiellu, coronado por el yacimiento  arqueológico de un castro astur que dominaba este valle al que bajamos, formado por El Regueiru Doriga, afluente del Narcea.


Esta ruta fue muy empleada en la posguerra civil por los contrabandistas, para evitar el paso por los fielatos y puestos de control de la carretera, en La Cabruñana.


 Más cuesta abajo llegaremos a La Meredal, donde un pequeño puentín de piedra, muy rústico y antiguo, nos hace pasar encima de un arroyo.


 Al otro lado del Camino está la fuente, una fuente-cubo de hormigón, de cuyo cañu apenas suele manar un hilillo de agua.




El puente desde la fuente.


El Camino en La Meredal.


Las señales nos aproximan cada vez más a San Marcelo/Samarciellu, el primer pueblo del concejo de Salas en esta ruta del Camino Primitivo.


Cruzamos un gran puente sobre la autovía y nos iremos acercando paso a paso a las casas.


Ya vemos la primera a un paso.


Vista de San Marcelo o Samarciellu desde aquí.


La primer casa, con buena panera, es Casa Xacinto. Está alta y nos ofrece también muy buenas vistas sobre la aldea y el Camino.


Vista desde Casa Xacinto.


Casa Xacinto o de José L'Americano, con panera, donde debió haber llagar de sidra porque se conservaba una mayadora para desmenuzar las manzanas.


Luego vienen más viviendas campesinas, hórreos, cuadras, graneros, setos, fincas.


Sigue el largo descenso desde El Freisnu.


El pueblo esparce sus casas y quintanas por las laderas de los montes y colinas que caen, formando un anfiteatro natural, hacia el pequeño valle aquí formado por el Regueiru El Freisnu.


Un gran paisaje.



Desde Casa Xacinto seguimos bajando.


Tenemos ahora una mejor visual de la parte alta del pueblo, a nuestra izquierda, bajo El Castañéu'l Ríu y El Picu La Cutaniella (344 mts.)


El es como decimos el pronunciado valle de El Regueiru Doriga o de El Freisnu, afluente que baja en torrente al río Narcea.



Vista atrás de la bajada de El Freisnu.


Establos y graneros. Leña para el largo invierno.


Paneras y bodegas, donde quizás se alberguen llagares de buena sidra asturiana, casera.


Elegantes caserones asturianos ostentan su belleza y la de sus jardines al Camino, para que lo vean los peregrinos.


Caminamos junto a casas grandes con galería y soportales, enormes paneras con bodega o almacén debajo, otras casas tienen antoxana o antesala exterior, mirando a la senda peregrina, muchas veces engalanada con mil flores, jardines, frutales, pasando así Casa Frutos y Casa Leto o de Marzo, entre otras...


Entrada florida.


Piedra de afilar a la puerta, entre flores y plantas.


El gran descenso.


  Poco a poco la bajada se hace menos intensa.


Llegamos a las huertas.


Ya asoma sobre la pomarada el campanario de la capilla del lugar, que contemplamos según llegamos a la fuente...


Fuente para uso de los peregrinos.


Estamos ya casi al final de San Marcelo/Samarciellu.


A nuestra izquierda ya vemos mejor la pequeña pero encantadora capilla de San Marcelo, un poco apartada de nosotros a la izquierda, en medio de un campo, restaurada por Don Lisardo, quien fuera párroco en Doriga, según reza una inscripción. Entre las figuras de vírgenes y santos de su interior destacamos, por su relación con la senda jacobea, la de San Roque Peregrino. Se celebra fiesta el primer domingo de agosto.


La capilla en medio del valle.


Bajo este hórreo restaurado y el gran caserón salimos que viene a continuación de esta encantadora aldea de la parroquia Doriga, puerta del concejo de Salas en el Camino Primitivo.


Saliendo de San Marcelo/Samarciellu.


Salimos un instante a la rotonda que enlaza el Corredor del Narcea con la Autovía de La Espina.


 Pero pronto nos desviamos a la izquierda.


Luego de esta rotonda las conchas xacobeas nos muestran el delicioso paraje de campos verdes que nos envía a La Reaz, camino de Doriga, cabeza de la parroquia...