Eres el Peregrino Número

lunes, 13 de junio de 2016

ARGÜELLES (SIERO, ASTURIAS): DOS CAMINOS DESDE NOREÑA, LA IGLESIA DE SAN MARTÍN DE TOURS Y LA REVUELTA'L COCHE

 (ENLACE CAMINO NORTE O DE LA COSTA CON EL CAMINO PRIMITIVO)

Iglesia de Argüelles, en Siero, donde confluyen los dos caminos señalizados actualmente desde Noreña
Iglesia de Noreña e insituto. De aquí salen los dos caminos que se dirigen a Argüelles
Los peregrinos que han optado, siguiendo el Camino Norte, dirigirse a la capital asturiana, Oviedo/Uviéu, por la villa de Noreña, encuentran, saliendo del casco urbano, la iglesia parroquial de Santa María.


Delante de la iglesia de Santa María de Noreña hay una sidrería en un cruce de caminos: a la derecha la calle del Calvario, a la izquierda la Avenida de Oviedo y en medio El Camín de les Viñes, al lado del cementerio, el cual sería la ruta original, donde estaba La Venta la Cocina, pero aunque se conserva la caja de la histórica senda y hay derecho de servidumbre de paso por las fincas, se ha perdido El Puente del Rebollar abajo en el río Noreña.


Es por ello que en este momento aparecen señalizadas dos alternativas, una a la derecha de la sidrería y otra a la izquierda.


Por eso hay una concha a la izquierda, pues na alternativa sería tomando en esa dirección la Avenida de Oviedo y carretera NO-1 hasta llegar al desvío que se dirige a la iglesia parroquial de San Martín de Argüelles (otro de las advocaciones a San Martín de Tours en la ruta), pasando nuevamente a términos del concejo de Siero.


Y otra concha a la derecha, pues la otra alternativa, va por la calle del Calvario y pasa junto al camposanto para desviarse luego a la izquierda en el barrio de La Reguera (a la derecha de la foto) y luego llegar a la iglesia de Argüelles por los lugares de Pumares y La Cuesta.


De todas maneras, pendiente en este momento de una correcta señalización y recuperación del itinerario, aconsejamos al caminante y peregrino que esté atento a la confirmación definitiva del trazado del Camino a Argüelles desde Noreña.


Primeramente, tomando las conchas y flechas amarillas que nos orientan a la izquierda tomamos la Avenida de Oviedo.


Se trata de una avenida larga y recta que sale a la carretera local NO-1 en ruta al polígono.


Hay flechas amarillas en los bordillos de las aceras.


Placa de la Avenida de Oviedo.


Dispone la avenida de buenas aceras.


Jardines y zona residencial.


Chalets y parcelas.


Atrás quedó la iglesia, pasando junto al solar en el que estuvo el desaparecido Castillo de Noreña.


Rosas blancas y pétalos caídos en el suelo...


Más chalets.


Vista atrás.


Vista adelante, según nos acercamos al polígono, vemos los primeros edificios con viviendas y talleres.


Puente sobre el río Noreña, afluente del Nora.


Casas y naves industriales.


Flechas amarillas en las aceras del Polígono de La Barreda.


Atentos a este cruce, cuando pasamos junto al Matadero Central de Asturias.


Justo aquí nos desviamos a la derecha.


Atención a las flechas.


Seguimos esa pista, viendo al fondo Argüelles.


Vamos cuesta abajo junto a las instalaciones del matadero.


Más allá de los prados y bosquetes reconocemos la iglesia de Argüelles, donde se unen este y el otro camino que viene desde el cruce de la sidrería a la derecha.


Esplendor sobre el bosque.


También asoma parcialmente sobre las copas de los árboles la Casa Rectoral.


El Camino sigue hasta aquellas casas, entrando así en la parroquia de Argüelles, concejo de Siero.


Camino y casas nos dan la bienvenida a Argüelles.


Las dejamos atrás...


Y seguimos adelante.


La iglesia, más cerca.


Bajamos unos metros hacia aquellas naves. A la izquierda de la foto se vislumbran los campos de Les Viñes, por donde discurre el río Noreña y por donde iba el camino original. Más allá viene el otro ramal, a la derecha del cruce de la iglesia, por La Reguera y La Cuesta.


Pese a la proximidad de polígonos y carreteras el paisaje es bucólico y rural en todo este tramo.


Y así llegamos a la iglesia de Argüelles, donde se unen ambos caminos.


Hay un texu o tejo plantado en el campo de la iglesia, rememorando una tradición ancestral de plantar estos árboles, tan vinculados a lo sagrado, en lugares santos.

VOLVEMOS AHORA AL CRUCE ENFRENTE DE LA IGLESIA, JUNTO A LA SIDRERÍA:


Aquí en este cruce donde se separaron ambos caminos tomamos ahora la dirección de la derecha.


Es la calle del Calvario, donde también hay flehas en ese sentido. Para nuestros primeros metros tomamos como referencia la dirección a Pruvia y al cuartel Cabo Noval.


Atrás van quedando la iglesia, el casco urbano de Noreña y el instituto.


En dirección al camposanto vemos el monolito de las fosas comunes de la guerra civil.



La calle del Calvario baja hacia las vegas del río Noreña en dirección al barrio de La Reguera: el Camino pasará por las casas de arriba.


Tras un poco de subida desde la vega del río nos desviamos, según venimos subiendo, en este lugar: La Reguera.


Fijémonos en la concha.


Calle del Calvario que viene desde el camposanto y el cruce de la iglesia y aquí el desvío a La Reguera.


Primeras casas.

 

Ahora vemos la vega del río Noreña desde lo alto.


Aquí en La Reguera está una de las famosas industrias chacineras que tan célebre hacen a Noreña.


Pasamos enfrente de las instalaciones.


Pasamos ahora frente al Colegio ACEIMAR y a la Escuela de Imagen y Sonido.


Flechas amarillas.



Antigua casa tradicional al otro lado del Camino...


Vamos un poco cuesta abajo por este exuberante tramo arbolado.


Se ha ensanchado la carretera.


Les Viñes: por allí abajo a nuestra izquierda pasa el que sería camino original.


Camín Argüelles, el camino por el que vamos nosotros.


Pasamos junto a esta casa.


Y atendemos a las flechas pintadas por doquier.


Vamos acabando la bajada...


E iniciamos una suave subida.


Una concha en la entrada de una finca.


Primaveral camino...


 Nos despedimos de Noreña...


Y entramos en Siero por La Cuesta, parroquia de Argüelles.


En aquella quintana acaba la cuesta de La Cuesta.


Atentos arriba a esta flecha amarilla en un cruce.


A la izquierda el camino que viene de Noreña y a la derecha el que va a la iglesia de Argüelles.


La casa es de las llamadas estilo mariñana, con portalón en el medio y cuartos o habitaciones a los lados. Al fondo estarían la cuadra y la cocina, la tenada o henar...


Pasaremos junto al hórreo.


Hórreo de Corredor.


Y nos dirigimos a Pumares, pasando por La Borguera.


Casas de Pumares, a la izquierda el almacén de vinos.


Conchas y flechas...


Más conchas...


La ruta sigue...





Más casas...


Conchas y jardines...




La Casina. Al fondo distinguimos el Polígono de La Barreda, por donde va el otro camino.


Camino cómodo de andar pese a estar asfaltado.


Hórreo entre la espesura.


Pasamos junto a unas casas.


Cruce junto a más casas...


Panera en avanzado estado de abandono...


Sigue el Camino: de nuevo nos encontramos con las vegas del río Noreña, que forma pronunciados meandros.


Ya vemos la subida a la iglesia.


Pero primeramente pasamos el puente.


Río Noreña...


Campos muy llanos.


Antiguo palacio rural, con panera.


Balagares o montones de hierba segada y seca, apilada.


En el cruce, a la izquierda.


Ya tenemos a un paso la iglesia parroquial de Argüelles, con su inconfundible campanario.


Pasamos junto a las antiguas escuelas...


Y las dejamos atrás mientras subimos a la iglesia...


San Martín de Argüelles es templo situado en un bello campo sobre esta extensa y fértil campiña que se ha hecho notablemente célebre por la calidad de sus huertas, las famosas fabes de Argüelles.


 Aunque la fábrica actual del santuario, sometido a serias reformas, es históricamente reciente (1905), conserva elementos de notable antigüedad.


Nos acercamos a la portada principal.


Imita el arte medieval románico pero es fruto de las reformas de 1905.


Una inscripción localizada en la puerta meridional señala, según investigadores como C. Miguel Vigil, una fecha tan temprana como el año 538, albores de la cristianización de Asturias. Otros no obstante, dado que no es bien legible, ven reflejada una fecha bastante posterior.

 
Otra inscripción informa de una restauración en el siglo X: "En nombre de nuestro Señor Jesucristo, en la era DCCCCLXXXVIIII (951 d.C.), restauró el sacerdote Domingo esta iglesia. Vosotros, sacerdotes, así como todo el pueblo, rogad por mi".


Si nos acercamos al cabildo empezaremos a ver el testimonio de obras anteriores, sumamente interesantes...


Conserva la iglesia de la época bajoemdieval, triunfando el arte románico, una bella portada al sur, con columnas y capiteles profusamente labrados, temas vegetales y figuras humanas que se alternan con adornos en zig-zag y otros detalles y alegorías.


Vamos a estudiar pues estos capiteles.


En los del lado izquierdo destancan los temas vegetales y en la parte más pegada a la puerta nos llaman la atención un grupo de figuras humanas sentadas a la mesa.


Se trata de una magnífica representación de la Última Cena.


En los capiteles de la derecha abunda el tema vegetal.


 Tema naturalista muy usual en el románico.


A su lado hay dos placas de piedra que muestran lo que deben ser representaciones del patrón, San Martín de Tours, arriba con su báculo y hábito obispal y abajo mostrando su clásica imagen a caballo compartiendo la capa con un pobre (para otros se trata esta segunda de la escenificación de la despedida del caballero, bajorrelieve muy usual en el medievo).


San Martín de Tours y su hábito y báculo.


San Martín ompartiendo su capa con el mendigo o por el contrario escena de la Despedida del Caballero de su amada, otra temática bastante característica del arte románico.


Hermosísima portada, Columnas y columnitas, una de ellas, la izquierda cercana a la puerta, también esculpida en todo detalle.


Esta celosía  en rosetón en una de sus capillas sería un elemento propio del Arte Asturiano prerrománico (s. IX), bastante anterior por lo tanto a la portada románica.


Celosía que difumina mágicamente la luz que entra al interior.


Signos de la erosión y del paso del tiempo...


Una maravilla del arte altomedieval.


El ábside semicircular que arranca en recto, aunque muy reformado y desfigurado por capillas y sacristía, podría seguir el trazo del que existía en el medievo.


Allí los canecillos que sostienen el arco son de inspiración románica pero son fruto de las obras de 1905.




Tras la visita a la iglesia nos dirigimos al cruce en el que se unen los dos caminos que vienen a Argüelles desde Noreña.


Aquí nos detenemos un momento a leer los textos que narran las características del santuario...





Y seguimos camino en esta zona netamente residencial.


Flechas amarillas repintadas.


Pasamos frente Casa Parrondo.


Y en este cruce en las inmediaciones seguimos de frente en ruta a La Revuelta'l Coche y El Cristo.


Las flechas amarillas nos orientan en todo momento.


Realmente el ramal que hemos dejado atrás seguiría hacia Samiguel de La Barreda y se trata de un camino que desde allí seguiría hacia La Venta Blanca y El Picu Sierra y Llames, en ruta a Colloto/Cualloto y que sería el trazado originario en dirección a Oviedo/Uviéu. No obstante no ha sido señalizado aunque se reclama su oficialización.


Llegamos a los establecimientos de hostelerían que jalonan la carretera general, sita al otro lado.


Aquí tenemos un mapa de esta parte de la parroquia que siempre ayudará a orientarnos un poco mejor.



Las flechas amarillas nos indican salir a la carretera en La Revuelta´l Coche.





Se dice que el nombre viene del lugar en el que daban vuelta los antiguos coches de caballos que venían desde Oviedo/Uviéu. Por su parte el topónimo El Cristo vendría de una antigua capilla desaparecida.


Cruzamos la carretera, hay suficiente arcén pero el tráfico es intenso. Por aquí caminaremos unos metros, hasta las casas del fondo, no muy lejos de El Berrón.



Un hermoso paisaje del valle del Nora es el que se ve desde la carretera al sur. Más allá las aldeas y colinas de la parroquia de Tiñana, también en Siero.


Casas de la carretera.


Otro restaurante de la carretera.


Antiguas quintas y llagares.


Almacén de vinos. En aquella rotonda señalizada darían vuelta los carruajes y diligencias que dieron nombre a La Revuelta'l Coche.


Antes de la rotonda pasamos junto a estas casas.


Al llegar a la última nos desviamos de la carretera a la derecha.


Por aqui es el Camino.


Flechas amarillas y conchas confirman que vamos bien encaminados, pasando junto a algunas naves...


Y una fila de chalets.


Jardín y maqueta de hórreo.


Siguen las conchas.


Vamos ahora en dirección sur por pista asfaltada y llana.


Invernaderos.


Casas, así vamos entrando en la parroquia de Tiñana.


Seguimos camino entre ellas.


Pasamos junto a sus muros.


Nos acercamos a un paso a nivel.


Ahí lo tenemos, bajo la Autovía A-8, pero antes hemos de cruzar con sumo cuidado la N-634 pues suele haber intenso y veloz tráfico rodado de coches, camiones y autobuses.


Muy atentos a las barreras y al paso frecuente de trenes.


Estamos al lado del apeadero de Fonciello-Tiñana.


Las flechas nos indican entrar en el túnel...


Salimos al otro lado entre setos, fincas y arboledas.


Un bello paraje.


Cruce de caminos: seguimos a la izquierda.


Señalización en los árboles.


Pasamos junto a más fincas y casas con parcela.


Camino sin pérdida, entramos en Fonciello, aldea de la parroquia de Tiñana.

Camino Ancho y recto





Una panera restaurada.


Salimos a la AS-17 y caminamos por ella unos metros.


Muy pronto llegaremos a aquellas casas.


Aquí cruzamos, también con sumo cuidado y atención, hacia las casas de la derecha.


Justo en este lugar de Fonciello nos unimos al camino que viene por Carbayal de El Berrón, siendo ya uno en ruta a Meres y a la capital astur: Oviedo/Uviéu.


Señales, carretera y fincas.


Praderías de Fonciello.


Bajamos bajo el puente.


Salimos al otro lado del túnel y seguiremos ruta por Fonciello hacia Meres y Granda.